Noticias

Dos de octubre no se cuida

 
 
Dos de octubre no se cuida

Bitácora del director

PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

Dos de octubre no se cuida

 

 

02 de Octubre de 2019

El gobierno capitalino ha abdicado de su principal responsabilidad dentro del pacto social: velar por la seguridad y los bienes de los gobernados.

Enredado en su propio discurso sobre la libertad de manifestación, ha optado por la retirada, por no hacer cumplir la legalidad. Frente a sucesivas explosiones de vandalismo callejero –que han dañado el patrimonio de la ciudad como nunca se había visto–, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se ha paralizado.

Ahora quiere que la vigilancia de los monumentos y los negocios que están en la ruta de la manifestación que se realizará hoy para conmemorar los 51 años de la matanza de Tlatelolco recaiga en los propios ciudadanos de la capital.

Eso ya ha venido ocurriendo, por cierto. El pasado jueves, los dueños de muchos negocios tuvieron que defenderlos de los ataques de los vándalos porque los policías que pagamos los contribuyentes no aparecían por ningún lado.

Pero lo que pretende ahora Sheinbaum es que se formen “cinturones de paz” para evitar la destrucción. Es decir, que los gobernados den la cara por la seguridad, con la esperanza de que ella no tenga que pagar el costo de hacer lo que está obligada por la ley: imponer el orden y detener a los infractores.

No ha quedado clara la manera en que quiere lograrlo. Ayer, en conferencia, dio a entender que los “cinturones de paz” los conformarían funcionarios de su gobierno y de los ayuntamientos de la capital.

¿Quiere decir que los convocará a asistir de manera voluntaria u obligatoria? Quién sabe. Pero, en cualquier caso, se trata de una grave equivocación. La capital no necesita llamar a los ciudadanos en su defensa. No nos están invadiendo los marcianos.

El número de vándalos que participaron en los desmanes del jueves y sábado es muy reducido. Fácilmente podrían ser contenidos por la policía capitalina. Eso de que se abolió el Cuerpo de Granaderos es una faramalla. Sigue existiendo, sólo que doña Claudia no lo quiere usar para que no la vayan a acusar de represora.

Los civiles no están entrenados para hacer labores policiacas ni se les paga para eso. ¿Cómo reaccionaría un ciudadano común si un vándalo le lanzara gasolina con una pistola de agua o le disparara pintura en aerosol a los ojos, como ocurrió el sábado? Seguro que, como cualquier persona sin entrenamiento para manejar multitudes, se apanicaría o se enfurecería.

Además, Sheinbaum ni siquiera se tomó la molestia de consultar su idea con los organizadores de la marcha del 2 de octubre, como ayer me dijo en entrevista Félix Hernández Gamundi, dirigente del Comité 68 y una de las figuras principales de la manifestación que se hace año con año.

Hay que recordarle a la jefa de Gobierno que nadie le está pidiendo que reprima. La represión es el uso ilegal de la fuerza pública. Lo que se espera de ella es que ordene a la policía actuar en el marco de la legalidad. Para eso tenemos policías y los pagamos con nuestros impuestos. Poner a ciudadanos a realizar ese trabajo es un acto de pusilanimidad e irreflexión.

 

 BUSCAPIÉS

*Después de un largo tiempo de no tener valor mayor que la de una credencial del club de fans de Mickey Mouse, la licencia de manejo de la Ciudad de México había adquirido respetabilidad como prueba de identidad. Yo he usado la mía últimamente para abordar un avión, pues lo estrictos controles aeroportuarios ya la admiten. Pero ahora, con la falsificación de la licencia de Rosario Robles –cosa que se usó como justificación para dictarle la prisión preventiva–, esa identificación seguramente volverá a la irrelevancia. Trágico resultado del manoseo político.

Definiciones

Definiciones

• Cuidado, porque en la apología de las transformaciones en que estamos inmersos hay una exaltación indirecta de que, en ciertos momentos, la sangre es necesaria. Cuidado, porque despreciar a las instituciones, mandarlas “al diablo”, es un abierto coqueteo con la violencia.

 

24 de Septiembre de 2019

Un dislate más de un funcionario menor, una simple anécdota. No, el incidente delata mucho más: una forma de razonar inserta en la 4T. No es un hecho aislado. Se revivió la premisa de que, en ciertas condiciones, la violencia es válida. Suena revolucionario, pero es el retorno a la justificación de la barbarie.

