Noticias

¿Cuándo empezará a gobernar (correctamente)?

¿Cuándo empezará a gobernar (correctamente)?

1 ENE, 2019

 

Ángel Verdugo

Economía sin lágrimas

 

ÁNGEL VERDUGO

No es posible voltear hacia otro lado y hacer como que nada ocurre en el país. López ha tomado —durante estos últimos seis meses— una buena cantidad de decisiones; algunas, evidente y ofensivamente erróneas y dañinas para el país y el crecimiento de la economía, y otras, aun cuando lo dudáremos, difícilmente podrían haber sido peores.

Leer más: ¿Cuándo empezará a gobernar (correctamente)?

BARBOSA SERÁ CANDIDATO EN PUEBLA;; MORENA

 

El periódico EL FINANCIERO nos informa que: Barbosa contenderá de nuevo por gubernatura de Puebla. “La dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, confirmó este lunes que Miguel Barbosa repetirá como el candidato en Puebla en una elección que podría darse a mediados de este año.

Entrevistada en Tabasco, Polevnsky señaló que su partido pugnará porque el proceso quede en manos del Instituto Nacional Electoral (INE) pues no confía en el órgano local al que tachó de “corruptísimo”.“No queremos que la elección quede en manos del OPLE, hizo todas las cosas mal por eso queremos que la atraiga el INE”, expresó. Reiteró que Barbosa Huerta será candidato otra vez porque ganó los comicios pasados, pero presuntamente fue objeto de robo por parte de sus oponentes en contubernio con los organismos electorales.

“Estoy segura que la ciudadanía no permitirá que nos vuelvan a hacer otra transa”, puntualizó.”

Creemos que no sería lo más conveniente para MORENA que repita como candidato Barbosa, ya que lo pasado con la gobernadora panista Erika Alonso ha dejado una huella muy profunda en contra de Barbosa, y eso lo aprovecharan muy bien los panistas, ya que hay muchas especulaciones que él tuvo que ver con el accidente –hasta ahora- de los Valle Moreno Alonso.

De hecho una antena que tenemos en Puebla nos dice que si el PRI lanza a un candidato puede ganar la elección y hacer que el pueblo enconado con el PAN y con MORENA se olvide de lo ocurrido hasta ahora.

Lo mejor para MORENA será que le de una chamba a Barbosa para pagarle los servicios que le hizo a AMLO para ayudarlo a ganar la elección, ya que seguramente los ciudadanos se irían a votar en su contra y por ende no sería un candidato competitivo; aunque hay otros analistas que podrían decir que vaya quien vaya, el partido del Peje perderá.

Grandes planes para la ciudad Deportiva Centenario

 

Tomado de El Debate.Resultado de imagen para luis ignacio ayala

 

Ignacio “Chicote” Ayala Busca reactivar la Ciudad Deportiva Centenario

El director del inmueble deportivo dice que implementará el programa Domingos Culturales, y que hará gestión ante Cabildo y el alcalde Billy Chapman para que se instale ahí el Salón de la Fama

Instalaciones de la Ciudad Deportiva Centenario.

 

Con el objetivo de reactivar los programas de la Ciudad Deportiva Centenario en beneficio de toda la población, en especial de la comunidad de deportistas y las familias ahomenses, la nueva directiva de dicho organismo que encabeza Ignacio “Chicote” Ayala, tienen en puerta interesantes programas.

 

Así lo explicó en entrevista el director del organismo, durante un recorrido por las instalaciones del inmueble.

Ignacio Ayala reconoció que se tiene una ardua labor por delante, ya que se ha descuidado un poco la infraestructura de los campos de béisbol, futbol, basquetbol y tenis, por lo que se ha iniciado un trabajo de rescate.“Me siento contento tener este reto en mi carrera y trabajar para reactivar esta ciudad deportiva. Estamos haciendo una serie de cambios. Por ejemplo hemos pintado los campos de béisbol y se ha metido maquinaria para hacer un cambio en los terrenos ya que han estado en muy malas condiciones por el problema de inundación. Estamos en etapa de mantenimiento”, subrayó el funcionario.

 

Explicó que son instalaciones que se encuentran a un 40% de su funcionalidad, por lo que se va a reactivar la jaula del bateo que se incluirá una especie de campo recreativo. Dijo que también se pretende dar un reacomodo, y reabrir el andador principal que se cerró cuando se instaló el área de tiro con arco, “pero creo que se cometió un error y estamos a tiempo de rectificarlo y abrirlo, ya que es el circuito principal”.

También expresó que se pretende implementar el programa de Domingos Culturales en coordinación con el IMAC, para la convivencia familiar, “y porque no, instalar un trenecito como hace mucho tiempo hubo”.

Queremos que la Ciudad Deportiva Centenario vuelva a tener vida. Actualmente los domingos tenemos muy poca afluencia, y se registran números rojos con apenas 50 visitas, por lo tanto haremos los cambios necesarios para el beneficio de todos”, subrayó.

