Noticias

Pemex, en la cuenta que presagia ponche

 
 
Pemex, en la cuenta que presagia ponche

Bitácora del director

PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

Pemex, en la cuenta que presagia ponche

 

 

18 de Febrero de 2019

Decía el gran Pedro El Mago Septién que cuando un bateador está en dos bolas y dos strikes, con dos outs en la pizarra, se encuentra “en la cuenta que presagia ponche”.

Así está Petróleos Mexicanos: tibuteante en la caja de bateo, enfrentando a un tremendo serpentinero de la novena de Las Calificadoras. Desconcertado, por las dos rectas de fuego que le acaba de pasar el pitcher por el centro del plato. Distraído, por las señales incomprensibles que le envía el manager desde el dugout. El viernes pasado, Pemex abanicó con tal fuerza que –hubiera dicho Óscar El Rápido Esquivel– al público atrás de home por poco le da un resfriado. Mientras trataba de recomponerse del swing, escuchó al ampáyer cantarle el segundo strike.

A los analistas de las grandes instituciones financieras no gustó nada el plan de impulso de Pemex que anunció el viernes el gobierno federal con gran pompa y circunstancia.

“Segundo strike”, opinó Citigroup, la mayor empresa de servicios financieros del mundo, en obvia referencia al gusto del presidente Andrés Manuel López Obrador por el beisbol.

“El apoyo extraordinario a Pemex vuelve a decepcionar”, agregó. “El gobierno ha reiterado que la hacienda pública respalda a Pemex y no dudará en proveerlo de apoyo adicional. Para nosotros eso es muy decepcionante, pues hasta ahora el gobierno ha fallado en demostrar que tiene un plan de apoyo creíble para Pemex”. Igual reacción tuvo BBVA, que juzgó que las medidas anunciadas, para inyectar 107 mil millones de pesos en la empresa productiva del Estado, “no resuelven los problemas estructurales de Pemex”. Abundó: “Desde nuestro punto de vista, tales medidas son insuficientes para resolver los dos grandes problemas estructurales de Pemex: el excesivo endeudamiento y el declive de la producción petrolera (…) Se gana tiempo con el apoyo financiero que recibirá la empresa por parte del gobierno federal, pero su calificación crediticia continúa en riesgo”.

Apenas el 29 de enero, la agencia Fitch Ratings había reducido las calificaciones crediticias de Pemex, dejándolas apenas por encima del grado de inversión, aludiendo a factores como su estrecho vínculo con el gobierno, la reducción de inversiones en exploración y su baja producción.

Aunque en un primer momento el presidente López Obrador desacreditó a la calificadora –acusándola de hipócrita, por no haber sido tan severa en su análisis de Pemex durante los sexenios anteriores–, la empresa respondió dos semanas después al reporte de Fitch argumentando que no tenía relación alguna con la política o acciones emprendidas por el actual gobierno, como si eso la pusiera a salvo de cualquier riesgo.

Pese a todo lo anterior, el fin de semana pasado se dio a conocer que la bancada de Morena en la Cámara de Diputados prepara una iniciativa de ley para dar al director de Pemex mayor control sobre la empresa y sus subsidiarias (Excélsior17/II/2018). De acuerdo con la nota de mi compañera Vanessa Alemán, el proyecto de dictamen de la Comisión de Energía pretende establecer un marco jurídico que garantice que el Ejecutivo federal, a través del titular de Pemex, dirija, ejecute, administre y opere de manera integral para cumplir con los objetivos de exploración, explotación y refinación, “que mandata el interés nacional”.

Estas modificaciones implican aligerar la intervención del Consejo de Administración y la Comisión Nacional de Hidrocarburos, retirando a estos facultades como establecer lineamientos relacionados con tabuladores y recursos humanos, así como fijar las políticas y bases generales para determinar el factor de rentabilidad con base en la cual Pemex y sus empresas participan en concursos para la adjudicación de contratos en exploración y extracción de hidrocarburos.

En días recientes, el gobierno ha emprendido una campaña en contra de organismos reguladores. Y aunque el presidente López Obrador había ofrecido no eliminarlos mediante reformas legales sino solamente controlarlos, la iniciativa aludida marcha en sentido contrario de esa promesa.

