Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Historia y Cultura

VEINTE DOLORES EN EL CUERPO LIGADOS A TU MENTE

 

20 dolores en el cuerpo que están ligados con estados emocionales

 
 
 
 
Es importante que sepas que los dolores en el cuerpo no siempre están relacionados con lesiones físicas, debido a que distintos estudios descubrieron que también se deben a problemas emocionales.
 
Desafortunadamente, el estilo de vida lleno de malos hábitos que la mayoría de las personas tenemos hoy en día es el causante de muchas de las enfermedades que padecemos, por lo que debemos poner especial atención a lo que necesitamos mejorar.
 
 
A continuación, en este artículo te mostraremos 20 dolores físicos que se relacionan con los estados emocionales, los cuales te ayudarán a entender y a mejorar distintos aspectos de tu vida.
 
Lo que necesitas saber sobre los dolores en el cuerpo
 
 
1.- Dolor de cabeza. 
Este tipo de dolor se debe a que no estás tomando una decisión importante, por lo que debes analizar cuál decisión importante no has tomado.
 
 
2.- Dolor muscular. 
Este dolor se debe a la capacidad desafiante de moverse en la vida, por lo que es necesario que analices que tan fléxible has sido en cada situación para lograr fluir sin problemas.
 
 
3.- Dolor en el cuello. 
Este dolor está relacionado con el perdón, el cual crea una mezcla de distintas emociones fuertes, por lo que debes analizar todo lo que amas de ti mismo y de las demás personas para trabajar en conseguir perdonar de manera consciente.
 
 
4.- Dolor en las encías. 
Este dolor al igual que el de la cabeza, se relaciona con no tomar una decisión por ti mismo, así como también a no mantenerte firme si ya la tomaste, por lo que debes tener muy claro lo que quieres.
 
5.- Dolor en los hombros. 
Este dolor se relaciona con una gran carga emocional que no te pertenece, por lo que debes enfocarte en tu vida y distribuir todo lo que les corresponde a las otras personas.
 
6.- Dolor de estómago. 
Este tipo de dolor se relaciona en cómo digieres la vida, por lo que es indispensable que de vez en cuando inviertas tiempo en ti.
 
7.- Dolor en la parte superior de la espalda. 
Esto se debe a que no sientes apoyo emocional, que no te sientes amado o valorado, por lo que debes convivir más con las personas con las que te sientes cómodo, y si estás soltero puedes ir pensando en buscar a tu media naranja.
 
8.- Dolor en la espalda baja. 
Esto significa que tienes muchas preocupaciones financieras, por lo que debes organizar tus prioridades para que lo antes posible soluciones poco a poco tus problemas de dinero.
 
9.- Dolor en el sacro y cóccix. 
Se debe a que te encuentras en una situación que necesitas enfrentar cuanto antes, por lo que lo mejor es enfrentarla para poder encontrar la solución.
 
10.- Dolor en los codos. 
Se relaciona con la resistencia a cambios que se presentan en tu vida. Algo que te puede ser muy útil es hacer actividades que te gusten, debido a que esto te ayudará a ver las cosas con claridad.
 
11.- Dolor en los brazos. 
Esto se relaciona con cargar la responsabilidad de otra persona, por lo que debes analizar por qué estás cargando algo que no te pertenece.
 
 
12.- Dolor en las manos. 
Significa que no logras alcanzar algo, por lo que debes ser más arriesgado y no preocuparte demasiado por un futuro que no conoces aún.
 
 
13.- Dolor en las caderas. 
Se relaciona con la forma en la que te relacionas con las personas, por lo que debes convivir con más frecuencia con tu familia y amigos para mantener esa conexión única.
 
 
14.- Dolor en las articulaciones. 
Este dolor al igual que el de los músculos, se relaciona con la flexibilidad, la falta de cambios y el apego, por lo que es necesario que te abras a nuevos pensamientos, experiencias y lecciones.
 
15.- Dolor en las rodillas. 
Significa que te sobrevaloras demasiado al punto de ser pretencioso, por lo que no debes olvidar poner en práctica la humildad siempre.
 
