Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

LOS JUNIORES

 El 26 de julio de 2007 escribimos en la revista hermana NOJOL EK lo siguiente, lo reproducimos  para que usted saque conclusiones hoy a unas horas de el debate entre los candidatos a presidente de la república en el periodo 2018-2024.

 

La imagen puede contener: Bernabé López, primer plano

Nojol Ek       

Por: BERNABÉ LÓPEZ PADILLA

                                LOS JUNIORES                                  

 

La moda entre los columnistas de la sección política es criticar que los juniores están siendo favorecidos, todo porque en Culiacán contendió un hijo de Jesús Hernández Chávez “El chuquique” ex presidente municipal de Culiacán  y en Ahome, el hijo de Mario Zamora Malcampo, ex presidente del PRI AHOME.

 ¿Qué de  malo tiene que los jóvenes hijos de priistas se interesen por participar en un instituto político que traen en el corazón, toda vez que junto con sus padres han vivido muchísimas jornadas electorales a favor de su partido? Es  preferible  que  represente al PRI alguien que sienta a su partido y que sea preparado tanto en el aspecto profesional  como en el político, que un ignorante vivales con fama de deberle a todos sus representados y que sólo vaya a dormir a la curul y a cobrar sus dietas por que su escasa preparación no le permite más, o peor aún, alguien que viene de otro partido en donde fue despreciado en las elecciones internas.

En el caso de Mario Zamora Gastélum desde niño está identificado con el PRI  por la labor como dirigente del PRI AHOME que hizo su padre y, su capacidad intelectual ha quedado manifestada al actuar como director de Financiera Rural en Sinaloa, en donde ha palpado los problemas del campesinado y ha dirigido sus esfuerzos en la gestión de recursos financieros para mejorar las condiciones del sector rural. Hay que entender que deben llegar a ocupar puestos públicos gente que ha demostrado a la sociedad sus capacidades administradora y humanísticas, como ya lo hicieron Esteban Valenzuela  como agricultor-empresario, Mario López Valdez, empresario, hoy Senador de la República, José Ernesto Ortegón Cervera, agricultor-empresario, Nicanor Villarreal Alarcón, empresario; y así podríamos seguir nombrando otros ejemplos más, pero para muestra, basta. Ellos hicieron un magnifico papel como Presidentes municipales y su labor es bien recordada.

 En cuanto a los juniores priistas, quienes los critican mordazmente, ¿que esperan?; ¿que  se vayan al PAN, o al PRD, o que constituyan el Partido de los Juniores?

 Todos los institutos políticos deben renovarse y darles oportunidades a los jóvenes talentosos, así y sólo así, podrán aspirar a obtener triunfos legítimos y evitar que permanezcan haciendo daño a sus partidos los  políticos fósiles que no dejan avanzar al país por cuidar sus intereses, haciendo cada día más amplia la brecha entre los ricos y los pobres, porque la clase media ya la desaparecieron.

Ya es hora que los Bartlett,  Biebrich, Cárdenas, Muñoz Ledo y todos los que llevan varios sexenios amamantándose de la ubre política, se vayan a su casa a escribir sus anecdotarios y dejen el campo a los jóvenes.

Bienvenidos los juniores, a condición de que sean honestos y sirvan sanamente al pueblo. Bienvenidos aquellos que tuvieron la fortuna de llegar a la educación superior y a postgrados, donde adquirieron vastos conocimientos y aprendieron nuevas  técnicas; pero sobre todo bienvenidos aquellos que aprendieron la profesión de hombres y no están dispuestos a adoptar actitudes lacayunas en perjuicio de quienes les otorgan su voto; como lo han hecho muchos patanes que han formado parte de la administración pública y que ahora mismo exigen puestos de elección popular y hasta amenazan de irse a los partidos rivales si no les conceden lo que piden. ¿Acaso son cómplices de algo?

Ya se corrió el velo misterioso  de la política local y como siempre sucede cuando las reglas cambian en los partidos, surgen las inconformidades, las heridas incurables, las amenazas y etc., etc.….

En el PAN  el Dr. Francisco López Brito mostró que su trabajo político de tantos años lo ha sabido atesorar, y, cuando menos hasta hoy, demuestra que tiene con que volver al palacio municipal. Aunque dicen las malas lenguas que ahora no va a tener la ayuda de San Renato por lo que todavía no puede cantar victoria…..Pero. ¿Qué tal si le pide su intercesión a  San Felipe de Jesús?

En tanto en el PRD sus transitorios dirigentes, se comportaron de la forma más antidemocrática y perversa  que un ciudadano de bien se puede imaginar. Al  Dr. Antonio Davison Lara quien ganó limpiamente la candidatura para la presidencia municipal AHOME      se la arrebataron para dársela a   Víctor Torres  Espinoza, el mismo que días antes luchaba por ser candidato del PAN y perdió.

Ahora Víctor fue registrado por el PRD y contenderá por la presidencia municipal y sólo falta que al final los pocos votos que obtenga se los regale a López Brito, si es que la ley electoral lo permite, ya que a estas alturas, Torres es considerado el candidato más débil, por tanto, nadie da un cinco por él.

