Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Noticias

Paraíso de los inconformes

 

 

FRANCISCO GARFIAS

Paraíso de los inconformes

29 de Enero de 2019

 

Hace 15 días iniciaron los bloqueos de las vías férreas de Michoacán. Los maestros de la CNTE, aliados de la Cuarta Transformación, siguen plantados, como si nada, mientras crece la amenaza de desabasto en el país.

Ni el adelanto de mil millones de pesos que les dio el gobierno federal para cubrir parcialmente lo que les debe alcanzó para desbloquear las vías.

Sus líderes afirman que la deuda, incluidas las prestaciones, alcanza los cinco mil millones de pesos y los quieren ya. ¡Faltaba más!

Ya le tomaron la medida al gobierno federal. Saben que nunca llegará la fuerza pública a desalojarlos. No corren peligro. La Cuarta Transformación los protege.

AMLO lo reiteró públicamente en la mañanera de ayer. No enviará a la fuerza pública a desalojar, a pesar de que empieza a dar señales de impaciencia.

“Si continúan, sería un capricho… ese radicalismo tiene que ver con el conservadurismo”, dijo el Presidente de la República.

Y mientras las pérdidas se acumulan, algunos ya las cifran en 10 mil millones de pesos.Los inconformes mantienen como rehén 252 trenes, 1,700 toneladas de víveres, suministros y mercancías, así como 10 mil 200 contenedores…

Hay una flagrante violación a la Ley General de las Vías de Comunicación. No importa, policías y militares están de adorno en el país de la Cuarta Transformación. La norma es letra muerta. Primero los pobres.

A los alfiles los mandan a defender lo indefendible. Zoé Robledo, subsecretario de Gobernación, intentó justificar lo injustificable en una charla con López-Dóriga, la no intervención del gobierno federal para desalojar a los maestros de la CNTE que bloquean vías férreas.

En la lógica del subsecretario, si desalojas por la fuerza, tendrás otro bloqueo en un mes y de nada habrá servido.  Pero ya se intentó por las buenas. Ni caso hicieron.

Yo le pregunto a Zoé: ¿si los inconformes bloquean y no hay sanciones ni desalojo ni temor de nada, cuántos bloqueos vamos a tener por todas las causas?

El “gobernador turista” de Michoacán, Silvano Aureoles —andaba en España, a pesar de la crisis—, posteó ayer en Twitter que si la CNTE no levanta el bloqueo, “no habrá mesa ni pagos”.

El  Universal publicó, incluso, que ya pidió a la Corte que intervenga para que el gobierno federal desaloje.El dólar bajó, el petróleo también, pero el precio de la gasolina sigue igual.La explicación a este extraño fenómeno la dio la secretaria de Energía, Rocío Nahle, que nada tiene que ver con promesas que se hicieron durante la campaña.

La cosa es que se eliminó el estímulo fiscal que se aplicaba a las gasolinas en tiempos de Peña  Nieto para regular el precio. Si subía la cotización de los combustibles, bajaba el IEPS y viceversa.

Ahora, el IEPS se cobra íntegro y lo recaudado se utiliza para respaldar los programas sociales (clientelares) del Presidente de la República.

Para ponerlo en pesos y centavos, según cifras de El Financiero: por cada litro de magna se cobran 4.81 pesos de IEPS (un aumento de 4.79%, respecto de la cuota de 2018).

El impuesto para la premium es de 4.06% por litro, comparado con la cuota que estuvo vigente: 3.88 pesos por litro.

Rocío Nahle y el director de Pemex, Octavio Romero, comparecieron ayer ante la Tercera Comisión de la Permanente, junto con Santiago Nieto, titular de Inteligencia Financiera de la SHCP, y Ricardo Sheffield, de Profeco.  Reparaban así el plantón que dieron a los legisladores al día siguiente de la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo.

En San Lázaro, ambos defendieron, hasta con los dientes, la estrategia de cierre de ductos para combatir el huachicol,  a pesar del desabasto en combustibles que aún hoy le pega a estados como Guanajuato y Jalisco.A ninguno de los dos les gustó el calificativo de “dictadura de ocurrencias” que el panista Juan Carlos Romero Hicks endilgó a la Cuarta Transformación.

