Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Batear sobre .400

 

 

Por Jesús Alberto Rubio.

Batear .400 en una temporada de la Gran Carpa, obviamente, no es cualquier cosa.

De hecho, saque la cuenta de cuántos años han pasado para que alguien haya logrado ese truco:

Ted Williams pegó .406 para los Red Sox en 1941 y antes, en 1930, Bill Terry logró .4O1 con los Gigantes de NY en la Liga Nacional.

 


Desde ese entonces, sólo ha habido “acercamientos”, pero sin que se haya logrado esa cifra súper mágica.

En 1980, George Brett promedió .390 para los Royals, y luego Tony Gwynn terminó en 1994 con .394.

En el caso de Gwynn, esa vez la campaña se cortó el 11 de agosto debido a la huelga de jugadores y pues ¡quién sabe si habría alcanzado a terminar con .400!

También el panameño Rod Carew disfrutó su mejor año en 1977 cuando coqueteó con un .400; finalmente, concluyó con .388.

En el glorioso pasado de principios del siglo XX, Ty Cobb, con los Tigres de Detroit, logró un promedio superior o igual a .400 en tres ocasiones (1911, 1912 y 1922).

Lo mismo hizo en 1922, 1924 y 1925 Roger Hornsby, con los Cardenales de San Luis.

George Sisler

Qué le puedo decir de otra súper estrella: George Sisler, quien era lo más cercano al jugador perfecto.

El primera base de los Cafés de San Luis promedió dos veces sobre los .400 (.407 en 1920 y .420 en 1922), ganando en ambos años el campeonato de bateo.

Su .420 es el tercer promedio más alto del siglo 20, abajo del de Rogers Hornsby (.424 en 1924) y Nap Lajoie (.426 en 1901).

En 1922 fue cuando tuvo la formidable racha de 41 partidos consecutivos pegando de hit, siendo el récord de la Liga Americana hasta que Joe DiMaggio la rompió en 1941 con 56.

También ese año logró 257 inatrapables, que fue la gran marca hasta que Ichiro Suzuki la dejó atrás (262) en el 2004.

Nap Lajoie

Hay otro grande de aquella época: Nap Lajoie.

Fue la primera gran figura de bateo del siglo XX y el más importante rival de Ty Cobb hasta su retiro en 1916.

En 1901 con los Atléticos de Filadelfia, propiedad de Connie Mack, bateó .426, cifra aún record de la Liga Americana y al ser campeón en jonrones (14) y producciones (125), pues ni más ni menos que ganó la Triple Corona de Bateo.

Ese año de convirtió en el primer jugador a quien se le otorgó una base por bola intencional con las bases llenas en la historia de las Ligas Mayores.

¿Cómo la ve con aquellos toleteros del inolvidable y romántico antaño….?

Daniel Murphy


Hoy, 2016, quien apantalla con ese porcentaje es Daniel Murphy, de los Nacionales de Washington, quien está a la cabeza en bateo dentro del viejo circuito.

Y, claro, aún es temprano para esperar que se mantenga al final del rol regular con esa cifra.

¿Y quién es este Murphy?

Del 2008, cuando debutó, hasta el 2015 estuvo con los Mets; ahora en su octavo año, acumula un promedio general de .293.

¿Lo recuerda el año pasado cuando se convirtió en el octavo bateador en la historia en sacudir jonrones en cuatro juegos consecutivos de postemporada, y el primero desde Evan Longoria en 2008 con los Rays?

Por cierto, esta noche marcará el regreso de Murphy a Nueva York desde que firmó un contrato de tres años y $37 millones con Washington en la temporada muerta.

Ahora, a esperar hasta dónde llega Mr. Murphy.

Y es que, precisamente para esta fecha del rol regular, hay quienes también han “coqueteado” con ese porcentaje, pero al final se han quedado cortos.

Así podemos citar a tipos como Dee Gordon (Miami, 2015); Josh Hamilton, Rangers y David Wright, Mets, 2012; 2012; Víctor Martínez, Indians/Red Sox, 2009; Chipper Jones, Bravoss, 2008; Manny Ramírez, Red Sox, 2001; Doug Mientkiewicz, Twins, 2001; Todd Helton, Rockies, 2000, y Nomar Garciaparra, Red Sox, 2000.

Adiós a Fredi

Finalmente, Bravos de Atlanta le dio las gracias a Fredi González, quien deja al equipo con el peor récord en las Grandes Ligas.

El equipo de todos los amores de mi compadre Martínez (en MLB) lleva, hasta hoy, ocho derrotas en sus últimos diez juegos.

El gerente general John Coppolella confirmó el cese del cubano, quien estaba en su sexta temporada con el equipo.

Los Bravos, que tienen la peor marca del béisbol (9-28), están a 13 partidos y medio del primer lugar en la División Este de la Liga Nacional.

De momento, Brian Snitker, quien era el manager de la sucursal Triple-A Gwinnett de los Bravos, ejercerá como piloto interino.

Snitker fue coach de tercera base de Atlanta entre 2006 y 2013, luego de cumplir esa misma función cuando González era manager de los Marlins.

Ni modo, compadre.

Ah, Fredi (52), reemplazó al legendario timonel Bobby Cox, quien se retiró al final de la temporada 2010.

González era el único manager latino en Grandes Ligas.

Fredi González terminó con foja de 434-413 al frente del equipo.

Y durante sus cuatro temporadas con los Marlins tuvo registro de 276-279.

CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

Capítulo 24.

Tal y como lo señalamos en nuestro anterior, la temporada 1964 de la Liga Mexicana dio comienzo el jueves 26 de Marzo - en series que concluirían el domingo 29 - en cuatro frentes: los Charros de Jalisco de visita en el puerto jarocho; los Tigres capitalinos recibiendo a los Petroleros de Poza Rica; los Broncos de Reynosa "haciéndole los honores" a los campeones de la temporada anterior: Pericos de Puebla; y a "la Sultana del Norte" llegaban los Diablos Rojos.

Leer columna completa en : http://beisrubio.blogspot.mx/

 

Además en "Al bat"