Noticias

Tomar la ley en sus propias manos

¿Tomar la ley en sus propias manos?

Las terribles imágenes de dos cuerpos ardiendo en un municipio de Puebla estremecieron a quienes, a través de las redes sociales, vieron cómo una turba enardecida asesinó a dos campesinos, confundidos con delincuentes.

 

03 de Septiembre de 2018

Dantescas escenas. Los cuerpos de dos hombres agonizantes quemados por chorros de gasolina, al mismo tiempo que decenas de habitantes de San Vicente Boquerón, Acatlán, grababan en “tiempo real” las dantescas escenas del pasado 30 de agosto. Alberto N., de 56 años, y Ricardo N., de 21 años, fueron brutalmente asesinados. El motivo, supuestamente intentar secuestrar a un menor de edad. La Fiscalía del estado descartó que los occisos hubieran participado en algún delito.

Una rápida revisión de notas de prensa permite ver que, tan sólo en este año, se tienen registrados, en Puebla, siete linchamientos en distintas poblaciones de la entidad, de las que ha derivado la muerte de 13 personas.

El 22 de enero de 2018, pobladores de San Juan Tuxco, en el municipio de San Martín Texmelucan, lincharon a un presunto delincuente. Los pobladores retuvieron al presunto ladrón, lo golpearon y no permitieron el paso a los elementos de Seguridad Pública, luego de, supuestamente, haber robado una motocicleta.

El 12 de febrero, un presunto ladrón de casa habitación fue muerto a golpes por pobladores de San Gabriel Ometoxtla, comunidad perteneciente a Juan C. Bonilla. La enardecida turba estuvo a punto de prenderle fuego.

El 16 de marzo, en el municipio de Puebla, en la junta auxiliar de San Miguel Canoa, un sujeto que tenía asolada a la población fue golpeado hasta dejarlo moribundo. A pesar de que fue rescatado por la policía, horas mas tarde murió a consecuencia de los golpes recibidos.

El 23 de marzo, un sujeto, identificado como presunto jefe de una banda de delincuentes que operaba en la zona centro de la entidad poblana, falleció dos días después de ser golpeado por pobladores de la comunidad de Santa María Zacatepec, perteneciente al municipio de Juan C. Bonilla.

El 8 de abril, cuatro presuntos delincuentes fueron golpeados y se les prendió fuego por parte de pobladores de San Simón Yehualtepec, luego de que estos fueron acusados de robar un tráiler.

El 24 de mayo, habitantes del municipio Oriental acusaron de robar el negocio de una persona de la tercera edad a tres presuntos delincuentes, mismos que fueron golpeados y quemados posteriormente.

La sucesión de imágenes a lo largo de un año en Puebla deja claras tres cosas: la falta de confianza de los habitantes de estas comunidades hacia la autoridad, la obvia incapacidad de ésta última para garantizar el cumplimiento de la ley, los problemas de inseguridad y violencia van más allá del crimen organizado.

Las autoridades se encuentran rebasadas en regiones del estado de Puebla. Los gobiernos municipales no cuentan con capacidades materiales y humanas para evitar estos terribles hechos. Es fundamental que en el orden local de gobierno se reconstruyan las policías, se mejoren los sueldos, se les capacite e, incluso, crearlas donde hoy no existen. Adicionalmente, estos hechos no deben pensarse circunscritos exclusivamente en esta región del mapa nacional. El problema puede presentarse en cualquier parte del país.

Por lo pronto, la declaración de Alfonso Durazo, propuesto para ser secretario de Seguridad en el próximo gobierno, ha dejado ya una posición firme; “el Ejército dejará las calles hasta 2024”. Al mismo tiempo, ha hecho énfasis en que su apuesta es por un “programa emergente de capacitación y profesionalización de los cuerpos de seguridad” y de mejorar sustancialmente las condiciones económicas de los policías.

Es importante trabajar de manera puntual en el diseño de una propuesta profunda e integral que delinee muy bien cómo, cuándo y con qué recursos se estructurarán las policías en México; ello no sólo implica a la Policía Federal, sino, como lo evidencia el caso poblano, prioritariamente debe ocurrir ese fortalecimiento en el plano local y estatal. El problema no es sólo el crimen organizado, va mucho más allá.

Ahora que se buscará tener una nueva visión desde el Presupuesto federal, este tema, sin duda alguna, tiene una gran oportunidad de ser priorizado, para construir nuevas soluciones.

