Al bat

Añoranzas de Luz Marina

 

Por Jesús Alberto Rubio.

Rememoranza: Alejandro Martínez Gutiérrez fue mi profesor del sexto de primaria y un año antes, Gabriel Rolón, en el quinto. Ambos grados en la escuela vespertina Gabino Barreda de la colonia Independencia de Tijuana. Hablo de 1965 a 1967 antes de arribar a la Secundaria Unison en ese último año.

El director de la escuela era Norberto Aguiar.

En el parque de béisbol de enfrente al plantel, ya le he contado, cuántas incidencias disfruté con mi equipo Rayos de la Independencia en las categorías Infantil Mayor, Pony, Colt y Juvenil Menor.

Jugaba tanto a la pelota que un día el profesor Rolón me sorprendió con una pregunta con cara de muy serio: Jesús Alberto: Cuándo seas grande, ¿vas a ser pelotero o estudiar una carrera?

Me quedé medio mudo, pero algo tenía que contestarle: “Voy a estudiar”, así como no queriendo la cosa.

Espero que esa pregunta no haya marcado mi vida entre dedicarme a ser pelotero o seguir en los estudios universitarios.

Le diré que en el sexto grado me tocó ser el abanderado de la Escolta del plantel. Todo un orgullo, claro.

¿Por qué se me seleccionó para esa gran responsabilidad?

Sólo Dios lo sabe.

Se preguntará el porqué del tema.

Bueno, al grano, hermano:

LUZ MARINA:

De nuevo la aficionada No. 1 de béisbol profesional de los años 60´s de Hermosillo, Luz Marina Martínez Arias, verá todo lo que nos cuenta:

“Una ocasión en el Fernando M. Ortiz hubo un pleito entre el público y el ampayer Chepe Velarde, donde le llovieron cojines de a montón y tuvo que intervenir la policía.

Nosotras, como siempre, nos sentábamos al lado izquierdo de la caseta de los jugadores de los Naranjeros y cuando eso ocurrió de inmediato los peloteros estaban dándonos las manos para salir por los vestidores.

Los pleitos eran casi con todos los ampayers: con la Zenona Castro, Chepe, Tejón Blanco, Juan “Yaqui” Lima, Pancho Alcaraz y no recuerdo a más de momento.

En una ocasión al manager Virgilio Arteaga se le acabaron los lanzadores y necesitaba de un zurdo, por lo que volteó hacia la primera base donde siempre lucía Rubén Esquivias, el del tremendo compás, ¡y más que pronto lo subió a la loma!

También mantengo siempre en mi memoria a don Virgilio, quien siempre me mostró su estimación por una gran razón: ¡su esposa también se llamaba Luz Marina!

No, pues sí.

“El Tuercas”

Recuerdo al famoso “Tuercas” por el lado de la grada de la primera base.

Siempre que había a alguien en la 1ra. les gritaba “¡corre, corre!; y luego rápido, ¡no, no, no, detente!”.

Carlos Casillas Álvarez, el gran colega y amigo, en nuestras gratas reuniones siempre cuenta esa anécdota y ni me pregunte si nos hace reír por la forma tan precisa en que lo imita.

Y si, “El Tuercas”, una persona buena, sin decir nunca alguna grosería.

Igual que “La Chalía”, la vendedora de quinielas.

El famoso Miguelòn de Guaymas era un gran aficionado y excelente persona; al único que sacaba de “juicio” era a Juan de Dios Villarreal, el receptor de los Naranjeros. No se cansaba de decirle por su megáfono, “Villarreal, Villareal, Villarreal” y pues ya se imaginará.

¡No lo dejaba en ´paz!

“El Mátape” Navarro siempre estaba comiendo caña y gritando, pero sin ofender a nadie. Era muy decente.

Bobby Prescott

Ahora hablemos de lo que sucedió en un y juego de Hermosillo contra Culiacán, con quien venía Bobby Prescott.

Yo estaba sentada para el lado visitante, muy temprano, como siempre lo hacía.

Estaban las prácticas y una pelota que bateó Prescott me pegó en el lado izquierdo de mi frente y de inmediato subieron a las gradas, el masaje Negrete y el de Tomateros, así como algunos peloteros, entre ellos Prescott.

No se qué me pusieron; era un spray, y al parecer no era de consecuencia el golpe.

