Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Autoridad, franquicia: ¡por favor!

 

• SOS: atiendan el reclamo de que no se permita fumar en el Estadio Sonora.

Por Jesús Alberto Rubio.

Antes de entrar en materia, magnífico el hecho de que hayan vuelto los Juegos de Estrellas en la LMP, incluso que los jugadores hayan lucido sus uniformes sin parches publicitarios.

El nuevo estadio de los Yaquis, sí, un excelentísimo escenario para lo que fue el encuentro estelar de media temporada y ya veremos cuál sigue en la próxima edición.

El juego de softbol de leyendas, el Derby de Jonrón que ganó Japhet Amador y el gran juego que quedó en manos de la selección norte, fueron componentes del gran evento beisbolero que queda para los anales de la historia por su exitoso regreso a la pelota invernal.

Enhorabuena, amigos.

¿Fumar?: ¡no fumar!

Volvamos al tema de hace dos días:

El doctor Jorge Cervantes Jáuregui, desde la Universidad Autónoma de Guanajuato, sostiene: va nuestro apoyo incondicional por la iniciativa de que los estadios de béisbol, así como otros sitios donde se practica el deporte, sean espacios libres de humo de tabaco.

No hay mejor asociación entre el deporte y la salud ¡que cuidar la salud!

Al hacerlo, se es congruente con lo que ocurre en todos los sitios públicos en los que por ley, ya se ha erradicado y la gente lo ha entendido en pro de la salud de los demás. Un cordial saludo.


JULIO MAQUINAY:

Jesús Alberto, aprovecho la oportunidad, para comentar en relación a lo molesto que es estar viendo el juego de beisbol y que el aficionado enfrente de tu butaca se ponga a fumar.

Creo que nuevamente se ha perdido el respeto, así como también el mal que causa a tantos aficionados --y sobre todo niños-- que asistimos al béisbol.

Cómo nos gustaría que las autoridades sanitarias intervinieran como sucede en otros estadios de béisbol de la LMP, o bien que por lo menos el sonido local realizar llamados a ¡no fumar!


Respuesta: de acuerdo, Julio: si la franquicia o la liga deja hacer/deja pasar, entonces debe accionar la autoridad de salud/sanitaria, como ya sucede en otros escenarios. Primero está el respeto a la afición y en especial el cuidado de la salud.

Precisamente, el colega y delegado de la Asocrodes en Hermosillo, Rafael Rentería, esta mañana me expresó que retomará este asunto para también hacer ver a las autoridades y a la propia franquicia de Naranjeros la necesidad de que no se permita fumar en el Estadio Sonora.

La misma opinión me dijeron ayer el ingeniero Juan Antonio Jasso, Víctor Valencia Rodríguez, Lucy Peralta, Irma Rosa Samaniego Cortez, Cesáreo Suárez Naranjo, y los licenciados Alfonso Romero Huerta y Francisco Javier Martínez Martínez.

¿Hay que seguir reiterándolo, señor autoridad de salud?

¡Intervenga, no quede en evidencia!

Directiva Naranjera, ¡por favor!

En la serie contra Charros, tomaremos imágenes de fumadores para que vea la molestia de quien esté a su alrededor…


JUAN CRUZ SANTACRUZ:

Estoy totalmente de acuerdo contigo, amigo Julio Maquinay, Ya no aguanto los fumadores a mi alrededor en el estadio; la última vez que asistí, estaba a mi lado derecho un muchacho muy joven que se fumaba de a dos cigarros juntos y todos sus amigos festejándole “lo curado” que se veía... y pues ya te imaginarás el humo que a todos nos afectaba.


BERNABÉ LÓPEZ PADILLA:

Además de prohibir que se fume, para cuidar la salud también ojalá y haya alguien que evite el ruido que hacen los del sonido del estadio. No dejan comentar las jugadas, menos platicar. Ellos se creen estrellas del espectáculo y uno va a ver béisbol no a escuchar el ruido que hacen y que no para en todo el juego. Al parecer en todas las plazas es lo mismo, pero nadie hace nada para evitar esa molestia.


JUAN ANTONIO GARCÍA VILLA:


La noche del pasado viernes 25 de noviembre falleció en La Habana Fidel Castro. Como la casi totalidad de los cubanos, fue gran aficionado al beisbol. Verdaderamente le apasionaba la pelota, como le llama la gente en Cuba al deporte rey. Hay quien incluso considera que nada le habría gustado más al comandante Fidel que haber llegado a ser gran estrella del beisbol. Pero lamentablemente para él, no fue así. Aunque hay leyendas y anécdotas que de alguna manera reflejan ese ardiente deseo personal. Voy a contar dos.


La primera la tomo del formidable libro sobre la historia del beisbol cubano escrito por Roberto González, eminente académico de la Universidad de Yale. Dice que cada vez que le mencionaba a algún norteamericano que estaba escribiendo ese libro, lo primero que a su vez le comentaba “era sobre las supuestas hazañas de Fidel Castro en este deporte, y la ironía histórica de que, si los Senadores de Washington o los Gigantes de Nueva York lo hubieran firmado en los años 40, la Revolución cubana nunca habría ocurrido”.

Columna completa en:


http://beisbolredes.blogspot.mx/

No hay texto alternativo automático disponible.
 
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar

Además en "Al bat"