Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

HUEVO ROMO ESTRELLA

 

La imagen puede contener: 1 persona

 

Vicente Romo:

El “Cy Young” del beisbol mexicano

Por Jesús Alberto Rubio.

Si Héctor Espino trascendió como “la ley” en el bateo del beisbol mexicano, Vicente “Huevo” Romo lo fue en el pitcheo. 
Y de qué forma.


Para no ir lejos, rápido le diré que Romo sigue vigente como líder de por vida en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) en juegos iniciados (365), completos (173), triunfos (182) y efectividad (2.36).
Por supuesto, estamos hablando de un plus en talento y capacidad; por ello, ante tan notable trayectoria, el Trofeo al Mejor Pitcher por temporada en la LMP, lleva su nombre.
Vicente viene a ser algo así como el “Cy Young” de nuestro beisbol, así de grande.
Está en la élite de los mejores lanzadores de nuestro circuito invernal.

Grande entre grandes

Vicente Romo está ubicado como el mejor de todos en la pelota nacional; aquellos que saltaban al terreno de juego para lanzar rutas completas, blanqueadas y otras hazañas que hoy poco se ven.
Ya sabe usted qué pitchers mexicanos nos deleitaban en antaño con esa clase de jugos:
Los Miguel Sotelo, Emilio Ferrer, Panchillo Ramírez, Horacio Solano, Eleno Cuén, Jorge Rubio, Horacio Piña, Pablo Gutiérrez Delfín, José Peña, Cecilio Ruiz, Ramón Arano, Narciso Elvira, Ricardo Solís, Teo Higuera, “Chito” Ríos, Herminio Domínguez, Mercedes Esquer, Fernando Valenzuela, Ángel Moreno, Pablo Ortega…

Más allá del noveno

Del “Huevo” Romo, le tengo estos dos ejemplos de cómo se la “rifaba” en la loma:
El martes 12 de Diciembre de 1967 se trenzó en gran duelo (lanzando con Cañeros) contra Horacio Piña de los Tomateros, manteniéndose en ¡15 entradas! con 0-0. Relevó Pepe Peña por Mochis en la entrada 16 y recibió jonrón con uno en base de Benjamín Cerda para la victoria de 2-0. El triunfo se lo acreditó el “Bombero” Enrique Castillo.
También el 9 de mayo de 1966 Guadalajara fue el escenario de una gran batalla de 18 entradas entre Charros de Jalisco y Tigres del México. 
De nuevo Vicente Romo fue la gran figura al lanzar 16 entradas y otra vez Castillo fue el ganador (5-4) al suplir al “Huevo” a partir de la 17. Juan Suby, también en relevo, lanzó once episodios de manera formidable, pero perdió el histórico encuentro.
Juegos completos o más allá del noveno por un lanzador, prácticamente están en extinción.
Hombres de acero, pues.

Zenón Ochoa

Mire estos dos notables:

Zenón Ochoa, en 1946, en la Liga Nacional lanzando para Saltillo se enfrascó en duelazo de 16 1/3 contra Conrado Marrero; luego en el 47, en la Liga de Sonora, con Empalme, lanzó 16 episodios en juego de 20 entradas.
Qué decir del juego más extenso de 27 episodios en la pelota profesional de México (Liga Central, 17 de julio de 1960 en Aguascalientes), donde Hugo Ríos (León) tiró ¡26 2/3! perdiendo 5-4 (23H, 17K y 9B). 
Su contrincante por los Rieleros, Javier Rodríguez, lanzó las primeras ¡23 entradas!
Eso, amigos, imposible de volver a ver.

Lanzadores de acero

Eleno Cuén también fue algo por demás especial: logró una hazaña que quizá jamás se vuelva a ver en el béisbol: 18 juegos completos seguidos (1983-84). 
Además, Eleno lanzó un no hit no carrera el 27 de noviembre 1982 (1-0, Guaymas a Guasave).
En nuestra pelota invernal, el récord de más juegos completos en una campaña es de 20, por Horacio Solano (64-65 con Hermosillo, aunque no en forma consecutiva.
Miguel Sotelo dejó la marca de más temporadas siendo líder en esa especialidad, además de consecutivas (4 y 4).
En cierres por campaña, Pepe Peña (Cañeros) tiene el récord de 39 en 22 años) y comparte el de más temporadas (4) con Mercedes Esquer y en años seguidos (2), también con igual cifra con Esquer, Pablo Gutiérrez Delfín, Eleno, Salvador Rodríguez y Cecilio Ruiz.

Vicente Romo y los Tomateros

Volviendo al “Huevo:
Tan sólo con los Tomateros, donde fue estelarísimo, consiguió estas siguientes cifras:
Cuarto en juegos lanzados (171), líder en innings lanzados (1127), segundo en triunfos (72) y en ponches (697), además de una soberbia efectividad de 2.49, segunda mejor entre los pitchers con 400 o más innings lanzados.
En su historial destaca el hecho de haber sido parte importante en el logro de tres campeonatos para el equipo: 1977-78, 1982-1983 y 1984-1985.

Sus récords

En lo general, mire estos otros récords de Vicente Romo en la LMP:
364 juegos iniciados; 178 juegos completos; 99.2/3 episodios consecutivos sin permitir carrera limpia (1970-1971 con Yaquis); 2,038 ponches; 2,967 entradas lanzadas y 218 en una temporada (1963-1964).
Logró 396 victorias entre la LMP, LMB y Ligas Mayores y es la cifra máxima para un pitcher azteca.
Bueno, no olvidemos, lanzó un juego perfecto, el primero en el circuito invernal, cuando con los Yaquis de Cd. Obregón el 5 de enero de 1971 en el viejo "Abelardo L. Rodríguez" de Guaymas ganó 12-0 a los Ostioneros.
Asistió a ocho Series del Caribe, donde también ya tiene un nicho de oro como inmortal.
Al orgullo de su natal Santa Rosalía, BC, le tocó lanzar en la primera Serie del Caribe en 1971 reforzando junto con Pepe Peña y Paquín Estrada a Hermosillo.
Vicente Romo… mis respetos.
Y pensar que, para orgullo, en mi niñez le vi debutar en el viejo ALR de Guaymas.
Sin duda, dos hombres historia y leyenda del beisbol; dos inmortales del Salón de la Fama:
El mejor pitcher derecho del beisbol de todos los tiempos en México.

Además en "Al bat"