Está muy raro que a un auténtico perredista como lo es el Dr. Davisón Lara  le hagan tamaña canallada, con la que quien más afectado sale es el propio partido, ya que muchos perredistas auténticos ya dijeron que acudirán a las urnas a votar por quien sea, menos por  Víctor Torres. El PRD desde su líder nacional AMLO para abajo, han demostrado que su única  ideología es la de hacerse ricos a costa del pueblo y que es un partido que no se respeta a sí mismo.

 El Dr. Antonio Davisón hoy en día se encuentra con el corazón roto y el hígado deshecho, le deseamos pronta resignación, porque vemos muy difícil que del comité nacional llegue la contraorden y  sea registrado por el PRD.

En tanto en el PRI como era de esperarse Esteban Valenzuela García se la llevó como el saíno de Agua Prieta, y el Neto García se tuvo que conformar con ser apuntado en la lista de regidores ya que el Chino Valenzuela y  Fernando Sapién Rosas fueron mucha pieza para él. Sapién cetemista de buena cepa, desde muy joven se inscribió en el PRI, pegó propaganda, pinto bardas, hizo las tareas más rudas hasta llegar a ser presidente del PRI AHOME muchos años después. Tuvo como maestros a Fidel Velázquez, Tolentino Rodríguez, Pascual Herrera y a Nicolás García. Puro “viejo lobo de mar”. Casi nada.

 Dice gente avezada en el tema, que el día de la elección interna se fue temprano a misa y se  encomendó a San Juan, que fue el que le hizo el milagrito; y con esos apoyos, ni quien le gane.

 Por el cuarto distrito Mario Zamora Gastélum  ganó claramente a Socorrito Calderón, quien ahora  también aparece en la planilla de regidores. Bueno, pues resulta que quienes se apuntaron para otras candidaturas de mejor nivel, ahora aparecen en la planilla de regidores, y ya hay inconformidad entre los priistas, pues al parecer –dicen- no hay para su partido más gente capaz y con méritos que los perdedores  ahora integrantes de la dichosa planilla.

Otros priistas manifiestan que ya se extravió la dignidad en el PRI; pues antes quien perdía, simplemente se retiraba a esperar tiempos mejores, pero de ninguna manera aceptaba un puesto de menor jerarquía que por el que contendía. Un ejemplo de dignidad lo es Don Ernesto Álvarez Nolasco, quien en su primer intento por ser Presidente Municipal perdió y se fue a otras actividades  y fueron varias décadas las que pasaron para volver a contender y alcanzar su sueño dorado, dejando en el camino a Roberto Pérez Jacobo, quien era Presidente del PRI AHOME y gozaba de gran popularidad en ese momento histórico.

Años después, el mismo Pérez Jacobo siendo Presidente del CDE PRI SINALOA y del Congreso del Estado renunció  a sus puestos para postularse como precandidato a la presidencia municipal de  AHOME y le pusieron enfrente a Ramón Ignacio Rodrigo Castro quien resultó vencedor. Roberto, demostrando su dignidad ante los priistas que estaban presentes en el parque de beisbol Emilio Ibarra, levantó el brazo de Nacho Rodrigo reconociendo su derrota.

 Con el corazón destrozado, calladamente, sin lanzar bravatas de irse al PAN o a otro partido, se retiró  a su domicilio, donde una gran multitud inconforme lo esperaba para vitorearlo. De entre esa  multitud alguien gritó: “No perdimos, nos ganaron con un voto”.

Ahí Roberto, quebrándosele la voz, tal vez aguantándose el llanto, pero demostrando su calidad, exhortó a los presentes a apoyar al PRI y llevar al triunfo a Nacho Rodrigo. Eso es tener ética política.

Hoy su hijo el cantante Ricardo Pérez Camiade aparece en la lista de regidores, y le auguramos una larga carrera en la política, ya que desde muy niño andaba en las lides políticas y se subía a los templetes a cantar los corridos del PRI que los militantes componían en cada contienda electoral, es decir, carisma le sobra y su simpatía va a conquistar muchos votos entre los jóvenes que ya lo conocen como Ricardo Bravo, su nombre artístico.

¿Qué está pasando en la política a la mexicana?

Al Dr. Davison le arrebatan lo que en legitima contienda obtuvo, y ya los perredistas ahomenses que votaron por él dicen que poderoso caballero es Don Dinero y es lo que  no tiene Davisón.

 ¿Quién está atrás de Víctor Torres Espinoza que lo lleva a perder el prestigio que como comunicador había ganado? Víctor ya perdió una contienda electoral y  la buena fama que tenía. Lástima.

¿Por qué los perdedores no reconocen sus derrotas y en cambio “advierten” que se irán a otros partidos? Seguramente creen que la gente sigue a los “chaqueteros”; que equivocados están.

FRASE PARA RECORDAR: “Cuando sea cortado el último árbol, pescado el último pez y desaparecido el último río, el hombre va a descubrir que el dinero no se come.” PROVERBIO INDIGENA[c1] 


 [c1]