Por último Ignacio Ayala dijo que ante la noticia de que el Cabildo busca aprobar el Salón de la Fama deportiva, gestionará ante los regidores y el alcalde Billy Chapman para que se analice la posibilidad de que la sede sea la Ciudad Deportiva Centenario, ya que sería un boom.

 

Cómplices

Cómplices

Inquietud, resquemor, desazón o miedo. Al diablo con las instituciones resuena en el eco infinito de la memoria histórica. Por más que nos quejáramos, la continuidad de la vida institucional no estaba en duda. Eso cambió. Hoy esa duda corroe al ánimo.

 

01 de Enero de 2019

¿Hasta dónde se atreverá a llegar? Largos años de campaña en los cuales, en plena libertad, exageró, deformó y mintió sin que hubiera demasiadas reacciones y desmentidos. Resultado: el otorgamiento de una licencia implícita para continuar con la misma mecánica. El documento del Banco Mundial, que según el actual Presidente acreditaba el costo de la corrupción por 500 millones de pesos, nunca existió. Lo citó mil veces y nada le ocurrió. La crisis económica a la que se refería convenció a decenas de millones de mexicanos que vivieron el año de mayor creación de empleo formal de toda nuestra historia. El macrofraude, que según él lo acechaba, nunca apareció, de hecho, fueron las instituciones que hoy denuesta las que le dieron el triunfo sin tropiezos.

Como a un niño mal educado, todo se le permitió y hoy padecemos las consecuencias. En semanas, con la espada desenvainada, ha demostrado que en verdad cree que las instituciones deben irse al diablo. Desaparece el Estado Mayor Presidencial sin tener una alternativa clara e imputándole irresponsablemente hechos que no corresponden a su actuación histórica. Intenta desaparecer el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que es un logro reconocido por los especialistas. Ahorca presupuestalmente al Instituto Nacional Electoral (INE) a sabiendas de que es la piedra angular de la democracia mexicana. Arremete contra el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), sin cuya actuación sería imposible explicar la evolución política de nuestro país. Los órganos calificadores están en la mira de su capricho. Al diablo con las instituciones. El estado soy yo.

Por si fuera poco, y sin empacho alguno, contra toda lógica económica y tirando decenas de millones de dólares de los mexicanos, echa atrás Texcoco. El tiradero está por todas partes. Proyectos ejecutivos, para qué. La refinería donde yo digo, el tren por donde yo me lo imagino. Yo les explico Santa Lucía; total, sé de todo. Al diablo con las instituciones es cortar los dineros para las universidades. ¿No que no? Es descalificar las opiniones de los expertos que encarnan las instituciones. Desaforado, arremetió contra las Fuerzas Armadas para después pedirles su auxilio. En semanas, hemos visto cómo se brinca al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para generar su propia información “censal”. Cómo se diseñó el ejercicio, quién lo supervisó. Nada sabemos porque el eje del razonamiento es el pueblo alterno que él inventa. Entonces los del pueblo representado en las instituciones también nos fuimos al diablo. ¿Más claro?

Y parte del trabajo de mandar a las instituciones al diablo está en el uso del lenguaje, por eso puede llamar inmorales y corruptos a los miembros del Poder Judicial, sin que el travieso tenga ninguna consecuencia. Por eso también puede tildar de mezquinos, fascistas a ciudadanos inconformes en un acto público sin que haya una factura. Lleva años cumpliendo su promesa, no cree en las instituciones y menos aún en un comportamiento institucional. No hay sorpresa, no cree en los argumentos, sólo cree en su astucia personal para hacerse del poder y vaya que lo logró.

Va un ejemplo: un grupo de vándalos agredió y golpeó el automóvil de un funcionario de la Judicatura Federal justo enfrente de la Suprema Corte. Aún más grave, pensaban que se trataba de un ministro. Haciendo eco de las descalificaciones del Presidente, la turba enfurecida salió a hacerse justicia por propia mano. El suceso no mereció ninguna condena, con el silencio se premió la fuerza y no la civilidad. Pero allí no termina la historia, el sujeto y sus huestes amenazan con impedir las labores del máximo órgano de justicia del país justo el día (mañana) en que se debe elegir a un nuevo presidente. Y nada ocurre. Podrían mandar de inmediato a cientos o miles de elementos a cuidar la sede para enviar así un mensaje claro de respeto a la legalidad. Pero no. Las autoridades, locales y federales, guardan un silencio sepulcral. Al diablo...

Pero todo esto ha ocurrido y ocurre por la cómoda e irresponsable actitud de un México que prefiere vivir aletargado. Que alguien se encargue de lo público, mejor delegar la responsabilidad que tener que actuar. Ciudadanos, organismos empresariales, profesionistas, de todo, los ministros no exigieron públicamente, hasta ahora, que los agresores sean llamados a cuentas y que su sede sea respetada.

