Noticias

¿Estados Unidos interviene?

¿Estados Unidos interviene?

El gobierno estadunidense decidió nombrar a las mafias mexicanas del narcotráfico como terroristas y mata a alguno de sus principales jefes con la misma tecnología, forma y precisión, que lo hizo con el líder iraní

 

26 de Enero de 2020

Por Francisco Javier Martínez Galván*

 

Parece que tiene razón quien sentenció que nada pasa por azar y que los sucesos político-sociológicos, siempre tienen una explicación, y los extremos suelen tocarse. Tomando esta sentencia como válida, abordaré varios aspectos que seguramente están concatenados, pero que aún no sabemos cuál será su desenlace final. Por ejemplo, el asesinato del iraquí Qasem Soleimani, y la amenaza de Donald Trump de declarar a los cárteles mexicanos de la droga como terroristas.

Inició con una extraña noticia que conmovió al país. Era el 17 de octubre del 2019, y en redes sociales empezó a circular la versión de que había un fuerte enfrentamiento entre miembros del Ejército y la Guardia Nacional contra integrantes del Cártel de Sinaloa.

Todo empezó porque el gobierno federal quería capturar a Ovidio Guzmán uno de los hijos de El Chapo Guzmán, después nos enteramos que era debido a que los Estados Unidos habían solicitado su deportación. Los encargados de la operación no pudieron hacerlo. Habían quedado mal con el gobierno norteamericano.

Quince días después otro escándalo sepultó al anterior. Sin que hasta el momento exista un móvil por el crimen, en los límites de Chihuahua y Sonora, asesinaron a familias menonitas, y éstas solicitaron la intervención de los EU y para ello demandaron que declararan terroristas a los cárteles de las drogas mexicanas, quienes han realizado hechos atroces que bien merecen ese calificativo.

A partir de ese momento el presidente estadunidense Donald Trump, amagó con nombrar terroristas a los integrantes de los cárteles mexicanos y nos informó que tiene 90 días revisando el tema con su equipo de confianza. Al final Trump decidió aplazar la discusión, pero dejó claro que es evidente que el gobierno mexicano no puede con el problema y le ofreció ayuda sin dejar de amenazar con que pronto la necesitarán.

No sabemos por qué el gobierno de EU dejó de presionar coyunturalmente. Menos de un mes después, el embajador de EU en México anunció la visita del fiscal general estadunidense William Barr, quien negoció con las máximas autoridades mexicanas encargadas del tema de seguridad. Sólo conocemos un documento formal que no dice, seguramente, lo que realmente se negoció.

Cinco días después de la visita del fiscal norteamericano a nuestro país, Richard P. Donoghue, fiscal para el Distrito Este de Nueva York, anunció la detención de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón. ¿Será consecuencia de lo pactado con el fiscal norteamericano?

Casi al mismo tiempo, Anabel Hernández, publicó el libro El Traidor, donde abiertamente dice que Ismael Zambada, El Mayo, es el jefe real del Cártel de Sinaloa y que todos los anteriores exgobiernos priistas y panistas habían negociado con él y lo habían protegido. El mensaje del libro es claro: El gobierno de López Obrador debe atrapar a El Mayo si quiere distinguirse de todos los anteriores, si no, ella se encargará de recordárselo una y otra vez.

Poco tiempo después, el gobierno de los EU asesinó al enviado de Irán para los asuntos iraquíes, Qasem Soleimani, después de que, en abril de 2019, el presidente Trump calificara como organización terrorista a los integrantes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán. Este hecho, mostró al mundo el avance tecnológico que tienen para asesinar a una persona con toda precisión a larga distancia.

Si juntamos todos los elementos que anotamos como si cada uno estuviera suelto, en el futuro cercano, pudiera darse la siguiente situación: El gobierno estadunidense decidió nombrar a las mafias mexicanas del narcotráfico como terroristas y mata a alguno de sus principales jefes con la misma tecnología, forma y precisión, que lo hizo con el líder iraní. ¿Cuál sería la postura de la mayoría de los mexicanos?

A Porfirio lo respetamos

A Porfirio lo respetamos y lo queremos mucho: Mario Delgado

El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados rechazó que se haya censurado a su compañero de bancada, luego de que se le impidió que exhibiera un video en San Lázaro

23/01/2020 16:01  XIMENA MEJÍA/FOTO: CUARTOSCURO
 
 
  
Mario Delgado sostuvo que ni Muñoz Ledo, reconocido por su trayectoria política o cualquier otro diputado, puede quebrantar los acuerdos establecidos previamente en el orden legislativo.
 