Al terminar el juego me estaba esperando Prescott para llevarme a un hospital; fuimos a la clínica Licona y me tomaron unos RX y salió bien, pero me recomendaron que me checara a los 6 meses-

Fue y me dejó Bobby a mi casa con mi hermana que me acompañaba. Me preguntó mi teléfono de la oficina donde yo trabajaba (Junta Federal de Agua Potable). Fue por mí y me llevó a comer.

Los dos días que estuvo en Hermosillo fuimos a comer y a cenar; me dio la dirección de Panamá; me llamaba por teléfono de Culiacán o de donde anduviera en gira.

Después me escribía de Panamá y me mandaba postales. Un excelente peloterazo y persona y quien ahora debe tener unos 83 años, aunque perdió la vista por la diabetes y está muy delgado, recibiendo los cuidados de su esposa y una hija.

Espero le sirvan estos comentarios que de momento no recuerdo más, como aquellos batazos de Espino, grandes jugadas de peloteros que si eran de verdad y que aguantaban hasta dobles juegos”.

Gracias, Luz Marina.

Tus rememoranzas-añoranza-anecdotario, hacen querer aún más la historia del béisbol.

Recibe un abrazo.

La imagen puede contener: cielo, árbol y exterior

LA GABINO BARREDA:

Las peñas de beisbol

Las peñas de beisbol

 

Por Jesús Alberto Rubio.

 

Los NYY presentaron a su nuevo mánager, Aaron Boone, quien lucirá en campaña el número 17 en su uniforme, el mismo que llevó con Cincinnati y Cleveland.

 

¿Detalles de él y familia?

 

Aaron fue un antesalista de 1997 al 2009 y participó en el Juego de Estrellas en el 2003 cuando Nueva York le adquirió de los Rojos a mediados de la campaña.

 

Su familia, los Boone son la primera familia en producir tres generaciones en las Grandes Ligas:

 

Su abuelo Ray fue un estelar jugador de cuadro desde 1948 hasta 1960… y papá Bob, asistió a cuatro Juegos de Estrellas en una carrera que duró desde 1972 hasta 1990. También se distinguió como manager de Cincinnati y Kansas City.

 

Su hermano, Bret, fue un estelar camarero desde 1995 hasta el 2005 y jugó en tres Juegos de Estrellas.

 

Aaron Boone será además parte de apenas el tercer dúo padre-hijo en ser managers en las mayores. George y Dick Sisler y Bob y Joel Skinner son los otros.

 

Interesante, ¿no?

 

Ahora a esperar las incidencias de campaña y su búsqueda de liderazgo en la histórica franquicia.

 

Sea por Dios.

 

Pelotero altruista

 

Relevante historia nos hizo llegar Paco Montoya González desde Villahermosa, Tabasco.

 

Se trata del altruismo del jugador Jon Del Campo:

 

Se trata de que el pelotero Jonathan Del Campo cumplió su sueño de ayudar a más de 30 niños de escasos recursos en su natal San Luis Rio Colorado, Sonora.

 

“Todo esto surgió en 2015 cuando el jugador de Pericos tuvo la idea de ayudar a las personas más necesitadas de su ciudad natal. Su idea fue de hacer una fundación, la cual llamó "Échame la Mano".

 

Éntrela a la página de la LMB para que vea la historia completa.

 

https://www.milb.com/…/jon-del-campo-campe243n-…/c-262674108

 

Vale, en verdad.

 

Las peñas de béisbol

 

Antes de entrar en materia con el colega historiador del deporte rey, el licenciado Juan Antonio García Villa, sólo reiteraré la importancia que tienen las agrupaciones de colegas, deportistas, aficionados y colegas que se vinculan e interaccionan de forma armoniosa a través de peñas de béisbol.

 

En La Laguna se tiene un gran ejemplo con amigos que se dan a la tarea virtuosa de realizar diversas acciones en bien del béisbol y aquellos protagonistas que con sus trayectorias y registros han dejado huella como modelos a seguir.

 

Sucede igual con peñas de Mérida, Campeche, Villahermosa, Santa Rosalía, Culiacán, Tijuana, Guaymas, Monterrey, Chihuahua y otras ciudades del país –con nombres también de círculos, clubes, asociaciones, entre otros—organizan e impulsan relevantes actividades que trascienden incluso allende frontera.

 

Qué bien.