16.- Dolor en los dientes. 
Se debe a que no aceptas tu situación, por lo que debes pensar que las experiencias tanto positivas como negativas irán fluyendo con el tiempo.
 
 
17.- Dolor en los tobillos. 
Significa que no le dedicas el tiempo suficiente a tu vida romántica, por lo que debes organizar tu tiempo para no descuidar esa parte de tu vida.
 
18.- Dolor que causa fatiga. 
Significa que te niegas a avanzar, por lo que debes atreverte a vivir nuevas experiencias y no dejar que el miedo te detenga para hacer lo que quieres.
 
19.- Dolor en los pies. 
Este dolor se relaciona con la depresión, por lo que nunca debes dejar de lado lo que le da sentido a tu vida sin importar lo difícil que pueda ser.
 
 
20.- Dolor en las piernas.
Esto se debe a te aterra salir de tu zona de confort, por lo que lo ideal es que sigas tus instintos y te aventures por la vida.

LOS JUNIORES

 El 26 de julio de 2007 escribimos en la revista hermana NOJOL EK lo siguiente, lo reproducimos  para que usted saque conclusiones hoy a unas horas de el debate entre los candidatos a presidente de la república en el periodo 2018-2024.

 

La imagen puede contener: Bernabé López, primer plano

Nojol Ek       

Por: BERNABÉ LÓPEZ PADILLA

                                LOS JUNIORES                                  

 

La moda entre los columnistas de la sección política es criticar que los juniores están siendo favorecidos, todo porque en Culiacán contendió un hijo de Jesús Hernández Chávez “El chuquique” ex presidente municipal de Culiacán  y en Ahome, el hijo de Mario Zamora Malcampo, ex presidente del PRI AHOME.

 ¿Qué de  malo tiene que los jóvenes hijos de priistas se interesen por participar en un instituto político que traen en el corazón, toda vez que junto con sus padres han vivido muchísimas jornadas electorales a favor de su partido? Es  preferible  que  represente al PRI alguien que sienta a su partido y que sea preparado tanto en el aspecto profesional  como en el político, que un ignorante vivales con fama de deberle a todos sus representados y que sólo vaya a dormir a la curul y a cobrar sus dietas por que su escasa preparación no le permite más, o peor aún, alguien que viene de otro partido en donde fue despreciado en las elecciones internas.

En el caso de Mario Zamora Gastélum desde niño está identificado con el PRI  por la labor como dirigente del PRI AHOME que hizo su padre y, su capacidad intelectual ha quedado manifestada al actuar como director de Financiera Rural en Sinaloa, en donde ha palpado los problemas del campesinado y ha dirigido sus esfuerzos en la gestión de recursos financieros para mejorar las condiciones del sector rural. Hay que entender que deben llegar a ocupar puestos públicos gente que ha demostrado a la sociedad sus capacidades administradora y humanísticas, como ya lo hicieron Esteban Valenzuela  como agricultor-empresario, Mario López Valdez, empresario, hoy Senador de la República, José Ernesto Ortegón Cervera, agricultor-empresario, Nicanor Villarreal Alarcón, empresario; y así podríamos seguir nombrando otros ejemplos más, pero para muestra, basta. Ellos hicieron un magnifico papel como Presidentes municipales y su labor es bien recordada.

 En cuanto a los juniores priistas, quienes los critican mordazmente, ¿que esperan?; ¿que  se vayan al PAN, o al PRD, o que constituyan el Partido de los Juniores?

 Todos los institutos políticos deben renovarse y darles oportunidades a los jóvenes talentosos, así y sólo así, podrán aspirar a obtener triunfos legítimos y evitar que permanezcan haciendo daño a sus partidos los  políticos fósiles que no dejan avanzar al país por cuidar sus intereses, haciendo cada día más amplia la brecha entre los ricos y los pobres, porque la clase media ya la desaparecieron.

Ya es hora que los Bartlett,  Biebrich, Cárdenas, Muñoz Ledo y todos los que llevan varios sexenios amamantándose de la ubre política, se vayan a su casa a escribir sus anecdotarios y dejen el campo a los jóvenes.