Mario Delgado sostuvo que ni Muñoz Ledo, reconocido por su trayectoria política o cualquier otro diputado, puede quebrantar los acuerdos establecidos en el orden legislativo.

 

RECIBE TODA LA INFORMACIÓN EN TU CORREO

Correo electrónico ENVIAR

Al hacer click en enviar quedaras regitrad@ a nuestro boletín el cual podrás cancelar en cualquier momento;no olvides revisar tu carpeta de spam.

 
 

CIUDAD DE MÉXICO.

Mario Delgado Carrillo, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, rechazó que se haya censurado a su compañero de bancada Porfirio Muñoz Ledo, luego de que se le impidió que exhibiera un video de las agresiones de la Guardia Nacional contra migrantes centroamericanos, durante la presentación del informe de la titular de la CNDH, Rosario Piedra.

El líder del Grupo Parlamentario de Morena, sostuvo que ni Porfirio Muñoz Ledo, reconocido por su trayectoria política o cualquier otro diputado, puede quebrantar los acuerdos establecidos previamente en el orden legislativo. En el caso del miércoles, sostuvo que la comisión permanente está sujeta a los acuerdos que apruebe el pleno.

 

A Porfirio lo respetamos y lo queremos mucho. No siempre se puede a petición de un diputado, Porfirio o el que sea, alterar un acuerdo, tiene que aprobarlo el pleno, en este caso la comisión permanente”, justificó.

Ante la acusación que hizo Porfirio Muñoz Ledo sobre la línea política que presuntamente dictó para que sus compañeros impidieran su participación en tribuna, Delgado la rechazó. Dijo que la llamada telefónica que atendió fue por una reunión con la ANUIES y minimizó la conversación previa que tuvo con el legislador sobre su intención de proyectar el video.

Algo me dijo que quería pasar un video. Hablé con él estaba allá arriba y yo abajo, algo me dijo que quería pasar un video, no sabía lo que quería hacer, la verdad”, se deslindó.

Muñoz Ledo acusó a Morena de estar adoptando los “peores métodos del PRI” en cuanto censura y línea política con sus integrantes. Al respecto, Delgado contestó que Morena es un partido plural que respeta las opiniones de sus integrantes y se siente orgulloso de su fracción parlamentaria.

Yo estoy muy orgulloso de mi fracción, y me baso en resultados. Nosotros hemos sido aquí motor de la transformación hemos creado de manera muy rápida, el nuevo marco jurídico que está siendo fundamental para la transformación. No tenemos ni un solo tropiezo en esta legislatura y no lo vamos a tener”, dijo.

Más de este caso: Morena calla a Muñoz Ledo; disiente de trato a migrantes 

El día que Morena calló a Muñoz Ledo

El día que Morena calló a Muñoz Ledo

 

 

23 de Enero de 2020

Lo que vimos ayer en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión es el absoluto desprecio de Morena por la libertad de expresión. Para acallar críticas se mostraron dispuestos a lo que sea, incluso votaron en contra de que Porfirio Muñoz Ledo —el mejor orador que tienen— hiciera uso de la palabra.

Sabían que si Porfirio hablaba, no era para besarle los pies a Rosario Piedra, titular de la CNDH por obra y gracia del autócrata de Palacio, sino para criticar la actuación de la Guardia Nacional con los  migrantes centroamericanos en la frontera sur.

En San Lázaro confirmamos que Porfirio quería que en el Salón Verde, donde rindió su informe Piedra, se pasara un video sobre la actuación de la Guardia Nacional en la frontera sur, que es inconveniente para el gobierno de López ObradorPorfirio chocó con Mario Delgado por ese asunto en la reunión previa  de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente. El coordinador de los diputados de Morena nos comentó, con ácida ironía, el calificativo de “salvajada” con el que Muñoz Ledo describió la actuación de la Guardia Nacional en la frontera sur.

“Es una salvajada, sí, que le avienten pedradas a la Guardia Nacional…”, dijo Mario.

La senadora de Morena Mónica Fernández, presidenta de la Permanente, se puso de lado de Delgado para silenciar a Muñoz Ledo. No le prestó el micrófono y encimó sus palabras sobre las del experimentado diputado federal para que no se escucharan.

A sabiendas de que había la instrucción de no dejarlo hablar,  Fernández puso a votación del pleno si se le permitía el uso del micrófono a Porfirio. La oposición no paraba de pedir a gritos: “¡Que hable! ¡Que hable!”. Pero fue inútil. La instrucción a los borregos de Morena era callarlo. Mayoritearon.

