Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Noticias

Ahora sí viene lo bueno: gobernar

Ahora sí viene lo bueno: gobernar

Juegos de poder

LEO ZUCKERMANN

Ahora sí viene lo bueno: gobernar

La función pública empieza cuando hay que firmar el primer oficio para dar el visto bueno o girar instrucciones. En ese preciso momento, el funcionario se hace responsable de sus actos

 

29 de Noviembre de 2018

Es cierto que, desde la elección del primero de julio, desapareció el gobierno de Enrique Peña Nieto y que, en algún sentido, comenzó a gobernar Andrés Manuel López Obrador. Habían ganado las elecciones y tenían ganas de comenzar a ejercer el poder de inmediato. Además, el primero de septiembre, los legisladores lopezobradoristas ocuparon sus escaños en el Congreso y empezaron a legislar con la cómoda mayoría que tienen. Sí, gobernaban, pero no del todo.

¿A qué me refiero? Todos los que hemos tenido un puesto gubernamental (en mi caso fui durante cuatro años secretario general del Centro de Investigación y Docencia Económicas) sabemos que la función pública empieza cuando hay que firmar el primer oficio para dar el visto bueno o girar instrucciones. En ese preciso momento,
el funcionario se hace responsable de sus actos.

Las decisiones dejan de ser teóricas para convertirse en realidad y sujetas a las múltiples instituciones que fiscalizan las acciones de un servidor público. Cualquier error puede ser sancionado. Hay que tener mucho cuidado.

Pongo un ejemplo de lo que le espera al próximo gobierno de López Obrador. Tan pronto como el sábado, el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes y el nuevo director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México deberán notificar oficialmente a los contratistas de la obra en Texcoco que se cancela el nuevo aeropuerto. Acto seguido, los afectados reclamarán el pago de las respectivas penalizaciones contempladas en los distintos contratos. Mientras Javier Jiménez Espriú y/o Gerardo Ferrando Bravo no expidan los oficios respectivos, bien fundamentados en las facultades que les confiere la ley, los contratistas están obligados a seguir construyendo y presentando sus facturas respectivas.

En lo que se aprueba la reforma constitucional para crear la nueva Guardia Nacional, Alfonso Durazo, en su calidad de nuevo titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, deberá nombrar al comisionado General de la Policía Federal e instruir, de manera oficial, a dónde movilizar a los distintos elementos policiacos y con qué propósito. Me imagino, sin embargo, que muchos policías federales, desmotivados por la desaparición de su corporación, harán lo mínimo indispensable para no ser sancionados. En caso de indisciplina, Durazodeberá aplicar las medidas legales para evitar la insubordinación.

El nuevo tesorero de la Federación deberá revisar y firmar los pagos para que el gobierno federal siga operando con regularidad. En caso de que tenga alguna duda, deberá notificar oficialmente al secretario de Hacienda, quien deberá responderle con el oficio respectivo. Carlos Urzúa, sin embargo, estará muy ocupado por terminar e integrar la versión definitiva de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 de acuerdo con los tiempos y formas que ordenan distintas legislaciones.

Alguien del equipo de AMLO deberá actuar de manera interina en la procuraduría General de la República para firmar las solicitudes de órdenes de aprehensión, decidir si poner o no a disposición de un juez a un presunto criminal y mandar a la policía ministerial a efectuar distintas diligencias.

Alfonso Romo deberá recibir las instalaciones de Los Pinos y transferirlas, vía oficio, a la Secretaría de Cultura para proceder a revisar el inventario de los distintos bienes y convertirlo, con un acto también jurídico, en un museo, tal y como se prometió.

En fin, que a partir del sábado, el lopezobradorismo, que hasta ahora había sido un movimiento-partido de oposición, se convertirá oficialmente en gobierno. Serán los responsables del Estado mexicano. Tendrán que estampar sus firmas para que la administración pública federal opere.

Lo primero que recibirán es una enorme pila de carpetas “entrega-recepción” que deberán firmar para recibir todos los recursos humanos, financieros y materiales de las distintas dependencias. Con ese acto, ahora sí, serán gobierno.

Tendrán el poder con toda la responsabilidad que eso significa. Si antes, durante años, criticaron al elefante, ahora ellos serán el elefante. Ahora sí viene lo bueno para ellos. Suerte. Aquí estaremos los contribuyentes, que con nuestros impuestos los financiamos, para evaluarlos.

