Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

El “Bacatete” Fernández

 

Por Jesús Alberto Rubio.

En el Facebook, hace unos días, alguien preguntó si aún vivía Enrique “Bacatete” Fernández….

 

Cierto es que el año pasado partió a viaje celestial luego de registrar –entre los años 40´s y 50´s– una enorme trayectoria como uno de los grandes protagonistas del béisbol mexicano, especialmente de la Liga de la Costa del Pacífico y circuitos de Estados Unidos y Canadá.

del "Bacatete", en su oportunidad, escribí:

Quienes le vieron jugar, quedaban admirados de la forma de jugar y batear siempre sobre los .300, con un especial talento patrullando los jardines; incluso brilló en funciones de estratega dirigiendo equipos.

Su deceso ocurrió el 16 de enero de 2014 en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde vivió sus últimos años, siendo Carlos Alfonso, uno de sus hijos, quien se comunicó este mediodía desde Aguascalientes para darnos la triste noticia.

El 4 de febrero iba a cumplir 92 años; sin embargo, un infarto le cortó su existencia física con todo y que, de acuerdo a lo que nos dijo Carlos, estaba muy bien de salud.

Fue hijo de Alfonso Mario Fernández Martell y de Paulina Pérez; su nombre de pila, Enrique Jorge Fernández Pérez y contrajo matrimonio con María Inés García Martínez (1926-2008), con quien procreó a Enrique Jorge, Carlos Alfonso, Pedro Javier y Ricardo.

“Tras su deceso, fue cremado y sus restos trasladados a Guadalajara donde hoy descasan junto con mi madre en el templo de Nuestra Señora de los Remedios. Dos de mis hermanos, Enrique y Ricardo, viven en Ciudad Juárez; Pedro en Guadalajara y un servidor, en Aguascalientes”, expresó Carlos Alfonso, vía telefónica.

Gratísima trayectoria

Conocí en Guadalajara al legendario Enrique “Bacatete” Fernández.
Su rico historia, sin duda, está envuelta en grandes y memorables momentos.

Vio acción 28 temporadas a través de 17 circuitos, tanto en México, EU y Canadá; participó en ocho Juegos de Estrellas de la Liga de la Costa y dos en EU.

Incluso cuatro veces fue miembro del Equipo Ideal y en diez campañas figuró como mánager en los circuitos donde participó.

En aquel encuentro, tuvimos una agradable, emotiva e inolvidable charla luego de que Porfirio Magaña Carrillo y el gran receptor miembro del Recinto Sagrado, Jaime “Flaco” Corella me lo presentaron en el Parque Ferrocarrilero de la Perla Tapatía.

Por supuesto que me hubiera gustado haberlo visto jugar en Guaymas cuando vistió la franela de los Arroceros de Cd. Obregón con quienes a mediados de los 50´s, en sus últimos cinco años de pelotero activo, era el titular del jardín central.

Con los Ostioneros había jugado entre el 45 y el 49, pero yo todavía no nacía (1952), de modo que si apenas tenía mis cuatro-cinco agostos, pues difícil recordar que lo vi ahí en lo que fue el “Abelardo L. Rodríguez” ubicado ahí cerca del mar y el Malecón de inolvidables recuerdos.

Estudiaba Ingeniería

“El Bacatete” Fernández nació el 4 de febrero de 1922 y para el 38 ya disfrutaba de un primer campeonato jugando con en la Perla de Occidente con el equipo de la Universidad de Guadalajara donde estudiaba Ingeniería, carrera que un día abandonó…por el béisbol.

Partió a la Ciudad de México donde se uniformó con el equipo IUSA de Alejo Peralta, quien junto con el cronista “Fray Kempis” le bautizaron como “Bacatete” por tener su origen en Empalme, población muy cercana a esa cordillera entre su ciudad natal y Cd. Obregón.

Luego militó con Deportivo “Hacienda” y con “Chintololos” de Azcapotzalco de la Liga Invernal Metropolitana, logrando ser el campeón bat con .358. Con este equipo estuvo el 42 y 43, siendo seleccionado por el mánager Ernesto Carmona para ir con México a un campeonato mundial en Cuba.