Porfirio intentó hacer uso de la palabra sin micrófono. Miraba a sus compañeros de Morena y les decía a capela; “¡No somos partido de Estado, se omite la  verdad”.

La senadora Fernández lo volvió a cortar, con el argumento de que había un acuerdo para que no hubiera intervenciones. Porfirio, molesto, mejor se fue mascullando quién sabe qué.


 * ¿Y qué contiene ese video?

“Allí está todo. Los golpes, los arrastres, los gritos de la Guardia Nacional. La mayoría no quiere verlo. Es gravísimo”, dijo Muñoz Ledo a los reporteros.

Buscamos el video en su cuenta de Twitter. Corroboramos sus palabras. Habrá que preguntarle al canciller Marcelo Ebrard si esa tamhbién es parte la “generosidad mexicana” con los migrantes, que tanto presumió el martes.

 * Lo ocurrido es una señal de alerta. Ayer fue Muñoz Ledo, mañana puede ser cualquier crítico del gobierno de López Obrador. El hecho me trajo a la memoria el poema escrito por el pastor luterano alemán Martin Niemöller (1892-1984):

“Primero vinieron por los socialistas, y yo no dije nada,

porque yo no era socialista. Luego vinieron por los sindicalistas, y yo no dije nada, porque yo no era sindicalista.

“Luego vinieron por los judíos, y yo no dije nada, porque yo no era judío. Luego vinieron por mí, y no quedaba nadie para hablar por mí”. Así que a protestar.


 * No hay mucho qué decir del informe de la señora Rosario Piedra. Se dedicó a denostar a sus predecesores, a contabilizar los ahorros que se han hecho y a criticar el neoliberalismo. Ni un sólo mea culpa de lo que pasa en el país.

El posicionamiento que más llamó la atención fue el del senador del MC, Juan Manuel Zepeda. Le recordó a Piedra sus omisiones: ni un posicionamiento o recomendación sobre los 35 mil asesinados del 2019, el año más violento.

Tampoco sobre los migrantes centroamericanos, la falta de medicamentos para niños con cáncer o la crisis en el sector salud. Ni siquiera se han nombrado muchas de las visitadurías locales. “Estamos haciéndole la campaña política a Donald Trump”, alertó Zepeda.


 * Otra intervención muy crítica fue la del senador del PAN, Gustavo Madero. Mientras hacia uso de la palabra se levantaron pancartas de legisladores de ese partido en las que se leía: ¿#Dónde está la CNDH? y “¡Salvaje represión! ¿Donde está la CNDH?”. El panista le recordó a Rosario que no cuenta con el aval de todas las fuerzas políticas que representan la pluralidad del país y que ni siquiera reunió los requisitos para ocupar la titularidad de la CNDH.

Muy tibios los posicionamientos del PRI y del PRD. Lamentables los del PT, el PES y el PVEM. Patéticos los de Morena, que sólo buscaban cobijar a Piedra y sus omisiones.

Entre rifas

La verdadera rifa

• Es sabido que los mexicanos nos reímos de nuestras tragedias y parte de nuestra tragedia es eso.

 

21 de Enero de 2020

Torreón todavía resuena en la memoria. Aparece la historia familiar –el horror y el vacío en lugar del cariño y el amor hogareño– y en esas estamos cuando cae la nota del Inegi: cada mes hay cincuenta suicidios infantiles. Excélsior dominical cabecea: México busca a 11 mil niños desaparecidos; y Mario Luis Fuentes, ayer, remata, 10 mil cráneos y 200 mil fragmentos humanos en análisis. Y el Presidente con su rifa.

Es sabido que los mexicanos nos reímos de nuestras tragedias y parte de nuestra tragedia es eso. Los memes y chistes invadieron las pantallas, el avión estacionado frente a una pequeña vivienda. “Rifemos al Presidente, quedémonos con el avión”. Hoy es lunes negro, el de la consabida depresión de invierno y hace frío. Pero, más allá de la anécdota, ¿cómo reírse? Alrededor de 35 mil homicidios dolosos, 98% de impunidad; 340 mil empleos menos que en el 2018. En los pronósticos de crecimiento, el promedio para el 2020 es ya un 1%; es sólo el comienzo. Por supuesto que también hay buenas noticias como la del T-MEC que inyecta certidumbre a ciertos sectores, pero no es suficiente para contrarrestar la brutal caída en la inversión. Ya se comieron la mitad del Fondo de Estabilización y la recaudación caerá este año. ¿De dónde van a sacar para los proyectos faraónicos? ¿Risas?

