Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Poder de largo alcance

 

 

De momento, ni quien se acuerde del receptor Gary Sánchez, la sensación como novato de los NYY desde que en agosto de 2016 comenzó a impactar por sus tablazos de cuatro equinas al por mayor, una historia y registros que usted seguramente siguió al pie de la letra durante los dos meses “de ensueño” que tuvo el dominicano.

Sánchez debe estar por volver a la actividad tras sufrir una lesión (estirón del bíceps derecho) el domingo 9 de abril en un partido contra los Orioles de Baltimore.

Ahora, los reflectores están sobre un toletero de grueso calibre sobre quien están puestas todas las miradas: Aaron Judge, quien promedia .300, con 10 jonrones y 21 impulsadas hasta antes de la jornada de este martes.

Judge, recuerde, acaba de igualar las plusmarcas de cuadrangulares (10) de José Abreu en 2014 y Trevor Story, del año pasado, para un novato en el mes de abril.

Además, una característica de alto cuidado: sus jonrones viajan lejísimos y a velocidad supersónica.

Los jonrones de Judge –mide 2,04 metros (6,7 pies)-- promedian una distancia de 413 pies, según el análisis de Statcast™ de MLB.

Entre los jugadores con cinco o más jonrones, eso lo ubica séptimo en las Mayores, por detrás del venezolano Avisail García (432), Corey Seager (426), los dominicanos Miguel Sanó (422) y Nelson Cruz (416), Story (415) y Giancarlo Stanton (413).

El 22 de abril, conectó un batazo que viajó 457 pies, el cual llegó al segundo nivel del estadio de Pittsburgh y, tres días antes dio otro de 448.

El jonrón que Judge conectó el pasado viernes ante Orioles, salió despedido a 119,4 mph, la velocidad más alta desde que Statcast™ empezó a llevar la cuenta desde 2015.

A 6 de 600

École: con 594 jonrones de por vida, Albert Pujols sólo seis más para convertirse en el noveno jugador de las Grandes Ligas en unirse al club de los 600 cuadrangulares, una exclusiva fraternidad encabezada por Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714).

Y hay más: el sábado bateó un elevado de sacrificio para subir su cuenta de empujadas a 1,839, empatando así a Ted Williams en el 14to puesto de todos los tiempos.

O sea…sí, el tocayo se está “codeando” con súper estelares de todos los tiempos del Big Show.


ERNESTO MENDIONDO GARCIA:

A).- José Dariel Abreu pegó de 4-2 con triple incluido y empujada, llegó a seis encuentros consecutivos con categoría de multi-hit y llevó su secuencia ofensiva a .280/.344/.439. El espantoso slump de los comienzos, es un hecho, quedó atrás.

B).- Raisel Iglesias lo hizo nuevamente. El pinero ha convertido en costumbre entrar en los partidos a la altura del octavo episodio, y salvó la apretada victoria de los Rojos sobre los Cardenales (5x4) a ritmo de un hit soportado, un boleto y par de ponches. Así, llegó a cuatro salvados en igual número de posibilidades.

C).- Guillermo Heredia tiró para tres hits en cuatro turnos, uno de ellos cuadrangular. Ahora su promedio anda por .327, con casi 500 puntos de slugging.

D).- José Candelita’ Iglesias rompió una racha de 11 fallos en fila para tirar del carro de Detroit en la victoria sobre los Medias Blancas, 7x3. Ahí, el paracortos ligó de 4-2, consiguió su sexto tubey de la campaña e impulsó a tres compañeros.

E).- Yunel Escobar conectó de 5-2 con doble, remolque y anotada; Kendrys Morales salió de 3-2 y negoció un boleto; Yasmani Grandal se sacudió el mal rato de las últimas fechas y largó tres hits en cuatro veces; Adeiny Hechavarría empuñó como emergente, rubricó un sencillo y fletó a un coequipero rumbo al plato; al tiempo que Aroldis Chapman tiró un inning de hit y dos ponches en la derrota de los Yanquis, ajena a su responsabilidad.


HÉCTOR BARRIOS FERNÁNDEZ:


Dicen que durante los veranos de los 1940s, los aficionados al béisbol podían caminar por la avenida Flatbush en Brooklyn y no perderse ni una sola jugada de un encuentro de los Dodgers. Las trasmisiones de radio podían ser escuchadas a través de las ventanas y puertas de los edificios de apartamentos y las tiendas. Tal era el poder y la magia del béisbol en el radio.

Columna completa en:http://beisrubio.blogspot.mx/

Además en "Al bat"