Banner superior a un lado de logo

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

¡¡ALGUNAS PÁGINAS DE MI REVISTA "EL MAHONE"!!

Por: José Guadalupe López Escalante

 

SR. ALEJANDRO PAZOS PALAFOX 
“EL CHITO PAZOS”
Adolfo Ruiz Cortines, novel ciudad, enclavada en el municipio de Guasave, fundada por familias desplazadas del vaso de la presa Miguel Hidalgo y Costilla construida ésta en el municipio del Fuerte, Sinaloa allá por los años cincuenta, siendo esta la razón principal por la cual nació y que gracias a la labor pujante de sus fundadores a alcanzado el desarrollo actual. Y hablando precisamente de sus fundadores, ellos llevaron siempre una vida semejante a la que llevaban allá en los altos de la sierra de los municipios de Choix y El Fuerte. En los primeros años buscaron siempre la comunicación para entablar acuerdos para gestionar la introducción de los servicios fundamentales como: el agua potable, la electricidad, planteles escolares, etc. Hubo gente muy destacada en estas gestiones, entre ellos; Anastasio cota, Juan Agustín Apodaca, etc. solo por mencionar algunos, pero también hubo gente que no provenían de aquellos lugares de la sierra sino de lugares distintos y puedo mencionar a: Jesús Alapisco Jiménez, José Solís Muñoz y otros más, que jugaron un papel importante en la comunidad. Hubo gente también con un gran sentido para los negocios, con gran vivacidad y talento natural para eso, y me voy a referir hoy solamente a uno, se trata de Don Alejandro Pazos Palafox, más conocido por los de su generación como “El Chito Pazos”, este personaje fue muy popular en esta comunidad, nació en el pueblo de “Toro”, municipio de Choix, fue hijo del señor Alejandro Pazos y de la señora Andrea Palafox Araux y tanto su papá, él, y toda la gente de este pueblo seguían una vida rutinaria, dedicada al trabajo y a las labores del hogar. Ellos, los hombres, se dedicaban a preparar la tierra para la temporada de lluvias, ya que eran tierras de temporal. Algunos trabajaban con los más ricos de esa zona serrana, que eran grandes ganaderos y además habilitaban a los que tenían un pedazo de terreno (llamado cerco), les vendían provisiones (ellos le llamaban “mandado) como: manteca, frijol arroz, azúcar, café en grano, etc. Don Alejandro, papá del “Chito”, trabajó con algunos de ellos; como los serranos, por ejemplo; con ellos trabajó en el “Rancho El Huarache” y con Placido Cota, como vaquero. En el pueblo de “Toro” el Chito mostro su sagacidad para los negocios ya que ahí, como en otros ranchos, organizaba bailes de especulación con tocadiscos y como contaba él con muchas amistades de su edad y lambien mayores, pues, no le resultaba pérdidas la organización. De las amistades más estrechas con las que contaba una de ellas era con Erasmo Robles, “El Mamo”, inclusive una de las veces por hacerle un favor la hizo hasta de Cupido. Cuentan que el Chito era muy bueno para bailar y eso contaba mucho para las mujeres del rancho, y en uno de los bailes en que se reunió el grupo de amigos, entre ellos El Chito y El Mamo, pues el Mamo no sabía qué hacer para sacar a la muchacha con la que quería noviar, pues la mamá de la novia no lo quería, que porque era muy mujeriego, y el Chito, en el afán de ayudarlo, le dice: -“Mira, yo saco a la Pastora y tu saca a otra muchacha y luego en el “puesto” (centro de la cancha) nos encontramos y hacemos el cambio, ¿Cómo la Vez?. El Mamo más que feliz acepto de inmediato y así le hicieron. Al tiempo el Mamo se caso con la joven Pastora, formando una bonita familia. Esta fue una de las del Chito, que siempre “rompía” los bailes, es decir, los iniciaba. En una de tantas ocasiones en que se juntaban para ver que iban a hacer, les dio por jugar a la baraja, que frecuentemente lo hacían, y eso era un dolor de cabeza para doña Andrea, mamá del Chito, pues el Chito llegaba a su casa a altas horas de la noche, y un día su mamá le dijo: -“un día de estos te va a salir el diablo por andar jugando tan tarde”- y en una de esas en que venía de jugar, también ya muy tarde, que se le figura el “Chamuco”, el diablo en persona, y ajila al pobre burro en que venía y se le desboca el condenado animal