 

Ahora, sí:

 

JUAN ANTONIO GARCÍA VILLA:

 

Estimado Jesús: se reunió la Peña Beisbolera de La Laguna y en esta ocasión el tema central consistió en recordar el inolvidable Parque Superior, popularmente conocido como "El Mecano", casa que fue del equipo Colts 45 de la ciudad de Houston, Texas, de donde fue desmantelado y traído a Torreón donde se ensambló para ser estadio de los Algodoneros de Unión Laguna durante las temporadas 1975 a 1981 de la LMB.

 

El parque fue adquirido por el señor Juan Abusaid Ríos (QEPD) dueño también entonces del equipo Unión Laguna, para ser armado, se decía que "con un millón de tuercas", en Torreón.

 

El juego inaugural se efectuó el 14 de marzo de 1975, contra Indios de Ciudad Juárez, y el último el 6 de agosto de 1981 teniendo como adversario a los Saraperos de Saltillo.

 

En total, siete temporadas de LMB. Tenía capacidad para 16 mil espectadores.

 

Como invitados especiales en esta sesión estuvieron los señores Juan Abusaid Rodríguez, hijo del dueño de aquel parque, y el Ing Ariel Berrueto González, quien realizó los trabajos de desmantelamiento en Houston y de ensamble en Torreón.

 

Ambos expusieron la información general sobre el parque, y los peñistas sus recuerdos y anécdotas. En fin, una reunión de reminiscencias y nostalgia. Saludos, Jesus.

 

LUZ MARINA MARTÍNEZ ARIAS:

 

Mire lo que ahora nos rememora Luz Marina:

 

La época del béisbol de los 60´s, bonita e inolvidable.

 

Recuerdo a “Miguelón” (Miguel León, en el viejo Abelardo L. Rodríguez de Guaymas y quien no dejaba en paz a Juan de Dios Villarreal a través de su megáfono; luego en el Fernando M. Ortiz de Hermosillo al “Tuercas” en las gradas por la tercera base; al “Mátape”, un señor qué siempre comía cañas y se apellidaba Navarro; el “Julio Iglesias” qué vendía manzanas enmieladas; a “La Chalía” qué hacía lo mismo, pero con quinielas; al “Guámara” Gastélum… en fin tantos personajes que hacían relajo en los juegos dentro de los estadios y le daban al ambiente algo muy especial.

 

Les diré que una servidora y un grupo de amigas, más que llenas de emoción, nos íbamos a Guaymas y algunas veces a Obregón a disfrutar los juegos de los Naranjeros contra los Ostioneros y los Yaquis o Arroceros de la ciudad cajemense.

Tiempos siempre llenos de nostalgia beisbolera.

La imagen puede contener: 15 personas, personas sentadas e interior
 
Me gustaMostrar más reacciones

Manzo, Chuy y Eradio

 

Por Jesús Alberto Rubio.

Enhorabuena, que nunca es tarde. Se ha dado el primer gran paso. La estatua de Espino ya está en uno de los espacios interiores del Estadio Sonora y ahora sólo falta su instalación en un pedestal propio a su dimensión y figura.

Se entiende que, de acuerdo a un proyecto anunciado por la directiva Naranja, será la principal de una serie de esculturas de héroes de la historia del equipo. Aunque, esto habrá de tardar más tiempo.

Y es que, de acuerdo a lo que dijo a un medio periodístico Juan Aguirre Contreras, gerente de la franquicia, esa segunda fase tardará quizá más allá de diciembre.

Hay que esperar más tiempo, pues.

Lo importante es que ya se quitó del lugar desolado en el que se encontraba los últimos tres años, donde fue terriblemente vandalizada.

Estemos atentos, entonces, para ver cuando veremos y disfrutaremos esa área donde, en primer lugar, resalte la estatua de Espino, sea dentro o por fuera del estadio Naranjero.

Por supuesto: sigue muy vigorosas las voces de que el estadio también lleve su nombre.

En igual forma, se oye aquellas que hablan de que se le haga una nueva escultura, como la réplica que tiene José Balderrama hijo, la que a consideración de Daniel Espino, se parece mucho más a su padre que la actual.

Veremos.

Tres Estrellas Naranjeras

Sabadito en grande: Marco Antonio Manzo, Chuy Bustamante y Eradio Burruel, invitados de lujo en el espacio de la Peña Beisbolera de Hermosillo que se transmite todos los sábados por Naranjeros Radio.

Su presencia, gratísima, unida en el tiempo, a la historia Naranjera y de la pelota profesional mexicana, fuera de serie.

