Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Torrero; Barrios y los números

Torrero; Barrios y los números

Por Jesús Alberto Rubio.

Se fue Hunter Dozier y apareció un sorprendente Miguel Torrero en el line up y la esquina caliente Naranja.

Exacto, en el choque donde Alex Flores Carrillo dio dos jonrones, con uno de ellos viajando blanquita fuera del parque por el jardín derecho.

Pero, ¿quién es Torrero?

Es ya un veterano defensor de la tercera base que desde el 2005 figura con éxito en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

En la LMP ya jugó con Mayos de Navojoa (dos años (2009-2010 y la siguiente campaña; luego apareció, pero sólo en cinco juegos, en el 2015-2016 con Culiacán. En las tres temporadas, “nada de este mundo”.

Su trayectoria ha sido más notable en el verano:

Primero jugó siete años con Puebla; dos con Yucatán; tres con Tijuana, uno con Reynosa y en el 2017, con León.

Seis veces ha promediado .300 o más en ese béisbol, y en general lleva .288 de porcentaje ofensivo.

Veremos cómo le va con Hermosillo, especialmente si se sostiene como titular defensor de la equina caliente.

Todo un reto.

Escuche su más reciente entrevista: http://www.naranjeros.com.mx/

Barrios: los números en el beisbol

Respecto al tema de los números en el béisbol, Héctor Barrios Fernández nos recrea el tema de manera formidable.

Le comparto su contribución:

“Alguien dijo: “Hay tres cosas importantes en mi vida, Dios, mi familia y el béisbol, pero cuando la temporada comienza, el orden cambia un poco”.

Tres de mis aficiones en las que entre otras muchas cosas me gustaría ser menos ignorante. La astronomía, que tiene números por todas partes, la música que es matemática que se escucha y el béisbol que al igual que las anteriores tiene números por donde se le vea.

Entre las cosas raras del béisbol, no puedo evitar mencionar que de manera intencional o por coincidencia, el béisbol está diseñado en base al número 3 o múltiplos.

Veamos algunas: 9 jugadores al campo, 3 almohadillas en el cuadro, 3 strikes para un ponche, 3 bolas malas máximo en la cuenta, porque a la cuarta es base por bolas, 3 outs por cada entrada, 9 entradas es igual a un juego normal, 27 outs por juego de 9 entradas, por lo tanto 3 oportunidades mínimas de batear a cada jugador, 90 pies entre las bases, 60.6 pies de la loma de lanzar al home plate, .300 buen porcentaje de bateo, las bases tienen 15 pulgadas por lado, 33 a 46 pulgadas de largo en un bat de béisbol, la placa del pitcher es de 24 por 6 pulgadas, 2.25 pulgadas de diámetro en el bat, igual a 9 veces .25, entre 27 y 36 onzas el peso permitido de un bat, el diámetro de una pelota deberá ser de 3 pulgadas, la circunferencia no menos de 9 y un peso de 3 onzas con 108 costuras, la distancia de home a las bardas varía, pero los expertos opinan que lo ideal son 330 pies por las líneas, entre 1903 y 1968 la loma de lanzar debería tener una altura no mayor de 15 pulgadas (5 X 3) y una circunferencia de 30 pies, 60 pies del home al backstop y por si fuera poco, lo mejor es que un juego dure alrededor de 3 horas. Como ve todo es divisible entre 3.

Sin pretender causar polémica en asuntos religiosos, la siguiente comparación:

Mes del nacimiento de Cristo, diciembre (mes 12), día 24, Reyes Magos que lo veneraron, 3, se perdió a los 6 años de edad, número de apóstoles, 12, años que vivió, 33, San Pedro lo negó 3 veces antes que el gallo cantara a las 6 de la mañana, 3 veces cayó en su recorrido con la cruz, 3 fueron los crucificados en el mes 3 del año (marzo), a los 3 días resucitó, murió a las 3 de la tarde, le pusieron 3 clavos.

Si con todo esto, sigues sin creer que el béisbol es un deporte divino, párate en home y trata de batear una recta de 105 millas por hora, (3 X 35) de Aroldis Chapman y persígnate, siguiendo los 3 pasos, antes que te golpee o si bien te va, te ponchen. 1.-En el nombre del padre, 2.- Del hijo y 3.- Del Espíritu Santo. De nuevo el 3
.
Cuando Hank Aaron rompió la marca de cuadrangulares que pertenecía a Babe Ruth, el número 4 y sus múltiplos fueron los que asomaron la nariz. Para muestra un botón: Número en el uniforme de Aaron, 44, el mismo de Al Downing, pitcher de los Dodgers esa noche. Fecha del juego, 8 (4 X 2) de abril (mes 4) de 1974. El home run que rompió la marca, fue en la cuarta entrada, donde los Bravos hicieron 4 carreras, al final conectaron 4 hits y se poncharon 4 veces, el resultado final fue 7-4 a favor de Atlanta. Ron Reed el pitcher ganador, aceptó 4 carreras y ponchó a 4.

Por cierto y aprovechando la recta y tratándose de números, es muy común que mis amigos cronistas digan que tal o cual lanzador, tiró durante (x) cantidad de innings y una fracción de éste. Por ejemplo 3.1 inning o 7.2, cuando lo correcto es en este caso, 3 1/3 innings (tres innings y un tercio) o 7 2/3 innings (siete innings y dos tercios), ya que no es lo mismo .1 (una décima) o .2 (dos décimas) que 1 o 2 tercios. Por lo tanto es imposible que un lanzador o pitcher lance .1 o .2 innings, es decir una o dos décimas de inning”.

NARANJEROS.COM.MX

 

 

Además en "Al bat"