Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Con tu permiso madre tierra…….

Se llevó a cabo el ritual indígena mediante el cual se  le pidió permiso a la madre tierra para empezar a destruir la selva del sureste y todo lo que hay en ella, con el fin de construir el ahora famoso “tren maya”.

Yo no sé si los indígenas que viven por allá realmente crean en que hay que pedirle permiso a la madre tierra en pleno siglo XXI, y que la madre tierra les responda el sí o el no por e-mail, whats App, por correo aéreo entrega inmediata, por telégrafo o mande una paloma mensajera con la respuesta o, sea una “jalada” de un iluminado de los que cita Porfirio Muñoz Ledo, para verle la cara de tarugos a los mexicanos que dicen que en número de 30 millones votaron por AMLO.

Porque por lo que a mi corresponde, yo no creo en esas tarugadas, ya que lo primero que preguntaría que en cuanto tiempo llegará la respuesta, si es que la habrá, y que sí que pasará si la madre tierra dice que no, suponiendo que yo esté equivocado en mis apreciaciones.

Y no crea usted que soy el único a quien le parece una estupidez lo que anda haciendo AMLO, yo creo que por lo menos 50 millones de   los 90 millones de  mexicanos que podíamos haber votado el 1º. de julio pasado, pensamos en que es más grave darle en la madre a la selva chiapaneca, que los daños al lago de Texcoco y sus alrededores.

Pero al señor presidente de los chairos le vale madres, ayer se llevó a cabo el show en Palenque, Chiapas, el denominado “Ritual de los Pueblos Originarios a la Madre Tierra para Anuencia del Tren Maya”, uno de los proyectos de infraestructura más importantes de la administración de la gestión de Andrés Manuel López Obrador.

 

La ceremonia tradicional se realiza junto a representantes de los 12 pueblos originarios de Chiapas. Además, acuden los gobernadores de las entidades de la región por donde cruzará el tren: Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco.

Dicha ceremonia tradicional tiene el propósito de pedir permiso a la Madre Tierra de iniciar los trabajos del tren, siguiendo las tradiciones y costumbres de las comunidades indígenas de hace varios siglos atrás. Simultáneamente en las zonas de Chichen Itzá, Yucatán; Tulum, Quintana Roo; Tenosique, Tabasco; y en Edzná y Becán, Campeche realizaron el mismo pedido y si esos compas indígenas lo creen, pues que bien y si no, pues también, total de las arcas fiscales de  los estados participantes  sale el dinero para pagar todos los costos de estas acciones  promovidas por AMLO, para justificar sus iluminadas ideas, ahhhhhh y de tus bolsillos también, ya que lo que se gaste en EL PRESIDENTE  más su comitiva, sale del dinero de tus impuestos federales.

Lo que no se dijo es    que si la madre tierra aprobó o no la petición, o si la respuesta llegará por e-mail, correo aéreo entrega inmediata, whats App, mensajería terrestre, o una paloma mensajera la traerá, por eso el amigo de AMLO, Carlos Loret de Mola, en su programa entrevistando a un funcionario de la SCT vía telefónica le hacía con sorna la pregunta de cuándo llegaría la respuesta y porque medio.

El funcionario que no era un pendejo, le respondió: “ven y pregúntaselo a los indígenas que son los que harán la petición”.

En fin, hoy en Los Mochis es un día nublado, es un día opaco, triste y cuando los días están así me llega la tristeza, el desencanto, desaliento, contrariedad, frustración, en pocas palabras me siento de la chingada, amargado de vivir en un país en el que unos cuantos son ricos y los demás vivimos encabronados unos contra otros; y no hay cosa que encabrone más que ver a un presidente con engaños a sus mandantes; hoy, estamos en el siglo XXI, la madre tierra si pudiera darnos una respuesta nos mandaba mucho a la chingada; pero eso, sabemos que eran “puras mamadas” de los picaros que gobernaban en aquellos tiempos en que  Chichen Itza era una gran ciudad maya en pleno apogeo, cuando Palenke, Uxmal, y todas esas grandes ciudades lucían su esplendor, entonces, inventaron todo eso que ahora se dice eran sus ritos sagrados, hoy, la mente del hombre moderno no acepta esas tarugadas.

Hoy lo que se ve es que los grandes intereses de AMLO, de que el Tren Maya pase junto a su hacienda llamada “LA CHINGADA” están forzando a realizar una obra que más que beneficiar a esas regiones las perjudicará, pero pobre del que se oponga, pues hasta la vida puede perder.

Así que de acuerdo a los planes, y a los proyectos que no se sabe que hayan sido autorizados por expertos, hoy 16 de diciembre de 2018 se inicia la construcción del Tren maya, a huevo.

Artículos relacionados