Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

El reto: calidad competitiva

 

Por Jesús Alberto Rubio.

Eduardo Almada me confirma mi previa apreciación: de haber ganado Naranjeros a Yaquis –el tercer juego final--, tampoco habría pasado a postemporada.“Necesitaba que Jalisco ganara para bajar a Mazatlán y que Hermosillo subiera”.

 

Desde hace varias columnas también lo he ido comentando: creo que el sistema de calificación a playoffs tiene que cambiar o vendrá un desprestigio agregado”.

Avalancha de comentarios

Sobre el tema, por supuesto que se iba a dejar venir una avalancha –peor que un tsunami—de comentarios y críticas al sistema de puntitos del circuito y, en especial, al Club Naranjeros de Hermosillo.

Pepe Peralta.

Por ejemplo el maestro comunicólogo de nuestra alma mater, José Peralta Montoya, señala: por segundo año consecutivo Naranjeros de Hermosillo son eliminados y lo que mal inicia mal acaba.

La temporada del 2015 - 2016 fue un real fracaso y los responsables del desastre son los directivos que andaban del tingo al tango trayendo jugadores cada semana para tapar los agujeros que ellos mismo hicieron con un roster de segunda plegado de novatos.

Los dueños del bat y las pelotas dirán que las cosas no se dieron a pesar de que se hicieron los ajustes necesarios.

La afición no pide ganar campeonatos cada año, sólo pide que se forme un equipo competitivo desde el inicio de temporada en respeto a la noble afición y congruente con el historial de Naranjeros”.

Tercer campeón eliminado

En general, mire usted que por tercer año seguido quedó fuera el campeón defensor, ¿cómo la ve?

Primero fueron los Yaquis luego de su histórico tricampeonato; en la siguiente edición, Naranjeros –con todo y ser campeones del clásico caribeño--, y ahora Tomateros.

Anote:

El béisbol da y quita, sabemos, en un proceso donde como ya hemos planteado intervienen múltiples factores. Sin embargo el reto es ir a la búsqueda de fortalezas que hagan de cada franquicia una empresa que le abone a la alta competitividad y no del montón.

Si la clientela (afición) es exigente con la estructura/Club y el producto/resultado, luego entonces por qué empobrecerlo y hacerla entrar en posición de crítica adversa/rechazo e incluso alejarla del escenario.

Es loable que cada organización (franquicia) haga denodados esfuerzos por mantenerse activa dentro del circuito, lo cual por supuesto se agradece; sin embargo, que mejor el estar siempre en el esfuerzo de mantenerse a la vanguardia, con calidad competitiva.

ENRIQUE KERLEGAND:

También, del todo valioso lo que escribe el colega Kerlegand sobre el sistema de calificación:

SIEMPRE hemos sabido porque se inventó este sistema de competencia en la temporada regular de la LMP, no comulgamos con ello, tampoco lo del mentado mejor perdedor de las tres series que abren la época de postemporada.

El sistema de que califiquen seis de los ocho equipos que compiten, se creó para que los aficionados no se retiren de los parques de beisbol porque hasta el último día del rol regular se mantiene la esperanza de que por los menos siete de los ocho equipos mantengan la posibilidad de calificar.

PERO ahora, más que nunca, se ha criticado que un equipo salte al terreno de juego pensando en perder porque le conviene en las combinaciones que se presentan. Si pierde no pasa nada porque asegura la calificación en el lugar que está, en tanto que el ganador de este compromiso no deja pasar a quien busca escalar en el standing para mejorar la puntuación. Suena muy mal sobre todo para los aficionados porque termina por convertirse en un fiasco.

PARA bien del circuito hay una solución muy sencilla, que sean cuatro equipos los que califiquen y olvidarse de los puntos. Pasarían los cuatro con mejor porcentaje, serian dos series a 7 juegos y los ganadores van directamente a la serie final. Se acaba de tajo lo del mejor perdedor. La temporada regular podría alargarse con unas dos series más para nivelar el espacio que se requiere en la postemporada.

RODOLFO ALCARAZ VELÁZQUEZ

“Un saludo; desgraciadamente, así es el sistema de juego. “hay que ser “cochis” pero no tan trompudos” y no es culpa de Charros pero pues ahí está la segunda temporada que Naranjeros no pasa a play offs. Nunca en su historia había pasado eso.

¿Qué se rescata de esta temporada del color Naranja?: José Amador, Héctor Galván y Wilmer Ríos. Creo que es lo destacado; de extranjeros, me gustaria que repitieran Owens, quien es muy buen jardinero y primer bat, aunque le falta brazo; Reed y Enright. Pero, deben tener más compromiso ya que al jugar la LMB reportan tarde.

Creo que Gil Velázquez jugó bien la tercera; Flores es buen guante pero a veces muy revolucionado y, no entiendo por qué sentar a Elizalde. Se me hace mejor que O'Brien, quien pura recta bateaba.

Es hora del análisis; hay mucho tiempo para hacer las cosas y planear la temporada 2016, poner que se hizo mal y rescatar lo bueno. Ahí tiene tarea la directiva de ponerse a chambear desde ya, gracias”.

FELICIDADES:

Amigos, colegas/editores: mis mejores parabienes para este Fin de Año, lo mismo que un óptimo y próspero 2016. Reciban mis abrazos fraternales. Y siempre, ¡adelante!

 
Foto de Jesus Alberto Rubio Salazar.

Además en "Al bat"