Colaboraciones de Articulistas

Serénese, Presidente

“SERÉNESE, PRESIDENTE”

Por Bernardo Graue Toussaint

 

Sr. Presidente electo López:
Presente

Toda vez que ha concluido el Mundial, la serie Luis Miguel y la elección presidencial, festejo que los mexicanos podamos tener un poco de respiro ante tantas emociones. Igualmente celebro que usted tome cuatro días de merecidas vacaciones, dadas la campaña y las dos semanas FRENÉTICAS que usted ha escenificado desde el día de la jornada electoral. Ahora le recomiendo: SERÉNESE, PRESIDENTE ELECTO, SERÉNESE

Todo buen político debe tener un “Pepe Grillo”, es decir, un buen asesor autorizado para decirle al personaje de marras aquellos puntos de vista y opiniones que nadie de su círculo cercano se atrevería a pronunciar. En su caso, veo un entorno de aduladores, que dificulta que usted conserve los pies en el suelo. SERÉNESE y búsquese un buen “Pepe Grillo”.

Tal vez ese equipo de aduladores no le ha dicho que usted está construyendo el mismo camino del Presidente Peña Nieto al inicio de su administración: elevar irresponsablemente las expectativas. Fue precisamente desde esa misma altura desde donde se desplomó el mexiquense. Su equipo seguramente no le han dicho que, tal vez, sería mejor HABLAR POCO Y HACER MUCHO.

SERÉNESE
Usted nos ha inundado diariamente de sus personalísimas decisiones respecto de lo que será su personalísima administración. CALMÉSE. SE EQUIVOCA AL BUSCAR SER EL CENTRO DE LA VIDA NACIONAL. NO LO ES, NI LO PRETENDA.

Podemos entender la euforia después de tan apabullante victoria electoral, pero ello no implica que, ante cada idea u ocurrencia que anuncie el Sr. Presidente electo, se tenga que conceder un sí en automático, sin reparo en la legalidad de la propuesta; su viabilidad, la conveniencia o el costo-beneficio de determinada decisión. Ese coche llamado México NO ES SUYO y sólo se le permitirá conducirlo durante seis años. Usted lleva pasajeros a los que debe llevar con prudencia y seguridad. No puede ni debe hacer lo que quiera con el coche. Tampoco se le pueden permitir imprudencias que pongan en peligro a quienes vamos a bordo. Por más votos que haya tenido, no está autorizado para manejarlo “a su manera”. SERÉNESE

Ganó la elección. Ya debe dejar atrás su retórica de opositor. Está usted obligado a ser una voz que hable, sin distinción, a todos los mexicanos. SERENE SU PALABRA.

Para todo lo que pretende y promete no hay recursos financieros suficientes. USTED LO SABE. Los ingresos petroleros han decaído y el mercado de los hidrocarburos no pasa por su mejor momento; la recaudación fiscal sigue siendo muy pobre; está en riesgo nuestra relación con nuestro principal socio comercial, etc. A pesar de sus recortes; de los supuestos ahorros derivados del combate a la corrupción o del resultado de sus políticas de austeridad (algunas acertadísimas; otras ilegales y cierto número de ellas absurdas), le aseguro que no le cuadrarán las cuentas. No hay dinero para todo lo que pretende. No hipoteque al país. MODERE SUS ANSIAS DE PROMETER.

México, Presidente electo, padece mucho sufrimiento humano que se pudo haber evitado. Mucho. Usted no puede liderar a una nación desde la trinchera del despropósito, de la ocurrencia o de la promesa falaz. Usted, que tanto ha prometido que será ejemplo de la nación, debe empezar por conducirse con serenidad, con templanza. En estas dos semanas, hemos visto todo lo contrario.

Por el bien de una nación que merece un buen destino, SERÉNESE, PRESIDENTE ELECTO, SERÉNESE.

¡¡ALGUNAS PÁGINAS DE MI REVISTA "EL MAHONE"!!

