Historia y Cultura

Consume estos alimentos y olvídate de la caída del cabello

Consume estos alimentos y olvídate de la caída del cabello… en otoño

La pérdida de cabello por un motivo estacional, también conocida como efluvio telógeno agudo, nada tiene que ver con la alopecia androgenética o calvicie común

2
La caída del pelo que se produce en otoño es un proceso temporal y natural de renovación del mismo – Foto: Pixabay
 

La caída del pelo que se produce en otoño es un proceso temporal y natural de renovación del mismo – Foto: Pixabay

 
 
 

CIUDAD DE MÉXICO.

A pesar de asustar un poco, la caída del cabello que se produce en otoño es un proceso temporal y natural de renovación del mismo. La razón hay que buscarla en el inicio de una nueva fase del ciclo de crecimiento del cabello, de forma que los cabellos que están en fase anágena, o de crecimiento, pasan a la fase telógena, o de caída.

Por lo tanto, la pérdida de cabello por un motivo estacional, también conocida como efluvio telógeno agudo, nada tiene que ver con la alopecia androgenética o calvicie común, que se produce por un incremento de la sensibilidad de los receptores de los folículos pilosos a la hormona masculina, según ha especificado Medical Hair España.

Además, el efluvio telógeno agudo es más característico en mujeres que en hombres porque en el hombre es más continua a lo largo del año, explica el catedrático de Dermatología de la Facultad de Medicina de Sevilla, el doctor Julián Conejo Mir.

En los casos en los que se produce un aumento de la pérdida de cabellorelacionada con la llegada de la nueva estación, Medical Hair da una serie de claves para cuidar la salud capilar en otoño.

  • Mantener el pelo fuerte y revitalizado, además de aportarle brillo, con la incorporación de alimentos de origen animal y legumbres o semillas que contienen biotina.
  • Evitar la rotura de las fibras capilares secando suavemente el cabello con una toalla en lugar de frotarlo y prescindir de recogidos tirantes.
  • Estimular la renovación del cabello con la mesoterapia capilar. Consiste en la infiltración de sustancias vitamínicas para nutrir en profundidad el folículo piloso.
  • Resolver la falta de hidratación con la ingesta de alimentos que contienen ácido fólico como las verduras, el aguacate, los frutos rojos o los cítricos.

Si no se mantiene el pelo hidratado, se daña la capa hidrolipídica, provocando que el cabello se vuelva seco y áspero, y pierda suavidad", explicó el director médico de Medical Hair España, el doctor Horacio Foglia.

  • Reducir el uso de planchas o secadores a altas temperaturas durante la exposición prolongada. Así se consiguen evitar daños en la raíz capilar.
  • Favorecer la regeneración natural del pelo mediante la contribución a su crecimiento con mayor densidad a través de la cistina, que se encuentra en la carne, huevos, pescados, cereales y frutos secos.
  • Impedir la descamación del cuero cabelludo que puede favorecer la aparición de caspa con alimentos que contengan betacaroteno, presente en frutas y verduras, tales como zanahorias, calabazas, pimientos, naranjas o frambuesas.

 

¿Y LOS ALIMENTOS PUEDEN AYUDAR?

 

Las recomendaciones de Medical Hair han esbozado que diversos alimentos pueden ayudar a evitar la caída capilar en otoño. La nutricionista de Slow Life House, Laura Parada, profundiza en ellos.

  • Kiwi: es uno de los alimentos con más vitamina C, fundamental en la salud capilar puesto que es clave en la producción de colágeno, uno de los componentes del cabello. Su déficit produce un cabello quebradizo.
  • Avellanas: su alto contenido en biotina, concretamente 76 microgramos por 100 gramos, las convierte en grandes aliadas para promover el crecimiento capilar. La biotina, también llamada vitamina H o B8, favorece el crecimiento de los tejidos de rápida reproducción como es el pelo.

También interviene en el metabolismo de las grasas, lo que se traduce en un cuero cabelludo más sano y en un cabello más elástico y con menos tendencia a romperse. Además, estimula la circulación sanguínea, lo que permite la llegada de nutrientes a la raíz del cabello.