“No me subiré” lanza desde Oaxaca y baraja opciones de rifa y venta. A quién le interesa la trama del capricho presidencial cuando el sistema de salud sangra y se colapsa. Para la comunicación es un genio, dicen algunos, ya no hablamos de escasez de medicamentos, del desastre del sistema de salud, dicen algunos. Pero no hablar de nuestras tragedias sólo las agrava. ¿Genio? Julio Frenk y Octavio Gómez-Dantés –quienes saben y mucho de la materia– nos recordaron, durante el 2019, en sus artículos de Nexos y ahora en el libro Proteger a México, de los riesgos de acabar con el Seguro Popular que atendía a más de 53 millones de mexicanos pobres con 65 operaciones de alto costo. Salomón Chertorivski ha insistido hasta el cansancio en explicar los orígenes y utilidad del Fondo para Eventos Catastróficos que hoy ya no tiene sustituto. Ya estamos allí. ¿De qué nos reímos?

Los distractores nos hacen olvidar que el huachicol ha crecido en varias entidades, Michoacán, Estado de México; en Hidalgo el crecimiento fue de más del 100%.

Distractores para dejar de lado el amenazante paquete de reformas al sistema de justicia que permitiría el espionaje telefónico por delitos fiscales y electorales. ¿Y qué decir de la tentativa de limitar el juicio de amparo para cancelar esa centenaria fórmula jurídica que ha impedido algunos atropellos de la 4T? ¿Reírnos?

Y entre tanto, aparecen las fotografías de las Fuerzas Armadas conteniendo a los migrantes, trabajo sucio que no les corresponde, que no nos corresponde. Como aderezo, frente a la catarata de recursos para garantizar votos, el Comité Olímpico Mexicano rasca las paredes para conseguir 23 millones para la delegación que irá a Japón. ¿Cuáles son las prioridades?, el orgullo nacional no es asunto menor. Y, por si fuera poco, el Inegi da a conocer que uno de cada dos ciudadanos sufre de extorsión policiaca. ¿Reírnos?, pero si de acuerdo con Excélsior 30% de las mujeres adultas ha sufrido agresión sexual.

Son públicas las advertencias –por no llamarlas amenazas– a los gobernadores que no se sumen a diversas iniciativas del gobierno federal, incluido el Insabi. Ése es el federalismo de la Cuarta Transformación. Pero la lista no acaba, pues la espada de Damocles pende sobre el Instituto Nacional Electoral con la intención de acabar con el perfil de autonomía e independencia que costó tres décadas construir. Esa institución –eje del andamiaje– está en la mira para lograr mayor concentración de poder. ¿Cómo reírse cuando gobierna una épica de la destrucción que está avasallando a México?

No perdamos el humor, pero la salud, la seguridad, el bienestar la vida de decenas de millones están en el aire.

Gas lacrimogeno les dieron en Mérida, Yucatán a quejosos

Saidén: Se sancionaría al policía que lanzó “granada de gas” a quejosos

Momento del enfrentamiento de quejosos con agentes de la SSP (Foto de Valerio Caamal Balam)
 
Momento del enfrentamiento de quejosos con agentes de la SSP (Foto de Valerio Caamal Balam)
 

MÉRIDA.— El comandante Luis Felipe Saidén Ojeda confirmó que un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública lanzó una granada de gas “sin orden de por medio” a manifestantes que se dirigían a protestar contra el gobernador Mauricio Vila Dosal.

 
 
 

El jefe policíaco señaló que el departamento de asuntos internos ya intervino y realizará la investigación pertinente para, en su caso, sancionar al responsable.

Te puede interesar: Denuncian en redes represión policíaca contra manifestantes en Mérida

“Se pidió a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública que tuvieran cuidado y contuvieran cualquier situación que se diera alrededor de los hoteles porque hay turistas y estaba el evento programado”, señaló.

“En la calle 35 con 60 (Centro) colocaron vallas y elementos de la Secretaría, desafortunadamente la gente quiso ingresar y golpeó a un elemento”, añadió Saidén Ojeda.

Aunque reiteró que se sancionaría al responsable y que hay vídeos que demuestran la agresión de los manifestantes al uniformado.

“Se procederá conforme a derecho en este caso”, subrayó.

Enfrentamiento con agentes de la SSP

Como informamos, un grupo de manifestantes protagonizó un enfrentamiento con elementos de la SSP, en su intento por acercarse al Centro Internacional de Congresos (CIC).

Hace unos instantes la Secretaría de Seguridad Pública convocó a una rueda de prensa para dar su versión de los hechos.

Página 1 de 361

Artículos relacionados