                Twitter: @leozuckermann

El limbo, por dentro

 

Bitácora del director

PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

El limbo, por dentro

 

 

29 de Noviembre de 2018

TIJUANA.- “No era lo que esperaba”, me dice Ángel Araujo, un migrante hondureño que aceptó ser repatriado el martes junto con otros 101 miembros de la caravana centroamericana.

A punto de abordar una camioneta que lo llevará al aeropuerto para tomar un avión de la Policía Federal, Araujo me cuenta que tenía la idea de que entrar en Estados Unidos iba a ser tan fácil como había sido cruzar hacia Guatemala y México.

“No sabía yo, nunca había salido de Honduras”, se justifica el migrante de 30 años de edad, originario de Ceguaca, departamento de Santa Bárbara, un pueblo de cinco mil habitantes ubicado a casi cuatro mil 500 kilómetros de Tijuana.

“Nos habían dicho que nos iban a dejar pasar, que nos darían el asilo, pero ya me di cuenta de que no está tan fácil. Mejor me regreso a mi país”.

—¿Lo volverá a intentar?

—Yo creo que sí, pero el año que entra.

Hace una pausa y agrega: “Pero mejor solo, sin caravana”.

—¿Los engañaron?

—Para mí que sí... Nada es como me contaron. De haber sabido, mejor no vengo. Al menos no así. No de esta manera.

Araujo se despide con gesto resignado y sube a la camioneta, que arranca de inmediato entre una nube de polvo. Atrás queda el campamento de migrantes en la Unidad Deportiva Benito Juárez, en la confluencia de las calles 5 de Mayo y Sánchez Anaya.

Nos encontramos en uno de los barrios más duros de Tijuana, a donde los turistas sólo van para buscar putas y droga.

Con cerca de seis mil personas apiñonadas en sus jardineras y campo de beisbol, el refugio tiene una frágil estabilidad.

Lo digo no sólo por la precariedad de las moradas ahí levantadas –algunas de ellas hechas con ramas, pedazos de cartón y cobijas–, sino por el estado de ánimo de los migrantes.

Por los pasillos improvisados apenas pasan dos personas lado a lado. Un simple choque de hombros puede desatar la tensión, dando lugar a miradas hostiles. Peor aún es que alguien se detenga a conversar en esos reducidos espacios comunes, pues muchas veces recibe un empujón descortés de quien viene atrás.

Considerando el hacinamiento, la limpieza del lugar es aceptable. Las brigadas integradas por los propios migrantes levantan la basura y asean lo que se puede.

El mayor problema es matar el tiempo. Fumar es una de las principales actividades para lograrlo. Por todo el campamento deambulan personas con cajetillas abiertas en mano, vendiendo cigarrillos sueltos.

El peligro de un incendio está latente. Las cobijas, el cartón y las ramas secas podrían prenderse por una colilla encendida o un multicontacto defectuoso.

La poca privacidad y los niños que deambulan solos por todos lados –uno de cada cinco en el campamento es menor de edad– hace pensar en otros peligros.

En las ciudades por las que pasó la caravana rumbo al norte, ocurrieron peleas por el robo de un celular u otros motivos. La tensión acumulada por el largo viaje y la tediosa espera incrementa las posibilidades de conflicto.

Llama la atención que después de dos semanas en Tijuana, la mitad de los migrantes o menos haya acudido a anotarse en la lista de quienes buscan asilo en Estados Unidos. El lugar es muy conocido aquí: la mesa bajo la carpa azul frente a la garita de El Chaparral.

Me pregunto cuántos de estos migrantes saben que las autoridades estadunidenses apenas realizan entrevistas a cien peticionarios de asilo al día o menos, y que el tiempo de espera para una respuesta puede demorar meses. Antes de que ellos llegaran, ya había unas tres mil personas anotadas, de unas 15 nacionalidades distintas.

La asesoría no es lo que abunda en el campamento. La relativamente nueva Dirección de Atención a Migrantes del ayuntamiento de Tijuana –creada para asistir a los mexicanos deportados por Estados Unidos– hace lo que puede. Son apenas cinco los funcionarios del área.

Quienes llenan los huecos de información son dirigentes improvisados cuyo reinado suele durar pocos días antes de que sean sustituidos por otros. El martes por la noche, en la asamblea que diariamente se realiza, uno de esos líderes llamaba a los migrantes a ponerse en huelga de hambre para protestar por las deportaciones que la autoridad mexicana ha hecho de personas que han sido sorprendidas cometiendo un delito.