Nahle cifró en 5 mil millones de pesos el ahorro que se ha logrado con esta estrategia de combate al robo de combustibles desde el primero de diciembre que entró AMLO.

Con números, ilustró el vertiginoso crecimiento del huachicol en los últimos siete años. “De 2011 a 2018 aumentó de 800 a 14 mil 894 el número de tomas clandestinas de combustibles”, puntualizó.

Dijo, también, que los estados que mayor problema presentaron fueron Guanajuato, Jalisco y el Estado de México. “Justo donde más ataques a los ductos se manifiestan”, subrayó.Como lo mencionamos, a Octavio Romero no le gustó que el diputado Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de los diputados del PAN, haya calificado el gobierno de AMLO como “una dictadura de ocurrencias”.

 

Luego de rechazar el calificativo con vehemencia, el director de la petrolera destacó que desde el 21 de diciembre ha disminuido considerablemente el robo de combustibles.“El promedio, en este momento, es de 20 mil 700 barriles diarios. No decimos que ya se acabó con el huachicol, pero sí ha disminuido en 65 por ciento”, puntualizó.

 

A San Lázaro llegó, también, pero por la tarde, Esteban Moctezuma, secretario de Educación, con una invitación a los diputados: apoyar la iniciativa que deroga la “fallida” Reforma Educativa de Peña.

Les propuso, en su lugar, edificar una nueva, que tenga entre sus propósitos “la revalorización integral del magisterio nacional”.

 

“La fallida Reforma Educativa, además de acompañarse de una desvalorización a los maestros, los ahoga con cargas administrativas adicionales que demandan la mitad de su tiempo laboral para responder cuestionarios y realizar otras tareas sustantivas”, puntualizó el titular de la SEP.

Lydia Cacho: valor y valía

Lydia Cacho: valor y valía

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Un rasgo del nuevo gobierno es su voluntad de llevar a cabo actos de gran valor simbólico. El viernes 10 de enero el Estado mexicano, en boca de Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de Gobernación, ofreció una disculpa pública a Lydia Cacho “por la detención arbitraria a la que fue sometida por diversas autoridades del Estado mexicano, por la utilización de la tortura como instrumento de investigación, intimidación y castigo a la que fue sometida por agentes del Estado mexicano durante su detención, así como la violencia y discriminación”.

Esta luchadora feminista, comprometida apasionadamente en la difícil tarea de erradicar el abuso sexual a menores y la trata sexual, ha arriesgado –literalmente– su vida en ello. En 2004 publicó el libro Los demonios del Edén, donde denunció casos de  pederastia y mencionó a varios personajes públicos. El empresario Kamel Nacif Borge, señalado como amigo y cómplice de Jean Succar Kuri, pederasta preso en Arizona, le puso una demanda en Puebla por difamación.
Lydia Cacho residía en Cancún, donde fundó el Centro Integral de Atención a Mujeres, una asociación sin fines de lucro, y hasta allí llegaron elementos policiacos de Puebla para trasladarla de manera ilegal a ese estado por orden del gobernador Mario Marín (PRI).

 

Lydia logró avisar de su detención ilegal –un secuestro de facto– y varias políticas feministas se movilizaron. Lucero Saldaña, entonces senadora del PRI por Puebla, reaccionó inmediatamente y se trasladó velozmente a la procuraduría de su estado, donde dos groseros agentes judiciales ya habían bajado a Lydia de manera amenazante a un interrogatorio. La llegada de la senadora del PRI le sirvió de protección y, para cubrir las apariencias, la presentaron acompañada no de los agresivos agentes con los que estaba sino de dos agentes mujeres. La oportuna llegada de Lucero Saldaña la salvó del horror que Kamel Nacif y el góber precioso le habían preparado. Por la protección que implicó su presencia, Lucero Saldaña recibió agresiones de algunos de sus correligionarios de partido, que calificaron su acto de “traición”. Sin embargo, muchísimas personas elogiaron su decencia y solidaridad, incluso muchos poblanos.

