Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Innovación en MLB: cascos para pitchers

 

Foto de Jesus Alberto Rubio Salazar.
 

Por Jesús Alberto Rubio.

La noticia del día es que Yovani Gallardo firmó por tres años (y 35 mdd) con Orioles de Baltimore, por lo que, por supuesto, a desearle lo mejor con su nueva franquicia a partir de la venidera temporada.

 

Excelentísima paellada

Nuevamente, ¡al cien!, la ya tradicional Paellada Anual que nos brindan Francisco “Paco” Salazar Encinas y su esposa Blanca Campillo ahí en el jardín de su residencia de la colonia Centenario de Hermosillo.

Muchos detalles en la grata reunión-convivencia familiar de más de siete horas con el encuentro y reencuentro de amigos todos beisboleros, el exquisito pastel horneado por Carlita Bustamante, magnífico clima, templadito y cielo nublado, significativos mensajes alusivos al momento, toma de imágenes minuto tras minuto, así como la Foto del Recuerdo.

Esta vez asistieron Ana Lucía de Maquinay, Lupita Monge Villegas, Alba Bouvet de Almada, Clemencia Enríquez de Casillas, Blanca Rosa Campillo de Salazar, Chiquis de Jasso, Yolanda Silva de Arellano, Mary Johnson González, Sara Elva Huerta, Patricia, Lorena, Cecilia y Blanca Rosa Salazar, Ofelia Salazar, Carla Bustamante y Eduardo Burruel Castro.

Asimismo, Juan Antonio Jasso, David Salazar Ruibal, Julio Maquinay, Oscar Burruel, Alejandro Ruiz Durón, José Alfonso Camou Ibarra, Franco Becerra, Jesús Arturo Llanes Camacho, Eradio Burruel Tánori, Samuel Koiriff Martínez, Arturo Arellano, Eduardo Almada, Rodolfo Eugenio Ontiveros, Pablo Valencia, Miguel Ortega, Ignacio Romero, Roberto Loreto Molina y Fernando Aragón Félix.

También, José Santiago Encinas Velarde, Juan Pablo Galaz Flores, Roberto Salazar Cons, Tony Aguilar, Samuel Fabela, José Manuel Lamadrid Bustamante, Héctor Sigifredo II Cruz Íñiguez, Luis Alberto León Durazo, el padre Pepe Silva y Carlos Casillas, a quien le brindamos una felicitación por arribar a 50 años dedicado al periodismo deportivo.
Cascos protectores

Magnífico, amigos:

Viene ya en este 2016 la introducción de otra innovación en el béisbol de Ligas Mayores: dispositivos (cascos) protectores para los pitchers.

El motivo usted lo conoce muy bien: cada vez aumenta más la velocidad de los lanzamientos al plato y el peligro de que al conectarse puedan sorprender e impactar-pegar en la cabeza de los pitchers, no es algo nuevo y sí una terrible realidad.

La grata noticia del béisbol de Ligas Mayores (MLB) es que al menos 20 lanzadores que ya participan en los entrenamientos primaverales estrenarán el nuevo diseño del casco protector, producto de una colaboración entre la Major League Baseball (MLB) y la Asociación de Jugadores.

Para empezar, el vicepresidente de MLB, Patrick Houlihan, describió el artículo deportivo como “Un híbrido de gorra y casco”, que pesarán entre 10 y 12 onzas, dependiendo de la medida de la cabeza, tiene un caparazón de fibra de carbono y más o menos se asemejan a la visera para el sol con cobertura extendida de frente y orejeras como cascos de bateo.

El espesor promedio es de alrededor de 0,7 pulgadas y es mayor en los lugares más susceptibles a lesiones catastróficas, según Boombang, la empresa contratada para diseñar y producir las gorras.

Ahora, vayamos al drama.

A ver: El 14 de abril de 2015 Carlos Carrasco tuvo que abandonar en la primera entrada su segunda apertura de la temporada debido a una pelota que golpeó su cara. El pitcher de los Indios recibió el impacto en el pómulo derecho por una línea de Melky Cabrera, de los Medias Blancas.

Luego de quedar tendido sobre la lomita unos minutos, el criollo se tomó el rostro y fue retirado del campo en un vehículo asistencial.

En igual forma, Bryan Mitchell, lanzador novato de los Yankees, fue golpeado en la cabeza por una pelota bateada de línea y debió abandonar el encuentro cubriéndose el rostro ensangrentado con una toalla.

El golpe ocurrió en el segundo inning por el lineazo del dominicano Eduardo Núñez, campo corto de los Twins.