Por: José Guadalupe López Escalante

 

SR. ALEJANDRO PAZOS PALAFOX 
“EL CHITO PAZOS”
Adolfo Ruiz Cortines, novel ciudad, enclavada en el municipio de Guasave, fundada por familias desplazadas del vaso de la presa Miguel Hidalgo y Costilla construida ésta en el municipio del Fuerte, Sinaloa allá por los años cincuenta, siendo esta la razón principal por la cual nació y que gracias a la labor pujante de sus fundadores a alcanzado el desarrollo actual. Y hablando precisamente de sus fundadores, ellos llevaron siempre una vida semejante a la que llevaban allá en los altos de la sierra de los municipios de Choix y El Fuerte. En los primeros años buscaron siempre la comunicación para entablar acuerdos para gestionar la introducción de los servicios fundamentales como: el agua potable, la electricidad, planteles escolares, etc. Hubo gente muy destacada en estas gestiones, entre ellos; Anastasio cota, Juan Agustín Apodaca, etc. solo por mencionar algunos, pero también hubo gente que no provenían de aquellos lugares de la sierra sino de lugares distintos y puedo mencionar a: Jesús Alapisco Jiménez, José Solís Muñoz y otros más, que jugaron un papel importante en la comunidad. Hubo gente también con un gran sentido para los negocios, con gran vivacidad y talento natural para eso, y me voy a referir hoy solamente a uno, se trata de Don Alejandro Pazos Palafox, más conocido por los de su generación como “El Chito Pazos”, este personaje fue muy popular en esta comunidad, nació en el pueblo de “Toro”, municipio de Choix, fue hijo del señor Alejandro Pazos y de la señora Andrea Palafox Araux y tanto su papá, él, y toda la gente de este pueblo seguían una vida rutinaria, dedicada al trabajo y a las labores del hogar. Ellos, los hombres, se dedicaban a preparar la tierra para la temporada de lluvias, ya que eran tierras de temporal. Algunos trabajaban con los más ricos de esa zona serrana, que eran grandes ganaderos y además habilitaban a los que tenían un pedazo de terreno (llamado cerco), les vendían provisiones (ellos le llamaban “mandado) como: manteca, frijol arroz, azúcar, café en grano, etc. Don Alejandro, papá del “Chito”, trabajó con algunos de ellos; como los serranos, por ejemplo; con ellos trabajó en el “Rancho El Huarache” y con Placido Cota, como vaquero. En el pueblo de “Toro” el Chito mostro su sagacidad para los negocios ya que ahí, como en otros ranchos, organizaba bailes de especulación con tocadiscos y como contaba él con muchas amistades de su edad y lambien mayores, pues, no le resultaba pérdidas la organización. De las amistades más estrechas con las que contaba una de ellas era con Erasmo Robles, “El Mamo”, inclusive una de las veces por hacerle un favor la hizo hasta de Cupido. Cuentan que el Chito era muy bueno para bailar y eso contaba mucho para las mujeres del rancho, y en uno de los bailes en que se reunió el grupo de amigos, entre ellos El Chito y El Mamo, pues el Mamo no sabía qué hacer para sacar a la muchacha con la que quería noviar, pues la mamá de la novia no lo quería, que porque era muy mujeriego, y el Chito, en el afán de ayudarlo, le dice: -“Mira, yo saco a la Pastora y tu saca a otra muchacha y luego en el “puesto” (centro de la cancha) nos encontramos y hacemos el cambio, ¿Cómo la Vez?. El Mamo más que feliz acepto de inmediato y así le hicieron. Al tiempo el Mamo se caso con la joven Pastora, formando una bonita familia. Esta fue una de las del Chito, que siempre “rompía” los bailes, es decir, los iniciaba. En una de tantas ocasiones en que se juntaban para ver que iban a hacer, les dio por jugar a la baraja, que frecuentemente lo hacían, y eso era un dolor de cabeza para doña Andrea, mamá del Chito, pues el Chito llegaba a su casa a altas horas de la noche, y un día su mamá le dijo: -“un día de estos te va a salir el diablo por andar jugando tan tarde”- y en una de esas en que venía de jugar, también ya muy tarde, que se le