  • Salmón: es rico en ácidos grasos esenciales, componentes fundamentales para el buen funcionamiento del organismo, pero que el cuerpo no es capaz de producir. Alrededor del 3 por ciento del cabello se compone de ácidos grasos, de ahí su importancia. Promueven el crecimiento del cabello, mantienen la hidratación del pelo y del cuero cabelludo y proporcionan brillo.
  • Berberechos: su alto contenido en hierro los convierten en exquisitos aliados para un pelo sano. El hierro es responsable de llevar el oxígeno a cada célula del cuerpo, incluyendo las del cuero cabelludo y los folículos pilosos, por eso es esencial para el crecimiento del cabello y para un pelo sano y fuerte. La nutricionista aconseja acompañarlos con un poco de limón para que la vitamina C ayude a una mejor absorción.
  • Aceite de girasol: su secreto es su gran aporte en vitamina E, necesaria para nutrir al cabello dañado y para prevenir un cabello quebradizo. Favorece la capacidad del organismo para producir queratina en el interior del cabello, lo que reduce su rotura.
  • Legumbres: son ricas en ácido fólico, también en zinc, que contribuye a la oxigenación de la sangre de los folículos pilosos. Además, promueve la reparación celular para fortalecer las raíces del cabello y evitar su debilitamiento.
  • Ostras: son el alimento más rico en zinc, un mineral esencial indispensable para la síntesis del colágeno y elastina, fundamentales para el crecimiento de un cabello sano.

Medical Hair aconseja, por último, no preocuparse por la caída del cabello en otoño, pero matiza que sí es fundamental el diagnóstico médico de un especialista que determine si la cantidad perdida es normal o excesiva.

jcp

TAGS: Mejor vivir

Renovarse o morir..

COLABORACIÓN DE HUMBERTO ARELLANO ENRIQUEZ

 Imagen relacionada

El águila es el ave de mayor longevidad de su especie; llega a vivir 70 años, pero para llegar a esa edad, a los 40 años, deberá tomar una seria y difícil decisión.

A las cuatro décadas de vida sus uñas se vuelven apretadas y flexibles, sin conseguir tomar a sus presas con las cuales se alimenta.

Su pico largo y puntiagudo se curva apuntando contra su pecho, sus alas envejecen y se tornan pesadas y de plumas gruesas. Volar se le hace ya muy difícil. Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o enfrentar su doloso proceso de renovación, que durará 150 días.

Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga la necesidad de volar.

Después, al encontrarse en el lugar, el águila comienza a golpear con su pico en la pared hasta conseguir arrancarlo. Luego de hacer esto, esperará el crecimiento de un nuevo pico con el que desprenderá una a una sus uñas talones. Cuando los nuevos talones comienzan a nacer, comenzara a desplumar sus plumas viejas.

Finalmente, después de cinco meses muy duros, sale para el famoso vuelo de renovación que le dará 30 años mas de vida».

Situaciones parecidas nos suceden a lo largo de la vida. Hay momentos en que parece que ya hemos dado en nuestro trabajo (familia, comunidad, grupo apostólico, parroquias) todo lo que teníamos. Pareciera como si hubiéramos agotado nuestra creatividad y que ya no tenemos mucho que aportar.

Nuestra vida suele verse gris y envejecida. ¡Estamos en un punto de quiebre!. O nos transformamos como las águilas o estaremos condenados a morir. La transformación exige, primero, hacer un alto en el camino,tenemos que resguardarnos por algún tiempo. Volar hacia lo alto y comenzar un proceso de renovación.

Solo así podremos desprendernos de esas viejas uñas y plumas para continuar un vuelo de renacimiento y de victoria. Y ¿cuáles son esas plumas y uñas de las que tenemos que desprendernos?. Pues, cada uno puede identificarlas fácilmente en sus vidas: son aquellas actitudes, vicios y costumbres que nos impiden el cambio, que nos atan al pasado, a la mediocridad a la falta de ánimo para empezar la lucha.

En otros puede tratarse de resentimientos, complejos, baja o alta autoestima, que nos nublan la vista y la capacidad de ser objetivos con nosotros mismos. Debemos desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos que nos causan dolor. Solamente libres del peso del pasado podremos aprovechar el resultado valioso que una renovación siempre trae.

