Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Bronco, Bronco, Ra, Ra,Ra.

BRONCO, BRONCO, RA, RA, RA,

Ayer TELEVISA presentó su programa Tercer Grado y en el llevaron para entrevistarlo a JAIME RODRÍGUEZ mejor conocido como EL BRONCO, gobernador de Nuevo León con permiso temporal y candidato independiente a la presidencia de la república.

Estuvo frente a varios periodistas al servicio de esa empresa privada y famosos por sus cuestionamientos agresivos cuando así se les ordena o a modo, si esa es la orden, eso lo sabe todo México, no es novedad.

Hoy ´por la mañana mi vieja me mandó al mercado, quería que le trajera un pargo fresco, de esos que anoche durmieron en el mar y por eso fui al mercadito Independencia, pero no encontré ninguno como el solicitado; todos hace 4 días que yacen en el hielo, me dijo uno de los vendedores. Pero me sirvió para oír la plática de unos que allí chambean que vieron el dicho programa y ellos hablaron de la chinga que les puso El bronco a sus entrevistadores, y ya se los ganó, el voto de ellos será para él.

 

Cuando llegué a mi casa con el mandado me encontré que me llegó un whats App con un video que contiene parte de la entrevista al Bronco y en efecto, el regiomontano les puso “una madriza” a López Dóriga y a Leo Zuckerman , ambos lo atacaron y a los dos los puso en su lugar, es más, Zuckerman cayó de mi gracia.

López Dóriga primero llamó una ocurrencia que El bronco ande diciendo que de ser presidente mandaría una iniciativa de ley para aumentar las penas para castigar a ciertos delincuentes, entre las penas sería una, la de mochar manos y azotar a la gente que delinca. El candidato independiente le respondió: NO ES UNA OCURRENCIA; ocurrencias las que has dicho tu tantos años en tus programas de noticias que tenías en TELEVISA y que la gente de México ha tenido que sufrir; palabras  más, palabras menos; eso bastó para que el periodista se encabronará y se puso a agredir al Bronco y éste trató de calmarlo diciéndole: “no te sientas”. Aquí se vio la clase de tipo que es López Dórica quien primero ofendió al Bronco diciéndole que su dicho de mochar mano era una ocurrencia populachera y después se sintió agredido porque se la reviraron igual. Le gusta hacer pero no le gusta comer de las que guisa.

Allí entró de inmediato el Coordinador del programa Leopoldo Gómez, para ayudar a López Dóriga a salir del apuro; el Bronco le dijo: no lo ayudes. Entonces Zuckerman también entró en apoyo de Joaquín y un tanto cuanto diplomático hablo de acciones civilizadas y de que no está de acuerdo con eso de andar mochando manos y todo eso.  

El Bronco habló de que el como presidente haría las propuestas y sería el H. Congreso de la Unión el que legislara  corrigiendo y aprobando sus iniciativas de ley o de plano, desechando las iniciativas; todo conforme a la ley; ese es mi criterio dijo el Bronco y que la gente si está de acuerdo vote por mi o no lo haga si no está de acuerdo.

A la gente que habla de que mochar manos para castigar a los delincuentes es una acto incivilizado, no propio del siglo XXI, pero nada dice de que hay países en el mundo China y otros, que mochan manos y fusilan, que E.U. tiene desde hace más de medio siglo o tal vez más la silla eléctrica, que hay países que tienen como algo normal aplicar la eutanasia y se andan rasgando las vestiduras por la propuesta del Bronco.

Por eso, en lo personal considero que debe hacerse una consulta pública y que todo México participe y decida si se aprueban nuevos castigos entre ellos mochar manos o no.

En Mérida,  Yucatán, me contaron del caso de unos jóvenes que violaron a una niñas y que los  padres de  ellas secuestraron  a los jovencitos y  uno de ellos era Doctor y los dejó “chiclanes” y nadie dijo nada, al contrario, se supo por todos lados y eso sirvió para que los padres de familia dieran órdenes en sus casas a sus hijos de no andar violando niñas y eso trajo por muchos años la paz.

Mi abuelito que fue veterano de la revolución, héroe desconocido en la toma de Mazatlán, cuando se trataba el tema de algún caso de delincuencia decía:” a esos jijos yo ya los hubiera colgado”. Me contó de una vez que robaron de su casa en Piaxtla, Sinaloa, una mula recién llegada de E.U., y contrató a un huellero para buscarla, y siguiendo las huellas llegarón a Quila, Sinaloa; y en efecto, allí la encontraron en un corral de una casa de huéspedes (hostal) indagaron y supieron como era “el dueño” de ella y dieron con él rápidamente, estaba en la cantina del pueblo. De inmediato fueron a dar parte a la autoridad y el Comisario del lugar había sido compañero de mi abuelo en la tropa del Gral. Juan Carrasco,  así que en forma dligente fue a detener al individuo quien mediante efectivos métodos poco científicos confesó su fechoría.

Al otro día muy temprano  mi abuelo y el huellero  salieron del hostal rumbo a Piaxtla de regreso y pasaron por la comisaria para despedirse del amigo; y mi abuelito le preguntó por el ladrón, el señor autoridad le respondió: “no te preocupes, ese ya no volverá robar”. Mi abuelo entendió el mensaje pero el huellero no.

Cuando salieron de la Comisaría, el huellero le dice a mi abuelo:” Ja, tú crees que no va a volver a robar ese jijo, en cuanto salga libre volverá a las andadas” mi abuelo se sonrió nada más. Al poco andar llegaron a un macapule viejo y alto y allí se veía un cuerpo colgando de una reata, era el del pillo que le había robado la mula a mi abuelo, ese ya no volvería a robar y ya nunca más robó.

Artículos relacionados