Colaboraciones de Articulistas

LEO ZUCKERMANN TUCAMLO

TUCAMLO

Juegos de poder

LEO ZUCKERMANN

TUCAMLO

Haciendo un análisis frío de los números, creo que la única manera de ganarle a López Obrador es si sus adversarios se ponen de acuerdo y suman esfuerzos para bajarlo del Olimpo en el que actualmente se encuentra.

 

16 de Abril de 2018

Comencemos con los números. De acuerdo con el Modelo Poll of Polls de oraculus.mx, cuya última actualización se realizó con la más reciente encuesta publicada por El Universal, si las elecciones fueran el día de hoy, López Obradortendría el 43% de las intenciones de voto efectivas (descontando la “no respuesta” a la pregunta electoral). En segundo lugar estaría Anaya, con el 29%; en tercero Meade, con 23%, y en cuarto Zavala, con el 6%. En el nuevo modelo de pronóstico de oraculus.mx, con base en el Poll of Poll, calibrándolo con datos de elecciones pasada, si las elecciones se llevaran a cabo hoy, AMLO tendría un 92% de ganarlas, Anaya un 7% y Meade un 1%. Conclusión: A 76 días de la jornada electoral, López Obrador está muy fuerte.

Le lleva catorce puntos porcentuales a Anaya y 20 a Meade. En oraculus.mx gráficamente pueden observarse los dos momentos que ha tenido esta campaña. Entre noviembre y febrero, López Obrador iba arriba. El segundo lugar se lo disputaban Anaya y Meade; el primero iba ligeramente arriba del segundo. En enero, sin embargo, Anaya comenzó a despegarse y crecer. Tenía una clara tendencia al alza. Fue, entonces, que el gobierno de Peña y el PRI comenzaron a atacarlo con lo de la compra de un terreno que luego vendió como nave industrial, logrando un importante rendimiento. Apareció la noticia de que la PGR lo estaba investigando por un presunto delito de lavado de dinero. Amenazado, Anayacontraatacó prometiendo que, de ganar, metería a la cárcel a los miembros del gobierno actual que hubieran cometido actos de corrupción, incluyendo al presidente Peña.

Comenzó, así, el segundo tiempo de lo que llevamos en esta contienda. El ataque en contra de Anaya funcionó para detener su crecimiento. No obstante, la ganancia no la capitalizó Meade, quien desde enero se mantuvo estancado. El beneficiario de la disputa por el segundo lugar fue López Obrador. A mediados de febrero tenía el 38% de las preferencias efectivas. Hoy tiene el 43%. Ganó cinco puntos porcentuales.

Es tan grande la diferencia entre López Obrador y los demás, que ya dejaron de aplicar, me parece, argumentos como el del “voto útil”, la idea de que, hacia el final de la contienda, un candidato será percibido como el que pueda ganarle a López Obrador y habrá, por tanto, un cambio masivo de votos estratégicos. La brecha actual a favor de AMLO es tan amplia que ya no hay “voto útil” suficiente para alcanzarlo y rebasarlo.

Haciendo un análisis frío de los números, creo que la única manera de ganarle a López Obrador es si sus adversarios se ponen de acuerdo y suman esfuerzos para bajarlo del Olimpo en el que actualmente se encuentra. Aunque suene tautológico, AMLO va ganando por la división de los otros tres candidatos (no incluyo a El Bronco porque no tenemos números de dónde se encuentra ahora que volvieron a encartarlo en la boleta).

López Obrador tiene el 43% de las intenciones de voto. La suma de AnayaMeade y Margarita es de 57%. Si se unieran los tres candidatos, le ganarían a AMLO. Mientras sigan peleándose entre ellos, no hay manera de hacerlo. Lo que aquí se requiere es un TUCAMLO —“Todos Unidos Contra AMLO”— para hacerle mella a la gran ventaja que trae el tabasqueño.

¿Es posible el TUCAMLO?

Se ve difícil por la cantidad de ataques que han ido y venido entre AnayaMeadeMargarita. Parecería que no existen las condiciones para ponerse de acuerdo. Pero también es cierto que los tres son políticos profesionales. En la posible ecuación hay que agregar, por cierto, a un cuarto elemento: El presidente Peña. ¿Podría haber una mesa de negociación del gobierno y las tres campañas para coordinar esfuerzos en contra de AMLO?

El asunto me recuerda la famosa escena de El Padrino. Después de que mataran a su primogénito, don Corleone convoca a una reunión con los jefes de las cinco familias para terminar con la guerra. “¿Cómo llegamos a esto?”, dice Vito. “Tan innecesario. Tattaglia perdió un hijo. Yo perdí un hijo. No más. Estoy dispuesto a llegar a un acuerdo”, ofrece don Corleone porque, para él, hay que dejar a un lado los temas personales cuando se trata de los negocios.

