Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

NO HAY DESCANSO PARA UN GOBERNADOR

Recuerdo aquella noche, era ya la madrugada grande, tocaron a la puerta de la casa de mis padres, yo estaba de visita pues mi domicilio estaba en el Distrito Federal,  dormía en un catre que me tendieron en la sala de la casa, por ello, fui quien abrió la puerta para preguntar quién tocaba  y que se le ofrecía.

Eran tres personas de mal aspecto que buscaban a mi padre, que en ese entonces era Regidor del Ayuntamiento de Ahome.

Uno de ellos me dijo su nombre y le hablé a mi padre. Mi padre se vistió y salió a atenderlos.

El tipo era un líder de una colonia proletaria y los acompañantes eran los padres de un chamaco que la policía había detenido esa noche, injustamente, según decían, y querían que mi padre fuera con ellos para que les entregaran al chamaco.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

 

 

Mi padre los citó para más tarde en la inspección de policía, ya que a esa hora no estaría quien podría dar la orden de sacar de los separos al chamaco.

Ya que se fueron comenté con mi padre, que hora de venir a chingar. Mi padre respondió: un funcionario público tiene que atender y servir al pueblo las 24 horas del día.

Esa fue la mentalidad de mi viejo y así trabajó los tres años en que fue regidor.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, de pie y traje

 

Por ello, pienso que el gobernador QUIRINO no tiene descanso ante tanto problema que tiene que resolver; y por ejemplo, hoy mismo se le ataca porque el Hospital General de la S.S.A. carece de medicamentos y todo lo que le es menester para aliviar a quienes acuden a él.

Desde siempre se ha criticado a ese hospital por su mal servicio, tanto de su personal como por la carencia de instrumentos, aparatos médicos, medicamentos y en fin, de todo lo necesario para salvar vidas; hasta se dice: si te quieres suicidar, vete al hospital general .

Pero también, un problema de cada año, es el de los ´precios del frijol y el maíz, que años van y vienen  y no son capaces de resolver los responsables de ello en la Secretaría de Agricultura SAGARPA; son una bola de inútiles jijos de la ji jurria, dice un campesino casi llorando, ya que él sí sabe lo que es partirse  la madre bajo el rayo del sol, o soportando un chingo de frío, bajó la lluvia o en las peores condiciones climatológicas, y estar con el Jesús en la boca arriesgando su vida a veces, cuando tiene que estar cuidando que no le roben su cosecha, ya sea a la hora de los elotes o de los ejotes, que se aparecen las ratas de dos patas, que han llegado a matar a quienes cuidan las siembras o por lo menos herirlos.

Pero eso no lo ven en la SAGARPA, si ellos cada quincena cobran su sueldo, si a ellos no los jode el clima y se pasan los días echando la grilla o platicando de futbol, de toros o de la campaña presidencial, o bien, presumiéndose entre ellos de lo bien que le va a ir a sus padrinos políticos con la sucesión, pues mi padrino es primo del compadre de un amigo de MEADE.

Y así construyendo castillos en el aire se la pasan muchos “funcionarios” en la capital de la república mientras los productores de maíz y frijol no sacan ni los costos de producción de sus sembradíos.

¿Y los puntazos quien los recibe?, el Gobernador del estado, ya que mientras no hay una solución a estos problemas, a él lo tratan de “inepto, bueno pa nada, no saca a un burro de una milpa, o de pícaro que está en contubernio con los acopiadores que compran a precios bajos y para ello le dan su mochada”.

¡Que si mataron a una docena anoche!, el Gober tiene la culpa, porque no ha hecho nada para remediar la falta de seguridad pública.

La gente ignora o se hace la ignorante, de que desde que entró QUIRINO ha estado en contacto con gente de las fuerzas armadas de México, empezando con el Supremo Comandante de dichas Fuerzas para que el ejército y la marina estén presentes en Sinaloa para salvaguardar la seguridad pública, pero, ni así se ha podido frenar al cien por ciento la inseguridad.

Y lo que no vemos es que es el propio pueblo el que no ayuda a resolver este problema.

Cada sicario tiene una casa, tiene una familia, tiene esposa e hijos, tiene padres y hermanos, en fin, tiene vecinos. Todos ellos, saben a qué se dedica cada sicario, a qué hora duerme, a qué hora come, o si sale de la ciudad por muchos días, en fin, si yo no sé a qué se dedica mi vecino, soy un pendejo, porque el día menos pensado van a matar a un ser querido mío, cuando llegue la policía por él o sus enemigos, de esos que les vale madres matar al que se atraviese accidentalmente.

La cultura de la denuncia no existe.

Y no lo hacemos por miedo, dicen unos, pero a la hora de la muerte de un familiar por culpa  de maleantes,  nos vamos como hienas a la yugular del gobernador o del presidente municipal.

Tenemos a los enemigos de la sociedad a un paso de nosotros y no denunciamos, pero, maldecimos que el gobierno no da con ellos; aunque los miedos sean fundados ya que se sabe que muchos pícaros están en las filas de las policías y eso no es noticia, todo mundo lo sabe.

En otros países tienen sistemas que les sirven para detectar a los infiltrados; ¿por qué en México no los hay?

La respuesta es muy simple; porque no se quiere.

Y me decía un amigo: ¿tú crees que con el sueldo que tiene un policía puede mantener a una familia y traer una pick up de lujo?

La imagen puede contener: montaña, cielo, automóvil, exterior y naturaleza

Es evidente que ningún policía mexicano podría traer un vehículo último modelo de lujo, de esos que compras a 3 o 4 años y aparte de un buen pago inicial tienes que pagar mensualmente por lo menos DIEZ MIL PESOS M.N. y todavía mantener a una familia. Digo, considerando los salarios de los policías. A menos que el tipo provenga de familias adineradas. Un policía honesto no se puede dar esos lujos. Así de simple.

Artículos relacionados