Bienvenidos los juniores, a condición de que sean honestos y sirvan sanamente al pueblo. Bienvenidos aquellos que tuvieron la fortuna de llegar a la educación superior y a postgrados, donde adquirieron vastos conocimientos y aprendieron nuevas  técnicas; pero sobre todo bienvenidos aquellos que aprendieron la profesión de hombres y no están dispuestos a adoptar actitudes lacayunas en perjuicio de quienes les otorgan su voto; como lo han hecho muchos patanes que han formado parte de la administración pública y que ahora mismo exigen puestos de elección popular y hasta amenazan de irse a los partidos rivales si no les conceden lo que piden. ¿Acaso son cómplices de algo?

Ya se corrió el velo misterioso  de la política local y como siempre sucede cuando las reglas cambian en los partidos, surgen las inconformidades, las heridas incurables, las amenazas y etc., etc.….

En el PAN  el Dr. Francisco López Brito mostró que su trabajo político de tantos años lo ha sabido atesorar, y, cuando menos hasta hoy, demuestra que tiene con que volver al palacio municipal. Aunque dicen las malas lenguas que ahora no va a tener la ayuda de San Renato por lo que todavía no puede cantar victoria…..Pero. ¿Qué tal si le pide su intercesión a  San Felipe de Jesús?

En tanto en el PRD sus transitorios dirigentes, se comportaron de la forma más antidemocrática y perversa  que un ciudadano de bien se puede imaginar. Al  Dr. Antonio Davison Lara quien ganó limpiamente la candidatura para la presidencia municipal AHOME      se la arrebataron para dársela a   Víctor Torres  Espinoza, el mismo que días antes luchaba por ser candidato del PAN y perdió.

Ahora Víctor fue registrado por el PRD y contenderá por la presidencia municipal y sólo falta que al final los pocos votos que obtenga se los regale a López Brito, si es que la ley electoral lo permite, ya que a estas alturas, Torres es considerado el candidato más débil, por tanto, nadie da un cinco por él.

Está muy raro que a un auténtico perredista como lo es el Dr. Davisón Lara  le hagan tamaña canallada, con la que quien más afectado sale es el propio partido, ya que muchos perredistas auténticos ya dijeron que acudirán a las urnas a votar por quien sea, menos por  Víctor Torres. El PRD desde su líder nacional AMLO para abajo, han demostrado que su única  ideología es la de hacerse ricos a costa del pueblo y que es un partido que no se respeta a sí mismo.

 El Dr. Antonio Davisón hoy en día se encuentra con el corazón roto y el hígado deshecho, le deseamos pronta resignación, porque vemos muy difícil que del comité nacional llegue la contraorden y  sea registrado por el PRD.

En tanto en el PRI como era de esperarse Esteban Valenzuela García se la llevó como el saíno de Agua Prieta, y el Neto García se tuvo que conformar con ser apuntado en la lista de regidores ya que el Chino Valenzuela y  Fernando Sapién Rosas fueron mucha pieza para él. Sapién cetemista de buena cepa, desde muy joven se inscribió en el PRI, pegó propaganda, pinto bardas, hizo las tareas más rudas hasta llegar a ser presidente del PRI AHOME muchos años después. Tuvo como maestros a Fidel Velázquez, Tolentino Rodríguez, Pascual Herrera y a Nicolás García. Puro “viejo lobo de mar”. Casi nada.

 Dice gente avezada en el tema, que el día de la elección interna se fue temprano a misa y se  encomendó a San Juan, que fue el que le hizo el milagrito; y con esos apoyos, ni quien le gane.

 Por el cuarto distrito Mario Zamora Gastélum  ganó claramente a Socorrito Calderón, quien ahora  también aparece en la planilla de regidores. Bueno, pues resulta que quienes se apuntaron para otras candidaturas de mejor nivel, ahora aparecen en la planilla de regidores, y ya hay inconformidad entre los priistas, pues al parecer –dicen- no hay para su partido más gente capaz y con méritos que los perdedores  ahora integrantes de la dichosa planilla.

