Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Recordando a Aurelio Rodríguez

Ayer me di una vuelta por el campo santo, donde los muertos reposan ya, y allí solitas y tristes encontré las tumbas de mis padres y hermanas que ya están con Dios en el cielo, cuyos restos mortales están en el panteón.

A unos cuantos pasos del jardín en que se encuentran, está la tumba de Aurelio Rodríguez que fuera el ídolo de millones de mexicanos aficionados al béisbol, allí pegada a la barda del right fielder está su tumba; sola y abandonada, como la mayoría de las tumbas.

Por la parte de fuera del panteón, en la barda que separa la tumba del pelotero liga mayorista, hay un letrero que  dice: “aquí espera turno el mejor tercera base mexicano, “el bato” Aurelio Rodríguez Ituarte.

Sus amigos, tal vez de su círculo más cercano, le dedicaron esas palabras al “bato”. Y es que Aurelio a sus amigos así los saludaba, ¡quiubo Bato!, y de tanto usar la palabra terminaron por aplicársela a él, así que todos sus amigos así le llamaban.

Aurelio nació el 28 de diciembre de 1947 y murió en un accidente automovilístico, atropellado en la ciudad de Detroit, Michigan, E.U. un 23 de septiembre de 2000 a los 52 años y meses de edad.

Aurelio cuando estaba de vacaciones en Los Mochis invariablemente iba a la ciudad deportiva que hoy lleva su nombre, a jugar tenis. Y es que –me lo dijo- de esa manera fortalecia sus piernas y su brazo derecho, amén de adquirir movilidad y flexibilidad, para estar siempre con su cuerpo a tono para ejecutar lo que era su trabajo, jugar muy bien la tercera base en el deporte de sus amores, el béisbol. Allí se reunía con “la palomilla” gente amiga de él desde que empezaba como pelotero.

Aurelio Rodríguez ha sido considerado el mejor tercera base mexicano de todos los tiempos jugó de 1967 a 1983 en grandes ligas con Angels, Senators, Tigers,Padres, Yankees, White Sox,Orioles, White Sox, sumando 2017 partidos en 17 años.

Su fuerte no fue el bateo en su estancia en las ligas mayores, apenas bateo para un promedio de .237, curiosamente los scouts se lo llevaron por que en la liga mexicana en 1966 estaba bateando espléndidamente y pensaban que sería otro Beto Ávila, pero ya estando allá impresionó por su magnífico fildeo, que de no haber estado en esa época Brooks Robinson, Aurelio hubiera sido el ganador de varios guantes de oro, mismos que ganó el tercera base de los Orioles de Baltimore.

Su mejor año en promedio de bateo fue con el Yankees en 1981 cuando dio para .346  en 27 juegos; y en conjunto en 1970 jugando para Senator de Ted Williams que dio 19 jonrones y empujo 76 carreras y promedio .247

Por el lado del fildeo en sus 17 temporadas promedio .964 en 2014 juegos de los cuales 1987 jugó la tercera base.

A Aurelio se le ha comparado con Vinicio Castilla, quien jugó 16 temporadas en grandes ligas, promedió .965 jugando 1656 partidos como tercera base, de un total de 1826 juegos.

En bateo Vinny dio320 jonrones y produjo 1105 carreras y promedió .276 para ser considerado un tercera base  más completo que Aurelio Rodríguez sin lugar a dudas.

Hay quienes discuten que Aurelio fue mejor que Vinny, pero los números no mienten, en fildeo estaban parejos, pero en bateo, Vinny fue con mucho mejor que el sonorense y como personas les doy un empate, ambos, muy respetuosos y caballeros, por eso fueron grandes peloteros.

Esperamos, Dios mediante, que Vinny llegue a manejar algún  equipo de grandes ligas, Aurelio tenía esa meta personal, para eso se estaba preparando y su estancia en Detroit el día de su fatal accidente, era con el objeto de firmar un contrato para ser manager en ligas menores y con el tiempo llegar a grandes ligas como manager; pero la voluntad de Dios fue otra y aquí estamos recordando a un gran pelotero mexicano que se nos adelantó en el camino que todos tenemos que andar.

Artículos relacionados