Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

La Policía Recaudatoria

DEPARTAMENTO DE TRÁNSITO DEL MUNICIPIO DE AHOME EN FUNCIONES RECAUDATORIAS

                                                                                        

Hace unos cuantos días hablamos aquí que los operativos en los que aplican el alcoholímetro están convertidos en medios de recaudación a través de las multas que imponen, las cuales, son ya muy altas. Un respetable lector nos comentó lo siguiente:

Humberto Arellano Enriquez
Humberto Arellano Enriquez Que bueno que no era un "pesado" sino esos tipos ya estarian llenos de plomo
Administrar
 
Me gustaMostrar más reacciones
 · Responder · 1 d
 

Sin duda tiene razón Humberto , los agentes de tránsito se exponen a eso  y peor cuando sin medir consecuencias inventan violaciones al reglamento de tránsito y es cuando hacen que la gente pierda la cabeza y al parecer es lo que ellos quieren para cobrar multas más onerosas.

Hoy un lector me ha contado de algo que me dejo atónito.

El ciudadano me relató que en el cruce de boulevard Adolfo López Mateos y bulevar Jiquilpan hay un semáforo el cual él viniendo de poniente a oriente para tomar boulevard ALM dando vuelta con rumbo norte cruzó teniendo LA LUZ VERDE.

Al cruzar vio a una patrulla de tránsito infraccionando a algún conductor por el boulevard Jiquilpan por la rúa hacia el oriente. Y tomó por la lateral cuando ya que había avanzado más de 100 metros, oyó un ruido atrás de él y al ver por el espejo retrovisor se percató de una motocicleta que le seguía y hacía señales con la luz y el ruido que se detuviera; era un policía de tránsito municipal. De inmediato obedeció y se detuvo estacionándose correctamente.

Segundos después se apersonó el policía saludándolo cortésmente diciéndole: JEFE. Que el ciudadano le respondió igualmente con toda cortesía y le preguntó: “¿Qué se le ofrece?”

El policía le dijo: que se había pasado el alto.

El ciudadano de inmediato se percató que lo acusaba de haber infringido la ley de tránsito, y le respondió que eso no era cierto.

El policía agregó: Además no traías el cinturón de seguridad puesto.

En ese momento el ciudadano se molestó aún más, pues el agente de tránsito le levantaba un segundo falso, puesto que traía puesto el cinturón correctamente y el policía lo estaba viendo.

Nuevamente el policía oyó que le dijeron mientes, a lo que respondió te lo pusiste con el carro en marcha.

En ese momento ya el conductor del vehículo estaba súper encabronado y se inició una discusión en la cual el policía lo insultó diciéndoles que carecía de valores morales y que era una vergüenza en un hombre viejo, ya que el conductor es mayor a los 65 años; a lo que éste respondió que a él le daba coraje y  pena que un servidor público joven, fuera deshonesto y carente de valores y le estuviera inventando infracciones.

Varías cosas fuertes se dijeron, eso sí, ninguna mala palabra, o sea, mentadas de madres y esas palabrotas que a veces se usan. El conductor bajó del carro cuando el policía procedió a quitarle la placa delantera.

Lo que sí que en cierto momento el agente policiaco se le puso panza con panza en tono amenazador como queriendo golpearlo; pero el conductor prefirió subirse a su carro en vez de salir golpeado, para esto el agente ya había quitado la placa delantera del vehículo.

El conductor en cierto momento le dijo que se iría a los tribunales para que allí se resolviera el caso, a lo que el policía muy seguro de sí mismo le dijo que “le valía”.

Ante esa respuesta el conductor le dijo: muy bien pues dame la boleta de infracción y que aquí acabe esto.

Al final el policía le aventó la placa al interior del carro no sin antes seguirlo insultando, y recibir a la vez respuestas a sus insultos acusándolo de deshonesto y falto de valores morales.

Unos quince minutos antes aproximadamente, el lector iba por el boulevard López Mateos de norte a sur y vio a un motociclista de tránsito infraccionando a una conductora que iba con rumbo norte, se supone que era el mismo.

Siguió diciendo el lector que al llegar a su casa, le dolía el pecho, ya que está operado del corazón, y que cuando después de tomarse una pastilla de ISOSORBIDA PARA EL DOLOR, y ya sin dolor le habló a un abogado amigo de él y le platicó de lo acontecido con el agente de tránsito corrupto, que entre paréntesis, se había auto alabado diciendo que era muy honesto y ético; que tal si no lo fuera, en fin el lector quería que su amigo procediera a demandar al agente.

Al final el amigo le dijo, te conozco y sé que lo que me dices es la verdad, pero, de acuerdo a mi experiencia, este asunto se llevaría mucho tiempo y gastos y al final perderemos.

Por otra parte, te expones a “que te agarren de puerquito” y te estén jodiendo a cada rato sólo para intimidarte o hacerte enojar y tu salud no está para eso.

Pues bien, amigos, CONOZCAN MÉXICO, a mi lector lo insultan de la manera que quedó dicha, lo provocaron, pero tal vez por ser viejo no se quiso poner a los golpes con el joven agente sabiendo que la perdería e iría a dar al hospital posiblemente infartado y corrió el riesgo de morir, uno nunca sabe cuando a un viejo lo hacen encabronar, y si bien es cierto no se profirieron palabrotas groseras, lo que dijo el agente si fueron insultos y sus acciones mostraron que es un corrupto no un ético, como se auto nombró.

¿Por qué el agente al final le lanzó la placa al interior del vehículo en señal de que no levantó la infracción ni le entregó boleta de infracción alguna?

¿Acaso si levantó infracción y se la cobraran sorpresivamente más adelante y dirán otras falsedades para justificar sus acciones faltas de valor moral?

Bueno, eso lo sabremos más adelante.

Por lo pronto felicito a ese Abogado que fue honesto con su amigo, ciertamente conocemos muchos casos que cayendo en manos de jueces venales, pueden pasar muchos años sin resolverse y al final las personas físicas y morales gastan fuertes cantidades de dinero sin que se les haga justicia.

Ojalá y el C. Presidente Municipal pare este tipo de operativos recaudatorios de fin de año, pero también que ordene una investigación para detectar a esos malos agentes que inventan infracciones ya sea para levantar boletas o en busca de la clásica mordida.

Actos así, pueden provocar muertes a personas humanas que por defenderse pueden caer en las provocaciones de los agentes o infartarse y morir como es el caso que hoy nos ocupa, que gracias a Dios no terminó en tragedia.

 

SEÑORES CONDUCTORES DE AUTOMOTORES CUMPLAN CON EL REGLAMENTO DE TRÁNSITO PARA QUE NO TENGAN QUE SOPORTAR A ALGUN PÍCARO QUE LOS QUIERA INFRACCIONAR INJUSTAMENTE.

Artículos relacionados