Su trayectoria llamó la atención del coach de los Industriales de Monterrey, quien acompañado de Alberto “Felino” Cárdenas fue a la casa de sus padres en Guadalajara para que permitiera a su hijo jugar pelota profesional, petición que fue rechazada.

¡Se casó en parque de béisbol!

Enrique “Bacatete” Fernández debutó en 1944 la pelota profesional con los Industriales de Monterrey; al siguiente año se fue al México Rojos y al Aguila de Veracruz.

En el 46 “emigró” a EU para jugar con los “Texanos” de El Paso, sucursal de los Cafés de San Luis, donde por cierto en 1948 contrajo nupcias ¡dentro del parque, verá!:

Su boda con María Inés García ocurrió el 30 de agosto de 1948 en el Parque Dudley Field” de El Paso Texas.

Jugaba como único mexicano con los “Texanos” y ese día se iban a enfrentar al “Globe” de Miami en la Liga México-Arizona.

Precisamente en ese año Billy Martin le ganó el título de bateo ya que luego de su boda faltaban 15 días para terminar la campaña y pues es de creerse y aceptarse que ya no volvió a pegar de hit. “Bacatete” se quedó con .356 por .366 de Martin.

Antes de ese año, el 46 y 47 el empalmense que pertenecía para la organización de los Cafés de SL con el equipo Coroneles de Louisville, Doble A, bateó en forma excelente: .341 y .347.

9 años en EU

Jugó nueve años en EU con sucursales de los Cafés de San Luis, Medias Rojas de Boston y Medias Blancas de Chicago con sus sucursales en la ciudades de Roanocke, de la Liga Piedmont; Scranton en la Eastern League; Vancouver en la Western Internacional y Seattle en la Liga de la Costa.

Fue parte en 1950 de los Potros de Tijuana en la Liga Suroeste Internacional (Sunset) donde bateó .316, anotando 99 carreras y con Los Indios de Cd. Juárez, en la Liga Arizona Texas, donde en 1952 fueron campeones.

En ese circuito tuvo la notable racha de pegar de hit en 25 juegos consecutivos. También en el 47 fue campeón robador de bases con 57.
Bateaba sobre los .300

“El Bacatete” fue un bateador derecho que por lo general siempre mantuvo su promedio sobre la cifra mágica, especialmente en el béisbol de EU. De por vida, no bajó del .316.

Además, le distinguió el hacer grandes y oportunas atrapadas por ser un fino jardinero veloz y de gran fildeo.

Hay un detalle su trayectoria: cuentan quienes lo vieron, llamaba la atención por mostrarse algo nervioso cuando se paraba en el plato ya que se tocaba y arreglaba el uniforme, se componía el pantalón, se frotaba la gorra, entre otros aspavientos por el estilo.

En la Liga de la Costa vio acción de 1940 a 1956; cuatro con Guaymas, uno en Tijuana y el resto con Obregón. Seis veces fue seleccionado para el Juego de Estrellas y dos veces ganó la vuelta al cuadro; en una de ellas, impuso récord de 13 segundos…¿Recuerda aquellas competencias de velocidad que se realizaban en esos partidos estelares?

Con Guaymas (45-49) fue cuatro veces campeón y una con los “Rojos” de Tijuana (49-50).

También fue el timón de los “Tapatíos” de Guadalajara en la Liga del Noroeste y a Tuxpan en la Liga de Nayarit; con Xalapa en la Liga Invernal Veracruzana. También jugó con Xalapa en la Liga del Golfo.

En igual forma entre 1963 y 1966 dirigió a Salamanca, sucursal de los Tigres del México en la Liga Central.

Una trayectoria en verdad grande.

“Bacatete” vio acción 28 temporadas a través de 17 circuitos, tanto en México, EU y Canadá; participó en ocho Juegos de Estrellas de la Liga de la Costa y dos en EU. Incluso cuatro veces fue miembro del Equipo Ideal en los circuitos donde participó.

También en diez campañas figuró de mánager tanto en la Liga de la Costa como en los otros circuitos que ya le cité, incluyendo en sus inicios en La Metropolitana.

Le comparto un excelentísimo video sobre él:

 

 
Homenaje a el Bacatete
YOUTUBE.COM
 

Además en "Al bat"