Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

México sufre por los niños enjaulados por Trump

 

Ha calado muy fuerte en México la decisión de los gringos de separar a los niños hijos de inmigrantes, de sus padres y encerrarlos como si fueran animalitos irracionales en jaulas, en donde los pobres niños lloran desesperados pidiendo a gritos la presencia de sus progenitores.

Los videos que se tomaron y que han cruzado el territorio mexicano y todo el mundo han penetrado como una daga en las personas humanas de todas las naciones, ya que lo que ahora pasa a inmigrantes latinos podría afectar también a otras razas.

EPN ya pidió a la ONU  su intervención para que los derechos humanos no sean violados, pero, ya sabemos que a los gringos se les trata de otra forma de acuerdo a su gran poder económico y, por ello, hacen y deshacen en el mundo.

Aun sin embargo se sabe que ya intervino la ONU y pese a los llamados de diversas agencias de la ONU, e incluso del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al-Hussein, para dejar de separar a familias, el presidente Trump ha asegurado que seguirá la medida pues considera que disuade a los migrantes a entrar a Estados Unidos. Incluso, el mandatario ha arreciado su discurso contra la migración. Esta mañana, vía Twitter, exigió al Congreso cambiar las leyes y culpó a los legisladores del Partido Demócrata de la situación, pues según él, ven a los migrantes como votantes potenciales.

No obstante lo que hemos llegado a saber sobre el mal trato a los inmigrantes, hoy se supo que Donald Trump promulgó este miércoles un decreto para mantener juntas a las familias de indocumentados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México, y ya no separar a los niños de sus padres.

 

“Es sobre mantener a las familias juntas y a la vez asegurarnos de que tenemos una frontera muy poderosa y fuerte”, dijo el mandatario a periodistas al firmar el documento. Con esta medida, Trump aborda lo que su gobierno ha descrito como un efecto secundario no deseado de la política de cero tolerancias sobre inmigración.

En las últimas horas, la administración estadounidense ha recibido fuertes críticas locales e internacionales que surgieron tras la exhibición de las condiciones en las que permanecen detenidos migrantes tras ser detenidos por entrar ilegalmente al país por la frontera sur, hombres, mujeres y niños por separado.

Trump sacó recientemente  a EU del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, había pedido reformas al interior del Consejo, al que ha tildado de estar contra su aliado Israel.

Posiblemente lo que ha hecho con estos niños esté relacionado con el retiro de su país del Consejo de Derechos Humanos y sean presiones para la ONU de parte de E.U..

Lo cierto es que ante un tipo como Trump, a quien muchos analistas han llamado “loco”, el mundo ha tenido muchos conflictos creados por su forma de gobernar y tal vez, por sus afanes de re elegirse en su momento para otro periodo de 4 años, y por ello, quiere cumplir las promesas que hizo a sus simpatizantes que lo hicieron llegar a la presidencia de esa Nación.

Muchos creyeron que dadas lo populistas de sus promesas, no llegaría a ganar las elecciones, entre ellos muchos latinoamericanos que ya están nacionalizados estadounidenses, quienes votaron por Donald Trump y ahora sufren las consecuencias de apoyar a un tipo loco.

La cuestión ahora, es el daño mental que se les hizo a esos niños enjaulados que fueron separados de sus padres; eso no lo olvidaran en toda su vida y el trauma puede tener consecuencias a la larga.

Pero, es de considerarse que las acciones de Trump, a lo largo de su administración lo puede llevar a perecer en un atentado, ya que si bien es cierto que un país debe defender su territorio y no dejar entrar a gente que no autoriza, también es cierto que si a lo largo de los años, desde que terminó la segunda guerra mundial, E.U. ha dejado entrar a nuestros connacionales para aprovechar la mano de obra barata que ofrecen y los saca cuando no los ocupa, a petición de los agricultores de aquel país.

Por ello, se sabe que hay mafiosos que “trabajan” metiendo gente (braceros) en connivencia con los agentes de migración y los propios granjeros y así, obtener ganancias mayores; y con esas acciones, ganan todas las partes que intervienen.

Por lo pronto  Luis Videgaray, el ministro de Relaciones Exteriores de México agradeció al presidente Trump el decreto que acaba de firmar para que ya  no más se separe a los niños de sus padres inmigrantes.

Artículos relacionados