Antes de despegar de Tijuana para volver a la Ciudad de México, me detengo a pensar qué será de los seis mil migrantes que se quedan en la unidad deportiva.

Cierto, un centenar decidió volver sobre sus pasos el martes, acogiéndose a la repatriación voluntaria. Sin embargo, ese mismo día llegaron 200 nuevos migrantes.

Como decía ayer, ésta será la primera prueba del nuevo gobierno.

Hay versiones de que la caravana quizá decida calarlo este fin de semana para ver cómo reaccionará ante un nuevo intento de incursión masiva en territorio estadunidense.

Si no eso será en el próximo capítulo de este éxodo, que ya está convocado en San Pedro Sula, Honduras, el 15 de enero.

Se fue a La Chingada AMLO

AMLO toma “break” de tres días en “La Chingada” y acude a Palenque a cargarse de energía

 

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, llegó esta mañana en un vuelo comercial a Palenque, para descansar tres días en su rancho “La Chingada” previo a la toma de posesión el próximo sábado.

Alrededor de las 11:00 horas, López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez aterrizaron en el Aeropuerto Internacional de Palenque, donde fue recibido por amigos y colaboradores.Posteriormente fueron trasladados en una camioneta Suburban, color blanco, al rancho de su propiedad, “La Chingada”, ubicado a la orilla de carretera en Palenque.Cientos de sus simpatizantes y curiosos comenzaron a llegar al rancho, adonde sólo tendrán acceso sus más cercanos colaboradores para afinar los detalles del acto protocolario del sábado.

Más tarde, el tabasqueño subió un video en el que aparece con Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, España, y al cantautor cubano Silvio Rodríguez en la zona arqueológica de Palenque.

“Para cargarme de energía”, dijo el próximo presidente bajo una construcción maya.

El sábado 1 de diciembre, López Obrador rendirá protesta como presidente de México y emitirá un mensaje a las 11:00 horas desde el Congreso de la Unión.A las 14:00 horas sostendrá un evento privado en Palacio Nacional con sus invitados: presidentes, ministros, colaboradores y amigos. Y a las 16:00 horas dará un mensaje en el Zócalo.

 
Video insertado
Andrés Manuel
 
@lopezobrador_
 
 

Estoy en la zona arqueológica de Palenque con dos amigos invitados: Silvio Rodríguez y Miguel Ángel Revilla.

 
4.692 personas están hablando de esto
 

 

Miguel Ángel Revilla
 
@RevillaMiguelA
 
 

Ya estoy en México donde me espera mi amigo, y que será próximo Presidente, para quedarme en su ranchito en Palenque, puro trópico.

LÓPEZ OBRADOR ya debe aterrizar ya no es candidato.

AMLO no puede gobernar

confrontándose a mercados

y empresas: Zepeda Patterson

El escritor y periodista señaló que López Obrador sigue pensándose como

candidato, pero ya debe asumirse como un jefe de Estado y encontrar el

punto medio para gobernar.

REDACCIÓN 
28/11/2018
Actualización 29/11/2018 - 0:39
  

Jorge Zepeda Patterson, escritor y periodista, indicó que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no puede gobernar enfrentándose ante los mercados y las empresas.

"No se puede gobernar siendo rehén de los mercados financieros porque sino mejor nos traemos a un ejecutivo de Wall Street y ya no tenemos ningún problema, pero tampoco puedes gobernar, en estos momentos de globalización, confrontado directamente contra los mercados financieros. ¿Dónde está el medio? En el ensayo y error y hay que encararlo", indicó el también periodista en entrevista con Javier Risco.

En una transmisión especial desde la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el autor de la nueva obra 'Muerte contrarreloj' señaló que si bien era necesario un cambio en el gobierno que atienda a las clases más necesitadas, López Obrador tendrá que tomar sus propios riesgos.