figura el “Chamuco”, el diablo en persona, y ajila al pobre burro en que venía y se le desboca el condenado animal por entre el “ramajal” del monte y no paró hasta llegar a su casa. Ese fue el mayor susto de su vida, contó después. El fue siempre un hombre de trabajo y eso le rindió frutos que, con el tiempo, se hizo de un terrenito (cerco) el cual sembró hasta que se vino el tiempo de la construcción de la presa, que en un principio fue un rumor hasta que lo confirmaron, y luego había que abandonar la tierra, los orígenes, y toda una vida creada y cimentada por nuestros ancestros. Tenían que ser realistas, esto era inevitable. El momento llegó y buscaron unidades en que traerse lo más que pudieron. Tumbaron maderos, vigas, horcones, latas (varas), para luego juntar los enceres domestico, (catres, tarimas, vasijas, algunas herramientas para labrar la tierra, etc.). Avía confusión, así que venían algunos a ver el terreno que iban a habitar y para cerciorarse del lugar que les iba a tocar. El Chito llegó en el año 1956 con su familia; su esposa Doña Balbaneda Cota Álvarez y sus hijos: Delfina (Fina), Víctor, Victoriano, Rosario, Instalándose en un principio por la calle Diego de Guzmán, muy cerca de la “Farmacia Colonial”, de Doña Rafaelita, para luego aposentarse en la calle Albar Núñez Cabeza de Vaca. Ahí construyó su casita de terrado. (Como detalle: aquí les nace una niña llamada Armida que al poco tiempo fallece). Tiempo después, empezó a realizar las primeras siembras en su parcela. En aquellos tiempos las ganancias en la agricultura eran modestas hasta que se vino la época de la siembra de algodón, entonces, a todos los productores les iba mejor. El Chito empezó a rentar otras parcelas para hacerse de mejores ganancias, hasta que se vino la debacle de esta siembra y ya no les fue igual. Como decía anteriormente, el Chito tenía virtudes para el comercio, así que, diversificó sus actividades haciéndose de algunas cabezas de ganado e instalando una cantina, y posteriormente un negocio de abarrote. Pero como en la vida suceden cosas buenas y cosas malas, y para estas cosas malas, el Chito un fue la excepción, él pierde a su esposa Balbaneda en 1958. Al poco tiempo conoce a la señorita Concepción Eguino, quien laboraba como encargada del abarrote del Sr. Indalecio Cabrera, que también era ganadero, y por ende conocía al Chito. Se casa con ella formando una nueva familia procreando a: Francisco, Guadalupe (repitió el nombre en honor a otra niña que había fallecido) y a Alejandro. Después procrea otros hijos con la señora Leticia Álvarez, siendo ellos: Cesar Alejandro, Sergio, Fabiola y Raymundo. A pesar de que la vida le sonreía al Chito, en 1978, el destino le asesta unos terribles golpes, al fallecer, primero su hijo Rosario, víctima de insuficiencia renal, y en 1993 Francisco por diferentes circunstancias. Al paso del tiempo supo superar esto y, por supuesto sin olvidar, y tanto en la vida familiar como con sus amistades siguió y en su casa seguía recibiendo a sus amigos de siempre, con los cuales nunca faltaban las bromas, y por lo tanto nacían las anécdotas que según, en una ocasión en que estaban reunidos ellos, el Chito se levanta y va por una pistola para enseñárselas y al estarla moviéndola ¡que se le sale un disparo a la pistola! Y salen en estampida todos asustados y por más que el Chito les habló ya no quisieron regresar a la plática. ¿Quiénes eran algunos de ellos? Nada más y nada menos que: Erasmo “Mamo" Robles, Don “Pepe” Cota, Don Víctor Vega (Papá de Angelina Vega), entre otros. Así era el Chito, alegre, bohemio y mujeriego, hasta que la muerte le llegó muriendo de un infarto el 23 de mayo del 2003. Doña Concepción Eguino, “Doña Concha”, le sobrevivió hasta 2014. Ella murió víctima de un accidente; venía del velorio de su hermana, y la unidad en que venía perdió el control, muriendo ella y su nieta Jenny a causa de los golpes recibidos.

