Colaboraciones de Articulistas

El tigre se quedó en su jaula

Arsenal

FRANCISCO GARFIAS

 

El tigre se quedó en su jaula y el diablo en el infierno

03 de Julio de 2018

 

En sus primeros discursos —en el Hotel Hilton y aún en el Zócalo—, Andrés Manuel López Obrador se mostró moderado, conciliador, generoso.

 

Envió señales de calma a los mercados y de esperanza a los más vulnerables.

 

Buscó exorcizar los fantasmas de la venezuelización. “No aspiro a construir una dictadura, abierta, ni encubierta”, dijo.

 

Y serenar a los integrantes de lo que, ya como virtual presidente electo, dejó de llamar “la mafia en el poder”.

 

Aplaudió, incluso, la neutralidad mostrada por el presidente Peña durante todo el proceso electoral.

 

Ambos se verán hoy en Palacio Nacional a las 11 de la mañana en el inicio de un largo proceso de transición (cinco meses) que se anuncia “desorganizado y volátil”, según consultores internacionales sobre riesgos políticos.

 

Pero más allá de la fiesta cívica en la que se convirtió la mayor elección que hemos tenido en México, a los expertos no se les escapa el hecho de que Andrés Manuel López Obrador carece de un plan claro, creíble, sobre cómo

va a financiar el país-paraíso que nos prometió en campaña.

 

Tampoco tiene proyecto viable para controlar la violencia que, como bien dijo el analista Carlos Elizondo Mayer-Serra, es el problema número uno del país.

 

López Obrador ya anunció que su primera acción de gobierno será duplicar las pensiones a los adultos mayores y que estas pensiones las recibirán también los jubilados del IMSS y del ISSSTE, así como todos los discapacitados pobres.

 

Eso y la intención de otorgar un ingreso a los ninis, una beca a los universitarios sin recursos, duplicar el salario mínimo en la frontera, entre otras cosas, “probablemente lleve a un deterioro de las cuentas fiscales”, advierten consultores del Grupo Eurasia.

 

Y es que no se necesita ser experto en economía para concluir lo complicado que resulta equilibrar los planes de gasto del candidato triunfador, con sus intenciones de financiarlos a través de medidas de austeridad y vía el combate a la corrupción.

 

La aplastante victoria de López Obrador le permitirá empujar desde el inicio de su gestión los compromisos de campaña.

 

Sus mensajes de que habrá disciplina financiera y se respetará la autonomía del Banco de México no eliminaron los temores de que haya una política económica más intervencionista, especialmente en los sectores energético y financiero.

 

El Tratado de Libre Comercio permanecerá en el “limbo”, con avances limitados en las negociaciones hasta el próximo año. “Las pláticas podrán continuar, pero López Obrador querrá traer nuevos temas a la negociación”, adelantan en Eurasia.

 

Al final, un acuerdo dependerá de Estados Unidos y no se espera ninguna flexibilidad por parte de la administración de Trump, dicen.

 

“Los inversores deben prepararse para lidiar con un país donde las decisiones de política estarán más politizadas y las soluciones de mercado menos atractivas para la nueva administración, lo que implica un mayor riesgo político”, puntualizan.

 

Están convencidos de que el gobierno de AMLO operará de una manera diferente y que la toma de decisiones se centralizará en sus propias manos. Los asesores y ministros serán menos relevantes. “Identificar el círculo interno de López Obrador será clave en los próximos meses”, subrayan.

 

Andrés Manuel ya nos dio nombres clave de su equipo de transición. Tatiana Clouthier y Olga Sánchez Cordero; en asuntos internos; Carlos Urzúa y Alfonso Romo; economía; Héctor Vasconcelos y Marcelo Ebrard, política exterior; y César Yáñez, comunicación social.

 

No sabemos quiénes integrarán el equipo de transición en materia de seguridad pública, así como tampoco el de comunicaciones.

 

Me encontraba el pasado domingo afuera de la macrosala de prensa que se instaló en el INE en compañía de Julio Castillo López, hijo de Carlos Castillo Peraza, cuando

José Antonio Meade reconoció que las tendencias en la elección no le favorecían.

 

No habían pasado ni 10 minutos desde el cierre de casillas. Faltaban alrededor de cuatro horas para que el consejero presidente del Instituto, Lorenzo Córdova, diera públicamente los resultados del conteo rápido.