Eliminar fuero, primera iniciativa de Morena en San Lázaro

Eliminar fuero, primera iniciativa de Morena en San Lázaro

La propuesta la elaboró el diputado Pablo Gómez, quien destacó que se preserva la inmunidad, no el fuero

03/09/2018 20:34  TANIA ROSAS
 
 
  
La primera iniciativa de Morena en la Cámara de Diputados es una reforma constitucional para eliminar el fuero de los funcionarios y el presidente – Foto: Twitter @Mx_Diputados
 

La primera iniciativa de Morena en la Cámara de Diputados es una reforma constitucional para eliminar el fuero de los funcionarios y el presidente – Foto: Twitter @Mx_Diputados

 
 
 

CIUDAD DE MÉXICO.

La primera iniciativa de Morena en la Cámara de Diputados se presentará este martes. Se trata de una reforma constitucional para eliminar el fuero de los funcionarios y el presidente de la República, quien podrá ser denunciado, acusado, imputado, procesado y sentenciado por traición a la Patria y cualquier otro delito.

La propuesta la elaboró el diputado Pablo Gómez, quien destacó que se preserva la inmunidad, no el fuero.

La inmunidad “consiste en proteger la realización normal de las funciones de esos altos funcionarios sin que puedan ser detenidos o limitados en su libertad cuando se presente una acusación penal en su contra y hasta el momento en que sean objeto de una sentencia judicial condenatoria”.

El presidente de la República, precisa la propuesta, gozará de inmunidad y para el retiro de ésta y el cese de sus funciones se requiere la aprobación, primero, de la mayoría absoluta de presentes de la Cámara de Diputados y, después, de dos tercios de los presentes en el Senado.

Cada Cámara debe resolver dentro de un improrrogable plazo de 10 días hábiles a partir de la correspondiente notificación”.

La propuesta protege la libertad de los legisladores a manifestar y difundir opiniones, dentro y fuera del parlamento, sin que sean sujetos de acusaciones como difamación.

Los morenistas presentarán la reforma a los artículos 38, 61, 74, 108, 111 y 112 de la Constitución este martes en la primera sesión ordinaria de la Cámara de Diputados.

jcp

Bitácora del director PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

 
 
Soldados y marinos, en calles hasta 2024

Bitácora del director

PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

Soldados y marinos, en calles hasta 2024

 

 

31 de Agosto de 2018

El uso de las Fuerzas Armadas para apoyar la lucha contra la delincuencia organizada nunca ha sido una situación óptima, sino un recurso extremo para paliar la ausencia de cuerpos de policía confiables y capacitados.

Hace unos días publiqué en este espacio que, pese a ser un reclamo de la sociedad civil y un compromiso de autoridades federales y estatales con ésta, se ha desperdiciado una década en la que pudieron haberse formado tales policías.

Como nunca se ha cumplido cabalmente ese compromiso –y sin desconocer que hay elementos profesionales en la Policía Federal y otras corporaciones civiles de seguridad– no ha habido de otra, sino mantener a los militares en esas tareas.

Los soldados y marinos, a través de sus mandos, han dicho una y otra vez que no quieren hacer este trabajo. No les corresponde y no están entrenados para ello. Lo hacen, con gran dedicación y sacrificio, porque se los ordenan.

Es verdad que algunos elementos militares –no las Fuerzas Armadas como institución– se han propasado y han violado derechos humanos a la hora de realizar tareas de apoyo a la seguridad pública, pero también lo es que muchos soldados y marinos han sido asesinados y heridos por delincuentes en enfrentamientos y emboscadas.

Desgraciadamente, lo primero se ha convertido en estigma para el Ejército y la Armada, mientras que lo segundo se reconoce muy poco.

Aun así, soldados y marinos no tienen de otra más que seguir obedeciendo las órdenes de la autoridad civil –su comandante supremo es el Presidente de la República– y mantenerse en el combate a la delincuencia, pese a que, como digo, ellos quisieran regresar a sus cuarteles.

Esta semana, el gobierno que tomará posesión el próximo 1 de diciembre ha dicho que esta situación se mantendrá hasta 2024.

En voz de Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad Pública, informó que la presencia de los militares en las calles será “transitoria”, pues “nos hemos propuesto un programa emergente, de capacitación y profesionalización policial, con el propósito de tener los cuadros suficientes y adecuados que entrarán al relevo”.

Agregó que “en el transcurso de los tres primeros años” habrá “una baja sensible de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad”, y que la meta del próximo gobierno es “entregar un país en paz, en tranquilidad y obviamente ya sin la necesidad de contar con las Fuerzas Armadas en las calles” (Excélsior30/VIII/2018).

