Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

"LA REVOLUCIÓN MEXICANA"

 

Francisco I. Madero Revolución Méxicana 20 de noviembre de 1910

 

 

La historia que nos enseñaron a los de 68 y más nos habla de que el  20 de noviembre de 1910 da comienzo el conflicto armado en México conocido como la Revolución Mexicana, que después de 34 años de ejercer el poder en el país, PORFIRIO DÍAZ MORI fue obligado a entregar la presidencia de la República.

Obviamente, los logros de la dictadura del general oaxaqueño, fueron omitidos resaltando únicamente las fallas.

A todos los historiadores se les olvidó milagrosamente que México era un país con una inercia hacia el progreso, solvente económicamente, el dólar y el peso estaban a la par, o sea nuestra moneda estaba muy fuerte, hoy ya lo vemos anda a veces a $20.00 X $ 1.00 dólar y a veces más caro.

A todos se les olvidó que fue E.U. el que financió a FRANCISCO I. MADERO para formar los clubes democráticos para tirar de la silla al dictador Porfirio Díaz, en esos tiempos los petroleros gringos encabezados por los ROCKEFELLER ansiaban apoderarse del petróleo mexicano y por eso le metieron mucho dinero a favor de que se iniciara una lucha fratricida como fue la mal llamada revolución mexicana

Francisco I. Madero lanzó su candidatura y fue apoyado por la gente pobre que cansada de los abusos de los hacendados explotadores, buscaban otro gobierno;  pero los grupos de poder porfiristas presionaron a Porfirio Díaz a continuar en el poder, no obstante que dos años antes había dicho que se iba a retirar de la politica.

Al detectarse que E.U. estaba atrás de Francisco I. Madero, “los científicos” que mandaban en México ordenaron que Madero  fuera hecho prisionero días antes de la elección y Porfirio Díaz venció en las elecciones.

 

Luego de recuperar la libertad, Francisco I. Madero se refugió en los Estados Unidos y promulgó el Plan de San Luis, cuyo sentido democrático era el lema “Sufragio Efectivo. No reelección”, y que además convocaba al pueblo a iniciar la revolución, el 20 de noviembre de 1910.

 

Esto propiciaría muchos levantamientos armados en diferentes regiones de México encabezadas por Pascual Orozco, Francisco “Pancho” Villa (seudónimo de Doroteo Arango, el “Centauro del Norte”) y Emiliano Zapata, cuyos victorias militares obligaron a Don Porfirio a evitar enfrentar a su ejército contra la gente que se unió por las buenas y por las malas a la “bola” y, entonces Díaz  presentó su  renuncia  a la presidencia de la república y se fue al exilio.

En ese momento no había muchos muertos y después que se fue don Porfirio , subió Madero al poder y los gringos lo presionaron para que les entregara el petróleo y sacara de México a Inglaterra, Francia y Alemania, que eran los que explotaban los pozos petroleros en producción y al no hacerlo lo  mandaron matar, subiendo Victoriano Huerta al poder.

Fue entonces que Venustiano Carranza, Zapata, Villa y otros se lanzaron contra Huerta y lo derrocaron, quedando Carranza como presidente hasta que Álvaro Obregón por órdenes de los gringos lo mandó matar y así llegar a ser presidente de la república y cumplido su periodo dejarle el mando a su compadre Plutarco Elías Calles quien cuando Obregón quiso volver a ser presidente y de hecho fue electo para un nuevo periodo, lo  mandó matar.

En el inter, murieron más de un millón de mexicanos en combates entre hermanos ya que las tropas de Villa se enfrentaban contra Carrancistas y Zapata también tuvo que enfrentar al ejercito de Madero, de manera que la mal llamada revolución fue en si una guerra intestina, mexicanos contra mexicanos, en pos del poder presidencial.

 

“Una vez que los mexicanos se encontraron en los campos de batalla, los ideales revolucionarios se hicieron presentes, y empujaron a la nación, a luchar por convertirlos en realidad” dice algún “ historiador” pagado por los triunfadores, ni madres, diría mi abuelo que participó en la revolución, y que después de la toma de Mazatlán renunció a esa actividad militar para mejor volver a ser un ciudadano trabajador y productivo, ya que la mayor parte de los que llegaron a ser generales, eran pícaros que cambiaron a sus mujeres por grados.

La “revolución” la hicieron los gringos, decía, y al final lograron sus objetivos quedarse con el petróleo, y la famosa autonomía de México como nación es más falsa que las intenciones de AMLO de ayudar a los pobres.

 

Por lo anterior, el pueblo mexicano festeja el 20 de noviembre según se dice para recordar a los antepasados que entregaron su vida, en defensa de sus ideales y anhelos, por legar a las nuevas generaciones, un México mejor.

La realidad es que quienes se fueron a la bola fueron gente jodida que le daba igual que gobernara Porfirio Díaz que Madero u otro, de todas maneras jodidos serían toda su vida y eso lo hemos visto con ligeras variantes en este momento histórico, cuando 30 millones de jodidos votaron por AMLO que les hizo promesas que no ha cumplido ni cumplirá jamás.

Así que señoras y señores, los de 68 y más cuando niños y jóvenes fuimos engañados por nuestros maestros, la historia verdadera, se puede comprobar, ¿de quienes eran las máquinas, combustibles,  vagones, armas, parque, alimentos que apalancaron a la “revolución"?, venían de E.U., sí señor, así de simple.

La historia siempre la han escrito los vencedores para engañar al pueblo, y en estos tiempos de un gañan se hace un lord, por eso, está el mundo como lo vemos, y el que tenga oídos para oír que oiga.

Artículos relacionados