 

La conducta democrática de Meade llamó la atención de Julio, hoy colaborador del IMER. Soltó espontáneo un comentario hacia el derrotado candidato simpatizante del tricolor: “De todos los candidatos presidenciales del PRI que me ha tocado ver, éste es el que mejor me cae”.

 

El ejemplo de José Antonio fue seguido minutos después por Ricardo Anaya y luego por El Bronco.

 

Todo caminaba con asombrosa civilidad, a pesar del complejísimo ambiente que precedió a la jornada en las urnas. La alternancia hacia la izquierda caminaba sin sobresaltos.

 

Los demonios del conflicto electoral se habían exorcizados por el tamaño de paliza, pero también por las características personales de los candidatos perdedores.

 

El advenimiento en México de la cultura de la derrota dejó al tigre en su jaula y el demonio en el infierno.

Maduro felicita a AMLO por triunfo en elecciones de México

El presidente de Venezuela afirmó que se renueva la esperanza de la "Patria Grande"

Avatar del

Por: XINHUA

Foto: Presidencia Venezuela

Foto: Presidencia Venezuela

CARACAS.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó su felicitación aAndrés Manuel López Obrador, por su éxito en las elecciones presidenciales deMéxico, efectuadas este domingo.

Maduro aseguró que con el triunfo electoral de López Obrador, se renueva la esperanza de la "Patria Grande".

 

Felicito al hermano pueblo mexicano y a su presidente electo, @lopezobrador_. Que se abran las anchas alamedas de soberanía y amistad de nuestros pueblos. Con él triunfa la verdad por encima de la mentira y se renueva la esperanza de la Patria Grande, publicó el mandatario venezolano en su cuenta Twitter.

 

 
Nicolás Maduro
 
@NicolasMaduro
 
 

Felicito al hermano pueblo mexicano y a su presidente electo, @lopezobrador_. Que se abran las anchas alamedas de soberanía y amistad de nuestros pueblos. Con él triunfa la verdad por encima de la mentira y se renueva la esperanza de la Patria Grande.

 Asimismo, la vicepresidenta de la nación suramericana, Delcy Rodríguez, saludó la elección de López Obrador como nuevo presidente de México.

Desde la tierra de Bolívar y Chávez felicitamos al pueblo hermano de México y al presidente electo @lopezobrador_ por la histórica jornada democrática que eleva el espíritu de Latinoamérica Que viva México lindo y querido, escribió Rodríguez en su cuenta Twitter.

 

Diosdado Cabello R@dcabellor
 
 

Con el nuevo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, los Pueblos libres mandan un contundente mensaje, desde la tierra de Bolívar y Chávez deseamos lo mejor para México y su Pueblo.

En la misma red social, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Diosdado Cabello, también se pronunció y envió un Con el nuevo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, los pueblos libres mandan un contundente mensaje, desde la tierra de Bolívar y Chávez deseamos lo mejor para México y su pueblo, señaló el funcionario del órgano plenipotenciario a través del Twitter.

Nuestro momento

 
 
 

Nuestro momento

Son los sociólogos los que mejor pueden entender lo que está sucediendo en el proceso electoral actual. Ni los abogados ni los economistas tienen una visión clara. Menos los políticos profesionales. Los primeros porque tienen siempre la mirada puesta en las leyes y los reglamentos, y por esta razón no acaban de apreciar las razones más profundas que explican el devenir de los acontecimientos. Los formalismos les impiden ver lo más importante que es el siempre presente elemento emocional

 

05 de Mayo de 2018

Los segundos, economistas, porque viendo la eficiencia como único criterio para evaluar las combinaciones de los factores dejan a un lado la equidad y justicia en sus propuestas.

Al final de cuentas, el sociólogo es el mejor equipado para penetrar y explicar el intrincado complejo de elementos históricos, sicológicos, demográficos, de familia, las correlaciones de fuerzas que en un momento dado determinan el comportamiento de los individuos y de las comunidades. Lo jurídico y lo económico son sólo una parte de una visión más integral, “holística” del acontecer social.

Armados de una visión sociológica del proceso electoral actual, podemos empezar a entender el comportamiento de la comunidad mexicana en los pocos días que faltan para llegar al primero de julio, cuando definiremos quién llevará las riendas del gobierno en los próximos seis años, hasta 2024.

De lo que expresen los 80 millones de empadronados dependerá el rumbo que tome el desarrollo interno de la nación en los próximos años y la contribución a la paz y la prosperidad mundial que hagamos como país será importante en la nueva configuración internacional.