“...cuando un comando de valientes jóvenes de la Liga 23 de septiembre intentó raptarlo se desató una balacera en la que perdieron la vida don Eugenio y sus escoltas... y dos guerrilleros”. Ellos sólo querían secuestrarlo y pues... salió mal. Lo mataron, ése es el hecho. Los “valientes” pertenecían a un grupo subversivo que secuestraba, mataba y lo que hiciera falta para, así, obtener recursos para sus fines superiores. Cada quien que se invente los suyos. La violencia al servicio de las entelequias. Ante la cerrazón política y la división de la sociedad, “muchos jóvenes buscaron cambiar las cosas por la vía violenta”, tal el razonamiento del hoy exservidor.

Hay un punto de inflexión. La cerrazón política era real, la división también, la desesperación merodeaba. Los hechos están allí, eso fue lo que detonó la apertura política. Pero al calificarlos de “valientes” se incorpora el discurso de justificación: se vale matar. Luego, matar es valiente; cuidado, porque en la apología de las transformaciones en que estamos inmersos hay una exaltación indirecta de que, en ciertos momentos, la sangre es necesaria. Cuidado, porque despreciar a las instituciones, mandarlas “al diablo”, es un abierto coqueteo con la violencia. Cuidado, porque pisotear el derecho de tránsito durante semanas por la inconformidad ante la elección de 2006 fue un acto violento. Cuidado, porque convertir en aliado a la CNTE, que siempre ha defendido la violencia como una de sus estrategias, se puede revertir, ya vimos los amagos a los legisladores. Cuidado, porque la simple mención de negociar con delincuentes subvierte al Estado de derecho. Ése es el contexto.

Para qué segar la vida de uno de los mayores empresarios que ha dado México, uno de los mexicanos que más ha hecho por la educación en nuestro país al fundar el Tecnológico de Monterrey. O quizá los “valientes” odian la riqueza. Hizo bien la Secretaría de Cultura en deslindarse: “No hay ninguna causa que justifique la violencia... representamos a un movimiento pacifista”. Pero la gran mayoría morenista guardó silencio. A ello agréguese premiar a los sobrevivientes del ataque al Cuartel Madera, donde hubo muertos de los dos lados, es decir, guerrilleros... y soldados. Lo mismo ocurrió durante la Guerra Sucia. Son varias las señales, de allí el resquemor nacional. Hasta dónde está dispuesta la 4T a modificar leyes y comprimir los cimientos del pacto democrático mexicano, que pasa por respetar al INE y garantizarle los recursos para su operación, por respetar a la CNDH en su autonomía y, sobre todo, por descartar la violencia como arma política. Las dudas se extienden: revocación del mandato para sí mismos, tolerancia a la Ley Bonilla, amenaza de modificación a modo de la SCJN. Hay anclajes de nuestra democracia que parecieran estar en la mira. Ése es el contexto en que el atributo “valientes” y la premiación sublevan. Qué pensarán en las Fuerzas Armadas. A Echeverría se le responsabilizó de alentar el rencor contra los empresarios. Don Eugenio murió en ese ambiente. ¿Acaso repetimos?

Ante las dudas generadas, es momento de definiciones. El Presidente y Morena deben asentar sus principios con toda claridad: creen en el “comunismo”, en la reelección, en los “valientes”, en cierta violencia o son verdaderos demócratas del siglo XXI. Representan al Estado, esas definiciones básicas les allanarían el camino. “Depurar el lenguaje” es el punto número 11 del ideario de don Eugenio Garza Sada que bien harían en aplicar en la 4T.

Casi medio siglo después de su muerte, don Eugenio sigue dando batallas. En su nombre se exige una redefinición de un régimen democrático y pacifista, sin valientes.

Acuse de recibo

Acuse de recibo

• Moctezuma habló de equidad y justicia, también de interculturalidad y otros propósitos de la Nueva Escuela Mexicana, no de calidad, pero sí de excelencia educativa.

 

29 de Septiembre de 2019

El miércoles 25 asistí al seminario internacional Equidad y Justicia en la Nueva Escuela Mexicana. La Secretaría de Educación Pública y el Banco Interamericano de Desarrollo fueron los anfitriones.

Hubo presentaciones y discusiones interesantes —y provocadoras— de personalidades de varias partes del mundo. Académicos y funcionarios mexicanos no se quedaron atrás. Me agitaron el cerebro las intervenciones de Javier Murillo Torrecilla e Ivania de la Cruz Orozco.

Como en toda ceremonia oficial, las palabras de los jefes atraen más reflectores. Antes de la intervención del secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, el subsecretario de Educación Básica, Marcos Bucio, planteó las perspectivas del seminario con el fin de aprender de otras experiencias. La educación mexicana no se encierra en sí misma, parece que quiso decir.

El secretario repitió consignas sobre el Acuerdo Educativo Nacional y la política del presidente López Obrador, aunque no escuché menciones a la Cuarta Transformación.