Los políticos profesionales son los que dejan a un lado los asuntos personales (cariños y agravios) para conseguir sus objetivos. ¿Podrán PeñaAnayaMeade y Zavala, después de todo lo que se han dicho y hecho, poner a un lado sus sentimientos, hacer las paces y llegar a un arreglo para unirse y atacar al unísono a López Obrador? Creo que el próximo domingo lo veremos: Si persisten los ataques entre ellos o si enfilan los tres sus baterías en contra del candidato que va arriba.

Nudo gordiano

 
 
Todos de derecha

Nudo gordiano

YURIRIA SIERRA

Todos de derecha

 

 

14 de Abril de 2018

De esta elección, querido lector, lo que realmente lamento es que todos los candidatos privilegiaron una agenda de silencio respecto a los temas progresistas. Porque no importa lo que suceda en los debates o a lo largo de la campaña; la derecha va a ganar por una simple razón: No hay un candidato que no sea conservador. No hay un personaje que defienda la agenda progresista propia de la izquierda. Todos, los cinco candidatos presidenciales, son conservadores. El próximo 1 de julio ganará un candidato de derecha, al menos en lo que a libertades individuales y derechos se refiere.

Ayer desfilaron frente a miembros de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Le hago un resumen: AMLO aseguró que le pedirá ayuda al papa Francisco, lo invitará a nuestro país, para que le eche la mano en el proceso de paz; Meade les prometió acabar con la desigualdad, la pobreza y la inseguridad; Margarita les presentó algo que llama “economía humanista”, que busca generar bien común sin rezago, y también les hizo promesas: La de no dar amnistía ni pactar con el crimen. Un día antes, Anaya, tal vez aprovechando su línea directa con Dios, dijo que aumentaría el salario mínimo a 100 pesos desde el día uno de su gobierno. El único que faltó a esta pasarela fue El Bronco, acaso por su condición de recién llegado.

Para nadie es un secreto: López Obrador es profundamente religioso. A pesar de tener un discurso (tardío y orillado por varios de los que hoy lo acompañan en campaña) de respeto hacia la diversidad sexual, cada que le preguntan al respecto, le pasa la bolita a los ciudadanos. “Ese tema se va a consultar...”, dice, a sabiendas de que los derechos de las minorías jamás se pueden someter a consulta de las mayorías. Durante su gobierno en la ciudad, tanto la iniciativa del matrimonio entre personas del mismo sexo como la despenalización del aborto estuvieron congeladas, cuando no francamente saboteadas. Jamás ha querido defender las causas la izquierda progresista. AMLO no oculta su filiación religiosa, con todo y que se dice juarista. Y, bueno, adicionalmente, el PES claro que espera un pago por la unión de fuerzas para su coalición.

José Antonio Meade, por su parte, también es religioso y tampoco lo oculta. En su agenda tampoco aparece el tema del derecho a decidir. Lo más osado que se atreve a decir es que se respetará lo que ya está avanzado. Pero no hay más. Lo mismo con el matrimonio entre personas del mismo sexo. Hace casi un mes, el candidato del PRI declaró: “Comparto valores con el Frente Nacional por la Familia...”, luego de reunirse con el dirigente de esta organización que se opone a todo: Al matrimonio igualitario, al aborto, etc., etc.

Ricardo Anaya, exdirigente nacional de Acción Nacional. Y no sé qué más haya que agregar. También “no” a todo. Lo más arriesgado que en este sentido ha expresado es el intentar abrir el debate de la legalización de la mariguana. Aunque estar dispuesto a debatir no es lo mismo que estar a favor. Al resto de temas, la respuesta es muy contundente: No.

Margarita Zavala, católica orgullosa. En una entrevista con Jorge Ramos para Univisión, dijo que buscaría una alternativa para las uniones de la comunidad LGBTTTIQ, porque para ella el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Ni qué decir de su opinión sobre el aborto o de la legalización. La candidata independiente que no suelta los principios panistas.

Y, bueno, Jaime Rodríguez Calderón: “Creo en el principio de la familia. Creo en el matrimonio, no en las otras zonceras; no creo en las otras cosas. El matrimonio es hombre-mujer, punto; si alguno de ustedes cree lo contrario, convenza a la sociedad, yo no...”, dijo a la prensa hace unos meses. ¿Hace falta decir algo más?

Es inminente, el próximo Presidente de México será conservador. Y eso es culpa de una izquierda que optó por desdibujarse sola.

