Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Ser mánager…

 

 

Por Jesús Alberto Rubio.

 

Ser mánager no es cualquier cosa.

 

Mire: Mickey Callaway (Mets), Alex Cora (Red Sox), Aaron Boone (Yankees) y Dave Martinez (Nationals, así como Gabe Kapler (Filis), son quienes esta temporada recibieron su primera oportunidad de dirigir en Ligas Mayores.

 

De ellos, sin embargo, ya hay controversia en torno a Kapler, en especial por las decisiones que ha tomado en el juego.

 

No podía ser de otra manera.

 

Y es que tomó las riendas de un equipo que desea rendir frutos de manera inmediata tras hacer una fuerte inversión este año en peloteros de la talla de Carlos Santana y Jake Arrieta con la esperanza de mejorar respecto a la marca de 72-90 del año pasado.

 

Al redactar, los Cuáqueros van 1-2 en una División Este donde los Nacionales de Washington las mandan tocar con un formidable 4-0 en este inicio de campaña (registro que no habían tenido desde que dejaron de ser Expos de Montreal).

 

Pittsburgh, a su vez en el mismo circuito, en la División Central, también para sorpresa de los expertos/vaticinadores anda afinadito con otro 4-0. (Houston y Boston van con 4-1).

 

¿Kapler…?

 

De acuerdo a lo que señala Will Leitch, de MLB.com, Kapler pertenece a esa oleada de nuevas filosofías en el mundo del béisbol, en donde el análisis de datos tiene tanta o más importancia que la intuición de un timonel al momento de tomar decisiones.

 

“Pero la intención de integrar los datos como la sabermetría al puesto de timonel es simplificar el trabajo, y Kapler, hasta el momento, está haciendo todo lo contrario”, advierte.

 

Acceda, si gusta, a la página de MLB y verá lo que hoy habla en torno al amigo Gabe, de quien advierte:

 

“Está considerado como uno de los peloteros con mejor físico y musculatura en la historia de la Gran Carpa; llegó a posar para varias revistas fitness; fue compañero de preparatoria del famoso actor y rapero estadounidense Ice Cube, e incluso antes de llegar a MLB fue utilizado como modelo en una campaña publicitaria de la firma de ropa deportiva K-Swiss…”.

 

Caray… usted dirá.

 

Abreu & Wellington

 

De principio a fin disfrute el choque Blue Jays-White Sox, donde Jaime García se vio muy bien y mejor Roberto Osuna, quien consiguió en medio de aplausos/ovaciones y afición de pie, con 1-2-3, su segunda rescate del año.

 

Fue un juegazo de esos que no se olvidan.

 

Pero a donde voy es con José Abreu:

 

¡Qué excelente bateador! Mis respetos para el líder ofensivo de los patipálidos.

 

El cubano se fue de 4-3, incluido su primer doblete para subir su promedio a .417, el séptimo mejor de la liga.

 

Y si de power se trata, qué decir de Wellington Castillo, con sus dos cuadrangulares del partido, siendo así la sexta vez que los consigue en un partido y la tercera seguida que lo logra en Toronto.

 

El dominicano, receptor corpulento, sumó cinco vuelacercas ante los Azulejos en 2017, su mayor total ante cualquier adversario.

 

Claro, finalmente los reflectores y la gloria se fue del lado de los Azulejos, con Jaime García, y los jonrones de Rusell Martin (el decisivo e dos carreras en la séptima), Josh Donaldson, el cubano Aledmys Díaz/hizo un jugadón defensivo en el short… y Osuna.

 

Más tarde, el juego Dbacks-Dodgers, pero ya me puse a ver-escuchar las noticias y adiós beisbol, sin saber que de seguir pegado a la pantalla iba también a disfrutar un formidable juego.

 

Lo mejor y lo más “malito”

 

En la Liga Mexicana de Beisbol: al momento de redactar, Monterrey y Yucatán, los mejores de la contienda con 8-2 y 7-1, respectivamente.

 

¿Y los más “malitos”?: Campeche y Laguna, ambos con 2-7.

 

Carajo.

 

Por cierto, Luis Alfonso García, ahora con los Guerreros de Oaxaca –su décima segunda temporada en el circuito—llegó a 150 cuadrangulares, el No. 71 en la historia de ese beisbol primaveral-veraniego.

 

Luis Alfonso de igual forma es de los peloteros con más cuadrangulares en la aquí en la LMP: está en la cuarta posición con 148 empatado con Andrés Mora y debajo de Matías Carrillo (159), Eduardo Jiménez (199) y Héctor Espino (299).

 

Satchel Paige, el lanzador eterno

 

Por Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga.

 

Para el amigo Letusé La O.

 

Cuentan que con su salida al terreno opacaba a todos. Lo desbordaba un carisma sin par, a veces doliente. Genio y figura, señalaban los más. Parecía de otra galaxia, todo en él fue genuino. Las gradas vibraban de verlo entrar al césped. ¡Dios en el diamante!, solían decir los fanáticos, y no era para menos.

 

Fue la primera propuesta que recibiera Branch Rickey, entonces Presidente del BROOKLYN DODGERS, para romper la barrera del color, antes que el mismísimo Jackie Robinson. Mas el hombre de negocios desechó la idea; Satch era “demasiado viejo”. Otros alegan que el primer escogido por Rickey habría sido el cubano Silvio García, un hecho no confirmado, que se mueve entre la leyenda y la realidad. Lo cierto es que Paige en 1947 contaba con 41 años de edad, demasiado para el experimento.

 

Leroy Robert Paige, reconocido universalmente por Satchel y Satch, nació en Mobile, Alabama, el 7 de julio de 1906, y falleció el 8 de junio de 1982, en Kansas City, Missouri, Estados Unidos. En su mejor momento, lució una anatomía atlética de 6’ 4 de estatura y 180 libras de peso. Buck Canel, el cronista y locutor deportivo de origen argentino, lo seleccionó como el mejor lanzador de las Ligas Negras. Y hubo muchos.

 

Columna completa en:

 

https://beisbolredes.blogspot.mx/

La imagen puede contener: 1 persona, béisbol y sombrero
 
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar
 

Además en "Al bat"