Cuántos detalles de su vida desde antes de que incursionaran en un campo de pelota profesional –con Naranjeros—y qué múltiples vivencias, recuerdos nos contaron durante una hora, que parecieron cinco minutos.

Los tres, orgullo pleno, profundo, de la franquicia Naranjera.

Sí, amigos: integrantes del primer equipo de Hermosillo en la primera temporada de la Liga Invernal de Sonora en 1958-1959, lo mismo que cuando lograron el bicampeonato en 1960-1961 y 1961-1962 bajo la dirección de Vigilo Arteaga.

Inclusive, al término del programa, posaron con el trofeo que obtuvieron en el primer título de la temporada 60-61, ¡qué cosa!

¿Detalles de todo lo que hablamos-comentamos?:

Acceda a Naranjeros Radio por Facebook y ahí podrá verlos y escuchar sus impresiones.

https://www.facebook.com/naranjerosradio/

Un testimonio (s) que vale (n) oro.

Un gran privilegio, sí señor.

Aaron Boone, mánager de los NYY

Finalmente los hermanos Steinbrenner se decidieron por Aaron Boone para que sea el nuevo estratega de los NYY.

Sin experiencia en esas lídes, ya veremos cómo le va porque para decir verdad, la cosa no habrá de estarle tan fácil. Pero, Obviamente, sabemos que todo puede suceder con un nuevo estratega para bien o para mal.

Esperemos que ¡para bien!

La noticia y los comentarios de su elección usted seguramente la ya captó desde ayer por aquí y por allá. Y no le digo la razón del por qué, claro.

VÍCTOR PERALTA:

Héctor (Barrios Fernández) qué gusto poder saludarte.

No sabes cómo te agradezco tu amabilidad para enviarme tan valiosa información, la cual aprecio como un tesoro.

He seguido muy atentamente todos tus escritos y no cabe duda que le dedicas un buen tiempo a la recopilación de tanto beisbol que enormemente nos apasiona.

Nunca termina uno de aprender este juego, todos los días salen cosas que uno lee o ve en los juegos en vivo, no cabe duda que es muy apasionante y un gran pasatiempo.

Me da mucho gusto contactar con personas como tú y Alberto, grandes conocedores de este negocio. Estoy a tus órdenes aquí en Hermosillo.

Soy ingeniero químico egresado de la UNAM y por mucho tiempo colaboré en CEMEX; algunas veces viajé a Ensenada para visitar la planta de cemento que ustedes tienen allá, del mismo modo tengo muy buenos amigos que estuvieron conmigo en la facultad, en fin ojalá pronto nos podamos conocer personalmente. Un abrazo.

DOMINGO SETIÉN:

Gracias, Alberto. Qué bueno que la estatua de Héctor Espino está donde se lo merece.

Aquí en Córdoba, en el inicio del 2018, empezaré con el Recinto de los peloteros inmortales de Veracruz. Sólo es cuestión de resolver algunos detalles para hacerlo realidad.

Incluso, como te he comentado, deseamos y buscaremos la forma de que retornen a la LMB los Cafeteros.

Imagina eso, colega: de nuevo tener béisbol profesional en la Ciudad de los 30 Caballeros, además del Templo de Inmortales.

Facebook oficial de la Radio online del club de Béisbol Naranjeros de Hermosillo, escúchanos en: naranjeros.com/ App: Naranjeros Radio
 

Venerables peloteros

La imagen puede contener: 2 personas


Por Jesús Alberto Rubio.

1.- De última hora: comenzó el traslado de la estatua de Héctor Espino al Estadio Sonora. Vienen los detalles en las próximas horas. Por mientras, puede ver en mi Facebook un video con las imágenes de los trabajos ya iniciados.

2.- Movimientos en Naranjeros de Hermosillo: llegan los lanzadores Brennan Bernardino, David Holmberg y Josh Outman. El primero entra en lugar de Josh Smith. (Entre en el sitio del equipo y verá de quiénes se trata).

3.- Luis Alfonso García (147) se colocó a uno de empatar en jonrones de por vida a Andrés Mora, cuarto en esa posición en la historia de la LMP.

Ilustres peloteros

Siempre que veo el roster de los equipos me gusta enterarme de quienes conforman sus cuerpos técnicos.

Incluso, cuando estoy en el estadio, volteo mi mirada –o paso a saludarlos—hacia los dogouts tratando de encontrarme con algún venerable veterano.

Sí, sí, compadre: de aquellos contemporáneos míos a quienes disfruté ver su juego en invierno y verano.

