Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

LAS PROMESAS

 

 

El 9 de octubre de 2017 escribimos lo siguientes:

“En su gira por el municipio de Ahome, el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, anunció una inversión millonaria al estadio Emilio Ibarra Almada de alrededor de 280 millones de pesos con un gasto inicial de 50 millones de pesos.

Afirmó que será una remodelación total y absoluta al inmueble que ha sido casa del Club Cañeros de Los Mochis en la Liga Mexicana del Pacifico (LMP) y que cumplirá con las necesidades que ocupa el aficionado y los jugadores de beisbol en la pelota invernal.

El inicio de la primera etapa será a partir de lo que resta en este año”

Bien amigos, se suponía que para el inicio de la campaña anterior 2018-2019 de la liga mexicana del pacifico el bien inmueble ya remodelado debió estar al 100%  funcionando, pero no fue así; y la temporada se llevó a cabo y al final lo que se sabe es que la obra en sí no está concluida, y que la constructora ha parado de trabajar porque no le han pagado lo que supuestamente debieron hacer hace tiempo.

El pueblo se pregunta: ¿qué es lo que ha pasado?.

Se supone que cuando se firma un contrato se tienen todos los elementos disponibles para que se cumpla con lo pactado en el instrumento de referencia, pero, casi siempre, en asuntos del gobierno, se advierte que el que debe pagar incumple, lo que lleva a perjuicio a las empresas constructoras y estas a su vez transmiten el perjuicio a sus trabajadores, proveedores y otros prestadores de servicios.

Quirino Ordaz Coppel, gobernador del estado, en su momento prometió las perlas de la virgen y es la hora que allí está el bien inmueble pendiente de terminar y tal vez llegue octubre de este año y siga sin concluirse la obra.

BILLY CHAPMAN Y SU FAMA NACIONAL

Hoy me ha llegado un video de parte de diferentes contactos, como si fuera epidemia, y es uno donde aparece un  chavalon mochitense que se supone es periodista y estaba en primera fila en el noticiero mañanero de AMLO y micrófono en mano leyó lo que parece ser una denuncia en contra del presidente municipal de Ahome Manuel Guillermo Chapman Moreno, parado y muy atento el presidente de México AMLO escuchó todo lo que dijo el  chavalón. La verdad es que las acusaciones son muy serias y de no poder probarlas, creemos que se meterá en un serio problema.

Dijo que ya estaban en poder de Alejandro  Gertz Manero las pruebas necesarias que apoyan la acusación contra Chapman, mismas que, señaló, fueron entregadas por el Senador Mario Zamora Gastelum.

Así que es muy posible que el ambiente político en Ahome se caliente en los próximos días y ya haya quienes apuestan a que Álvaro Ruelas tomará las riendas del municipio muy pronto.

Los amigos de Chapman ven en todo esto un ataque de sus enemigos políticos, y ahora hasta un desafortunado comentario del presidente municipal de Ahome ha servido para tratar de joderlo más, Chapman citó la obesidad de una niña, un terrible mal que junto con la diabetes infantil está perjudicando a nuestros niños, y la preocupación del edil fue interpretada  al gusto de sus enemigos y se ha armado un escándalo en las redes sociales; obviamente  hay opiniones en contra y a favor del alcalde.

Ya lo hemos dicho en otras ocasiones, Billy Chapman debe tener mucho cuidado con lo que dice y hace, un mundo lo vigila y está atento a sus errores, NO a sus aciertos.

Ojalá que AMLO envíe pronto a un equipo de especialistas para que determinen la factibilidad o no de que siga en su puesto MANUEL GUILLERMO CHAPMAN MORENO, y de esta manera el pueblo no sufra retrasos en la atención de los problemas sociales.

De la intervención del presunto periodista ante AMLO pudimos observar que más pareció un líder priista quejándose, ya que habló mal del Senador de MORENA Rubén Rocha Moya, diciendo que está más preocupado en su campaña de 2021 que en los asuntos que le son inherentes a su actual puesto; habló mal también del súper Delegado Jaime Montes Salas y hasta del Gobernador Quirino Ordaz habló mal.

Así que la actuación de este chavalo podría perjudicar más al Senador priista  Mario Zamora Gastelum que al propio Billy Chapman.

Por su parte AMLO no pareció conmoverse con las acusaciones del chavalón sinaloense y como un buen torero del tipo de Manuel Capetillo, le dio su buena trasteada y básicamente aprovechó para recalcar que hay libre expresión en México de parte de los periodistas y obviamente le dijo que se iba a investigar, seguramente por la secretaría de la función pública o la que corresponda.

Artículos relacionados