FOTO (1) ALEJANDRO “CHITO” PAZOS PALAFOX Y SU ESPOSA
CONCEPCION EGUINO “DOÑA CONCHA”

FOTO (2) DON ALEJANDRO PASOS, PAPÁ DEL “CHITO Y SUEGRO DE “DOÑA CONCHA”La imagen puede contener: 3 personas

La imagen puede contener: 1 persona
La imagen puede contener: 1 persona
 La imagen puede contener: 3 personas
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar
 

ANECDOTARIO Por Eulalio Valdez Valdez

 

ANECDOTARIO

Por Eulalio Valdez Valdez

 

NO VOY A METER LAS MANOS POR NADIE”: CALDERON

 

“No voy a meter las manos por nadie. Para mi todos los aspirantes son iguales, lo mismo el bizco que el cacarizo o el rengo, el gordo o el manchado”, solia repetir machaconamente el entonces gobernador Alfonso G. Calderón Velarde durante el proceso interno del PRI por la Presidencia Municipal de Ahome.

No fue fàcil para el Mandatario imponer la candidatura de su amigo y mèdico de cabecera, Oscar Aguilar Pereyra, pues tenia atravezado al rico empresario Victor Toledo Gonzàlez, cuyas ambiciones politicas eran alentadas por su amigo Renato Vega Alvarado, con gran influencia en la cúpula del priismo.

Victor, que después logró ser tesorero municipal, tenia también todo el apoyo del dirigente del sindicato nacional azucarero, Salvador Esquer Apodaca.

Fue tan peleada la candidatura que el tricolor tuvo que abrir el proceso interno, estableciendo la convenciòn de delegados como mèdodo de elecciòn.

Fue evidente que el delfin del gobernador era Aguilar Pereyra. Y aunque daba linea en lo obscurito a favor de su “gallo”, era rechazada por muchos liderazgos seducidos por el poder econòmico del gordo Toledo, que gastò millonadas para controlar a la mayoria de los delegados.

Desesperado porque su amigo el galeno estaba condenado a perder, Calderòn se vino a Los Mochis y convocò a los lìderes de todos los sectores para que dieran consigna en apoyo a Aguilar, so pena de perder sus privilegios.

Ladino y matrero, Calderón, ante cuestionamientos de la prensa de que maniobraba a favor de su cuate, respondia tajante:

-----Yo no tengo preferencia por nadie. Y quiero reafirmarles que soy respetuoso de este proceso interno en que està en juego la presidencia municipal.

------Para mi todos los pretensos son iguales, Y no voy a meter ni un dedo a favor de nadie.

Ya lejos de los medios, el gobernador comentaba a sus intimos:

------De ninguna manera voy a permitir que este pinchi gordo de Toledo me gane esta careada. Yo le prometi a Oscar que iba a ser el candidato y luego presidente municipal.

Y vaya que le cumpliò el politico originario de Cabacillas, Chihuahua.

Para eso tuvo que meter no solo las manos sino el cuerpo entero, llegando hasta la amenaza para que los liderazgos traicionaran al empresario, agarrando todo lo que les dieran.

Cuando llegó el dia de la convención de delegados, el auditorio del Sindicato Azucarero, recinto oficial del evento, fue acordonado por policias y representantes de los precandidatos, para evitar que se colara algun intruso.

El delegado nacional del PRI, Josè Murat, que fue despuès gobernador de su entidad, dirigiò un mensaje, señalando que su partido estaba dando un ejemplo de democracia, de claridad y transparencia en esta elecciòn interna, con oportunidad de participaciòn para todos.

Luego de mas de cuatro horas del agitado proceso de elección, el resultado final fue en favor de Aguilar Pereyra, aunque apretadamente.

Dicen que Toledo reconoció el triunfo de su adversario, rompiendo en lágrimas….

Toledo creyò siempre en la promesa del gobernador de que iba iba a ser rrespetuoso de esta elección interna, de que no iba a meter las manos y que iba a reconocer el triunfo de quien fuera el ganador.

“PRESENTAMELO BRIGIDO, DEBE

SER MUY FREGON”: RENATO VEGA

 

Renato Vega Alvarado tenia un fino sentido del humor. Cuando se encontraba a Humberto Cossio en palacio de gobierno, donde despachaba como gobernador, a su colaborador, solia preguntarle:

---¿ Còmo amanecista hoy Humberto: crudo o cossio?

