Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Nanita!, perdón: ¡ay, Tanaka!

 

Por Jesús Alberto Rubio.

Quiúbole y más quiúbole con Scooter Gennett: primero en batear de 5-5 y producir diez carreras en la historia de Ligas Mayores. ¿Y cómo fue que lo logró?: bueno, pues el chico simple y sencillamente se dio el lujo de conectar cuatro tablazos de vuelta entera, el No. 17 en hacerlo en ese beisbol en una noche donde totalizó 17 bases.

Por supuesto que fue el mejor juego de su carrera.

Y no crea que cuando lo vea lo voy a preguntar si ese partido ha sido el mejor en su trayectoria como aquel colega que inquirió a Don Larsen, al término de su juego perfecto con los NYY ante Dodgers en serie mundial (8 de octubre 1956/único hasta la fecha) sobre “cuál había sido su mejor juego/o momento en su carrera” (uggg).

Gennett singleó en su primera vez al bat y luego impactó con sus cuatro obuses, incluyendo un grand slam en el tercer episodio.

Con las 17 bases alcanzadas, empató a Gil Hodges y Mike Schmidt.

El mejor, mediante cuatro obuses, ha sido Shawn Green (19), Josh Hamilton y Joe Adocock, ambos con 18.

Si quiere ver detalles y la lista completa de quienes han hecho esta proeza, acceda a https://twitter.com/beisrubio

Ah, el único latinoamericano que ha logrado cuatro cuadrangulares en un partido: el boricua Carlos Delgado, por los Azulejos ante los Rays en 2003.

Cabe advertir que ningún bateador de los Rojos lo había logrado, ni siquiera leyendas como Ted Kluszewski, Frank Robinson, Johnny Bench, Tony Pérez o Ken Griffey Jr.

¡Ay Tanaka!

¿La reciente derrota de los NYY ante los Red Sox?: sí: el factor en contra se apellida Tanaka. Otros tres “jonroncitos” en su contra y bye bye.

El nipón tiene el peor momento de su carrera en Grandes Ligas: va 5-6 y perdió su quinta apertura seguida. Ha permitido 27 carreras y 11 jonrones en 22 2/3 innings durante ese lapso…

¡Y tanto que gana en verdes que te quiero verdes!

Lo recuerdan

En ocasión de su aniversario de natalicio, la Liga Mexicana del Pacífico le dedicó un artículo a Héctor Espino en su página oficial: http://www.lmp.mx/hector-espino-a-78-anos-de-su-natalicio

JORGE CERVANTES JÁUREGUI:

Saludos estimado Jesús. Me permito enviar este recuerdo de Héctor Espino, en una fotografía del libro de Horacio Ibarra, “Héctor Espino, un hombre, un bat,…¡una leyenda!”, tomada en Guanajuato cuando Espino jugaba para Tuneros de San Luis en la Liga Central Mexicana y vinieron en 1961 a enfrentarse en la serie correspondiente a los Tuzos de Guanajuato.

El sitio fue el antiguo Parque “San Jerónimo”, hoy “José Aguilar y Maya”.

Junto a él (cuarto de izquierda a derecha), se puede ver el manager del equipo y uno de sus principales mentores y guías para conducirlo al estrellato, Domingo “El Cerebro Mágico” Santana.

Un año más de Don Héctor Espino.

Nahún Landeros

No sé si alguna vez te comenté la anécdota que platicó uno de los jugadores de los Tuzos, originario de Guanajuato, de hecho vivimos muy cerca (vive aún y se llama Nahún Landeros).

Jugó para Tuzos dos temporadas, la de 1961 y 1962. Muy bajito de estatura pero de gran calidad y pundonor. Surgió para los Tuzos de los barrios beisboleros locales. Cubría las paradas cortas o la tercera base.

Con respecto a Espino, en una de esas series cuya foto me permití enviar para recordarlo del año 1961, Nahún narra que jugando en el short, hubo de tratar de contener rola durísima de Espino que alcanzó a golpearlo en la entrepierna y romperle la concha. "Y aquí ando zurdito", me dijo cuando alguna vez que me platicó la anécdota.

Le tocó el privilegio de ser compañero de Ramiro Caballero, cuando en la temporada del 62 bateó los 59 jonrones (aquí luego decimos para "el cerro") ya que por el jardín izquierdo, el parque colinda con una barda de piedra donde fue cortado el cerro para ampliar el parque y había una que otra casa.

Nahún bateó un solo jonrón con Tuzos. Me tocó presenciarlo. Por cierto, un elevado que apenas rebasó la barda del jardín derecho. Al llegar al plato, y cuando Caballero lo saludó, Nahún le dijo "cuídate Ramiro, que ahí te voy". Para entonces Caballero llevaba 45 HR.

Eso lo escuchó Jaime Favela, que también era parte de Tuzos, y al llegar a la caseta lo bautizó como el "Gladiador", apodo que aún circula localmente cuando a Nahún se refieren.

Jorge: algo así --o igual—le dijo Marco Antonio “Marciano” Manzo a Espino, aquí en el Fernando M. Ortiz:

Fue cuando pegó su primer jonrón de su trayectoria en la que sólo conectó tres en su vida activa con Naranjeros:

“En home me estaba esperando Espino, quien ya llevaba 17 jonrones en la campaña y quería felicitarme, por lo que se me ocurrió, lleno de emoción, decirle, “¡ahí te voy, Héctor!”.

EDDY HENRÍQUEZ:

Estamos a un mes del Juego de Estrellas y ya vemos las nuevas figuras metidas en las estadísticas, irrumpiendo en su primero o segundo año, haciendo los números que debe hacer un prospecto Nivel A cuando llega al equipo grande.

Columna completa: http://beisbolredes.blogspot.mx/
3 archivos adjuntos

La imagen puede contener: una o varias personas y béisbol
La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, practicando un deporte y béisbol
La imagen puede contener: 1 persona, practicando un deporte y béisbol
 
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar
 

Además en "Al bat"