Pudiera decirse que la pieza de Moctezuma fue mesurada e informativa. Habló de los temas de la conferencia, equidad y justicia; también de interculturalidad y otros propósitos de la Nueva Escuela Mexicana, no de calidad, pero sí de excelencia educativa.

Aprovechó el pódium para cantar victoria por la aprobación de las leyes secundarias y debatió —sin aspavientos ni descalificaciones, hay que decirlo— con analistas que están en desacuerdo con la política educativa de este gobierno. Acuso recibo de un punto.

Según mis notas, dijo algo así: “Basta con leer las leyes para darse cuenta de que no se regresará a la venta de plazas… Habrá una caja transparente para el manejo de las plazas y los distintos trámites de las maestras y los maestros que, por distintos motivos, eran causa de extorsión, abuso y corrupción”.

La Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (artículo 34, fracción IV) establece: “La Secretaría celebrará un proceso público en el que pondrá a disposición de las autoridades educativas de las entidades federativas y las representaciones sindicales, en una mesa tripartita en cada uno de los estados y la Ciudad de México, para su participación…”.

No basta con leer la ley. También hay que examinar la historia. La representación sindical ya tiene una rendija, pronto abrirá la puerta para recolonizar la política de admisión, promoción y recompensa de los maestros. Lo tripartito es temporal. Esas y otras letras de la ley vaticinan que, de nuevo, las facciones del SNTE serán rectoras en la educación básica.

Y no hay que esperar tanto. La senadora Guadalupe Murguía Gutiérrez leyó en la tribuna una convocatoria de la sección 22 de Oaxaca para puestos de supervisión. En Michoacán, la venta de plazas está en crecimiento y va de 150 mil a 300 mil pesos (ContraRéplica 27/09/2019). Aquí están la extorsión, el abuso y corrupción.

En la rectoría de la educación se concentra la disputa. ¡La CNTE va a la vanguardia!

Del discurso al olvido

 
 

Del discurso al olvido

Preguntémonos en dónde están las voces de los jóvenes inmigrantes, indígenas y de quienes han disuelto el porvenir en el narcotráfico. ¿Quién les ha dado la palabra?

 

29 de Septiembre de 2019

Por Carlos Carranza 

Serán primavera. Ya se acerca un aniversario más de los sucesos ocurridos el 2 de octubre de 1968 y con dicha conmemoración también se aproximan los discursos que hablan de la juventud y su importancia en el devenir de la historia. Cientos de palabras que se adornan con el sentimiento de quienes solamente logran reconocer que su anhelada época juvenil fue la más importante para el mundo. Lloverán palabras que evocan cantos de protesta, poemas que ensalzaban la resistencia contra un sistema político al cual no pretendían sumarse: anhelos que pertenecieron a quienes intentaron soñar, pero que, con el paso del tiempo, fueron envueltos en la pesadilla de las ilusiones que se perdieron en las páginas de los recuerdos y sus novelas, los estudios académicos y sus teorías.

¿Cuál es el sentido de preservar la memoria histórica si no es la proyección del futuro? Algo ocurre en la ecuación que se ha planteado. En los distintos escenarios del porvenir, aquellos que se trazan con una esperanza cada vez más frágil en sus cimientos, quienes figuran como sus protagonistas son las y los jóvenes que hoy no parecen importar en las decisiones políticas ni económicas que aborden con seriedad las exigencias a mediano plazo en nuestro país. Sin embargo, son los jóvenes quienes han encabezado distintos movimientos que hoy marcan el derrotero de la lucha por la igualdad y la exigencia de una justicia que otras generaciones han aplazado por cumplir con programas ideológicos o infestados por una corrupción que alguien llamó “cultural”.

Son innumerables las citas y referencias literarias que, a lo largo de la historia, han colocado a la juventud como el sector social difícil de educar. Y, bien mirado, si lo que hemos diseñado como sistema educativo ha sido insuficiente para transformar de manera contundente nuestra realidad, agradezcamos que nuestros jóvenes evidencian las incongruencias que creíamos infalibles en otros momentos: entendamos, con claridad, que la lucha por la conservación de la vida y la resistencia al cambio climático cifra su esperanza en ellos. Si la discusión es el origen familiar y los intereses económicos que posiblemente representa Greta Thunberg, tenemos desviada la orientación de nuestra brújula. Claro que ella es una figura mediática, pero no deja de ser quien ha creado un vértice en la mirada de cientos de jóvenes que hallan el eco de sus preocupaciones en ella. Preguntémonos en dónde están las voces de los jóvenes inmigrantes, indígenas y de quienes han disuelto el porvenir en el narcotráfico. ¿Quién les ha dado la palabra? Ya la han arrebatado -como los cientos de mujeres que, abanderadas por un simbólico color verde, han exigido la seguridad e igualdad que se les negó de manera sistemática.

