Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

PORFIRIO MUÑOZ LEDO

 La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie

 

Aquella mañana llegué a un restaurante que está junto al llamado Parque Hundido en la ciudad de México, era temprano, pero ese día había mucha gente desayunando, a mi izquierda vi una mesa desocupada muy cerca de la puerta y fui a sentarme.

 Pronto llegó el mesero y me preguntó que si llegaría otra persona más, le respondí que sí.

Pasaron los minutos y la persona que yo esperaba me llamó por teléfono y se disculpó, no asistiría; llamé al mesero y le ordené mi desayuno, y opté por leer el periódico que previamente había comprado, al rato una voz me dice, va a ocupar los otros lugares, era mesa para 4; no le dije, si gusta puede sentarse.

El señor ya entrado en años, me agradeció y se sentó; al momento llega el mesero y le sirve café, y pregunta: ¿Qué va a ordenar don Porfirio?

En ese momento, me cayó el veinte, yo ya me había percatado que el señor era alguien muy conocido, pero no recordaba su nombre; claro, era Porfirio Muñoz Ledo.

Debo confesar que me cohibí, por estar junto a este personaje, un hombre que ya estaba desde ese momento en los anales de la historia de México, y hablo de junio 11 de  2005, hace  13 años,  y por entonces se había distanciado de Vicente Fox, toda vez que apoyaba a AMLO en sus pretensiones de ser presidente de México; y el tabasqueño que en ese momento era jefe de Gobierno del  D.F., estaba a punto de renunciar para iniciar sus campaña.

Estuvimos como una hora platicando, de política como era lo obvio, yo le presumí que había sido secretario de organización del PRI AHOME, EN SINALOA, y que en esos momentos estaba alejado de la política, pero que estaba atento a ella; al final pedí la cuenta y la pagué, me percaté que don Porfirio ya estaba acostumbrado a que le pagaran su cuenta; y haber estado con él valía eso y más; muchas cosas le escuché, datos valiosos, y me dijo: Andrés Manuel será el próximo presidente de México.

Ciertamente, la jugó contra Felipe Calderón y a juicio de mucha gente se la robaron; pero lo que hizo después, al invadir el paseo de la Reforma, perjudicó a mucha gente y se perdieron muchos negocios y empleos por valor de miles de millones de pesos; y eso, todavía me tiene molesto, NO LO APROBÉ, NI LO APROBARÉ JAMÁS.

Esa mañana vi a un Porfirio Muñoz Ledo muy fuerte, tenía 72 años, hoy anda en los 85 y se le ve muy fuerte todavía, pero, percibí de alguna manera un gesto de amargura, ya que no obstante ser el hombre de más confianza de AMLO, que realizará cambios a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, como me lo dijo aquella mañana de junio de 2005, don Porfirio no pudo llegar a ser Presidente de México, su sueño dorado.

Recordemos que con Luis Echeverría como presidente, uno de los más viables a ser candidato del PRI a la presidencia de la república lo fue él; incluso, entre las narraciones que existen, está aquella de que Porfirio llevó a LEA a su casa a comer, y como se acostumbra, le dio su paseo para que la conociera, y Echeverría observó que el jardín o patio era muy pequeño, allí no se podrían recibir grandes contingentes; y Muñoz Ledo lo interpretó como un aviso de que el sería el candidato del PRI, y se apresuró a comprar un lote que estaba atrás de su casa;  y quedó en espera de escuchar las PALABRAS MAYORES.

El tiempo pasó y las palabras mayores fueron para JOLOPO, y ese fue uno de los golpes más duros para PML. Para 1982 también se quedó en la raya ante Miguel de la Madrid, y por último fue candidato del PARM contra Vicente Fox, Cuauhtémoc Cárdenas y Francisco Labastida, pero al final declinó a favor del PAN y agarró “hueso” en el gabinete de Fox, que le dio puestos importantes hasta que se decidió por apoyar a AMLO, pensando que era más fácil que la izquierda ganara en México que el PRIAN.

Hoy, con ese gesto de amargura estuvo donde muchos de su edad ni sueñan estar, presidiendo el H. Congreso de la Unión e invistiendo al nuevo Presidente de la República Mexicana, honor que ya tuvo en otra ocasión.

En los meses por venir de seguro que se hablará mucho de Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, ya que su proyecto añejo de modificar varios artículos de la Constitución Mexicana, de seguro que lo va a realizar y, sin duda, que habrá oposición ya que como sucede siempre, se afectaran intereses creados que tienen más de cien años de antigüedad, y obviamente, que el momento ya llegó, sobre todo cuando tienen la mayoría a favor de las iniciativas presidenciales, y siguiendo con mis pensamientos, los inversionistas extranjeros están presionando para poder tener mejores resultados financieros y seguir invirtiendo en México, a cambio de traer los empleos que se requieren y que llegaran, lo decimos por lo que estamos viendo en los últimos meses y la firma del Tratado con E.U. y CANADA.

Por lo demás, muerto el rey, viva el rey.

Artículos relacionados