Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

La falsa noticia sobre VALENZUELA

La noticia falsa sobre el “Toro”

Por Jesús Alberto Rubio.

Incesantes llamadas telefónicas recibí de amigos-colegas preguntándome sobre si era verdad el deceso de Fernando Valenzuela y de inmediato les contestaba que era una noticia falsa.

Decía el ofensivo texto de la red social que había muerto la madrugada del 27 de octubre después de presenciar el juego de serie Dodgers-Red Sox a causa de un infarto al miocardio.

Caray.

Muy mal por quien hace eso.

Muy mal.

A propósito de Dodgers, en toda el área de Los Angeles, California, ya mencionan a Mike Scioscia como el próximo mánagers de los Dodgers.

Ni me pregunte la razón.

El Vástago del “Cananea”

En el programa sabatino de Naranjeros Radio, a través de nuestra Peña Beisbolera por Facebook, excelente encuentro-charla-entrevista con Benjamín Reyes Blanco, hijo del gran “Cananea” Reyes, quien nos contó ¡cuántos detalles, anécdotas, recuerdos y momentos inolvidables de su señor padre.

Incluso, nos contó que desde niño compartió grandes momentos con Héctor Espino Jr., acompañando ambos a sus grandes padres por tofos los parques de pelota. Además, advirtió, aquí en Hermosillo ¡eran vecinos!

Benjamín Reyes Blanco también jugó pelota desde circuitos infantiles –vio acción en un campeonato nacional-- hasta juveniles y primera fuerza –veía acción de tercera base, pitcher y luego ¡todas las posiciones como utility-- , llegando luego ser una especie de batboy de los Diablos dirigidos por su señor padre, donde muchas veces le pidió que le tirara a los bateadores o “calentaba” a los pitchers en las sesiones de entrenamiento.

Nuestros respetos y admiración para Benjamín Jr., y ya sabe a dónde acceder para que se entere de todos los pormenores/más detalles de lo dicho por el vástago del eterno “Cananea”.

ORLANDO LARA

Gracias, doctor Thomás López; en efecto, Orlando Lara no es vástago de Hildefonso, la voz del Grupo Indio: el zurdo (que no Mauricio) que acaba de lanzar el juego sin hit ni carrera No. 50 en la historia de la LMP es nativo de Cosamaloapan, Veracruz. (En el sitio http://espndeportes.espn.com/…/zurdo-orlando-lara-lanza-sin….

LA HORA DE LOS MAMEYES"

En el beisbol la frase “La hora de los mameyes” es muy popular/cotidiana:

El amigo colaborador Víctor Cantera nos ilustra cómo nació ese concepto que al paso del tiempo se incorporó como otra pintoresca jerga del béisbol.

A ver:

“Esta frase, se originó hace más de doscientos años durante la toma de La Habana por los ingleses. Durante ese episodio los habaneros, con esa costumbre tan cubana de reírnos de todo y buscar un mote a cada cosa, dieron en llamar “Mameyes” a los soldados ingleses por el color del uniforme que vestían: chaqueta roja-mamey y pantalón negro.

Por aquella época La Habana estaba rodeada por una muralla que la protegía de corsarios y piratas. Cada noche a las nueve se disparaba un cañonazo desde la fortaleza del Morro, para avisar a los habaneros que las puertas de la muralla se cerrarían durante la noche.

A esa hora los odiosos “mameyes” se hacían más visibles patrullando las calles, puesto que se había implantado un toque de queda durante la ocupación y después de esa hora quien estuviera por las calles sin el debido permiso era pasado por las armas, los habaneros bautizaron la hora después de las 9 de la noche como como “la hora de los mameyes”.

Quedo en la fraseología popular “la hora de los mameyes” como el momento de extremo peligro.

En el grabado, los uniformes de los soldados ingleses de 1762.

CARLOS CASTILLO BARRIO:

En mis casi 60 años que presencié beisbol, en Yucatán, jamás tuve conocimiento de juego de tan extenso vivir.

Tengo conocimiento de un lanzador amateur que lanzó un juego de 23 entradas y lo ganó y a los dos años, el juego se alargó a 27 episodios e igualmente se llevó la victoria y todavía vive este mi amigo, 50 innings, y como dicen en mi Cuba "le ronca al mango". Un cordial abrazo.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo
 

Además en "Al bat"