Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Del gozo al pozo

Resultado de imagen para trump y el tratado de libre comercio"

TRUMP NOS “TROMPIO”

Aclarando amanece dice un refrán mexicano y voy a aclarar de aclaración, que en Sinaloa decimos “trompió” de golpear en tiempo pretérito, o más actual, nos madreó o nos dio en la madre, nos chingó.

Y solicito anticipadamente el perdón de los puritanos, que me dicen que soy muy vulgar, porque digo muchas chingaderas en mis escritos y, eso, no es cosa correcta para los que se dicen cultos.

La verdad es que decía un  profesor que tuve en la primaria que toda palabra que aparecía en el diccionario y su respectivo significado era reconocida como buena palabra por la Real Academia de la Lengua Española que es una institución cultural con sede en Madrid (España).

Dice wikipendia: “Esta y otras veintitrés academias de la Lengua correspondientes a cada uno de los países donde se habla el español conforman la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).Se dedica a la regularización lingüística mediante la promulgación de normativas dirigidas a fomentar la unidad idiomática entre o dentro de los diversos territorios que componen el llamado mundo hispanohablante; garantizar una norma común, en concordancia con sus estatutos fundacionales: «velar por que los cambios que experimente [...] no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico».4 

Fue fundada en 1713 por iniciativa del ilustrado Juan Manuel Fernández Pacheco, VIII marqués de Villena y duque de Escalona, a imitación de la Academia Francesa. Al año siguiente, el rey Felipe V aprobó su constitución y la colocó bajo su protección.5 En 1715, la Academia aprobó sus primeros estatutos.5

Las directrices lingüísticas que propone se recogen en diversas obras. Las prioritarias son el diccionario, abreviado DRAE (art. 2.º de sus estatutos), editado periódicamente veintitrés veces desde 1780 hasta hoy; y la gramática (4.º), editada entre 2009 y 2011.”

Pues sí señor, con el nuevo tratado de libre comercio entre E.U., CANADÁ Y MÉXICO, todo México ya da por hecho que E.U. nos volvió a “violar”, una mancha más al tigre, como ha sucedido desde que Don Porfirio Díaz Mori se fue al exilio y los gringos se dieron sus mañas para apropiarse de México, aunque la historia que nos enseñaron diga lo contrario.

En fin, ya estamos acostumbrados, pero según los analistas esta vez los gringos se fueron de paso y por lo que se ve, no tardaran muchos años en que dejemos de ser un país y seamos un estado más del imperio yankee.

Aunque ese es el deseo de muchos mexicanos que consideran que de esa forma, vamos a estar mejor que ahora, hay otros que ven eso como un gran peligro ya que nuestros chamacos tendrían que ir a las guerras que a cada rato hacen los gringos para mantener activa su industria bélica y por ende darle empleo a millones de ciudadanos norteamericanos, aunque, éstos, no estén de acuerdo que a sus hijitos los  manden al peligro de quedar muertos por estar en el ejército invadiendo lejanos países; como ha sucedido desde hace muchas décadas causando mucho dolor en sus padres.

 

Lo que me recuerda a una señora nacida en Mexicali, B.C. que se casó con un gringo y se fue a vivir a Calexico, la ciudad fronteriza que está cruzando “la línea” y a cuyo hijito llamaron a reclutamiento y, ella, lo pasó a México, o sea, a Mexicali y lo escondió con sus familiares y hasta allí llegaron los gringos una noche y se lo llevaron a fuerza para incorporarlo a sus tropas en Irak; el chico volvió a los dos años en un féretro arropado por la bandera gringa.

 Esa señora si es que vive, ha de seguir maldiciendo a los gringos por haberle quitado a su único hijo varón. Eso podrían esperar los mexicanos que quieren ser gringos en el futuro.

Bueno, pero el asunto es que Donald Trump nos madreó y por ahora el Tratado antes dicho, que tenía tan contentos a los de la 4a.Transformación  empezando con AMLO y Ebrard, lo pararon los legisladores de aquel país y quien sabe que modificaciones más le harán, de tal modo que E.U. salga ganando más de lo que ya logró en perjuicio de México. Por lo pronto, la anunciada aprobación sufrirá un nuevo frenón y, eventualmente, seguirá esperando un acuerdo entre demócratas y republicanos en Washington primero, y, luego, la de Canadá.

Así que del gozo al pozo se fueron los chairos y sus líderes.

Artículos relacionados