Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

México ofrece empleos a integrantes de la caravana migrante

AUNQUE USTED

NO LO CREA.

México ofrece empleos a integrantes de la caravana migrante

POR: NOTICIEROS TELEVISA| FUENTE: EFE | DESDE: CDMX, MÉXICO | 15 DE NOVIEMBRE DE 2018 14:54 PM CST

 La imagen puede contener: 3 personas, traje

 Vea usted con sus propios ojos.Que no le digan, que no le cuenten porque a lo mejor le mienten.

Me vale madre lo que digan esas almas caritativas que se van a ir al cielo, esos que siempre defienden a lo que viene de fuera y dicen “ que la indiada se chingue, para eso nacieron los pendejos.”

Sí, amigos lectores, si en México sobrara el trabajo, que bien sería que se ofreciera empleo a gente de otros paises, pero, teniendo los millones de compatriotas en la pobreza extrema que tenemos, como es que nuestro gobierno pejeño les está ofreciendo empleo a gente que viene de centroamérica entre los que gran parte son gente que viene huyendo de la justicia, según nos han dicho reportajes de revistas y periodicos serios de la capital de la república mexicana.

En verdad que no entiendo como personajes de la talla de Juan Pablo Castañon, representante de los empresarios, se presta para estos Shows, no hay seriedad; en verdad que es un insulto para los mexicanos el que se anuncie que se les ofrece trabajo a los migrantes centroamericanos, cuando los lideres de los partidos de oposición, toda la vida se estan quejando de la pobreza extrema de millones de compadriotas; o es que lo que dicen es falso, que en México no hay pobreza extrema y en cambio somos un país tan rico que no nos lo podemos acabar, no obstante lo que somos.

Si es así, ¿por qué miles de mexicanos se van al otro lado, a E.U. en busca de empleo? La ausencia de esposos, de padres de familia en sus hogares, le produce a México, miles de delincuentes, niños y jóvenes que no tuvieron una guía en su casa, un padre que le diera un buen ejemplo, un hombre que lo educara, una imagen paterna en quien apoyarse para poder estudiar y ser alguien honorable en la vida; por eso, y sólo por eso, tenemos tanta violencia en México, que ahora la quieren acabar con amnistías, las cuales van a servir para nada y para nada, los delincuentes, decía uno de ellos, son como los JOTOS,CANGREJOS, CHOTOS,PUTOS, nadie se arrepiente y nadie quiere cambiar después de andar en esos trotes.

Un sacerdote me contó que él trató de corregir a un joven ladrón y lo tuvo bajo custodia durante medio año; hasta que un día llegó un señor que era un benefactor de su iglesia, que le habia prometido al padrecito dinero para comprar unas bancas. Preguntó por el párroco y el joven aquel andaba vestido de sacerdote y el señor creyendo que era un novicio o alguien que le ayudaba al cura, le entregó un cheque por una buena cantidad, con el encargo de que se lo entregara al padre.

Al otro día el joven pillo, fue y cambio el cheque, que según esto iba endosado por el beneficiario con sello de la iglesia; y el joven ya no volvió a la iglesia; es más hasta dos sotanas desaparecieron de los ropajes del cura.

Tiempo después, el sacerdote fue con el benefactor para recordarle de su promesa para comprar las bancas, y éste  le informó de lo que había hecho y luego le indicó al contador que verificara si el cheque habia sido cobrado.

El contador al día siguiente le entregó copia del cheque por ambos lados y alli se percataron que efectivamente habia sido cobrado por alguien relacionado con la Iglesia.

A los pocos meses, gracias a que los mejores investigadores son los sacerdotes de las iglesias, dieron con el sujeto de marras, que ya “ayudaba” al párroco de un pueblo de Michoacán, y detenido que fue lo llevaron con el padrecito que lo quiso convertir en buena persona. Allí el  muchacho se le hincó al padre y llorando a mares le pidió perdón, le contó que al ver la oportunidad y tanto dinero, le volvió a salir el lobo que llevaba dentro y volvió a tener malos pensamientos que lo indujeron al mal.

El chico me  pidió perdón, dijo  al sacerdote, y lo perdoné, lo acepté de nuevo como ayudante, pensé en San Mateo y San Agustín que eran unos grandes pecadores y terminaron en santos. Estuvo un largo tiempo conmigo y un día sin decir adiós desapareció, años después supe que andaba entre narcotraficantes y que lo habían matado en un encuentro con soldados.Dios lo tenga en su santo seno, dijo el servidor del Altísimo.

Artículos relacionados