El derecho de 24 años se desplomó en el montículo del Yankee Stadium, mientras la pelota se iba al jardín central para un sencillo. Los compañeros de Mitchell y el cuerpo médico de los Bombarderos del Bronx acudieron en su ayuda.

Hay más:

Aroldis Chapman, Alex Cob, Doug Fister, Carlos Carrasco también fueron lanzadores golpeados por lineazos salidos de los bats enemigos.

En el caso del cubano, entonces cerrador de Cincinnati (ahora contratado por los Yankees), sucedió la noche del 19 de marzo de 2014 en juego de pretemporada contra los Reales:

Chapman fue golpeado en la cabeza por un batazo de línea que salió del bate de Salvador Pérez, en Surprise, Arizona, y luego del impacto tuvo que ser sacado en camilla del terreno y el juego fue terminado en la sexta.

La pelota iba a una velocidad cercana a los 160 kilómetros por hora y la consecuencia fue que el antillano sufrió fracturas en el pómulo izquierdo y la nariz además de lesiones alrededor del cráneo. Por fortuna, mediante una operación volvió cuatro semanas después a la actividad.

A Chapman se le insertó una placa de metal en el hueso, la cual quedará allí permanentemente.

Alex Cobb

El pitcher de los Rays, Alex Cobb, sufrió el 15 de junio de 2013 en el Tropicana Field de St. Petersburg una conmoción cerebral leve durante dos meses tras ser golpeado en la cabeza por un batazo de Eric Hosmer, de los Royals.

Cobb fue hospitalizado a causa del golpe que recibió de una pelota que salió del home a una velocidad de 102 mph.

J.A. Happ

En 8 de mayo de 2013 el zurdo de Toronto J.A. Happ sufrió una fractura en el cráneo al ser golpeado por una línea; la pelota pegó en el lado izquierdo de su cabeza por una línea de Desmond Jennings en el segundo inning del partido contra los Rays.

Antes, en septiembre de 2012, el lanzador de los Atléticos Brandon McCarthy también sufrió una fractura en el cráneo, hemorragia epidural y una conmoción cerebral que requirió cirugía y seis días en el hospital. El batazo de línea fue de Erick Aybar, de los Angelinos.

Por fortuna, Happ y Cobb regresaron más tarde en la temporada.

También el pitcher Doug Fister, de los Tigres, fue golpeado en la Serie Mundial de 2012, por fortuna, sin consecuencias. El batazo fue de Grégor Blanco.

Bryce Florie:

El lanzador de los Medias Rojas tuvo que visitar el quirófano tras recibir en la loma del Fenway Park una línea en su cara a batazo de Ryan Thompson, de los NYY el 8 de septiembre de 2000. Florie sufrió varias fracturas, además del daño causado en la retina de su ojo derecho. Su visión quedó afectada.

El derecho intentó regresar al béisbol una temporada después, pero no duró mucho y decidió retirarse.

Las lesiones de McCarthy, Cobb y Happ fueron una razón por la que las Ligas Mayores le dio a los lanzadores la opción de usar una gorra acojinada en el 2014, pero el primero, quien curiosamente había sido un propulsor de ese utensilio, declinó a usarlo.

Herb Score

Si nos vamos a la historia con este tema, debemos rescatar la lamentable historia de Herb Score: Fue un lanzador de los Indios que lideró la Liga Americana en ponches en sus primeras dos temporadas (245 en 1955 y 263 en 1956, con 16 y 20 victorias respectivamente.

Sin embargo,…

Sucedió que Gil McDougald, de los Yankees, lo alcanzó en el rostro con una línea el 7 de mayo de 1957 y con ello perdió el resto del año, quedando con marca de 2-1.

Al siguiente año tuvo 2-3, luego el 59 logró 9-11. Los Indios ya no lo invitaron y en 1960 con Medias Blancas logró 5-10. Sus últimos dos años tuvo 1-2 y 0-0.

El golpe, sin duda, arruinó lo que iba a ser una brillante carrera.
Otros lanzadores golpeados han sido Johan Santana, Matt Clement, Juan Nicasio, Mickey Sotrey, Chris Young, Bartolo Colón, en Dominicana… ¡y cuántos más!

Después de Ray Chapman

Los cascos de bateo no llegaron a ser obligatorios en MLB hasta 1971 -- unos 51 años después de la muerte de Ray Chapman, de Cleveland, quien el 16 de agosto de 1920 fue golpeado en la cabeza por un lanzamiento de Carl Mays, de los Yankees.

Chapman es el único jugador de Ligas Mayores que ha muerto alguna vez por una lesión sufrida sobre el terreno.

Terrible.

 

Además en "Al bat"