No olvidemos que en el Consejo de Administración de Pemex participa, además de los secretarios de Energía y Hacienda, un grupo de consejeros independientes nombrados por el Senado. De prosperar esta iniciativa, el plan de centralizar el poder habrá dado un enorme paso adelante. Sin embargo, habrá que estar atentos a cómo lo interpretan las instituciones financieras internacionales, prestas a cantar el tercer strike, lo cual podría tener implicaciones sobre la calificación de la deuda soberana del país, como se ha advertido

AMLO DIO IMPORTANTE ANUNCIO EN ISLAS MARÍAS

 

Las Islas Marías dejarán de ser prisión, anuncia López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador visitó este domingo las Islas Marías y compartió una foto en sus redes sociales

17/02/2019 21:11  NOTIMEX
 
 
  
Las Islas Marías dejarán de ser prisión, anuncia López Obrador
 

Foto: Tomada del Twitter @lopezobrador_

 
 
 

CIUDAD DE MÉXICO

El presidente Andrés Manuel López Obrador visitó este domingo las Islas Marías y este lunes anunciará que ese lugar dejará de utilizarse como prisión.

En su cuenta de Twitter @lopezobrador_, el mandatario acompañó el texto de una foto durante su visita a dicho penal.

Andrés Manuel
 
@lopezobrador_
 
 

Hoy estuve en las Islas Marías con algunos miembros del Gabinete. Mañana informaré que, después de más de un siglo, dejará de ser prisión.

 
4.518 personas están hablando de esto

 

Previo a esa publicación, en el acto que encabezó esta tarde en Pueblo Nuevo, Durango, el mandatario había dado a conocer que estuvo de visita en las Islas Marías.

En la red social, el vocero del Gobierno federal, Jesús Ramírez Cuevas, confirmó que en su conferencia matutina de este lunes, el presidente hará dicho anuncio y detalló que "la visita fue para confirmar el inicio de un cambio en el uso del espacio que dejará de ser prisión, para convertirse en una reserva natural y en un centro de educación ambiental"

Ustedes y nosotros

 
 

Ustedes y nosotros

 

 

09 de Febrero de 2019

POR RICARDO ALEXANDER M.*
 

Parece que desde hace algunos años, el lenguaje de los gobiernos de muchos países, así como los discursos de sus mandatarios, han cambiado. Ya no se trata de ser inclusivo y mediador. No se pretende ser “políticamente correcto”. Más bien se busca diferenciar, dividir, crear comparaciones ficticias para generar enemigos imaginarios que ayuden a contar mejor las historias que expliquen los males que se están viviendo. Algo parecido a los molinos de Don Quijote. Como elemento común en estos discursos, se hace una dicotomía entre “ustedes” y “nosotros”, los buenos y los malos, los que buscan mantener sus privilegios y no quieren que los pobres sean menos pobres y los redentores y defensores del pueblo.

Lo anterior ha sido una receta que ha funcionado a la perfección en todo tipo de países democráticos de corte occidental, desde Estados Unidos, pasando por Argentina, Bolivia y Brasil, hasta llegar a la Venezuela de Nicolás Maduro, donde cobra su mayor expresión.

Basta oír al presidente Donald Trump, para ver que dividir vende y es popular, sin importar los costos. El mandatario no se cansa de mencionar que la única manera de disminuir la inseguridad y el consumo de drogas en su país es un muro en la frontera con México que pare la inmigración, puesto que quienes llegan son puros violadores y narcotraficantes. Quien no apoye el plan es prácticamente un traidor a su patria. No hace ni sentido lo que dice, pero le genera muchos réditos. Es tan exitosa la estrategia, que incluso sin buenos resultados en su administración durante estos dos años, se perfila para la reelección.

Dentro de esta corriente, México no es la excepción. No hay semana en la que el presidente López Obrador no use expresiones como “conservadores”, “fifís”, “corruptos”, “pueblo bueno” y “mafia en el poder”, para diferenciar y descalificar a quien duda de su figura o su palabra, desde opositores políticos o empresarios, hasta medios de comunicación. Cualquier crítica a lo que está haciendo la nueva administración federal es inmediatamente catalogada y descartada, sin importar el contenido, con base en la “autoridad moral” autoproclamada.