Probablemente muchos recuerdan el escándalo que estalló cuando se filtró la llamada telefónica entre Nacif y Marín (el góber precioso), en la cual el empresario le agradecía el favor que le hizo al detener a la activista. No obstante la gravedad de que un gobernador y una procuradora de justicia no respetasen los procedimientos judiciales y violaran los derechos de una ciudadana, la impunidad gubernamental se sostuvo. Aunque quedó fuera de la cárcel con una fianza, Lydia Cacho fue declarada formalmente presa por el gobierno de Puebla y tuvo que esperar un proceso judicial largo y complicado. Además, su caso llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y, pese a que la comisión presidida por el ministro Silva encontró que Mario Marín atentó contra los derechos humanos de la periodista y activista, el pleno de la SCJN pospuso su resolución sobre el caso. Tal vez esa es la razón por la cual, en el acto de disculpa, habló Alejandro Encinas y no Olga Sánchez Cordero, quien era ministra cuando esto ocurrió.

Cada sociedad produce sus figuras notables: personas a quienes admiramos por su valentía, capaces de comprometer sus vidas al defender las cosas que importan. Por eso se vuelven portavoces de utopías de justicia y funcionan como catalizadores sociales. Lydia Cacho es un ejemplo de una feminista dispuesta a enfrentar a los poderosos para defender a los más vulnerables.

El costo personal que ha pagado ha sido altísimo: ha tenido que vivir custodiada a causa de las amenazas de muerte y los atentados que ha recibido. Un incidente muy preocupante fue que le intervinieron una línea especial de teléfono a la que sólo podrían llegar a tener acceso los sofisticados equipos de la Marina o de los cárteles. Por consejo de asesores expertos en secuestros y ante el comentario de la exprocuradora general de la república, Marisela Morales (quien le dijo: “sería mejor que salieras unos meses del país”), Lydia Cacho decidió irse de México un tiempo. Así, además de ser una ciudadana extraordinariamente comprometida con su causa, se convirtió ella misma en una causa: la de la defensa a la libertad de expresión y el respeto al debido proceso.

Aunque Lydia Cacho se ha ganado el respeto, la solidaridad y el apoyo moral de muchísima gente, hacía falta la disculpa del Estado mexicano, que manda un mensaje imprescindible: no se va a tolerar a quienes desprecien la legalidad y los derechos humanos. Ante la dura tarea de acabar con la impunidad y la corrupción que nos asuelan, es de congratularse la disculpa de este gobierno.

Termino con parte de las palabras que pronunció Lydia Cacho en el acto: “Yo he perdonado a mis torturadores, no porque sea una buena persona ni porque el presidente nos pida a todas y todos que los perdonemos. Los he perdonado porque no permití jamás, como me enseñó mi madre, que colonizaran ni mi cuerpo ni mi espíritu”. ¡Brava!

Este análisis se publicó el 20 de enero de 2019 enla edición 2203 de la revista Proceso.

Por la ruta de la ordeña

Por la ruta de la ordeña

Bitácora del director

PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

Por la ruta de la ordeña

 

 

22 de Enero de 2019

Hoy se inicia una gira del presidente Andrés Manuel López Obrador por el corredor del huachicol, una serie de municipios de los estados de Veracruz, Puebla, Hidalgo y México por donde corren los ductos Tuxpan- Azcapotzalco (317 kilómetros de longitud) y Tuxpan-Tula (304 kilómetros).

De acuerdo con información que publicó ayer Excélsior, por esas 30 demarcaciones se transporta una quinta parte de las gasolinas que se consumen en México –160 mil barriles diarios, de un total de 800 mil barriles– y, en ellas, la incidencia delictiva se ha incrementado 44% en los últimos cuatro años. 

Según ha dicho el mandatario, se trata de convencer a los habitantes de esas poblaciones de que no participen más en el robo de combustibles, a cambio de convertirse en beneficiarios de programas sociales que ha puesto en marcha su gobierno.

Todavía faltan detalles para saber cómo se aplicará esta política pública. Por ejemplo, no se sabe a cuántos de los habitantes se otorgará la ayuda, si es únicamente a quienes viven cerca de las más de siete mil 700 perforaciones que se han hecho en los ductos mencionados desde 2015 o un número mayor. Tampoco está claro de qué monto estamos hablando.