Es bueno que se reconozca que la participación del Ejército y la Armada en tareas de seguridad pública ha sido una necesidad.

Durante años, hubo quienes negaron esta situación y sostuvieron que era un error involucrarlos. Me parece que nunca ha sido óptimo, como digo arriba, pero algunos aprovecharon políticamente esta situación para golpear a las instituciones, particularmente a las Fuerzas Armadas.

Quizá algunos de los que hicieron eso ahora harán como que la Virgen les habla y no rectificarán sus dichos ni mantendrán su oposición. Aun así, los hechos los ponen en evidencia.

Por lo que a mí respecta, quiero aprovechar para agradecer a soldados y marinos el sacrificio que han hecho y seguirán haciendo en defensa de la seguridad de todos. Para ellos, esto ha implicado no solamente riesgos para su seguridad personal y mayor carga de trabajo, sino estar alejados de sus seres queridos.

El nuevo gobierno ha tomado el camino correcto. Primero, reconociendo que la presencia castrense en las calles es necesaria; segundo, anunciando que se formarán policías para que los soldados puedan regresar un día a sus cuarteles. Manos a la obra.         

BUSCAPIÉS

  • Si Ibargüengoitia viviera, tal vez su próxima novela tendría que ver con el gobernador de Plan de Abajo, que se convirtió en candidato al Senado sin solicitar licencia a su cargo, y, una vez elegido, pidió licencia para rendir protesta como senador; dejó el puesto encargado a un compadre diputado, que le cumplió el capricho de reformar la Constitución estatal para dar formalidad a sus planes, y luego se regresó a Cuévano para ser gobernador sustituto de sí mismo, sin despeinarse ni perder la condición de senador.
  • El próximo 14 de septiembre se cumplirán 50 años de la matanza de excursionistas poblanos, quienes, en su camino hacia el volcán La Malinche, se quedaron a dormir en el poblado de San Miguel Canoa, donde fueron asesinados por habitantes que los creyeron instigadores comunistas. Nada hemos aprendido en medio siglo, a juzgar por el reciente linchamiento de dos campesinos, que fueron confundidos con secuestradores y luego quemados vivos en Acatlán de Osorio, otro lugar de Puebla, entre gritos de algarabía de los pobladores.

Tendrán en gobernación una aliada de la lucha por la libertad de expresion": Sánchez Cordero

Tendrán en gobernación una aliada de la lucha por la libertad de expresion": Sánchez Cordero

mié 29 ago 2018 21:31


México.- Olga Sánchez Cordero, próxima titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), se comprometió a sostener una gestión que promueva y luche por la libertad de expresión.

Durante la presentación del proyecto "Soy Periodista, No Criminal", Sánchez Cordero aseveró que para el gobierno de Andrés López Obrador se buscará garantizar el ejercicio periodístico sin ninguna clase de censura.

La ex ministra lamentó los más de 138 asesinatos contra periodistas contabilizados entre el año 2000 y 2018, así como las 2000 agresiones cometidas en el sexenio actual.

"En la Secretaría de Gobernación estará resguardada, privilegiada, estará también presente en todo momento el respeto irrestricto de la libertad de expresión. Tendrán una aliada y alguien que lucha por el derecho irrestricto de la libertad de expresión".
OLGA SÁNCHEZ CORDERO.
En el evento, convocado por el Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica (CIC-PC), el periodista Sergio Aguayo reprobo la criminalización que se hace de manera continua contra el gremio que enfrenta el choque constante de cuatro clases de derechos distintos: libertad de expresión, cuidado del honor, derecho a la información y propiedad.

Asimismo,se congratuló de que el próximo gobierno se encuentre interesado en escuchar los riesgos que enfrentan aquellos que están comprometidos con la entrega de información certera.

Durante su intervención, Jesús Peña Palacios representante adjunto en México de la OACNUDH, habló sobre la necesidad de reparar la ambigüedad de la tipificación de delitos, así como las conductas que no deben ser objeto de derecho penal y que tanto vulneran a los periodistas.

Al respecto, Olga Sánchez insistió en que el proyecto de la próxima gestión se encuentra encaminado en atender el déficit en procuración de justicia que hasta ahora ha sido ineficaz en el combate a la impunidad.

La imagen puede contener: 3 personas, traje
 
Comentarios
 
Bernabé López
Escribe un comentario...
 
 
 
 
 
 
 
 
3 h · 
 
 
 

Página 7 de 276

Artículos relacionados