¿Alguien consideró a los estudiantes como la piedra angular en la nueva Ley General de Educación que robustece la burocracia, pero deja de lado la calidad educativa? La mira es corta y la miopía de los compromisos políticos electoreros traza el futuro como una borrasca que extraviará a quienes saben que la educación puede transformar su vida y la de su comunidad.

Quienes han sido desaparecidos y asesinados exigen la justicia que el Estado no ha proporcionado y, como sociedad, tampoco hemos reclamado con la fuerza que la dignidad implica. En cambio, hemos observado, con la complacencia de la indiferencia, la criminalización que se ha elaborado en contra de muchos de ellos. El camino de la descalificación es tan corto como el de la injusticia.

La juventud no necesita de apologías ni conmemoraciones oficiales que transformen en botín político sus movimientos. Si toda ideología requiere de sus epígonos, no hay tiempo para especulaciones: es momento de fortalecer el conocimiento científico y de las humanidades a quienes correrán el velo de las generaciones que hemos fallado en la lucha por consolidar aquello que alguna vez soñamos. Pero ellas y ellos, por igual, seguirán soñando con la justicia que hoy exigen con la fuerza de quienes construyeron a este país. Así, el valor de nuestra memoria será la simiente del futuro “cuando la justicia se siente entre nosotros”, como escribió Rosario Castellanos. Hoy somos invierno, es momento de creer en la primavera que puede florecer en cada joven que conocemos.

EN PRO DE LA CULTURA AHOMENSE

 La imagen puede contener: 3 personas, incluido Pedro Cázares Aboytes, personas de pie, calzado e interior

Este viernes pasado el presidente municipal LIC. MANUEL GUILLERMO CHAPMAN MORENO recibió la visita de uno de los funcionarios de  EDITORIAL TRILLAS, una de las empresas más prestigiadas entre las editoriales de nuestro país, quien envió al LIC. JUAN FELIPE OROZCO para conocer de las condiciones de nuestro municipio para establecer aquí una sucursal de esa editorial, para ello el visitante  inspeccionó el Museo Regional del Valle del Fuerte que pronto estará legalmente a cargo del H. AYUNTAMIENTO DE AHOME, y escuchó de parte del primer Edil los proyectos que se tienen a corto y mediano plazo con este bien inmueble, mismo que hoy mismo carece de cosas interesantes que admirar ya que en manos de quien ha estado no ha recibido nada digno de ser admirado por la presente generación de estudiantes, ni público en general; en síntesis es un museo muy pobre, superado ampliamente por el MUSEO DE GUASAVE propiedad de la familia CERVANTES CASTRO, que apenas tiene 6 años de que se puso a disposición del público.

Resultado de imagen para museo regional del valle del fuerte

 MUSEO REGIONAL DEL VALLE DEL FUERTE

 

Resultado de imagen para museo de guasave

De hecho, lo único digno de verse y admirarse en nuestro Museo  es el bien inmueble en el que vivió el Director del Hospital de la UNITED SUGAR COMPANIES, DR. WILLIAM CHAPMAN, quien por cierto fue abuelo del actual presidente municipal de Ahome y algunas fotos de recuerdo de hombres valiosos que aportaron en bien del municipio.

 

Acompañaron al Alcalde en el recorrido, los señores VICTOR CARRASCO GARCÍA, Director del Instituto Municipal de Arte y Cultura y el recién nominado Director del Museo DR. PEDRO CÁZAREZ ABOYTE.

El representante de Editorial Trillas, Juan Felipe Orozco, señaló que Los Mochis resulta un punto estratégico geográficamente, así como de mucha  importancia al contar con 15 instituciones de educación superior, de un alto nivel de estudios académicos respecto a otras ciudades de Sinaloa y sin duda que le interesa a esa empresa editorial ya que viéndolo desde el punto de vista de negocios, desde aquí se pueden surtir a bajo costo de fletes, ventas de libros a SONORA, BAJA CALIFORNIA NORTE, BAJA CALIFORNIA SUR, CHIHUAHUA y otras ciudades de SINALOA que también tienen instituciones educativas de mucha importancia.

Es digna de todo encomio la labor del H. Ayuntamiento de Ahome de promover la cultura y buscar que el Museo Regional  del Valle del Fuerte se convierta en uno de importancia, ya que quienes han estado dirigiéndolo no hicieron nada que lo sacara de la mediocridad en que se encuentra.

Esperemos que en el futuro de corto plazo empecemos a ver mejoras en los artículos que se exhiban y realmente sea un museo atractivo, por lo que les espera una gran responsabilidad a quienes tengan que reportarle al Alcalde prontamente resultados fehacientes de este bien municipal.

Página 2 de 345

Artículos relacionados