Bajo este discurso oficial es fácil convertir a los delincuentes en víctimas, o en abusados a los abusadores, todo depende del cristal con que se mire, de acuerdo con las necesidades políticas del momento. Pobres huachicoleros que roban por necesidad; pobres maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que tienen que dejar de dar clases y cerrar vías de tren para exigir sus privilegios afectados por la reforma educativa –que pugnaba por un principio de evaluación y meritocracia–; pobres delincuentes organizados que sólo necesitan una regañada de sus madres para cambiar de profesión y dejar de masacrar a otros mexicanos.

Las redes sociales son un claro ejemplo de cómo han permeado en todas las esferas públicas estos conceptos impulsados desde el lenguaje gubernamental. Criticar o dudar del Presidente y de su equipo implica, inmediatamente, el tenerse que sentar en el banquillo de los acusados de ir contra la necesaria transformación del país, de forma similar –toda proporción guardada– a los revolucionarios franceses del siglo XVIII. Cualquier voz en contra no se calla con argumentos sino con alusiones personales y simplificaciones. Basta leer los comentarios a las columnas de opinión de los principales periódicos del país: “es que eres un fifí”, “es que ya no recibes chayote”, “es que estudiaste en esa universidad”, “es que no entiendes que no entiendes” y un largo etcétera.

Siempre es importante tener en cuenta que los presidentes gobiernan para todos, ricos y pobres, educados y no, empresarios o empleados, y todos aportan algo necesario a su país. Si bien es cierto que está siendo probado el éxito político de utilizar la dicotomía entre “ustedes” y “nosotros” en el discurso oficial –véase la enorme aprobación del presidente López Obrador–, a la larga puede generar una mayor inestabilidad a los mandatarios que la utilizan a su favor, aunado a las divisiones sociales que ello conlleva.

*Maestro en Administración Pública por la Universidad de Harvard y profesor en la Universidad Panamericana

Twitter: @ralexandermp

El Rey del Frijol apoya a los productores

Guadalupe Miranda, el llamado Rey del Frijol aconseja a los productores no malbaratar su cosecha y considera que deben buscar el mejor precio.

Cita que el año pasado  miles de productores salieron beneficiados al haberle entregado la cosecha a su empresa, agregó que ahora un grupito de 20 productores  andan denostandolo, cuando, dice, si reviso cada caso van a quedar 5 probablemente.

Hubo muchos factores no validados, la calidad, las impurezas, tierra exagerada y otros detalles que perjudican el valor del frijol y si no se cumplen las normas internacionales no podremos vender bien, así que quienes no cumplen son los que andan "grillando"

Explica que de las 20 mil toneladas que acopiaron, nos bajaron a 15 mil  para dar espacio a otros acopiadores que no quisieron entrar al programa ” pero, cuando vieron  que yo inicie, dispersé 80 millones de pesos, decidieron entrar. Ese evento fue publico”.Después de las 15 que envíe me quedaron 11 mil toneladas. Que la mitad todavía esta en tubería. Detenido por Hacienda; “el gobierno federal saliente  dejó una deuda de 1000 millones de pesos y lo que he escuchado es que el anterior secretario de agricultura federal se llevo  todo el recurso a su estado Tamaulipas. Con ello a Sinaloa no le han cumplido y eso lo veremos con el nuevo presidente...

CINTAR la empresa del rey del Frijol está pagando a $24000.00 la tonelada mientras los coyotes andan ofreciendo $20000.00 y eso ha motivado que tipos sin escrupulos levanten falso en su contra, obviamente pagados por los coyotes a quienes ha venido afectando al pagar lo justo.

“Ojalá se acerquen esos productores que les pague arriba del precio que lo comercializamos para que nos ayuden con la mitad de la perdida”, indicó.

Guadalupe Miranda reitera su posición de ofrecer precio justo a los productores y agrega que los coyotes no le intimidan, que al contrario, sus ataques lo hacen más fuerte.

