Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

MARCHAS EN CONTRA DEL GOBIERNO FEDERAL. FUTURO DE MÉXICO.

MARCHAS EN CONTRA DEL GOBIERNO FEDERAL. FUTURO DE MÉXICO.

Resultado de imagen para AMLO

Tal vez algún día, México pueda tener un presidente del cual podamos decir que nos sentimos orgullosos y queramos re elegirlo por ser un genio que nos haga felices a los mexicanos. Pero por ahora, ni soñarlo.

Mencionar a algunos del pasado sería tanto como perder el tiempo, el pueblo le encontraría fallas, pero aunque usted no lo crea, PORFIRIO DIAZ MORI es el mejor calificado con todo y los errores que cometió, aunque hay historiadores que hablan de que los tiempos traen tiempos y por ello, don Porfirio actuó como lo hizo. Díaz Mori fue despedido con llanto por el pueblo en Veracruz cuando se fue en el buque alemán Ipiranga rumbo al destierro, su puerto de cobijo sería Francia y allá murió en Paris, según dicen, llorando de tristeza, pues el adoraba a México y quería dormir el sueño eterno en su Patria.

Don Porfirio dijo que prefería irse muy lejos, a que muriera gente del pueblo obnubilada por los gringos petroleros que odiaban a Díaz y que financiaron a Madero y sus compinches, quienes al triunfo de la revolución  que en realidad no fue tal, no cumplieron las peticiones de Emiliano Zapata y Francisco Villa, y tampoco fueron oportunos con los gringos que desesperados mandaron matar a Madero y allí fue cuando realmente empezó la “bola” y, fue entonces cuando murieron más de un millón de mexicanos, que creyeron que estaban haciéndole el bien a la patria.

Porfirio Díaz no tuvo culpas por ese millón de muertos, él estaba muy lejos de los campos de batalla en Paris. Él quiso evitar la muerte de gente inocente, los gringos apoyaron a Álvaro Obregón para que les cumpliera sus caprichos e intereses, el petróleo, fundamentalmente y de allí el derramamiento de sangre entre hermanos; recordaremos que al final la revolución era villistas contra carrancistas, no era contra los federales.

Tal vez AMLO pensó en Porfirio Díaz cuando dijo suelten a Ovidio Guzmán y salven a la sociedad civil de Culiacán.

Lo dije y lo repito, aplaudo esa decisión.

Ahora bien, lo que no aplaudo es que después de tantos días, todavía se siga jodiendo sobre ese tema, ya sabemos que hubo un grave error de parte de quien dirigió el operativo, debió llegar un helicóptero y sacar de Culiacán a Ovidio, de seguro que ninguno de los sicarios iba a querer tumbar la aeronave y con él narcotraficante afuera de la escena, podían haber repelido las agresiones que se gestaran.

Pero, ya lo pasado no tiene remedio, ahora el problema grave de México es su economía, ahora al pueblo no le interesa tanto la lucha contra los dedicados a las drogas, como si interesa lo que se hará en el poder legislativo para autorizar la siembra, cosecha y distribución de la marihuana, que según lo que dicen los medios de comunicación, ya es un hecho que se legalizará su uso y todo lo demás, así que si hoy mismo tenemos alcoholizados manejando automóviles y causando muertes al por mayor, mañana tendremos a marihuanos haciendo sus desmadres en todas partes y obviamente causando muertes de gente inocente.

Sin duda que también habrá mayores luchas por los cotos que ya tienen los narcotraficantes ahora, así que la guerra entre los distribuidores seguirá y tal vez se incrementen los problemas de inseguridad social.

Y siguiendo con el CULIACAN GATE, los que se dicen especialistas en el tema de narcotráfico y esas cosas, dicen que las declaraciones del Secretario de la Defensa Nacional y de Poncho Durazo son más increíbles que el cuento de Caperucita Roja, y lamentan que el Secretario de la Defensa no tenga la capacidad que si tenía el General Marcelino García Barragán, para defender la dignidad del ejército nacional.

Porque hoy mismo hasta los mismos soldados se sienten mal por lo que la vox populi dice de ellos, aunque sabemos que son disciplinados y solamente obedecen órdenes de la superioridad y lo demás no es culpa de ellos, pero, ciertamente, no es motivo de alegría que hayan sido derrotados por los malandrines, y esos sí que han festejado su triunfo, y con lo que demostraron, júrenlo que se envalentonaran y tal vez  en otros puntos de la geografía mexicana realicen otra “fiestecita” como ya le llamó uno de los Guzmán a lo ocurrido en Culiacán.

Sin duda que alguien anda promoviendo que renuncien a Poncho Durazo por inservible, ya que son muchas voces que piden su cabeza, pero, él muy hábilmente responsabilizó al Consejo de Seguridad Nacional y con ello da entender que las decisiones que se tomaron no fueron exclusivas de él y con eso se diluye su responsabilidad y por lo tanto él no tiene por qué renunciar ni que lo despidan del puesto. Pero dijo ante los diputados federales que si una renuncia aliviara los males que se ventilan, el no tendría inconveniente en renunciar, pero cierto es que no lo hizo como se llegó a especular; aunque hay quienes dicen que antes de que cante el gallo, el renunciará tres veces.

Por último, podemos decir que AMLO tiene la lumbre en los aparejos pues le sacó hablar en su programa de TV este día, de las cosas importantes que están pasando con la economía de México y mire usted lo que dice Pascal BeltrÁn en EXCELSIOR:
“Hoy el gobierno federal tendría que revisar lo que está haciendo en materia de política económica. Abandonar la soberbia de creer que tiene todas las soluciones y los únicos datos válidos y atreverse a proponer cambios que pudiesen ser consensuados con los factores de la producción, a los que, definitivamente, no les está gustando el entorno como para atreverse a invertir de manera arriesgada.

 

Pero hay razones para pensar que el gobierno continuará por la senda de no admitir errores ni críticas. No sólo por lo que nos dice la joven historia del sexenio, sino porque se eligió destinar la conferencia mañanera de ayer en Palacio Nacional para hablar sobre Culiacán y no sobre los datos adelantados del PIB que, ya se sabía, revelaría el Inegi.

 

No me queda claro por qué justamente ayer había que informar sobre hechos que, por muy graves que sean, ocurrieron 13 días antes. Parecería que se quiso evitar un tema que, ya se sabía –como lo habían anticipado muchos, entre ellos Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México– no agregaría nada al optimismo.

 

Pero si por un milagro se quiere cambiar de rumbo, no es necesario ir muy lejos para encontrar ideas. Apenas un día antes de que se conociera el PIB adelantado del tercer trimestre, el propio Inegi hizo pública otra medición, el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal, que mostró que, durante el segundo trimestre del año, hubo estados que crecieron muy por encima de la media nacional. Chihuahua (4.2%), Durango (3.1%), Aguascalientes (2.9%) y Nuevo León (2.3%), entre otros, podrían compartir con la Federación sus experiencias sobre crecer en un entorno que se ha complicado. Más con las decisiones de Trump y López Obrador.”

Las cosas en Palacio van despacio dijo un humorista alguna vez; pero para no ser carnaval, van muy mal.

AMLO prometió ayudar como nunca al campo mexicano y la ayuda consistirá en incrementar el costo del agua para riego y seguirle aumentando las cargas fiscales, así que muy pronto habrá reclamaciones como las que el presidente hacía: MARCHAS EN CONTRA DEL GOBIERNO FEDERAL.

Artículos relacionados