Otros priistas manifiestan que ya se extravió la dignidad en el PRI; pues antes quien perdía, simplemente se retiraba a esperar tiempos mejores, pero de ninguna manera aceptaba un puesto de menor jerarquía que por el que contendía. Un ejemplo de dignidad lo es Don Ernesto Álvarez Nolasco, quien en su primer intento por ser Presidente Municipal perdió y se fue a otras actividades  y fueron varias décadas las que pasaron para volver a contender y alcanzar su sueño dorado, dejando en el camino a Roberto Pérez Jacobo, quien era Presidente del PRI AHOME y gozaba de gran popularidad en ese momento histórico.

Años después, el mismo Pérez Jacobo siendo Presidente del CDE PRI SINALOA y del Congreso del Estado renunció  a sus puestos para postularse como precandidato a la presidencia municipal de  AHOME y le pusieron enfrente a Ramón Ignacio Rodrigo Castro quien resultó vencedor. Roberto, demostrando su dignidad ante los priistas que estaban presentes en el parque de beisbol Emilio Ibarra, levantó el brazo de Nacho Rodrigo reconociendo su derrota.

 Con el corazón destrozado, calladamente, sin lanzar bravatas de irse al PAN o a otro partido, se retiró  a su domicilio, donde una gran multitud inconforme lo esperaba para vitorearlo. De entre esa  multitud alguien gritó: “No perdimos, nos ganaron con un voto”.

Ahí Roberto, quebrándosele la voz, tal vez aguantándose el llanto, pero demostrando su calidad, exhortó a los presentes a apoyar al PRI y llevar al triunfo a Nacho Rodrigo. Eso es tener ética política.

Hoy su hijo el cantante Ricardo Pérez Camiade aparece en la lista de regidores, y le auguramos una larga carrera en la política, ya que desde muy niño andaba en las lides políticas y se subía a los templetes a cantar los corridos del PRI que los militantes componían en cada contienda electoral, es decir, carisma le sobra y su simpatía va a conquistar muchos votos entre los jóvenes que ya lo conocen como Ricardo Bravo, su nombre artístico.

¿Qué está pasando en la política a la mexicana?

Al Dr. Davison le arrebatan lo que en legitima contienda obtuvo, y ya los perredistas ahomenses que votaron por él dicen que poderoso caballero es Don Dinero y es lo que  no tiene Davisón.

 ¿Quién está atrás de Víctor Torres Espinoza que lo lleva a perder el prestigio que como comunicador había ganado? Víctor ya perdió una contienda electoral y  la buena fama que tenía. Lástima.

¿Por qué los perdedores no reconocen sus derrotas y en cambio “advierten” que se irán a otros partidos? Seguramente creen que la gente sigue a los “chaqueteros”; que equivocados están.

FRASE PARA RECORDAR: “Cuando sea cortado el último árbol, pescado el último pez y desaparecido el último río, el hombre va a descubrir que el dinero no se come.” PROVERBIO INDIGENA[c1] 


 [c1]

Triángulo de las Bermudas: el barco que reapareció en Cuba luego de 90 años

Triángulo de las Bermudas: el barco que reapareció en Cuba luego de 90 años

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

El 16 de mayo de 2015, el servicio de guardacostas cubano interceptó una misteriosa embarcación que se dirigía hacia La Habana y no respondía a las advertencias radiales de las autoridades marítimas.

Al abordarlo, observaron azorados que no tenía tripulación alguna.

Y el desconcierto creció al rastrear los datos del navío en cuestión y descubrir que parecía tratarse del SS Cotopaxi, desaparecido en el Triángulo de las Bermudas 90 años atrás, según reporta History Channel.

En 1925, el Cotopaxi, con 32 tripulantes y un cargamento de carbón, se dirigía desde Charleston hacia La Habana cuando inexplicablemente se esfumó. 

¿Es posible que el mismo navío apareciera en su ruta pero casi un siglo después?