Eso porque Cossio era muy afecto a la bebida.

Un dia llegó hasta su despacho su medio hermano Brigido Vega, viejo avecindado de Los Mochis, dedicado a su negocio de compra venta de piezas de vehìculos automotores.

Tambièn contaba con unos terrenos en los suburbios de la ciudad que tenia en venta.

---Quihubo, Brigido, que milagro que vienes a verme. Què problemas tienes..pero antes dime como está tu familia?

Ya entrando en materia le dijo Brigido:

---Mira, vengo a molestarte, a pedir que me hagan justicia. Resulta que en Ahome hay un joven que se dedica a estafar a la gente con el supuesto de conseguirles viviendas. Yo tuve el error de hacer tratos con èl para lotificar unos terrenos de mi propiedad…el tipo, que es protegido de Joaquin Vega, presidente del PRI, me fregó y se quiere quedar con los terrenos…

Renato soltò la risa sorprendido y exclamó:
----Oye Brìgido, estoy asombrado, debe ser muy fregón ese sujeto para que te haya chingado a ti….!!!!

Y agregò irònico:

----Presèntamelo, para meterlo al gabinete…!!!!

El sujeto y presunto estafador no era otro mas que Jorge Carreto Gonzàlez, que tiene años cobrando en la estructura del PRI en Ahome.

Brigido logrò recuperar su patrimonio, con el consejo del gobernador de que no se dejara llevar por sus ambiciones desmedidas por el dinero….

Renato tuvo como secretario general de gobierno al mochitense Francisco Frias Castro, que era de facto el gobernador, pues el titular se la llevaba jugando golf, su deporte favorido despues del beisbol.

Un dia, por recomendación de Salvador Esquer Apodaca, entonces Senador de la Repùblica y dirigente nacional azucarero, tomó posesión de la Subsecretaria de gobierno, Armando Liogon Beltrán.

Armando que ya habia sido director del Penal en Los Mochis y director del penal de las Islas Marias, decidido a terminar con la red de corrupciòn que imperaba en el sistema penitenciario de Sinaloa, le pidió a los principales funcionarios que le entregaran su renuncia.

Cuando le pidió que hiciera lo mismo al administrador del Penal en Los Mochis, Rafael Galicia, éste lo encaró:

---Estas loco Liogon, solamente el doctor Frias me puede hacer renunciar.

Liogon hizo rabieta pues no pudo hacer valer su autoridad ante Galicia, emparentado con el influyente periodista Pancho Arizmendi Martinez.

Armando no durò mucho en el cargo, quedando frustrado su proyecto de hacer carrera politica en Sinaloa.

La imagen puede contener: 1 persona
 
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar
 

NO SE ASUSTEN NI SE ESPANTEN

Related imageRelated image

Una damita me ha escrito con lágrimas en los ojos, dice, adolorida por la derrota de su gallo Ricardo Anaya, quien quedó en segundo lugar, y a la vez de cierto modo, me reclama haber creído en lo que yo decía, de que jamás ganaría AMLO.

En verdad que yo tampoco entiendo cómo es que AMLO ganó, yo confiaba en que la White House tenía todo planeado de manera que las buenas relaciones entre VIDEGARAY y el yerno de Trump, llevarían a acuerdos buenos a E.U. y México y que mejor que con una persona de todas las confianzas de Videgaray como lo es MEADE, quien además es el mejor preparado para el puesto de presidente entre los tres candidato de partido.

Leer más: NO SE ASUSTEN NI SE ESPANTEN

FEDERICO REYES HEROLES Un buen presidente

Un buen presidente

Eso quiere ser. Tomémosle la palabra. Pero un buen presidente deja de inmediato de ser candidato y debe enterrar sus ambiciones de popularidad. Porque un buen presidente debe mirar lejos y tomar medidas que son dolorosas en el corto plazo, pero correctas en el horizonte. ¿Para qué las consultas y revocaciones?