Lo que ha dicho López Obrador es que la necesidad económica está detrás del robo de combustible y que esos programas sociales tienen por meta paliar las carencias, a fin de que los habitantes de estos lugares no se dediquen más a esta actividad delictiva que ha causado un daño a las finanzas públicas por 65 mil millones de pesos al año.

Por supuesto, el Presidente apuesta también a su “autoridad moral” para convencer a quienes actualmente obtienen ganancias del huachicoleo a que dejen de ser cómplices de los “corruptos” que ordeñan los ductos de Pemex u ofrecen información para que este saqueo pueda realizarse.

En sus mensajes, López Obrador distingue a los criminales que sacan el mayor provecho de esta actividad ilícita de los pobladores que participan en ella de forma oportunista y circunstancial.  

Lo cierto es que, hasta ahora, los llamados del Presidente a estos últimos han sido insuficientes. Apenas cinco días antes de que estallara el ducto de Tlahuelilpan, Hidalgo, matando a más de 90 personas, López Obrador conminó a los pobladores que recolectan la gasolina ordeñada a que no hicieran “el juego” a los huachicoleros.

“Más vale heredar pobreza a sus hijos que deshonra”, afirmó en Valle de Chalco, Estado de México, el pasado domingo 13, al presentar la reedición de la Cartilla Moral, de Alfonso Reyes.

La víspera, en el municipio de Acambay, también en el Estado de México, habitantes de la comunidad de San Antonio Detiña habían recogido con cubetas la gasolina que se había derramado por la colocación de una toma clandestina en el ducto Tula-Toluca. “No sean cómplices del robo”, les pidió.

Como digo, cinco días después, centenares de personas acudieron con envases de plástico a la colonia San Primitivo, del municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, para recoger el combustible que brotaba de otra toma clandestina, colocada ésta –hace años, aparentemente– en el ducto Tuxpan-Tula.

Ahora veremos si el Presidente tiene éxito en que este tipo de acciones cesen mediante el ofrecimiento de programas sociales.

El robo de combustible es un problema complejo que se ha ido extendiendo por el país. En muchos lugares, los huachicoleros tienen una base social que los protege de la persecución policiaca, porque se convierten en empleadores de personas en la comunidad donde ordeñan el ducto y comparten con ellas las migajas del lucrativo negocio ilegal.

A reserva de conocer el monto de las transferencias que se ofrecerán a los pobladores, surgen algunas preguntas: ¿Competirán estos programas sociales con las ganancias que obtienen los pobladores? ¿No se volverá esta política pública fuente de mayores exigencias al gobierno? ¿Qué sucederá si, a pesar de ella, la ordeña continúa? ¿Cuál será el criterio para paliar la necesidad y por qué hacer distinción entre los pobres del corredor huachicolero y los de otras partes del país?

Las dudas que genera este discurso justificador del robo de combustible pueden llevarse al extremo: si hay 50 millones de pobres en México y cada uno de ellos robara el equivalente a un envase de refresco de 2 litros al día, casi se terminaría la gasolina.

Buscapiés

En momentos en que se contempla la formación de la Guardia Nacional, preocupa el modo en que nuestros soldados y marinos han perdido autoridad frente a la población gracias, sobre todo, al discurso políticamente correcto de la clase política. El domingo, los militares no pudieron evitar que la gente se pusiera en peligro de muerte al acudir a la fuga en San Primitivo. Una semana antes, a 21 kilómetros de ahí, habitantes de Santa María Ahuehuepan dieron una golpiza y retuvieron a soldados que perseguían a huachicoleros.

Periodistas huachicoleros

 
 

Periodistas huachicoleros

 

 

18 de Enero de 2019

 

¿Ya lo viste? Me preguntó el conocido comunicador Héctor Gandini, en un WhatsApp que envió la tarde del pasado domingo 13 enero.

Adjuntaba la lista de los veinte “periodistas huachicoleros que succionaban dinero a Pemex a través de sus sitios de internet” —así se titula— en cinco de los seis años de gobierno de Enrique Peña Nieto (2013-2017).