Enrique González Rojo

 La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo

 Enrique González Rojo

En Sinaloa de Leyva, municipio de Sinaloa en la Casa particular del que fue tal vez el mejor medico que ha llegado a la región del norte Dr. Luis Gonzaga de la Torre, existe una pequeña biblioteca cuyo nombre lleva el del C. Enrique González Rojo, dicho personaje fue un escritor que vivió tan sólo 40 años, los cuales dedicó intensamente y casi sin excepción a la escritura. Nació en pueblo llamado Sinaloa en el año 1899. (todavía no se llamaba de Leyva) En su juventud, se relacionó con los primeros integrantes del grupo Contemporáneos y con muchos de los poetas más importantes de su país; además, publicó algunas obras en revistas y otros medios impresos. Entre sus grandes pasiones se encontraba viajar, y esto se vio reflejado en sus obras. Fuera de la literatura, ocupó diversos cargos públicos; en su paso por Chile, por ejemplo, trabajó como diplomático, y más tarde vivió en Italia, donde fue secretario de la Embajada. Pasó sus últimos diez años en México, donde se casó y vio nacer a su hijo, quien llevó su mismo nombre y compartió su talento para la lírica.

Aquí una pequeña reseña histórica de sus antecedentes y su parentesco con otro personaje del norte de Sinaloa, gran agricultor conocido como León Fonseca.

En el siglo XIX Antonia Fonseca, propietaria de el Rancho El caimán, Distrito de Sinaloa, se casa con un joven de apellido Aviles en la ciudad de Culiacan, Sinaloa, con el cual tiene un hijo llamado Julian, ella campirana decide regresar a su terruño, el caimán, distrito de Sinaloa, para lo cual su amado esposo no decide acompañarla saliendo ella de Culiacan, con su hijo Julian, por el desamor causado decide cambiarle llamarle a su hijo Julian Fonseca, al alcanzar la mayoría de edad Julian Fonseca decide casarse con Manuela Felix, nativa de la Aguacaliente de Cevada, con quien procrea siete hijos: Narciso, Rafael, Cipriano, Anastacio, Mariana, Petronila y Nicanora.

Narciso contrae matrimonio con una muchacha de apellido Orrantia, con la que procrea tres hijos, Jesus, Concha y Leon. Leon Fonseca Orrantia, contrajo matrimonio con Maria Angulo, no tuvo hijos, fue un prominente agricultor del norte de Sinaloa, descansan sus restos en estación Naranjo. Una estación ferrocarrilera lleva su nombre, pero esa es otra historia. 
Rafael se casa con Refugio Rivera Gamez, quienes procrean a Fortunato (abuelo del Sr. Marco Antonio Berrelleza Fonseca, de los mejores historiadores del estado de Sinaloa) y julian.
Anastacio Murio Soltero.
Mariana contrae matrimonio con Maximiliano Rojo y tuvo siete hijos: Petronila, Tebanito, Gonzaga, Lamberto, Juvencio, Gustavo y Luisa. Luisa Rojo Fonseca, contrae matrimonio con el poeta jalisciense, Enrique Gonzalez Martinez, mismo que llego a Sinaloa de Leyva, aproximadamente en el año de 1885, para hacerse cargo de los pacientes del Dr. Luis Gonzaga de la Torre, es importante destacar que en esta época el Dr. De la Torre había aceptado una iguala para radicar en un mineral del Distrito de Sinaloa, posiblemente Bacubirito o San Jose de Gracia, también es posible que el poeta Enrique Gonzalez Martinez y Luisa Rojo Fonseca, hubieren vivido en lo que hoy es la casa de la Cultura de Sinaloa. En el año de 1909, Enrique Gonzalez Martinez, regresa a Culiacan al asumir la gubernatura Diego Redo.

la bibliografia la tome de: Culiacan, cronica de una ciudad 1878-1912, del maestros Marco Antonio Berrelleza Fonseca, semanario cultural la voz del norte breve historia de la casa de la Cultura en sinaloa de leyva, del Sr. Juan Manuel Veliz Fonseca, el libro mis tres sinaloa del señoron don Daniel Gamez Enriquez, papa de Mauto Gamez, en esa biblioteca empece a tomarle el amor a la lectura, gracias a la orientacion de la maestra natalia camacho, al tener la biblioteca enfrente de la casa de mi abuela angelita, donde tantas veces pase las tardes agradables y un que otro chico zapote deguste, es por eso que me dio por escribir este pequeño articulo, de el poeta Contemporaneo Enrique Gonzalez Rojo, nativo de Sinaloa de Leyva, para mucho orgullo.

 
 
Mostrar más reacciones
Comentarios
Blanca Hema Campos Ramirez

Subcategorías

Página 4 de 87