Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

¿Para que voté contra el PRI?

Imagen relacionada

 

EN 1981 vio la luz pública un periódico dedicado a la gente del ámbito empresarial, se llama EL FINANCIERO tiene 37 años de vida y para los Contadores Públicos y Administradores es una buena guía, ya que tiene a buenas plumas que son expertos en los relativo a las finanzas.

Pablo Iriart es uno de sus colaboradores más leídos y yo también lo tengo entre los que leo cuando se trata de cuestiones financieras, y acaba de decirnos que hasta la fecha más lo que se acumule, a México la elección del Peje tabasqueño le ha costado sólo en las dos últimas semanas la cantidad de 830 mil millones de pesos, que es dinero perdido por unas cuantas malas decisiones del presidente electo, a saber: cancelación del NAIM, anuncio de cancelación del cobro de comisiones a los Bancos que provocó pérdidas de estas instituciones en las bolsas de valores, a eso habrá que sumarle otras barbaridades que ha cometido y que sin duda generaron costos.

Señala que el Peje prometió que con su combate a la corrupción el país tendría una recuperación de 530 mil millones de pesos y la gente que se lo creyó votó por él, esa misma gente, ya ve que tenemos una pérdida de 300 mil millones de pesos en caso de que en verdad se recuperen 530 mil millones de pesos  en el combate a la corrupción y eso sin contar lo que pueda venir más adelante.

Claro que hay quienes están acuchillando a Pablo Hiriart diciendo que es un pendejo, pero, seguramente son los chayoteros del Peje; la verdad es que ningún periódico se mantiene en el ánimo de la gente por tanto tiempo viviendo del “chayote”, a la larga desaparecen y EL FINANCIERO es uno de los prestigiados en la capital de la república y es de distribución nacional.

 

Sin duda que es muy preocupante enterarnos de pérdidas tan enormes, cuando vemos que hay gente muy pobre en el medio rural, en colonias populares y en las frontera norte de nuestra Patria, que quieren entrar a E.U. porque en su lugar de origen no hay empleo; y con esa gran facilidad, se toman decisiones que producen pérdidas financieras enormes, cuando con esos dineros se podían crear empresas generadoras de empleos y que esos mexicanos que salen de sus regiones en busca de un futuro mejor, se queden con sus esposas e hijos en vez de dejarlos a la buena de Dios.

¿Cuántos hogares han quedado al garete sin la presencia del jefe del hogar?; ¿Cuántas mujeres se convierten en prostitutas a falta de su marido que las mantenga?; ¿Cuántas niñas y niños son abusados por no tener la presencia de sus padres en el hogar? Y, derivado de todo eso, ¿cuántos se convierten en delincuentes?

En la ciudad de México la gente del Peje organizaba marchas en contra de EPN a cada rato, por quítame estas pajas. Hoy, antes de empezar su periodo ya hay grandes marchas en contra del Peje por lo del NAIM que habrá dejado sin trabajo a 46 mil personas con empleos directos y por lo menos a otros 30 mil que trabajan con proveedores y prestadores de servicios a compañías constructoras y de otros giros que trabajan en el NAIM.

Lo más triste,  es que el Peje y sus secuaces no se dan cuenta que todo eso estará jugando en contra de las acciones de su gobierno, ya que esas 76 mil personas estarían generando contribuciones fiscales y cuotas para el IMSS, de modo que en ese aspecto financiero no se presionaría en los próximos tres años al gobierno, en cambio con los daños que están generando al país, nos afectará a todos los mexicanos; y al parecer, todo por beneficiar a los ricos como Carlos Slim y Salinas de Gortari, que ya se adhirieron a “la decisión” de cancelar el NAIM.

Hoy, hoy, hoy, recibí un whats App en donde nos dicen de unos políticos ladrones que obtuvieron recursos federales para construir edificios pequeñitos para satisfacer sus egos, unos cuantos millones que no llegan a la docena, entre ellos citan al priista ex gobernador del estado de México César Camacho.

Quien los critica es un chairo, pero si es como lo dice, tendría razón. Pero esas inversiones con dinero del pueblo están generando empleo, no están quitándolo, generan riquezas que contribuirán fiscalmente y si ciertamente hay algo criticable, que podremos decir de lo que está haciendo el Peje; a menos, que un chingo de periodistas de todos calibres, estén inventando mentiras para los periódicos más reputados de México y el extranjero.

 

 

 

 

Hoy, hoy, hoy, recuerdo un anuncio que se ha venido publicando en Excélsior desde principios de año, que nos dice de parte de un ex agente de la CIA lo mal que le irá a México en 2019, seguramente usted ya lo vio, anuncia un libro de ese ex agente de la CIA. En lo personal no compré ese libro ni me interesa, cada cierto tiempo surgen libros escritos por ex agentes de la CIA que nos  descubren el agua tibia y el hilo negro; pero, con lo que ya está pasando, ya me está entrando la duda.

El ex asesor de amenazas financieras de la CIA, Jim Rickards, ha advertido que “se está agotando el tiempo para protegerse de un colapso financiero que borrará del mapa millones de puestos de trabajo, fondos de retiro y créditos hipotecarios”…

México podría ser el principal afectado de esta caída junto con otros países de la región.

“Cada 40 años aproximadamente se produce una caída del sistema monetario mundial. La última vez que esto ocurrió fue en 1971, por lo que ya llevamos 6 años de retraso”, explicó.

Tengo un cliente que desde hace 25 años asesoro, y me pregunta que si debe sacar sus ahorros del Banco y llevarlos a E.U... Yo le aconsejo que mejor se los gaste en lo que más le agrade, ya, antes de que su dinero no valga nada, porque se prevé que una devaluación muy fuerte nos llegará muy pronto, ya que por ahora como la humedad nos están llegando devaluaciones todos los días; vía el costo de los combustibles que luego se ven reflejados en la canasta básica y de ai pal real, EN TODO.

 

¿Para que voté contra el PRI? se preguntan los 30 millones que se hartaron del tricolor y sus políticos.

 

Antes se recomendaba ahorrar para su futuro porque teníamos un futuro más o menos previsible, hoy no sabemos ni siquiera si viviremos.

Artículos relacionados