Hay quienes, preocupados por nuestra impreparación cívica y escaso nivel educativo, temen lo que pueda suceder el primero de julio. Cunden los rumores más funestos. En un proceso bien administrado podemos esperar, sin embargo, que prevalezca el sentido común en los sufragios

Quien emerja como Presidente de la República verá que no irá solo en el ejercicio de su poder. Las alianzas que apoyan a los tres candidatos principales anuncian gobiernos de coalición formados por partidos participantes. La composición plural del Ejecutivo obliga a las inéditas limitaciones que sujetarán al jefe de éste.

La posibilidad de un ejercicio autoritario del poder será muy baja con el Poder Legislativo, que recobre su propio horizonte de actuación, como ya se está viendo en el presente gobierno. El Congreso ha operado con relativo despego respecto al Presidente de la República.

De la configuración de las cámaras de Senadores y Diputados dependerá que sean o no sumisas a los dictados del jefe del Ejecutivo. Son, pues, muy trascendentes las elecciones legislativas de este año. Con una mayoría adicta a la orientación del Presidente de la República, los nuevos legisladores apoyarán un programa de gobierno que trace un rumbo enteramente distinto, incluso opuesto a las estructuras vigentes. Es obvio que el variado panorama político nos relata el enigma por resolver. Nótese, empero, que la elección de legisladores no ha recibido en los medios la importancia que merece. Sólo uno de los candidatos presidenciales ha insistido en llamar a sus seguidores a votar por su partido. El que el futuro gobierno actúe sólidamente, en su totalidad, respaldando o no lo que proponga el Presidente, es una eventualidad que depende de lealtades partidarias el primer día de julio.

Otro asunto que hay que prever es la filiación política de los señores gobernadores, cada uno de los cuales decide, muchas veces a través de las legislaturas, la ruta que su Estado tome en asuntos locales y federales y su consonancia con el gobierno federal. La ciudadanía debe ejercer su parecer.

En suma: Los procesos electorales deben reflejar el control ciudadano. Todos los sectores, los empresariales, empleados, obreros, campesinos, popular, las asociaciones de la sociedad civil u otras organizaciones distintas a los partidos participan, tienen el deber patrio de actuar.

No hay que tener miedo a ninguna eventualidad. Los tiempos son difíciles en todo el mundo. Hoy en muchos países, los ciudadanos enfrentan con valentía retos mucho mayores que los nuestros. Sus ejemplos nos alientan.

Los lúcidos sociólogos pueden explicarnos a detalle lo que está pasando en este complicado 2018.  Entendiendo la dinámica de cada componente, podremos vislumbrar soluciones. Ante todo, no hay nada que temer.

Consultor

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Arsenal

 

Respuesta “tajante” de EPN a insinuaciones de apoyar a Anaya

 

 

02 de Mayo de 2018

Cuando alguien le ha “insinuado” que utilice su influencia para ayudar a Ricardo Anaya para que AMLO no llegue a Los Pinos “ha recibido la respuesta tajante del Presidente”, nos asegura uno de los interlocutores privilegiados de Enrique Peña.

El hombre no duda que Anaya y “algunos empresarios” quisieran que eso ocurriera. Pero no va a suceder, aseveró.

La fuente respondía a las preguntas que le hicimos sobre la grilla que soltó ayer Andrés Manuel con nombres y apellidos.

El tabasqueño dice que el candidato a la presidencial de la coalición Por México al Frente se reunió con cinco empresarios de grandes ligas a los que pidió que hablaran con Peña Nieto para que lo apoye. Los mencionados son Germán Larrea, de Grupo México; Alberto Baillères, dueño del Palacio de Hierro y presidente del Grupo BAL; Claudio X. González, presidente de Kimberly-Clark de México; Alejandro Ramírez, mero mero de Cinépolis; Eduardo Tricio Haro, patrón del Grupo Lala.

En ese supuesto compló estarían involucrados Vicente Fox, expresidente de México, y el mismísimo Diego Fernández de Cevallos, pero El Jefe ya desmintió.

  • La grilla empezó con la entrevista que Javier Lozano, uno de los voceros de José Antonio Meade, le dio a Ciro Gómez Leyva en su noticiario matutino de Radio Fórmula. A López Obrador le pareció tan reveladora, que la subió a su cuenta de Twitter acompañada del siguiente mensaje: “No tiene desperdicio la declaración de Lozano sobre las discrepancias de la mafia del poder, y todo porque no quieren dejar de robar o perder el privilegio de mandar”. Javier le dijo a Ciro que el sector empresarial presiona para que el voto útil beneficie a Anaya.