Mi nombre estaba allí, a mitad de la tabla, junto al de destacadísimos y prestigiados colegas acusados de complicidad con los ladrones de combustibles: Francisco Garfias, 580 mil pesos.

Revisé las cuentas. La cifra es correcta. Es lo que nos pautó Pemex  en banners y videos a lo largo de ese lustro, para el portal que dirijo: ElArsenal.net.

Nada de qué avergonzarme. Dividida entre los 60 meses que tiene un lustro, esa cantidad da un promedio de 9 mil 666 pesos al mes.

Lo que no dice la tendenciosa nota es que en el portal colaboran trece personas. Hay que pagar oficina, servicios, equipo. Y no siempre hubo banners para cubrir la nómina.

Al principio no le di importancia. Me pareció uno más de los vomitivos textos que abundan en las redes sociales. Mala leche de un desconocido ávido de reflectores.

Es más, coincido con Federico Arreola, quien ayer escribió sobre el tema, en que hay dinero detrás de la difusión de esas listas. Me canso ganso.

No conozco al señor Julio C. Roa, autor de texto.  Nunca había escuchado de él. Por esta vía le pregunto, ¿Recibir pautas publicitarias de Pemex nos hace aliados de la mafia huachicolera? ¿Nos arrebata el derecho a criticar?

¿Un reportero no tiene derecho a dirigir un portal y buscar cómo sostenerlo sin caer en señalamientos baratos? ¿Quiere exhibirnos como ladrones? ¿Intimidarnos?

Apenas me entero que ese señor Roa es un activista que vive en Toronto, Canadá. Tiene una lavandería. 

Por el intercambio que sostuvo el pasado domingo en Twitter con Raymundo Riva Palacio, nos enteramos que nadie le dio trabajo como periodista en México.

Esto escribió el respetado columnista de El Financiero sobre Roa:

“Es un difamador que usurpa la profesión de periodista. Es un lavandero que vive en Toronto y que lleva años difamando periodistas”.

Y le dice directamente: “La mentira es tu interpretación. No te escondas en medias verdades. Eres un manipulador. Por eso nadie te dio trabajo en México”. 

Las respuestas de Roa en Twitter, por cierto, fueron borradas. ¿Por qué sería?

  • Es lamentable que utilice esa lista para intentar desprestigiar, difamar, acobardar, lastimar a los periodistas que critican.

Ayer mismo volvieron a la carga. Replicaron por todos lados que Julio C. Roa “en el marco de transparencia y rendición de cuentas” (¡ajá!) solicitó a Pemex la lista de periodistas que cobraban en la paraestatal para hacer negocios privados y no tocar el huachicol.

Una bajeza.

Vuelvo a preguntar. ¿Habrá leído alguna vez ese señor mis columnas? ¿Lo que escribí sobre los sobornos de Odebrecht? ¿Sobre Palmarito, Puebla? Le hice duras críticas a Peña Nieto y a Lozoya ¿Las leyó?

Lo que sí puedo asegurar es que jamás fue reconvenido por nadie.

Es más. Hago mías las palabras publicadas, ayer, por Federico Arreola en SDPNoticias: me honra que me ubiquen en esa lista junto a profesionales del periodismo tan destacados.

Destaco, también, los señalamientos de Marco Levario Turcott, el mero-mero de la revista Etcétera:

“La difamación contra periodistas está empezando a ser recurrente, como un método para presionar e inhibir la pluralidad en las redes sociales y en los medios tradicionales”.

Si eso es lo que buscan, se van a quedar con las ganas.

  • Ya que estamos. No sólo hay campañas de difamación contra periodistas. Ocurre también con funcionarios heredados del gobierno de Peña Nieto. Un ejemplo es Paola Meneses, directora de Vinculación de Bansefi.

Le atribuyen toda clase de desplantes y hechos que ni siquiera son de su competencia, como correr a cuatro mujeres —una de ellas embarazada— o meter hombres armados al banco “para sacar una fotógrafa” y más.