La única prueba que parece validar esta teoría es el diario de navegación donde el capitán indica que se encontraba bajo el mando de la compañía de Navegación Chinchfield.

Este diario es considerado 100 por ciento auténtico por los expertos, el problema es que no aporta muchos datos más, por lo cual, los interrogantes acerca de esta sorprendente reaparición persisten.

La fortuna de Jeff Bezos esta valuada en 120 mil millones de dólares

El más rico del mundo cuenta qué le dejó trabajar en McDonald's
Actualmente la fortuna de Jeff Bezos esta valuada en 120 mil millones de dólares y superó la del Bill Gates o Amancio Ortega, pero no siempre fue así, en una entrevista con Business Insider
19/04/2018 14:29 
CIUDAD DE MÉXICO.

La historia de muchos millonarios está marcada por dos tipos de historias: Aquellos que nacen en una familia acaudalada y “mantienen” la fortuna. También aquellos que desde “nada” crean imperios, esas historias son las más interesantes.

Recomendamos: Señales para identificar un smartphone hackeado

Jeff Bezos, fundador de la tienda virtual Amazon es el hombre más rico en el mundo. Actualmente su fortuna esta valuada en 120 mil millones de dólares y superó la del Bill Gates o Amancio Ortega. Pero no siempre fue así, en una entrevista con Business Insider, reveló un pasaje de su vida laboral atípico: Una época cuando en su adolescencia, trabajó en un McDonald´s, algo que cualquiera de nosotros pudo hacer.

Eso no es todo, aprendió algo que le ayudó a juntar su fortuna: El valor de la tecnología. A los 16 años sufrió un accidente en la máquina para despachar cátsup, descubrió lo difícil que es trabajar bajo presión.

Sin embargo, reveló que entendió la importancia de un buen líder, aunque el trabajo era complicado, su gerente hacía divertidos los procesos. Una cocina y cajas llenas de adolescentes presionados, que lograban hacer bien su trabajo.

Finalmente, las papas fritas podrían haber marcado su destino: “Las papas fritas se elevan y salen solas del aceite, eso es una innovación tecnológica excelente”, dijo en su entrevista.

Acto seguido, funda una tienda virtual que lo hace millonario. Aprendió la importancia de la tecnología.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, debutó a principios de marzo en la lista anual de las personas más ricas del mundo divulgada por la revista Forbes con una fortuna de 112 mil millones de dólares, la primera vez que alguien se clasifica con un cifra tan alta.

El empresario mexicano Carlos Slim Helú se ubicó en la séptima posición, con 67 mil millones de dólares.

Bezos sumó 39 mil 200 millones de dólares en el último año, la mayor ganancia en ese período registrada por Forbes, que lo distingue en su artículo como "la única persona" que se ha clasificado con una "fortuna de 12 cifras".

El fundador de Microsoft, Bill Gates, que ha encabezado la lista de los más ricos 18 veces en los últimos 24 años, quedó en segundo lugar con un patrimonio de 90 mil millones.

Forbes señala que la distancia en dólares que separa a Bezos y a Gates, enfocado desde hace años en las labores filantrópicas, es "la más amplia entre los dos primeros puestos registrada desde 2001".

A los dos magnates les sigue otro estadunidense, el financiero Warren Buffet, con una fortuna de 84 mil millones; y en cuarto lugar está el francés Bernard Arnault, que ha ascendido siete puestos y vuelve a ser el europeo más rico, con 72 mil millones de dólares.

Los 71 mil millones de Mark Zuckerberg, creador de Facebook, dejan alto el listón de los cinco más ricos, entre los que falta este año el español Amancio Ortega, fundador de la tienda de ropa Zara, que perdió mil 300 millones y queda en sexto lugar, con una fortuna de 70 mil millones.

En la lista, que incluye a 2 mil 208 personas de todo el mundo con un mínimo de mil millones en su haber, hay 259 nombres nuevos y otros 121 que se habían clasificado previamente y han quedado fuera debido a las pérdidas o a los sucesos políticos, entre ellos diez poderosos árabes que figuraban el año pasado.

