Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Histórico acuerdo

 

• El embargo contra Cuba sigue pero ciertos viajes y negociaciones serán permitidas por la ley estadounidense.

Por Jesús Alberto Rubio.

En todos los ámbitos beisboleros del mundo se recibió con gran beneplácito el acuerdo entre las Ligas Mayores (MLB) y la Federación Cubana de Béisbol (FCB Cuba para que los jugadores antillanos tengan un camino seguro y legal para firmar con un Club de la Gran Carpa.

En este notable e histórico acuerdo también intervino la Major League Baseball Players Association (MLBPA).

El objetivo, producto de años de negociaciones, es poner fin al peligroso tráfico de jugadores cubanos que desean jugar béisbol profesional en los EU que ha causado adversidades en la vida de los peloteros de la isla y sus familias.

De esta forma la FCB se convierte en la cuarta liga de béisbol profesional extranjera en entrar en un acuerdo de esta naturaleza con MLB, uniéndose a Nippon Professional Baseball (NPB), la Korea Baseball Organization (KBO) y la Chinese Professional Baseball League (CPBL).

Sin duda alguna, lo que parecía imposible ha sucedido.

Después de seis décadas de distanciamiento y tirantez, las Grandes Ligas y Cuba permitirán el flujo legal y ordenado de jugadores de la isla al mejor béisbol del mundo.

De esta forma el pelotero cubano tendrá libertad de negociar y firmar con cualquier organización sin salir de su país natal, y cuando deba presentarse a los Estados Unidos, lo hará con una visa de trabajo estándar, podrá viajar con su familia y regresar fuera de temporada.

Si desea conocer los detalles, lo invito a que acceda al sitio de MLB, o bien a mi twitter @beisrubio

Mobile Park

Ya los nombres de los estadios de beisbol obedecen a grandes firmas comerciales, corporaciones, empresas, industrias, bancos, etc., muy lejos de cuando los magnates/directivos honraban con su nombre a notables peloteros en la historia de sus franquicias.

Llegó otro ejemplo: Los Marineros de Seattle jugarán en el T-Mobile Park a partir de la próxima temporada como parte de un acuerdo de 25 años por los derechos del nombre del estadio.

El equipo anunció el acuerdo que entrará en vigor a partir del 1 de enero y vencerá en diciembre de 2043.

El estadio de los Marineros había sido conocido como el Safeco Field desde su inauguración en 1999 como parte de un acuerdo de 20 años.

Safeco Insurance (opciones de seguros) y los Marineros anunciaron en junio de 2017 que el acuerdo no sería renovado al final de la campaña de 2018.

Y ni cómo alegar; negocios son negocios aquí y allá… y acullá. Y ocurre en cualquier otro deporte.

Y es que nombrar un estadio deportivo con una marca comercial es una tendencia mundial que empezó en Estados Unidos hace más de 30 años, siguió en Alemania e Inglaterra, y hoy en día se ve en todo el mundo.

Bien lo anota el colega Rodrigo Latorre en Merca2.0: “Recordemos que los equipos deportivos tienen costos millonarios principalmente relacionados a sueldos de sus jugadores, mantenimiento de sus instalaciones de entrenamiento y la operación día a día como lo son viajes, equipamiento, utilería, desarrollo de equipos filiales, etc. por lo que estos ingresos por venta del nombre del estadio, ayuda a no seguir asfixiando las finanzas de la organización”.

Con esta tendencia mundial, en el caso del beisbol, ¿se lastima la sensibilidad del aficionado que idolatra a grandes peloteros, como Babe Ruth, Ted Williams, Héctor Espino, Willie Mays, Joe DiMaggio, Hank Aaron o nuestros Héctor Espino y Fernando Valenzuela, por citar tan sólo a ocho de lo más más notables del deporte rey?

La imagen puede contener: 2 personas, personas practicando deporte y béisbol
No hay texto alternativo automático disponible.
 
 
 
 
Me gusta

Además en "Al bat"