Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Por algo sus apellidos empiezan con K

Por algo sus apellidos empiezan con K

 

Miguel Cabrera –cuarto en cinco años-- y Dee Gordon, campeones bateadores en la Americana y Nacional.

Por Jesús Alberto Rubio.

La formidable noticia de ayer en las Ligas Mayores se llamó Clayton Kershaw: abanicó a siete Padres de San Diego y superó los 300, algo que no se había visto en los últimos 13 años.

 

El estelar Dodgers se convirtió en el segundo jugador de la franquicia en llegar a esa cifra luego de que Sandy Koufax lo logró en tres ocasiones a mediados de la década de 1960.

En la victoria de 6-3 de Dodgers, que cerró temporada con cinco al hilo, Kershaw terminó la campaña con 301 abanicados y se unió a Randy Johnson (2000-2002) y Curt Schilling (2002), de los Diamondbacks, como los únicos en alcanzar 300 en una campaña desde el año 2000.

La otra gran noticia –ya esperada—es que el venezolano Miguel Cabrera logró su cuarto título de bateo (.338) en los últimos cinco años… wow!, y para que le sigo contando.

Y una más:

Los NYY volvieron a perder –ya no es noticia—y ahora se preparan para enfrentar mañana con Masahiro Tanaka (12_7 y 3.51 con 139 K) a los Astros como segundos en el esquema del Wild Card y obviamente la expectativa para los del Bronx no son nada optimistas.

Por los Metropolitanos lanzará Dallas Keuchel (20-8, 2.48 y 216 K).

La clasificación de los Astros bajo el mando de A.J. Hinch, es algo fuera de serie, y es que del 2011 al 2013, perdieron 106, 107 y 111 juegos, respectivamente.

Será su primer juego de postemporada desde la Serie Mundial del 2005 en la que cayeron en cuatro juegos ante los Medias Blancas de Chicago dirigidos por el venezolano Oswaldo “Ozzie” Guillén, el primer no nativo de Estados Unidos en dirigir y ganar una Serie Mundial.

Volviendo a los Mulos: con todo y que perdieron 9-4 en su último partido de campaña regular ante los Orioles de Baltimore, recibirán en casa el duelo de comodines de la Liga Americana ante la derrota de Houston (5-3) ante Dbacks.

La gente del Bronx fue barrida en la serie de tres partidos y con ello concluyó el rol regular perdiendo seis de sus siete últimos partidos, qué chulada, ¿no, ingeniero?

Dee Gordon

Y si de bateo se trata, el campeón en la especialidad en el viejo circuito lo fue, de última hora, o sea en el juego de cierre de campaña, Dee Gordon:

Mientras que Bryce Harper –iba arriba en el liderato-- pegó de 4-1, el Marlin de Miami Dee Gordon bateó de 4-3 con un jonrón y un doblete para quedarse con el título.

Harper se quedó en .330.

Gordon, hijo del ex pitcher Tom “Flash” Gordon, pasó a ser el primer jugador de la Nacional que es líder en promedio de bateo (.333) y bases robadas (58) en la misma campaña desde que lo hiciera Jackie Robinson en 1949.

Por otra parte, el miércoles, en lucha de comodines, los Piratas recibirán a los Cachorros –en el duelo a muerte— para continuar hacia la gran fiesta de postemporada. Es el tercer año seguido que los Bucaneros llegan a este juego.

Los Cachorros terminaron temporada con ocho victorias consecutivas.

En la Americana, finalmente, al cuarto para las doce, los Rangers de Texas se coronaron campeones en la División Oeste en triunfo sobre Anaheim y con ello, ¡adiós Pujols, Trout, Fernando Salas, Scioscia, Arte Moreno, el propietario, y compañía de Angelinos.

Cole Hamels y Adrián Beltré fueron factores claves para que ayer los Vigilantes obtuvieran el gallardete.

En la derrota de los Angelinos, Pujols, pegó jonrón y con ello tuvo otra temporada de 40. Es la séptima vez que alcanza esa cifra.

Foto de Jesus Alberto Rubio Salazar.

 

Además en "Al bat"