Historia y Cultura

CONFESION

 

Resultado de imagen para mujeres bellas

 

 

 

Altísimo Señor, hoy vengo en confesión

A pedirte perdón, por mi pecado

Y allá en tu beatitud, me darás tu perdón

Porque  de nuevo, porque de nuevo

Me he enamorado.

 

Yo sé que  no es normal… enamorarme

Mi juventud se fue y ya es muy tarde

Pero muy cierto es, no lo he olvidado

Que hay un pasado, imposible de olvidar.

 

En mi vida lo sabes, una vez anidó el amor

Pero fue una ilusión pasajera,ella fue tan solo una quimera

Allá en mi juventud, fue la primera

A la que yo amé, a la que yo amé  con gran fervor.

 

Es tan dulce soñar que eres amado

Pero triste es despertar a la realidad,

Que es amor imposible, que esa bella mujer,

Que una bella mujer me quiera amar.

 

 

 

 

Si Yucatán fue república independiente… ¿por qué se integró a México?

 

Si Yucatán fue república independiente… ¿por qué se integró a México?

El 17 de agosto de 1848, el gobernador de Yucatán, Miguel Barbachano, decretó la reincorporación de la Península a México, tras recibir ayuda para terminar con la Guerra de Castas

17/08/2019 08:30  REDACCIÓN/FOTO: PRI.ORG.MX
 
 
  
Debido al gobierno centralista que imperaba en nuestro país en 1841, Yucatán, en ese momento también integrado por  Campeche, Quintana Roo y Tabasco, rompió relaciones con México.Debido al gobierno centralista que imperaba en nuestro país en 1841, Yucatán, en ese momento también integrado por  Campeche, Quintana Roo y Tabasco, rompió relaciones con México.
 

Debido al gobierno centralista que imperaba en 1841, Yucatán, en ese momento también integrado por Campeche, Quintana Roo y Tabasco, rompió relaciones con México.

 

RECIBE TODA LA INFORMACIÓN EN TU CORREO

Correo electrónico ENVIAR

Al hacer click en enviar quedaras regitrad@ a nuestro boletín el cual podrás cancelar en cualquier momento;no olvides revisar tu carpeta de spam.

 
 

CIUDAD DE MÉXICO.

Debido al gobierno de corriente centralista que imperaba en nuestro país en 1841, Yucatán, en ese momento también integrado por Campeche, Quintana Roo y Tabasco, rompió relaciones con México y se erigió como República Libre e Independiente de la nación mexicana.

El conflicto que provocó la ruptura entre el gobierno centralista (1840-1843) y los estados se desencadenó debido a que el presidente tenía la facultad de designar gobernadores y tomar decisiones en cada una de las entidades.

Fue así que el 1 de octubre de 1841, la Cámara de Diputados local aprobó el acta de independencia de la Península, donde se estableció que “el pueblo de Yucatán, en pleno uso de su soberanía se erigía en República Libre e Independiente de la nación mexicana”.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed), el gobierno de México no aceptó la independencia de Yucatán y envió a una avanzada militar para enfrentar a los separatistas en lo que hoy se conoce como Hacienda Pacabtún en Mérida.

Finalmente, Antonio López de Santa Anna, entonces presidente, firmaba el  5 de diciembre de 1843 los convenios que otorgaban a Yucatán autonomía plena,  con la condición de que se reintegrara al territorio nacional”, se detalla en el sitio web del Gobierno de México.

Para 1845 los convenios para que Yucatán se reintegrara a México fueron suprimidos y el 1 de enero de 1846, la Asamblea Legislativa de Yucatán declaró, de nueva cuenta, la independencia de la Península.

En un artículo, Inafed resalta que el segundo periodo independiente de Yucatánfue breve debido a la crisis generada por la Guerra de Castas entre mayas y mestizos, lo que obligó al gobierno yucateco a solicitar ayuda militar a México, a cambio de su reincorporación a nuestro país.

Un día como hoy, 17 de agosto, pero de 1848, el gobernador Miguel Barbachano, decretó la reincorporación de la Península a México.

Con información del Gobierno de México.

Mi Padre fue un gran hombre.

  • Publicado: Domingo, 29, Abril 2018 01:56
 
Visitas: 320

Cuantas veces en la vida hemos escuchado la frase: “mi padre fue un gran hombre”; seguramente que miles de veces, y tiene que ser así porque la mayoría de los padres eso fueron para sus hijos, porque salvo excepciones, casi todos los hijos recordamos cosas bellas de nuestros padres y de nuestra madres, y si ellos por cosas de la vida no fueron tan buenos como decimos, en nuestra mente sobre salen las cosas buenas y estas hacen olvidar o pasar a segundo plano, algo que no fue bueno y que perdonamos, apoyado en la máxima aquella de los griegos: errare humanum est; es de humanos equivocarse.Y así somos los humanos, tenemos la capacidad de perdonar, y no tan sólo a nuestros padres, también a otras personas humanas, como dijo el músico poeta Agustín Lara: “yo conocí el amor, es muy hermoso, pero en mí fue fugaz y traicionero; volvió canalla lo que fue precioso, pero fue un gran amor y fue el primero”. Fue un poema que le dedicó Lara a su primer amor. 

