Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

MÉXICO TRANZA Y AVANZA.

 

Desde hace muchísimos años la frase: “el que no tranza, no avanza” se hizo popular en México, y la llamada “tranza” se hizo un referente para los mexicanos, principalmente los del centro de la Nación; a los chilangos o defeños se les atribuyó ese mote, ser chilango ha sido desde entonces sinónimo de “tranza”; y no importa la clase social a la que pertenece, porque, igual te trancea el más alto ejecutivo de una empresa, que aquel que se gana la vida gritando en la puerta del autobús urbano: “ssssaaaaleeeee a Huipulco, ppppaaaassseeeelleeeeee, súbaleeeeee ya nos vamos sssuuubbbbaleeeee” por ejemplo.

La imagen puede contener: textoLa imagen puede contener: texto

 

 

Ana Lilia Pérez es una escritora que se atrevió a hablar de las tranzas que se hacen en PEMEX en sus obras  EL CARTEL NEGRO y PEMEX RIP.

En el primero narra cómo el crimen organizado se ha apoderado de Pemex  y #El cártel negro es el trabajo más amplio, mejor documentado y más descarnado acerca de la grave incursión de la delincuencia organizada en Pemex dice el anuncio de su libro.

La editorial en el anuncio citado sigue diciendo:

 “Ana Lilia Pérez, una periodista fuerte, incisiva y acuciosa, presenta en este libro la que probablemente sea su más acabada y potente investigación periodística”……”Durante los gobiernos de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, se desarrolla el #cártel negro#, un conglomerado de funcionarios, trabajadores, empresarios, contratistas, inspectores, contralores, agentes aduanales, dirigentes y miembros del sindicato petrolero, políticos, ordeñadores, tapineros, huachicoleros, extorsionadores, defraudadores, contrabandistas y lavadores de dinero que, alineados con los traficantes de droga, se consolidan como una organización empresarial paralela a Pemex, al grado de competirle en el mercado nacional e internacional de los combustibles. Esta nueva investigación de Ana Lilia Pérez, autora de “Camisas azules”, y, “Manos negras”, documenta  escrupulosamente las acciones del crimen organizado en la industria petrolera de México: la creación de compañías fachada, los contratos simulados, la ordeña de pozos y ductos, así como el saqueo en las áreas con mayor blindaje. El lector tiene en sus manos un trabajo periodístico decisivo que se ha construido a partir de informes confidenciales, bitácoras del área de seguridad de Pemex, auditorías de la Secretaría de la Función Pública, testimonios de testigos protegidos y, sobre todo, de expedientes reservados en términos de seguridad nacional que la autora logró desclasificar tras una larga batalla. De esta manera se devela cómo la empresa petrolera número once del mundo ha quedado de rodillas ante la mafia, pues la fiebre del oro negro seduce a todos. El cártel negro es una ventana al fangoso inframundo en el que se ha convertido Pemex, producto de muchos años de saqueo, corrupción e impunidad.”

 

Ana Lilia Pérez nació en la ciudad de México, es escritora y periodista. Sus artículos y reportajes se han publicado en numerosos medios de comunicación mexicanos y extranjeros, como Esquire, CNN, Süddeutsche Zeitung (Alemania), La Jornada, El Financiero, Excélsior, Novedades, Milenio, Contralínea, Fortuna, Cambio y Variopinto. Es autora de Camisas azules, manos negras (Grijalbo, 2010) y El cártel negro (Grijalbo, 2011). En 2005 obtuvo en Panamá el reconocimiento del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia por un reportaje sobre el tráfico de niñas centroamericanas en México. En 2008, 2009 y 2010 obtuvo el Premio Nacional de Periodismo que otorga el Club de Periodistas de México. En 2009 obtuvo el VII Premio México de Periodismo que otorgan la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos y la Federación Latinoamericana de Periodistas. En 2010 fue reconocida con el Premio Nacional de Periodismo José Pagés Llergo y recibió el Premio Nacional de Periodismo del Consejo Ciudadano. En 2012 se hizo acreedora al Leipziger Medienpreis. En 2013 recibió la medalla Defensora de la Libertad y Promotora del Progreso.

Pues bien, esta escritora desde hace muchos años nos avisó de las tranzas de personajes que laboran o laboraban en PEMEX y su sindicato, obviamente que esto lo supieron los presidentes Fox, Calderón y EPN por citar a los tres últimos; pero, cuantas tranzas más no se habrán hecho desde Miguel Alemán  que fue apodado “Ali Babá y sus cuarenta ladrones” a la fecha.

Ahora mismo, AMLO como presidente se enfrenta a las fuerzas del mal, a los que han gozado del petróleo “mexicano”, pero, ¿quién es el que se está enfrentando realmente a las mafias, al Cartel Negro?

Porque esto no lo supo recientemente AMLO, sobre todo él que anduvo en Tabasco encabezando protestas de supuestos ejidatarios, quemando pozos, esto lo sabe desde tiempos de Salinas de Gortari y como él, lo sabe sin duda Cuauhtémoc Cárdenas  y muchísimos más, de manera que en una investigación seria, habrá miles de altos funcionarios involucrados en El Cartel Negro, empezando desde Los Pinos hacia abajo; y lo que ahora llamará la atención es que La Quina nunca mencionó lo del huachicoleo y mucho menos de las grandes operaciones desde la Torre de Pemex.

Señores y señoras, los robos a los ductos, dicen representa  apenas un 25% del combustible robado, el 75% restante, es responsabilidad de empleados de cuello blanco que lo hacían desde las propias oficinas de PEMEX en la ciudad de México.

Ahora hablamos de “huachicol”, se acabará el huachicol, pero ¿lo otro se acabará?.. Todo hace suponer que si esto va en serio, por lo menos Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto deberan ser llamados a cuentas ya que no se concibe que siendo un presidente el mejor informado del país, haya ignorado lo que ocurria en torno a las actividades de PEMEX, y obviamente, los Ministros de Gobernación, Energía y Minas, y todas las que de alguna manera estuvieron a cargo o influencia en PEMEX.

Si analizamos un poco llegaremos a la conclusión que si esto Ana Lilia Pérez lo publicó antes de que entrara EPN a la presidencia, es obvio que mucha gente lo sabía desde mucho antes, y en especial se sabía en la White House, recordemos que la CIA y el FBI están encima de México vigilándonos día y noche, y que en los hechos somos una colonia de E.U., por lo tanto se infiere que el Cartel Negro empieza en la WHITE HOUSE, porque si no fuera así, hace años lo que hoy se dice se está combatiendo, ya lo hubieran hecho.

Así que es probable que los ricos del mundo le dijeron a Donald Trump, basta ya del huachicol en México y dio la orden a AMLO.

Hace  muchos años en Poza Rica, Veracruz, escuché que robarle a PEMEX, era robarle a los gringos, entonces no se hablaba de huachicol, pero, ahora ya comprendo el porqué de esa frase.

Artículos relacionados