“Hay una presión muy grande para que tanto Margarita como Meade digan: ¡Pásele usted, don Ricardo, y aquí le vamos haciendo de comparsa para ver si le alcanzan los votos para frenar a López Obrador”, aseguró Javier. Pero aclaró: “No va por allí, ¿eh?... Este tipo de insinuaciones o sugerencias no vienen al caso, sobre todo cuando estamos en el primer tercio de las campañas.

“Me parecen completamente fuera de tiempo este tipo de llamados”, concluyó.

De allí se colgó El Peje para hacer sus señalamientos. Los empresarios, precisó, se reunieron con Ricardo hace cosa de mes o mes y medio para que le bajara a sus amenazas de meter a la cárcel a Peña Nieto. “Eso tenía molesto a Peña y que por eso no se hacía el acuerdo, y entonces Anaya les dijo, en esa reunión, que lo ayudaran para convencer a Peña de que la única manera de ganarnos era con la unidad y apoyando a Anaya”.

Ya encarrerados, les diremos que otra versión que se desbarata es la de la inminente salida de Aurelio Nuño del equipo de Meade. Pase lo que pase, nos dicen, el otrora secretario de Educación se queda hasta el final a coordinarle la campaña.

  • Ya que estamos. El presidente Peña recibió con una amplia sonrisa el pronóstico que el líder de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, hizo ayer del resultado en las elecciones que se avecinan.

El dirigente sindical de plano hizo a un lado las encuestas y se declaró convencido de que el próximo presidente de la República “seguro” será priista. “Y si hay reclamo del INE, se lo pasamos, Roberto Campa”, dijo, en tono de broma, el líder cetemista, en el marco de la celebración del Día del Trabajo.

La ceremonia tuvo que trasladarse del Salón Adolfo López Mateos a una enorme carpa instalada en la Explanada Francisco I. Madero, de la residencia presidencial.

Los invitados no cabían en el salón. Había sindicalistas, líderes empresariales, legisladores, miembros del gabinete ampliado, becarios, académicos, comunicadores. Dos hechos fueron destacados en los discursos: la paz laboral que vivimos desde 2013 y el incremento en el número de puestos de trabajo formales, registrados desde 2013 en el IMSS: 3.6 millones.

“Y en ruta para los cuatro millones al cierre de la administración”, dijo Peña Nieto. Eso permitió a Roberto Campa, secretario del Trabajo, hablar de que éste ha sido “el sexenio del empleo”. El propio presidente Peña comparó las cifras con anteriores administraciones: con Carlos Salinas de Gortari se crearon 1.8 millones de empleos; con Ernesto Zedillo, 2.5 millones; con Vicente Fox, 1.2 millones, y 2.3 con Felipe Calderón. “Nunca antes se habían creado tantos empleos en ninguna administración. Y la diferencia está en la implementación, hay que decirlo, de las reformas estructurales”, destacó el propio Peña.

 El toque político en la ceremonia lo puso Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. Sin nombrarlo, aludió a la coalición de partidos que, a su juicio, promueve la rebasada lucha de clases.

No necesito dar nombres. Se refería a ya sabes quién:

“No podemos caer en discursos que llaman a la división o nos regresan a una falsa lucha entre empresarios y trabajadores, el futuro no se construye en una competencia entre buenos y malos, se construye unidos y con una visión moderna del país.

“Todos somos parte de un mismo engranaje en el que necesitamos sumar esfuerzos, trabajando juntos y con un mismo objetivo, construir un México con mejor futuro, un México con más bienestar para las personas y un México con mejores oportunidades para el desarrollo”.

  • Este reportero ya iba de salida cuando se topó con la insultante realidad que separa a los dirigentes sindicales de los trabajadores que supuestamente representan. Hasta la explanada llegó una camioneta enorme, brillante, blanca. Nos llamó la atención. Anotamos la marca. Era una Ford Expedition Max. Buscamos en internet el precio: fluctúa entre los 950 mil pesos, la más austera, hasta un millón 200 mil pesos, la más equipada. En ese modesto vehículo se subió, rodeado de ayudantes, un “líder obrero”: Abel Domínguez Rivero, de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC).

Insulting and unacceptable!, diría el clásico Anaya

Página 3 de 68