Forbes cuenta entre sus nuevos ricos a los primeros "mil millonarios" de las criptomonedas; a dos jugueteros canadienses detrás de las marcas Hatchimals y PAW Patrol; a dos estadounidenses que fundaron la minorista Wayfair y a la heredera de 35 años que dirige la cadena de hamburgueserías In-N-Out.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, de pie y texto
 
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar
 
Comentarios
 
Bernabé López
Escribe un comentario...
 
 

Dos lágrimas por un amor

 
 
 
La imagen puede contener: exterior

 

 

UN HALLAZGO SINALOENSE EN VIENA

Una mañana de junio del año de 1931, me encontraba yo a la entrada de un café de la Rigstrasse de Viena, en compañía de unos amigos españoles y un mexicano, comentando la caída de Alfonso XIII. La conversación degeneró en discusión entre un viejo español monarquista y yo. Cuando más acaloradamente hablábamos, noté que a mi lado se había detenido una anciana encorvada y temblorosa en cuyos ojos se reflejaba la sorpresa. Vestía de negro y se apoyaba en un bastón; se acercó y me preguntó en un castellano familiar para mí.

—¿Caballero, es Ud. mexicano?

—Sí, señora— le contesté.

—¿De qué parte de México?

—De Sinaloa.

—¡Me lo figuraba!— dijo la anciana, sonriendo alegremente. ¡Es inconfundible el acento sinaloense!

—¿Es Ud. mexicana? —le pregunté.

—¿Soy austriaca, pero nací en Sinaloa. Me llamo Zelma Zuber.

—Señora, a los pies de Ud. Este joven es mi compatriota, el Sr. Azcona, y estos mis amigos españoles, los señores…

—Encantada de conocerlos— dijo, inclinando levemente la cabeza con aire distinguido. Cuánto me agradaría conversar con Uds., pero mi coche me espera. ¿Serían Uds. Tan amables en venir a mi casa mañana por la tarde?

—Con todo gusto, señora, —respondimos todos.

—Entonces—, dijo, entregándome una tarjeta que extrajo de su bolsa, —los espero. Tengo tanto qué recordar de México!... —Con permiso de Uds. Buenas tardes.

De un viejo coche estacionado junto a la acera bajó el cochero y con toda solicitud y respeto ayudó a la anciana a subir al vehículo.

Al día siguiente, mis amigos españoles se disculparon muy cortésmente conmigo por no poder asistir a la concertada visita, y sólo asistimos mi compatriota y yo.

La residencia de la anciana era modesta; el mobiliario antiguo, las alfombras y cortinas, viejas y desteñidas. Sin embargo había allí huellas de pasadas grandezas: un piano de cola, una consola de mármol y de madera labrada, jarrones chinos de gran valor, óleos antiguos entre los que sobresalía un retrato de Maximiliano y Carlota, objetos de porcelana y orfebrería, etc.

La viejecita nos recibió con grandes muestras de alegría. Nos invitó a sentarnos en unos viejos sillones de rojo terciopelo, e iniciamos con ella una amena charla que poco a poco se convirtió en monólogo, del que mi amigo y yo, admirados ante la prodigiosa memoria de la octogenaria dama, fuimos devotos oyentes:

“Mis padres fueron austriacos, originarios de Salzburgo. Mi padre, ingeniero minero, trabajaba en Marsella en una compañía minera francesa. Cuando esta empresa entró en negociaciones con una compañía mexicana, mi padre fue trasladado a la capital de México, y de allí a Mazatlán, a donde llegó en compañía de mi madre en 1848. En este puerto, vigilaba el ensaye de metales que traían de las minas de El Rosario, Copala y Pánuco, y que se embarcaban con destino a Francia. Yo nací en el mismo año que arribaron mis padres”.

“El negocio, en un principio, no prosperó debido a la guerra de la Intervención Norteamericana, pero una vez terminada, las minas entraron en auge y mi padre llegó a ser el más acaudalado de Sinaloa”.