 

CECILIA SOTO El cuento de la compra de las pipas

El cuento de la compra de las pipas

Un alto funcionario de la embajada de México en Washington compartió con una delegación de legisladores mexicanos las razones de Estado por las que tres titulares de secretarías y una oficial mayor tuvieron que viajar a Estados Unidos a comprar poco menos de 700 pipas para el transporte de gasolina. Diferente a la versión del presidente López Obrador de que se evitó la licitación por la prisa para recibirlas y porque “él no es corrupto”, la historia relatada en la capital estadunidense va así: al enterarse de que el gobierno compraría centenas de pipas, los perversos fabricantes mexicanos aumentaron el precio en 100 por ciento04 de Febrero de 2019

El estado mexicano, heredero de Juárez, que sobrevivió a una invasión francesa, de Madero, que derrotó una dictadura, y de Lázaro Cárdenas, que enfrentó y expropió a las compañías petroleras inglesas y norteamericanas, no supo hacer otra cosa que escandalizarse e ir a Nueva York a comprar las pipas.

Vamos a suponer que la versión sea cierta y que, en efecto, los fabricantes nacionales hayan querido abusar. ¿Podían los fabricantes duplicar los precios de la noche a la mañana como cuando se pierde la cosecha de tomates y estos duplican su precio en los mercados? ¿No existía la Secretaría de Economía para proveer al gobierno precios de referencia? ¿No se agrupan los fabricantes del sector automotriz en Cámaras como la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) y Canacintra, con las que negocia el gobierno? ¿El gobierno carece de herramientas para ponerlos en su lugar? ¿Debemos creer que el inmenso poder de compra del Estado mexicano –¡600 pipas en un único proceso de compra!– quedaba anulado por un cochupo de los fabricantes “mexicanos”, la mayoría de ellos filiales de compañías extranjeras? ¿El nuevo gobierno carece de herramientas fiscales, comerciales, económicas y normativas ante el supuesto cártel de la industria automotriz? ¿Dónde quedaron 25 años de experiencia en materia de competencia cristalizados ahora en el excelente trabajo de la Comisión Federal de Competencia Económica, Cofece?

El artículo 41 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público (LAASSP) permite las adquisiciones directas en caso de emergencia, amenazas a la seguridad nacional o para usos militares. En abril de 2009, en medio de la epidemia del virus AH1N1, el expresidente Calderón hizo uso de esas mismas facultades para adquirir en forma directa 30 millones de dosis de vacunas contra la influenza a los dos principales fabricantes que había entonces: Sanofi y Glaxo.

En el caso actual, el gobierno podría haber dado una lección de competencia y transparencia mediante una adquisición directa en México, con precios de referencia máximos conocidos por la autoridad. Podría también haber dividido la compra: una parte adquisición directa y otra, una licitación internacional, en la que proveedores internacionales podrían competir con precios bajos. Otra opción sería la de arrendar una proporción interesante de las unidades. Con el arrendamiento, el gobierno de austeridad franciscana se podría ahorrar la compra de seguros para cada unidad, la ampliación o construcción de talleres para reparación de las unidades, la compra de refacciones así como garantizar el pronto reemplazo de unidades obsoletas. 

Más importante, de haberse apegado al espíritu de la ley y sobre todo, del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, el nuevo gobierno hubiera dado la señal de que le interesa fortalecer y respetar los procesos licitatorios y de adquisiciones públicas más eficientes contra la corrupción, según las mejores prácticas internacionales.

Aproximadamente el 60 por ciento de las unidades, 410 pipas, se adquirió con una sola compañía, Navistar, que tiene una planta en Escobedo, Nuevo León, pero que no fabricará las pipas en ella, sino en Estados Unidos. Navistar ofreció los mejores precios, ¿pero será la mejor? En 2014 y 2017 enfrentó demandas colectivas en Estados Unidos y Canadá por posibles defectos en sus motores.  Por otra parte, apenas el 15 por ciento del total de las unidades será terminado de ensamblar en México, en talleres de Ciudad Juárez y Oaxaca.

Otros estudiosos han demostrado con cifras que el transporte de hidrocarburos en autotransporte es el más ineficiente. No tocaré ese aspecto. Pero la práctica constante del nuevo gobierno de eludir e incluso menospreciar los procesos diseñados para crear y fortalecer capacidades institucionales paradójicamente lo debilita frente a la inercia corruptora. Debemos fortalecer al Estado y sus funcionarios (los que quedan) para ser exitosos tanto si nos gobierna un santo como si cae, por capricho de los votantes, en un sinvergüenza.

Página 1 de 302

Artículos relacionados