Lo que es una estupidez, por parte de todos ellos, es que el agregado de jóvenes (millennials y posteriores, sin desestimar a una buena parte de sus antecesores de la llamada Generación X, son profundamente liberales, progresistas y globales en lo que a esta agenda se refiere).

#MeCuentan. Qué bueno, aunque no se quieren ganar a los jóvenes, sí pretenden penetrar a las bases enemigas. Una de las estrategias que ahora despliega Mikel Arriola es meterse a territorio perredista. Se reunió con cientos de vecinos de Los Pedregales, Coyoacán, tierra de Mauricio Toledo, el bárbaro de los sillazos contra Claudia Sheinbaum Alejandra Barrales. Y por las razones que sean, Mikel no sólo salió ileso, sino aplaudido…

 
 
45
 
  
 

COMENTARIOS

 

LO QUE PASA EN LA RED

  • Desintoxica tu cabello con estos 4 ingredientes

    Presentado por

    TRESEMMÉ

    Desintoxica tu cabello con estos 4 ingredientes

  • Obama no inventó la Neutralidad del Internet
     

    Presentado por

    DINEROENIMAGEN

    Obama no inventó la Neutralidad del Internet

  • 10 cosas que puedes regalar en un baby shower

    Presentado por

    SUPERAMA

    10 cosas que puedes regalar en un baby shower

  • Si eres mamá… NECESITAS estos artículos.

    Presentado por

    SUPERAMA

    Si eres mamá… NECESITAS estos artículos.

  • Así de fácil se le acabó el amor a Meghan Markle
     

    Presentado por

    RSVP

    Así de fácil se le acabó el amor a Meghan Markle

  • 5 cosas que le pasan a tu cabello con la contaminación

    Presentado por

    TRESEMMÉ

    5 cosas que le pasan a tu cabello con la contaminación

  • Adiós colores sólidos: Los bikinis a rayas se apoderarán de las playas este verano
     

    Presentado por

    ACTITUDFEM

    Adiós colores sólidos: Los bikinis a rayas se apoderarán de las playas este verano

  • ¿Qué es Quick Fix y por qué lo necesitas en tu vida?

    Presentado por

    MAZDA

    ¿Qué es Quick Fix y por qué lo necesitas en tu vida?

  • Cómo saber si Cambridge Analytica ‘robó’ tu información de Facebook
     

    Presentado por

    DINEROENIMAGEN

    Cómo saber si Cambridge Analytica ‘robó’ tu información de Facebook

 

guerra

 

 

 

Nojol Ek    Bernabé López Padilla

Quejas sobre la guerra sucia electoral

Las recientes publicaciones en la revista PROCESO en la que aparecen declaraciones de Ismael Zambada , han provocado que los seguidores de JESUS VIZCARRA CALDERON pongan el grito en el cielo y juzguen como una guerra sucia que supuestamente el equipo de MALOVA está haciendo para perjudicar las posibilidades que tiene el candidato del PRI a la gubernatura del estado. Lo mismo dijeron los seguidores de MALOVA cuando lo acusaron de lava dólares que hasta tuvo una entrevista con el Procurador General de la República  en la que se aclaró que no existió ninguna indagatoria en su contra. A Mario le dieron una carta suscrita por el Procurador exonerándolo de cualquier cosa que pudiera dañar su imagen pública y al parecer a Vizcarra le dieron otra igual por parte del CISEN.

Los dirigentes priistas se quejan de que esta guerra sucia es la misma que le hizo el PAN  a AMLO y a Francisco Labastida Ochoa, y las argucias evidentemente no son de su agrado; pero en cambio, se olvidan que la guerra sucia la iniciaron ellos, cuando apropiándose del PRI manipularon las cosas hasta hacer renunciar a MALOVA y así dejarle la vía libre a Chuy Vizcarra, quien en opinión de la gente que lo apoya, va sin vara hacia la meta y ganará la carrera con varios cuerpos de ventaja. En cambio, ya hay muchos priistas que han manifestado su apoyo a MALOVA por lo que se espera que la militancia priista le de una “pela” al candidato del gober y de paso a éste, por tratar de dejar heredero. En Sinaloa el pueblo no se asusta con que Vizcarra sea compadre del Mayo Zambada, sabe que desde tiempos remotos la economía del estado gira alrededor de las empresas que se van creando con las divisas que entran por venta de droga, mismas que se invierten en negocios de todo tipo y generan empleos y ayuda a que el rango de pobreza disminuya aunque sea un poco. Y esto no es un descubrimiento mío, cuando la campaña de Salinas de Gortari, vino a Culiacán el presidente de la república Miguel de la Madrid y dijo:”sabemos que la gran mayoría de los capitales sinaloenses provienen del narcotráfico “expresión que llevaba como destinatario a Manuel Clouthier. La pregunta que me surgió entonces fue: ¿Cómo es que no los han atrapado?...Hoy se habla que el Chapo Guzmán Loera y su compadre Mayo Zambada están apuntalando la campaña de Vizcarra, pero sólo son especulaciones, lo cierto es que el haber impedido la libre circulación de la revista PROCESO se ha interpretado como la expresión de un miedo atroz que tiene Vizcarra en vista de los antecedentes que la gente de Culiacán y ranchos circunvecinos le conocen.