Con esa actitud –dejar y dejarlo hacer, mejor dicho, deshacer–, pasamos de testigos a cómplices. En nuestras narices están demoliendo las instituciones. Por este camino vamos a la barbarie. Nadie puede fingir demencia. El aletargamiento puede ser mortal para México. El 2019 es definitorio. Ojalá enterremos el letargo.

Gritos y sombrerazos

 
 
 
 

Gritos y sombrerazos

 

 

31 de Diciembre de 2018

…será porque el valiente de palabra es muy ligero de pies,

que para el arriero el aguacero,

y que soy de los que aúllan cuando el coyote,

hasta que se cansa y corre.

De modo de que para qué tantos gritos y sombrerazos…

Agustín Yáñez, Las Tierras Flacas

 

El otro día, en Torreón, Coahuila, el Presidente dio una muestra de su poco frecuentada inclinación a lo que sería la tolerancia, y su afición al refranero popular, ese del que me canso ganso. Ante los gritos de “muera el PRI”, patrocinados por alguien que quería congraciarse con López Obrador, el Presidente rompió la orden del día, tomó el micrófono e instó a los jóvenes de ese coro fácil, por citar a Echeverría, a la contención, la urbanidad política y el respeto. Nada de gritos y sombrerazos, dijo. “Yo fui opositor durante muchos años, pero muchos años. Y nunca usé el Muera el PRI o Muera el PAN. Nunca. No me gusta eso”.

Cualquier analista del ideario y la conducta del Presidente encontrará muchas referencias a principios bíblicos; lo cual no está mal. Todos los sujetos a la cultura judeocristiana compartimos esos principios y muchos de sus ordenamientos, de los Diez Mandamientos para acá. El asunto es que no hay una sola Biblia, sino libros en dos líneas: la judía del Talión, del ojo por ojo y de la venganza de Jehová echando encima plagas y molestias a su pueblo elegido, y la del Nazareno con la otra mejilla, la defensa de la Magdalena lapidada y el “perdónalos Señor, es que no saben lo que hacen”.

¿Cuál es la Biblia de López Obrador? Si nos atenemos a la decisión de privar a los expresidentes de este país de pensión, protección y apoyo, y de correr de sus puestos directivos a todos los que huelan al pasado, su Biblia es la del Talión: el que la hace la paga. Si nos referimos al perdón específico por el inmenso huachicoleo de arriba de combustibles de los directores de Pemex, desde Jorge Díaz Serrano (1976-1981) hasta Emilio Lozoya Austin y Carlos Treviño, de quienes el Presidente dijo: de que sabían del robo, sabían, estamos en el Nuevo Testamento, el Cristianismo. Los mexicanos, que en la teoría somos dueños de Pemex, debemos poner, cristianamente, la otra mejilla.

Los que han leído la Biblia saben que Jehová era muy de grito y sombrerazo; se enojó ante la primigenia violación de su ley, que la hizo Eva, y así siguió. Jesús, que era piadoso, perdonaba todo, pero no a todos.

¿Así vamos a seguir en este país? O a gritos y sombrerazos.

PILÓN.- Tal vez el accidente del helicóptero en Puebla el día de Nochebuena tenga todavía muchas lecciones que darnos, si las investigaciones son serias y honestas. Por lo pronto, la gente dedicada a la difusión de información ya recibió una muy importante lección: las noticias no toman vacaciones. Las grandes estrellas de la televisión y la radio informativas en México no estaban a la mano para enorgullecerse con haber tenido la primicia: todos estaban de vacaciones. Joaquín hizo un enlace de flash informativo desde donde andaba, pero al igual que sus demás colegas confió el seguimiento a los que estaban en sustitución de.

Ni las señoras Maerker o Aristegui, ni los señores Cárdenas o CurzioGómez Leyva o Alatorre, pudieron decirles a los demás, como niños con juguete nuevo: lo dije yo primero.

Zabludovsky en sus tiempos de Gran Informador nunca tomó vacaciones en Semana Santa o Navidad; se puede pensar que había motivación religiosa en la decisión, pero los judíos practicantes celebran la Hanukkah o fiesta de las luces alrededor de nuestro diciembre, y la Pascua coincide, desde los tiempos bíblicos con la semana del juicio y la Crucifixión de Jesús. Jacobo más bien estaba animado por el pragmatismo de evitar las aglomeraciones en los sitios de descanso y recreo en Madrid o Nueva York.

Desde luego que las estrellas de la noticia necesitan y merecen un descanso. En la satisfacción de esos dos elementos, la necesidad y el merecimiento, se esconde el riesgo de que los agarren fuera de base, como fue este caso: el fin de año estuvo, en todos los informativos, ocupado en hacernos un recuento de las noticias del 2018, mientras el desplome en Puebla no había sucedido. Algo semejante, pero no igual, sucedió el Año Nuevo de hace 25 años, con el surgimiento de un fantasma que se sigue llamando Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Y que, dicen, ya le declaró la guerra a AMLO. Como se la declaró hace 25 años a Salinas

Página 4 de 300

Artículos relacionados