 "Aquí no hay ciencias exactas, Andrés Manuel tendrá que dar dos pasos adelante y uno atrás", opinó.Indicó que el próximo mandatario no puede ir contra las mineras sin hacer acuerdos con otras compañías."Las tres principales empresas mineras son propiedad de (Carlos) Slim, el más rico del país; de (Germán) Larrea, el segundo más rico y de (Alberto) Baillères. No te puedes lanzar contra las mineras si al mismo tiempo no haces alianza con otro sector del empresariado", explicó.Argumentó que AMLO sigue pensándose como candidato de oposición."Hay momentos que Andrés Manuel López Obrador sigue pensándose como candidato de oposición y tendrá que asumirse como un jefe de Estado para todos los mexicanos"."La paranoia que él ha desarrollado es explicable después de 20 años de ser oposición y ser víctima de cualquier cantidad de canalladas del sistema, pero tiene que entender que ya ganó y que ahora sigue gobernar para todos", describió.

Dilapidar confianza es perder dinero para la 4T

Dilapidar confianza es perder dinero para la 4T

27/11/2018
Actualización 27/11/2018 - 9:13
 
Luis Carlos Ugalde
Democracia Eficaz

Cada caída de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y cada aumento de la tasa que pagan los bonos mexicanos significan menos dinero para que López Obrador cumpla sus promesas de campaña. Cada gota de confianza que se dilapida significa un piso más frágil para que el nuevo gobierno inicie con estabilidad y pueda así llevar a cabo la cuarta transformación (4T). Los divertimentos políticos de AMLO y sus aliados, como las consultas populares o las constituciones morales o las iniciativas de ley que proponen nacionalizar el dinero de las Afore, no suman a su proyecto, porque siembran duda de su pericia, responsabilidad y madurez para conducir al país en un momento de enorme incertidumbre internacional.

Ciertamente la reacción de los grandes capitales es –a los ojos de muchos seguidores de López Obrador– la mejor prueba de que las cosas se están haciendo bien. Y como me dijo un legislador de Morena: “Si hay crisis financiera, al carajo los mercados. Quizá sea la ruptura necesaria para independizarnos de una vez por todas para iniciar la 4T”.

La caída de la bolsa de ayer es reflejo de que los mercados financieros han entrado en modo de pánico, que puede lanzar, en cualquier momento, al peso por la resbaladilla y convertir un problema de confianza en una crisis financiera y luego económica, de la cual podríamos tardar una generación en recuperarnos.

La conferencia de prensa de Carlos Urzúa, próximo secretario de Hacienda, ayer por la tarde, es una medida para calmar a los mercados. La misma refleja prudencia, transparencia y deseo de mantener la confianza. Anunció la postulación de Gerardo Esquivel como subgobernador del Banco de México (Banxico), rechazó que se use el dinero de las Afore o de las reservas del Banco Central para financiar gasto, y anunció un superávit primario mayor en 2019, ahora de 1.0 por ciento.

El mensaje gana confianza en el corto plazo. El problema es que Urzúa no manda y López Obrador no lo ha empoderado para que comande orden en materia económica al interior del gabinete, menos con los grupos parlamentarios de Morena. Urzúa parece bombero: sale a apagar los fuegos que otros causan con sus dichos y sus propuestas atrevidas, muchas sin pies ni cabeza.

Dudo que los mercados se tranquilicen de forma permanente. Ya olieron una debilidad estructural del nuevo gobierno: desorden interno, pleitos entre facciones y corrientes, falta de una línea de control y planeación. ¿Cuándo será la nueva declaración o iniciativa que detone una nueva caída de la Bolsa?

López Obrador requiere un piso estable y muchos recursos para iniciar su mandato y cumplir sus promesas de campaña. Los inversionistas ven con buenos ojos que se altere la estructura de gasto para revertir décadas de desigualdad y marginación. Pero quieren reglas claras y estables para poder invertir. Hasta hace pocas semanas había tranquilidad de que el nuevo gobierno sería prudente al inicio y que, en algún momento, las presiones políticas o las condiciones internacionales podrían causar desbalance macroeconómico. Decían que si había daño, este se gestaría de forma gradual (tienen amplia experiencia de crisis que se han gestado en otros países en los últimos 20 años).

Esa tranquilidad de corto plazo se ha puesto en duda.

El desafío de López Obrador es mantener la enorme confianza de sus electores sin derruir la de empresarios e inversionistas. La de superar falsos dilemas de que estar con el pueblo significa excluir (aun maltratar) a empresarios. La de transmitir que el dinero público es insuficiente para la 4T. Que la única salida viable es que la bolsa para combatir la pobreza y la desigualdad sea la suma de los esfuerzos de empresarios, inversionistas, organismos de la sociedad civil y gobiernos, empezando por el que encabezará López Obrador a partir de este sábado.

Página 10 de 300

Artículos relacionados