Entre otras cosas, Meneses responde:

“Yo no puedo correr a nadie. No está dentro de mis atribuciones. Se trata de personal de outsourcing y se les vencieron los contratos. Lo único que he hecho es cumplir con los lineamientos de la nueva administración y ser exigente con los colaboradores”.

  • Se le harán cambios a la minuta aprobada en San Lázaro para la creación de la Guardia Nacional. A López Obrador no le gustaron algunas de las modificaciones hechas al proyecto de ley original. En especial, la eliminación de una disposición que permitía a la Guardia tener el mando militar durante un periodo limitado.

Y donde manda capitán...

Ayer nos enteramos en el Senado que se evalúa convocar otro Periodo Ordinario para darle gusto al Presidente.

¿La razón? Están convencidos de que aguantar el explosivo tema hasta ordinario, que empieza el 1º de febrero, dificultaría su aprobación.

Las presiones de las ONGs para evitar lo que consideran la “militarización de la seguridad pública” cada vez son mayores y con ello el costo de los cambios.

Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena en San Lázaro, también dio color:

“Coincidimos con el presidente Andrés Manuel López Obrador. La propuesta puede ser mejorada. Estaremos atentos a lo que determine el Senado”.

En San Lázaro, añadió, estamos de acuerdo y listos para abordar los cambios en un nuevo periodo extraordinario.

FOX SE DEFIENDE ANTE AMLO

AMLO "está jugando con fuego": Vicente Fox

"Le exijo que pruebe y que demuestre que eso es real", refirió el ex presidente con respecto a las acusaciones de López Obrador en su contra

Avatar de EFE

Por: EFE

Fox le pidió a López Obrador

Fox le pidió a López Obrador "que sea más serio y que presente pruebas ante autoridades y a esas me atengo" | Cuartoscuro

Ciudad de México.- El expresidente mexicano Vicente Fox dijo este miércoles que el actual presidente Andrés Manuel López Obrador está "jugando con fuego" al acusarlo a él y otros expresidentes de haber permitido en sus administraciones el robo de combustibles, lo que actualmente ha provocado una crisis de abastecimiento en el país.

"La de López Obrador es una acusación muy grave y más viniendo de un presidente. Es una calumnia, le exijo que pruebe y que demuestre que eso es real, simplemente está hablando y atacando para esconder sus errores acumulados en 45 días (al frente del país)", declaró Fox en una entrevista a la CADENA RADIO FORMULA

"(López Obrador) está jugando con fuego y quiere llevar a la hoguera a la gente, como en el pasado, sometiéndolos a un juicio público", añadió.

Fox, de 76 años, le pidió a López Obrador "que sea más serio y que presente pruebas ante autoridades y a esas me atengo".

Vicente Fox Quesada
 
@VicenteFoxQue
 
 

Insiste @lopezobrador_ en llevarme a jucio por huachicol.Solo en 45 días hay más huachicol y barriles que en toda mi administración
Calumniar para justificarte ante el pueblo es el peor delito democrático que existe.
No seas lengua suelta, prueba tus dichos o cállate "chachalaca"

 
11,6 mil personas están hablando de esto

Señaló que el robo de combustible, llamado en México huachicol, era un delito que "ni siquiera se conocía, no era un tema de ese sexenio, vino después".

Fox acusó a López Obrador de mentir y de querer "llevar a la hoguera a losexpresidentes (Felipe Calderón 2006-2012 y Enrique Peña Nieto (2012-2018) con la idea de someternos a un juicio público y él está provocando una violación al Estado de derecho en México con acusaciones a la ligera".

Para evitar el robo de combustibles, el actual Gobierno, del presidente Andrés Manuel López Obrador, implementó un cambio en el modelo de suministro de Petróleos Mexicanos (Pemex), que conllevó cerrar ductos y transportar el hidrocarburo por pipa (camión cisterna).

Esta modificación ha provocado desde hace más de una semana problemas de abastecimiento en al menos diez estados y en la Ciudad de México, así como el cierre de estaciones de servicio y filas de varias horas en las gasolineras.

El líder izquierdista ha acusado a sus antecesores al frente de la Presidencia de México de haber sido "benevolentes" ante el robo de combustibles.

Página 8 de 308

Artículos relacionados