“Vivíamos en una hermosa residencia situada frente al Paseo de Olas Altas. Entre nuestra servidumbre había una joven de mi misma edad llamada Rosa, por quien yo sentía una gran estimación. Juntas jugábamos; juntas aprendimos a leer, juntas paseábamos en carretela e íbamos a misa a la recién construida iglesia”.

“Cuando llegué a los catorce años me empecé a dar cuenta de la situación política del país. Supe que había dos partidos: el liberal y el conservador; que los franceses habían entrado por Veracruz y que a los partidarios de la intervención les llamaban traidores; que el Presidente Juárez había huido al Norte y que la Junta de Notables ofrecía la corona imperial a Maximiliano de Habsburgo. Mi simpatía estaba con la causa liberal, pero mi padre, súbdito de Francisco José I, se inclinaba por la causa conservadora y aprobaba la elección de Maximiliano, a quien había conocido personalmente aquí en Viena”.

“El tiempo transcurría en medio de la ansiedad general. Yo procuraba no exteriorizar mis ideas liberales por respeto y temor a mi padre”.

“Cierto día, Rosa me hizo una confesión que me llenó de estupor. “Tengo novio, me dijo—. Se llama Jesús Gamboa y es teniente del ejército que opera en esta plaza”. Esta noticia despertó en mí cierto despecho y envidia cuando pensé en que yo también tenía dieciséis años y no había descubierto, hasta entonces, ninguna mirada varonil que se fijase en mi persona. Rosa continuaba haciéndome confidencias y contándome, con lujo de detalles, las conversaciones que tenía con su novio, por las noches, detrás de la tapia del patio. Yo sentía una gran curiosidad por conocerlo”.

“Un domingo, cuando veníamos de misa en nuestro carruaje, vimos en una esquina a un joven militar. “Ese es”, me dijo Rosa, el oído. La cara morena y la ardiente mirada de aquel joven me impresionaron vivamente y desde entonces lo tuve en la imaginación”.

“Las noticias eran cada vez más alarmantes. Se rumoraba que las tropas invasoras se dirigían a Sinaloa por Durango, pero había quien asegurara que atacarían por mar. Recuerdo que el Gobernador del Estado, don Plácido Vega, había salido a San Francisco de California para comprar pertrechos, dejando como Gobernador interino a García Morales. En el mes de marzo de 1864 llegaron a Mazatlán seis ingenieros al mando del Coronel Sánchez Ochoa, quienes procedieron, desde luego, a la construcción de fortificaciones”.

“Rosa lloraba pensando en el destino de su novio. Yo hubiera querido tener derecho a participar de aquella incertidumbre”.

“El ataque no se hizo esperar. Una mañana de Semana Santa hizo su aparición frente al Puerto Viejo una goleta llamada “Cordeliére”. Dos veces atacó el puerto: ese día y el Sábado de Gloria mi padre y yo presenciamos las dos batallas desde el Cerro de Nevería. Había allí muchos curiosos, y entre ellos un hombre extraño: bajo, moreno, de pómulos salientes, mirada penetrante y sonrisa irónica. Vestía un traje verde y raído, y con los brazos cruzados sobre el pecho presenciaba en silencio la maniobra. Nadie sabía quién era”.

“El enemigo fue rechazado las dos veces. Sánchez Ochoa, a caballo, arengaba a los soldados que tiraban desde la playa. La principal de las piezas de artillería era manejada por Jesús Gamboa. Mis ojos estaban fijos en él. Con temerario arrojo cargaban el cañón y disparaban, desafiando las granadas que estallaban a su alrededor. A través de los vidrios de mis gemelos veía su cabeza con largos cabellos flotando al aire. Los proyectiles de Gamboa averiaron seriamente la cubierta de la “Cordeliére” obligándola a retirarse”.

“Me acuerdo del alboroto del pueblo con motivo de ese triunfo. El Gobernador García Morales condecoró a los héroes, entre ellos a Jesús Gamboa. Rosa lloraba de emoción. También yo lloraba. Durante la celebración de este acto, hizo su aparición el hombre misterioso que yo había visto en el Cerro de la Nevería. Pronunció una patriótica arenga que enloqueció a la multitud y en la que ensalzó las virtudes y el valor de un patriota: el entonces proscrito Antonio Rosales, vaticinando la próxima derrota de los franceses por este insigne militar”.