 

03 de Julio de 2018

Un buen presidente gobierna con las instituciones, busca su fortaleza, no mina su credibilidad, las respeta. Las Fuerzas Armadas —con todos los problemas— son ejemplares a nivel mundial por la lealtad institucional que han mostrado durante un siglo. Tendrá que gobernar con ellas y quizá desde la responsabilidad se dará cuenta que son cimiento de la República. Lo mismo ocurre con la Suprema Corte cuya actuación se acredita de manera cada vez más sólida en la sociedad mexicana.

Y qué decir del INE, institución que libró todos los retos de la dimensión y novedades del proceso, de las adversidades como lo es la violencia que merodeó llevándose la vida de candidatos, regidores y demás. Ese INE que convocó a decenas de millones a las urnas, porque los mexicanos creen en él, la institución que lo convirtió ganador indiscutido nutriendo la historia de la perfectible democracia mexicana, brindándole a su triunfo una gran legitimidad. Será ese mismo INE el que conduzca las futuras elecciones intermedias, por eso merece todo su respeto. La palabra fraude debe desaparecer del léxico de los ganadores.

Un buen presidente guardará también un respeto profundo por las decisiones del Banco de México y buscará que las autoridades hacendarias trabajen para garantizar la estabilidad económica y financiera. Un buen presidente gobernará con profesionales y será consciente de las consecuencias perversas para la población (130 millones) del sobreendeudamiento y la inflación, sabrá que subsidiar gasolinas traslada recursos a los más ricos. Un buen presidente incrementará la inversión pública y fomentará la inversión privada, nacional y extranjera, para, así, ir solventando las necesidades de nuestro país.

Un buen presidente también incrementará el ahorro del régimen de pensiones, nuestro mayor reto financiero. Un buen presidente respetará los recursos que entren por la Reforma Energética para los fines intergeneracionales que son la razón de ser del Fondo Mexicano del Petróleo. Un buen presidente comprenderá que los dineros aplicados a la exploración rinden mucho más que si los dedicamos a la refinación y que con la Reforma Energética el Estado mexicano pudo liberar muchos recursos que se mal invertían en la empresa estatal, donde el sindicato encarece todo, recursos que pueden ser usados en infraestructura, hospitales, escuelas, actividades en las que el Estado no siempre puede apoyarse en dineros privados.

Un buen presidente cultivará una sólida relación con los empresarios nacionales y extranjeros, atenderá sus inquietudes y necesidades, porque son ellos los que crean la gran mayoría de los empleos de los que depende el bienestar de los mexicanos, comprenderá que ellos son poder permanente, parte imprescindible de la nación mexicana. Sabrá también que necesitamos de los pequeños, de los medianos, de los grandes y grandísimos, de todos. Un buen presidente hará todo lo posible por alentar las inversiones creando el máximo de confianza que es el basamento de la economía. Los pobres y los muy pobres sólo pueden dejar esa condición si se les educa y capacita para que puedan acceder a un empleo digno. Un buen presidente estará muy consciente de que el libre comercio ha beneficiado a decenas de millones de mexicanos, incluido el maíz. Un buen presidente cuidará la salud de las instituciones bancarias y de crédito, que son una palanca del desarrollo. Un buen presidente respetará y fortalecerá los órganos reguladores, que son garantía para los inversionistas y el consumidor.

Un buen presidente comprenderá que la Reforma Educativa es una medida que libera a las autoridades del yugo sindical, que permite crear los estímulos correctos para que el magisterio se supere y, así, elevar los niveles y la calidad del enorme aparato con el que cuenta el Estado mexicano y que llevó un siglo construir. Un buen presidente no permitirá que la CNTE extorsione al Estado mexicano con actos violentos que afectan a la ciudadanía.

Un buen presidente defenderá los derechos de las minorías con una agenda definida que nos permita ampliar las libertades. Un buen presidente será profundamente respetuoso de la libertad de expresión, sabiendo que los críticos y la sociedad civil cumplen una función primordial en toda sociedad, será ejemplo de civilidad y controlará a sus huestes. Un buen presidente no insultará a nadie, a ningún gremio y cuidará todos los días y todo el día sus palabras y dichos, no se permitirá ligerezas.

¿Cómo no desearle que sea un buen presidente?

Página 1 de 67