Y traigo a colación el tema del padre porque hace días me encontré con un viejo amigo que se acordó de mi padre y tuvo muchas alabanzas para él, cosa que le agradecí, y después en la soledad de mi despacho, reflexione sobre dichas alabanzas y ciertamente mi padre se las merece; sembró amistad y amor, y la gente que lo recuerda siempre me habla muy bien de él y, yo como su hijo, me siento muy contento de haber tenido a un padre como él; siempre lo he dicho, fue mi superman, desde niño lo admiré y ahora de viejo lo admiro más.Evidentemente que casi todos los hijos asi vemos a nuestros padres, y al menos los amigos con los que he tocado este tema, hablan de sus papás como si fueran los mejores del mundo y cuentan las mil y una hazañas que ellos vieron hacer a su padre; y recuerdo el caso de una amiga que me contaba que su padre había engendrado más de 50 hijos, claro, con distintas mujeres, y lo contaba con mucho orgullo; y ella se dio a la tarea de buscar a sus hermanos y me decía que una vez hizo una fiesta a la que asistieron 35.Mi padre era un súper hombre decía, guapo, blanco, ojos azules, de más de 1.80 de estatura, las mujeres lo buscaban.Oh si, le decía, era un santo bajado del cielo, viejo pícaro inmoral, pero ella nada más se reía y decía: tan lindo mi padre.

Hoy leí una declaración de Gilberto Dihigo, un periodista avecindado en E.U. hijo del legendario pelotero cubano Martin Dihigo, uno de los peloteros cubanos más famosos en todos los tiempos que jugara en México por allá en los 40s. “Y quiero que sepan los amigos que cuando la Fundación Martin Dihigo comience a funcionar a plenitud uno de sus primeros compromisos es erigir una estatua de Martin Dihigo para ese pueblo que lo recuerda y mantiene vivo su recuerdo. En resumen Torreón fue una excelente sede para la presentación de "Mi padre El Inmortal".Ciertamente, Martin Dihigo está en varios salones de la fama de países donde el béisbol es deporte favorito, empezando en Cooperstown de E.U.; su hijo escribió un libro como para que su padre viva en la memoria de miles de personas y así deberíamos hacer nosotros aunque sea un libro para la familia nada más, a fin de que nunca la familia olvide a nuestros padres.

 

SABOR A MIhttps://youtu.be/-fI2Eubh74k  Dale click 

 

Otro que también pide que el pueblo de México no olvide a su padre es el hijo de Álvaro Carrillo, un compositor famoso que dejó más de 300 canciones, muchas de ellas exitosas, como “Sabor a mí” que fue traducida a varios idiomas y cantada por grandes artistas del mundo por eso leímos: “Es así que cuando Yoshiro Hiroishi visitó la Ciudad de México, localizó al oaxaqueño que actuaba en un centro nocturno de la ciudad, se vistió a la usanza tradicional japonesa, fue al lugar antes mencionado y se presentó en el escenario con su guitarra y cantó Sabor a mí con éxito inusitado. Esta canción dio vuelta al mundo, fue grabada en México, Francia, Bélgica, Grecia, Austria, Inglaterra, Italia, Holanda, España, Estados Unidos, etc...

Otra canción famosa de Álvaro, que por cierto yo me identifiqué con ella en mis tiempos de Auditor cuando  viajé mucho, es El Andariego.

 

Yo que fui del amor ave de paso

Yo que fui mariposa de mil flores

Hoy siento la nostalgia de tus brazos,de aquellos tus ojazosde aquellos tus amores 

Ni cadenas ni lágrimas me ataronMás hoy siento la calma y el sosiego

perdona mi tardanza te lo ruego perdona al andariego que hoy te ofrece el corazón 

Hay ausencias que triunfany la nuestra triunfó

amémonos ahora con la paz que en otro tiempo nos faltó

y cuando yo me muera ni luz ni llanto ni luto ni nada más

ahí junto a mi cruz tan sólo quiero paz

 Sólo tu corazón, si recuerdas mi amor una lagrima llévame por última vez

y en silencio dirás una plegaria. Y por Dios, olvídame después. 

 

   Hay ausencias que triunfan y la nuestra triunfó amémonos ahora con la pazque en otro tiempo nos faltó

y cuando yo me muera ni luz ni llanto ni luto ni nada másahí junto a mi cruz yo sólo quiero paz

sólo tu corazón, si recuerdas mi amor una lagrima llévame por última vez

y en silencio dirás una plegaria y por Dios, olvídame después.

Otra canción que pegó de Carrillo fue “Sabrá Dios” y también “Se te olvida”, por eso su hijo, pide reconocimiento de la disquera que se enriqueció con los éxitos de Álvaro y solicita un homenaje como para que el pueblo de México no se olvide de su progenitor que sin duda merece recordarlo con tan preciosas canciones.

Y bien recuerdo cuando a una hermosa mujer que me dio tremendo cortón le dije, el gusto que me queda es que ya llevas sabor a mí y eso no lo podrás olvidar. Obviamente lo dije copiándolo de la canción de Carrillo. Años después en Mexicali me encontré con aquella damita y en la plática me recordó: “yo llevó sabor a ti, ¿te acuerdas?”.

Subcategorías

Página 3 de 98