“Después supe que este brillante orador era don Ignacio Ramírez, “El Nigromante”.

“Rosa y Jesús Gamboa continuaron sus relaciones. El héroe fue ascendido y trasladado a Culiacán. Ese mismo año, bajo las órdenes del General Rosales, electo Gobernador, tomó parte en la batalla de San Pedro. Las profecías de “El Nigromante” se cumplieron. Rosales se cubrió de gloria, pero el valiente artillero mazatleco cayó mortalmente herido por las balas francesas. Antes de morir entregó su espada a un compañero, suplicándole la hiciera llegar a Rosa”.

“Meses después, el soldado compañero de Jesús Gamboa se presentó en mi casa y preguntó por Rosa. Cuando le hice saber que Rosa se encontraba en Pánuco, me entregó la espada. Yo, conmovida, la recibí y la guardé para entregársela a mi amiga cuando regresase”.

“Las autoridades civiles y militares empezaron a sospechar de la filiación política de mi padre, y antes de que Rosa volviera tuvimos que huir a México, en donde Maximiliano nos protegió. Me llevé la espada, no sé si por lástima de Rosa o porque también yo quise al heroico artillero. Hice mal, pero mi juventud me impidió comprenderlo”.

“A la caída del Emperador vinimos a Europa. Mis padres murieron poco después. El tiempo pasó. Me casé, tuve hijos y enviudé. He visto derrumbarse tres imperios aparte del de Maximiliano: el francés, el prusiano y el austriaco. Mis hijos, todos varones, murieron en la Guerra Mundial y me dejaron una modesta pensión y esta casa en la que pienso terminar mis días, en medio de recuerdos agradables y tristes como la vida misma, entre los que resaltan mis veinte primeros años transcurridos en México”.

“Ahora que la casualidad me ha deparado la gran alegría de conversar con dos mexicanos, uno de ellos sinaloenses, ¿aceptaría este sinaloense un regalo de esta pobre anciana?”

Conmovido acepté y le expresé mi gratitud. Entonces entró en el aposento contiguo y volvió con una espada vieja y enmohecida que puso en mis manos. “Esta es —me dijo— la espada del artillero mazatleco. Guárdela como una reliquia histórica. Pero cuando vaya a Mazatlán busque a Rosa Barraza, y si aun vive, entréguesela en mi nombre”.

Así se lo prometí y nos despedimos de aquella venerable anciana cuyo viejo y cansado corazón aun amaba a México.

En 1933 llegué a Mazatlán, sin olvidar traer conmigo la histórica espada. Busqué a Rosa y la encontré en el Asilo de Ancianos. Era una viejecita inválida, de mirada triste y trencitas blancas. Fui presentada a ella y le dije que iba de parte de Zelma Zuber. Me contestó que no la conocía; pero cuando le hice el relato de la viejecita austriaca con respecto a lo acontecido en Mazatlán en la época de la Intervención Francesa, una dulce sonrisa fue dibujándose en sus marchitos labios, mientras inclinaba la cabeza en señal de aprobación. Le entregué la espada. Emocionada, la contempló. Dos lágrimas se desprendieron de sus apagadas pupilas.

Cuando salí del Asilo me dirigí a la playa del Puerto Viejo, y en la parte posterior de un derruido fortín contemplé el viejo cañón de Jesús Gamboa, apuntando altivo hacia el horizonte marino, que en ese instante se envolvía en el fuego de un crepúsculo de agosto.

Regresé a México y no he vuelto a Mazatlán. Ignoro el fin que tuvo la espada de aquel valiente, pero lo más seguro es que descanse junto a los huesos de Rosa, bajo mi querida tierra sinaloense.

Ramírez de González, Margarita. “Un hallazgo sinaloense en Viena”, en Los primeros juegos florales de Guasave, Sin. México, 1947, pp. 21-27

Subcategorías

Página 2 de 77