Muchos de ellos, ya sabe, son inmortales del Salón de la Fama, o escribieron grandes registros en su paso por el beisbol en México o en organizaciones de Ligas Mayores.

Para cada franquicia, seguramente, el tenerlos a su lado, representa un orgullo y un soporte clave para sus aspiraciones campeoniles por la sabiduría y experiencia que les dejó su trayectoria en la pelota profesional.

¿Vamos a los ejemplos?

Venados de Mazatlán:

Vicente Romo y Matías Carrillo; coachs de bullpen y bateo, respectivamente. Rolando Arrojo (pitcheo); Porfirio Mendoza, Gerardo Álvarez y Ricardo Osuna, en primera, tercera y bullpen. Plácido Pinto, de receptores.

Naranjeros de Hermosillo:

1.- José Juan Robles y Derek Bryant, coachs de banca; Maximino León Molina, Ramón Munguía y Rich Sauveur (pitcheo); Cornelio García (bateo); Adulfo Camacho (tercera); y Ricardo Solís (bullpen).


Yaquis de Obregón:

1.- Octavio Álvarez (pitcheo); Randal Simon (bateo); Jesús Arredondo (primera); Carlos García (bullpen); Leo Valenzuela y Sergio Omar Gastélum (coachs generales), y Héctor Estrada (catchers).

Tomateros de Culiacán:

Martín Enríquez (coach de pitcheo); Darrell Sherman y Robinson Cancel (bateo); Jorge Tellaeche (primera); Noé Muñoz (tercera); Heriberto García (infielder); Francisco Campos Machado (bullpen) y Héctor Álvarez, coach general.

Mayos de Navojoa:

Héctor Heredia (pitcheo); Gerardo Garza (primera); José Bojórquez (tercera), e Isidro Márquez (bullpen).

Hay más protagonistas de diferentes tiempos. Si desea saber de ellos, es cuestión de que acceda a los rosters de cada equipo mediante la página de la Liga Mexicana del Pacífico.

Le dará gran gusto saber de ellos.

Incluso, de conocerlos en el tiempo, tener la oportunidad de volverlos a saludar.

A mí me pasa.

Y pensar que este sábado en la Peña beisbolera de Hermosillo tendremos de invitados especiales a Jesús “Chuy” Bustamante, Eradio Burruel y Marco Antonio Manzo, ilustres pioneros de aquel team partícipe de la primera temporada (1958-1959) de la Liga Invernal de Sonora, hoy LMP.

Sólo faltará el relevista del mismo equipo, Héctor Olguín, a quien se le tendrá en otra siguiente ocasión. Bueno, a no ser que de última hora nos sorprenda con su grata presencia, de modo que más vale estar atentos.

FERNANDO BALLESTEROS:

MITCH LIVELY lanzó juego completo con apenas un hit admitido y los Venados derrotaron 1-0 a los Tomateros para quedarse con la serie. Fue la séptima blanqueada para los Venados –líderes en la liga—y Lively puso su record en 7-1 para encabezar el circuito, además de bajar su efectividad a 2.45 (cuarto) y ser tercero en ponches (42). Ahora suma 17 innings consecutivos en blanco y en noviembre tuvo cifras de 5-0 y 1.25 de ERA.

CARLOS CASTILLO:

Amigos, colegas: les manifiesto la alegría que me han hecho llenar mi espíritu, los votantes del Salón de la Fama del Deporte Yucateco.

Muchas horas durante 25 años, en que me retiré, mezclando narrar por radio, tv, prensa escrita, no sólo beisbol, sino también box, lucha libre.

Asimismo, en un mismo años comentar los 42 kilómetros de la Maratón de la Ciudad de Mérida y enseguida la del Día de la Marina, iniciando en la capital yucateca y terminando en el puerto de Progreso.

Igual, narrador de la única transmisión de un juego de basquetbol por tv desde la cancha de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Es bastante lo que he disfrutado en todos los deportes; ah, se me olvidaba 41 años como anunciador en los juegos de beisbol de la Liga Peninsular, Liga Mexicana, en los parques Estadio Salvador Alvarado, Parque Carta Clara y Kukulkán, además de reconocido en Cuba por mi aporte a la historia del beisbol, en Matanzas, la cuna del beisbol en la isla, Pinar del Río y la Habana.

Ya les he cansado, pero gracias por recibirme.

La imagen puede contener: 2 personas
 
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar

Página 2 de 132