por entre el “ramajal” del monte y no paró hasta llegar a su casa. Ese fue el mayor susto de su vida, contó después. El fue siempre un hombre de trabajo y eso le rindió frutos que, con el tiempo, se hizo de un terrenito (cerco) el cual sembró hasta que se vino el tiempo de la construcción de la presa, que en un principio fue un rumor hasta que lo confirmaron, y luego había que abandonar la tierra, los orígenes, y toda una vida creada y cimentada por nuestros ancestros. Tenían que ser realistas, esto era inevitable. El momento llegó y buscaron unidades en que traerse lo más que pudieron. Tumbaron maderos, vigas, horcones, latas (varas), para luego juntar los enceres domestico, (catres, tarimas, vasijas, algunas herramientas para labrar la tierra, etc.). Avía confusión, así que venían algunos a ver el terreno que iban a habitar y para cerciorarse del lugar que les iba a tocar. El Chito llegó en el año 1956 con su familia; su esposa Doña Balbaneda Cota Álvarez y sus hijos: Delfina (Fina), Víctor, Victoriano, Rosario, Instalándose en un principio por la calle Diego de Guzmán, muy cerca de la “Farmacia Colonial”, de Doña Rafaelita, para luego aposentarse en la calle Albar Núñez Cabeza de Vaca. Ahí construyó su casita de terrado. (Como detalle: aquí les nace una niña llamada Armida que al poco tiempo fallece). Tiempo después, empezó a realizar las primeras siembras en su parcela. En aquellos tiempos las ganancias en la agricultura eran modestas hasta que se vino la época de la siembra de algodón, entonces, a todos los productores les iba mejor. El Chito empezó a rentar otras parcelas para hacerse de mejores ganancias, hasta que se vino la debacle de esta siembra y ya no les fue igual. Como decía anteriormente, el Chito tenía virtudes para el comercio, así que, diversificó sus actividades haciéndose de algunas cabezas de ganado e instalando una cantina, y posteriormente un negocio de abarrote. Pero como en la vida suceden cosas buenas y cosas malas, y para estas cosas malas, el Chito un fue la excepción, él pierde a su esposa Balbaneda en 1958. Al poco tiempo conoce a la señorita Concepción Eguino, quien laboraba como encargada del abarrote del Sr. Indalecio Cabrera, que también era ganadero, y por ende conocía al Chito. Se casa con ella formando una nueva familia procreando a: Francisco, Guadalupe (repitió el nombre en honor a otra niña que había fallecido) y a Alejandro. Después procrea otros hijos con la señora Leticia Álvarez, siendo ellos: Cesar Alejandro, Sergio, Fabiola y Raymundo. A pesar de que la vida le sonreía al Chito, en 1978, el destino le asesta unos terribles golpes, al fallecer, primero su hijo Rosario, víctima de insuficiencia renal, y en 1993 Francisco por diferentes circunstancias. Al paso del tiempo supo superar esto y, por supuesto sin olvidar, y tanto en la vida familiar como con sus amistades siguió y en su casa seguía recibiendo a sus amigos de siempre, con los cuales nunca faltaban las bromas, y por lo tanto nacían las anécdotas que según, en una ocasión en que estaban reunidos ellos, el Chito se levanta y va por una pistola para enseñárselas y al estarla moviéndola ¡que se le sale un disparo a la pistola! Y salen en estampida todos asustados y por más que el Chito les habló ya no quisieron regresar a la plática. ¿Quiénes eran algunos de ellos? Nada más y nada menos que: Erasmo “Mamo" Robles, Don “Pepe” Cota, Don Víctor Vega (Papá de Angelina Vega), entre otros. Así era el Chito, alegre, bohemio y mujeriego, hasta que la muerte le llegó muriendo de un infarto el 23 de mayo del 2003. Doña Concepción Eguino, “Doña Concha”, le sobrevivió hasta 2014. Ella murió víctima de un accidente; venía del velorio de su hermana, y la unidad en que venía perdió el control, muriendo ella y su nieta Jenny a causa de los golpes recibidos.

FOTO (1) ALEJANDRO “CHITO” PAZOS PALAFOX Y SU ESPOSA
CONCEPCION EGUINO “DOÑA CONCHA”

FOTO (2) DON ALEJANDRO PASOS, PAPÁ DEL “CHITO Y SUEGRO DE “DOÑA CONCHA”La imagen puede contener: 3 personas

La imagen puede contener: 1 persona
La imagen puede contener: 1 persona
 La imagen puede contener: 3 personas
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar