Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

El NAICM y la hepatitis en Los Mochis

Ayer comentamos algo sobre el NAICM y hoy nos llegó una fotografía cuyo encabezado dice lo siguiente:

INCREÍBLE foto de @Santiago_Arau……. se ven los lagos y lagunas existentes, a los que NADA les pasará. La construcción del NAIM, que era un terreno lleno de escombros del sismo del 85, un basurero de cemento y acero (No un lago)…Lo que NO se ve es Sta. Lucía, porque está a 40 km.

Se ven los lagos y lagunas existentes, a los que NADA les pasará.

La imagen puede contener: cielo, nube, exterior y naturaleza

Viendo la imagen y leyendo lo que se dice, podemos concluir que hay un gran mar de fondo en el asunto de la cancelación del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, ya que si se habla de que en el terreno en que se iba a construir era tan sólo un gran basurero y alguien empezó a decir que era un lago, y ahora Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, A.C., publica la fotografía y avala el dicho de que no hay un lago en ese lugar, pues nos deja a la gran mayoría de los mexicanos bien turulatos.

Si eso es cierto como suponemos, entonces a que se debe la cancelación de la obra, y el que de alguna manera alguien ha de pagar a los inversionistas el dinero que proveyeron para la obra y las supuestas ganancias a futuro, so pena de que México quede señalado como un país en donde los extranjeros no deben invertir ni un quinto y, tampoco, vender a crédito algún bien o servicio, ya que nos quedaría la fama de mala pagas y corruptos.

AMLO sigue anunciando que el aeropuerto de Santa Lucía que es propiedad de la Nación servirá en lugar del NAICM, pero la cuestión es que habría que recorrer 40 kilómetros para llegar a él o viceversa y eso representa dinero para los viajeros que tendrán que pagar más por transportarse.

Lo cierto es que AMLO todos los días está en la boca de los mexicanos, unos están adorándolo y otros muchos lo odian ya, y los chayoteros dicen que la popularidad del presidente va a la alza; aunque los que trabajan para él ya le tienen miedo pues basta que alguien diga algo que no le gusta al “ganso” y este empieza a regañarlos como si les hablara a sus criados  en tiempo de las haciendas, o sea, que los empleados que le pueden ayudar con un buen consejo estarán optando por dejar que se lo lleve patas de catre, y no que ellos, los corra y pierdan la fuente de sus ingresos, rebajados de por sí, pero algo es algo.

Hepatitis  en Los Mochis

El H. Ayuntamiento de Ahome recibió aviso de  alerta  de parte de las autoridades del Sector Salud ante una posible pandemia de hepatitis en el municipio,  ya que se han registrado algunos casos en diversas poblaciones, siendo el más serio el que más  de 30 niños enfermos son en el Jardín de Niños “Justos Sierra”. También se habló de una escuela que se encuentra en la colonia Magisterial al norte de la ciudad.

Hay quienes consideran que la pandemia en comentario se debe al mal estado de los drenajes de la ciudad, pero, otros le echan la culpa al agua que se toma como potable.

Hay quienes tratan de culpar a la actual administración de JAPAMA por la aparición de la hepatitis, pero, gente experta en lo relativo al agua potable, señala que nada tiene que ver  la JAPAMA con la pandemia, ya que si fuera su culpa estaríamos hablando de miles de casos de hepatitis; lo cierto es que hay quienes pretenden politizar el caso  en contra del nuevo administrador de la JAPAMA el Lic. Aarón Blake, persona con amplia experiencia en el tema y a la vez el menos culpable de lo que hoy mismo ocurre.

En cuanto al mal estado de los drenajes en parte hay culpa de los diputados locales, quienes por enmendarle la plana al Gobernador Quirino Ordaz Coppel cancelaron partidas presupuestales destinadas a la JAPAMA de Los Mochis, mismas que servirían para aplicarse en la reparación y mantenimiento de la red de drenajes  sanitarios y ahora resulta que no hay un centavo presupuestado para el efecto, siendo que se requiere urgentemente atajar una posible pandemia y según dicen los expertos, el costo de reparación del  antiguo drenaje  rebasa los mil millones de pesos.

Una cosa es cierta, pongan a quien pongan a dirigir a la JAPAMA en cuanto llegue la época de lluvia los drenajes van a resultar insuficientes y los males se agravaran al infinito y más allá.

Otra cosa que hay que señalar, es que el gobierno federal en su afán de que los dineros del pueblo se manejen con toda transparencia, a puesto mil y un cedazo, que para cuando lleguen los recursos financieros a Sinaloa, ya los problemas a resolver con prevención habrán rebasado lo inimaginable.

Así que señores, váyanse preparando para que Los Mochis vuelva a ser para los cochis como en los años 50s.

Artículos relacionados