 

Gracias, señor Peña Nieto

Gracias, señor Peña Nieto

Desde la tribuna

ARMANDO ROMÁN ZOZAYA

Gracias, señor Peña Nieto

 

 

11 de Marzo de 2018

 

Nací en 1975. A mí y a millones de niños mexicanos se nos inculcó en la escuela la idea de que el PRI, la Revolución (considerada sagrada) y el gobierno encarnaban la identidad misma de México. Asimismo, se nos inoculó la creencia de que el Presidente de la República era una divinidad todopoderosa, bienintencionada, omnipresente e infalible.

Al mismo tiempo, las palabras “crisis”, “devaluación”, “corrupción” y “fraude electoral” fueron también parte importante de nuestra niñez-adolescencia. Eventualmente, nos dimos cuenta que las cosas no tenían sentido: si el presidente era todopoderoso y piadoso, si el gobierno era la Revolución y ésta era sagrada, ¿por qué las crisis recurrentes, los graves problemas, las terribles carencias?

La primera vez que pude votar no lo hice por el PRI. Jamás he votado por ese partido y nunca lo haría. En la escuela nos mintieron. En los noticiarios nos mentían. El PRI era, y es, un nido de corruptos, de personajes deleznables a los que México no les importa realmente y ven al gobierno como su patrimonio personal, de sus familias y amigos. Sí: muchos mexicanos nos dimos cuenta de eso, poco a poco, hasta que, en el año 2000, el voto de la ciudadanía le quitó el poder presidencial al PRI.

Ahora bien, los mexicanos que nacieron por ahí de 1995-2005 no pueden recordar lo que fue el priismo antes de la Presidencia de Vicente Fox: no lo vivieron. Lo que saben al respecto les ha llegado de libros, de historias personales, etcétera. Pero nada más. Y eso no es lo mismo a haber crecido, a haber padecido en carne propia, lo que fue el Partido Revolucionario Institucional.

Los mexicanos que hoy en día tienen alrededor de 15-25 años crecieron escuchando sobre un “nuevo PRI”. Ese PRI compuesto por individuos como el propio Peña NietoJavier DuarteCésar Duarte y Roberto Borge. Ese nuevo PRI que decía que sí sabe gobernar, que transformaría a México en un “Estado eficaz” y, por supuesto, que ya no era como el viejo PRI, que ya había cambiado.

Y es justamente con relación a esos mexicanos jóvenes que el presidente Peña y su gobierno han hecho algo realmente positivo para el país: le han mostrado a la juventud mexicana que el nuevo PRI es igual, tal vez incluso peor, que el viejo PRI: la corrupción, el amiguismo, el patrimonialismo, el cinismo, etcétera, son parte fundamental, la esencia misma, del PRI de hoy y de siempre.

Quiero agradecerle al presidente Peña por este invaluable servicio: gracias a él y a su gobierno, es posible que, por fin, México quede vacunado del PRI pero, sobre todo, de lo que el priismo representa, es decir, de esa forma de entender el ejercicio de gobierno como una forma de sacar provecho personal y usar las leyes a favor de los amigos, así como para destruir a quienes son considerados enemigos.

Se dirá que no, que el PRI ya colonizó a todos los partidos y que estamos destinados a ser gobernados, al menos por algún tiempo, por una clase política nefasta. Se dirá también que los gobiernos de Fox y Calderón no fueron una maravilla. De acuerdo. Pero la “vacuna” antipriismo (anticorrupción, etcétera), si bien puede tardar en tener efectos, podría resultar fulminante: si López Obradorgana la Presidencia y las cosas no cambian realmente, los mexicanos buscarán otra alternativa en el futuro. Lo mismo pasará si gana Anaya o gane quien gane. ¿Por qué? Porque, gracias a Peña Nieto y su administración, parece que, por fin, muchísimos mexicanos estamos asqueados y hartos de todo lo que la “actitud priista” representa.

Probablemente se requieran muchos años. Pero tal vez, sólo tal vez, estemos finalmente en una ruta diferente: ¡muchas gracias, señor Enrique Peña Nieto!

Página 2 de 65