Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Cuidado con la próxima serie caribeña

Cuidado con la próxima serie caribeña

Por Jesús Alberto Rubio.

¡Aguas!

La inflación en Venezuela ha arribado ¡al 13 mil por ciento!

Le informo lo anterior por la razón que usted también visualiza: si continúa esa grave crisis económica, ¿realmente podrá el país hermano realizar la Serie del Caribe en febrero de 2019?

Recordemos que en el reciente clásico celebrado en Guadalajara se confirmó oficialmente que “ahora sí”, el municipio de Iribarren (Barquisimeto) del estado Lara, será el anfitrión siguiente.

Gran optimismo, claro, pero a como están las cosas allá –y que seguramente continuarán—la verdad, mejor esperemos noticias al respecto.

Qué lamentable.

Murió “El Pájaro” Ibarra

El histórico bat boy de Tigres de QR, José Luis Ibarra, mejor conocido como “El Pájaro”, falleció a consecuencias de diabetes en la ciudad de Saltillo, a los 72 años de edad.

Su carrera en ese rol empezó en 1963 con los Rieleros de Empalme y siete años más tarde fue contratado por la escuadra felina, donde trabajó durante 45 años.

El oriundo de la ciudad rielera también trabajó con los Tomateros de Culiacán.

Y, en efecto, “El Pájaro” siempre ejerció con esmero y dedicación la ardua labor de bat boy, por lo que marcó toda una época en la historia del club

Por ello, la franquicia ahora en Quintana Roo, retiró el 12 de agosto de 2015 el número 35 que siempre llevó en sus espaldas en el club bengala.

Su paisano y el colega César Ibarra, acaba de afirmar: “El Pájaro”, fue también muy buen cátcher: en muchas ocasiones, -- en Empalme con Los Rieleros --, al tercer out y estando El Pilo Gaspar en base, mientras se "arriaba" los protectores, era el receptor de calentamiento y el ampayer principal lo dejaba... lo mismo pasaba en La Liga Mexicana”.

Ronnie Camacho también envió su mensaje: “empezamos juntos, con los Rieleros de Empalme, después con Ostioneros de Guaymas, Tomateros de Culiacán y con Los Tigres de México, siempre a mi lado. Su lealtad probada y su excelente trabajo, le ganó muchos adeptos, fue y seguirá siendo. El mejor bat boy de México. Lo lamento infinitamente. Mi más sentido pésame a su Familia, siempre te recordaré”.

En igual forma, el ingeniero Juan Antonio Jasso Rodríguez, señaló: “el icono de los bat boys mexicanos. Toda una figura y que se llegaba a confundir con los peloteros profesionales”.

Descanse en paz.

Ponches en un juego

Verá lo que sigue:

Pro, antes le diré que el récord de ponches en un juego de nueve entradas en la LMP lo tiene con 19 Dyar Miller, Navojoa en Guasave, hecho ocurrido el 23 de diciembre de 1972.

Ok.

Anote bien lo que nos hace llegar el colega Víctor de la Torre, ex presidente de la Liga del Río Sonora y quien este día cumple un año más de vida, de modo que ¡hay tiempo de felicitarlo y apapacharlo!:

Sucedió en Rayón, el pasado domingo: “18 Años después se vuelve a dar un juego con 21 ponches en la Liga del Río Sonora y el equipo que estuvo involucrado en los dos encuentro es Tigres Arizpe.

Con ello se empata el record de la Liga, del ex jugador de los Tigres de Arizpe José Santiago Guevara González en un encuentro vs los Gigantes De San Felipe, en el cual recetó 21 K, toda una hazaña registrada en abril del año 2000.

En esa ocasión, Guevara llevó como contrincante a José Luis Aguilar Ortega de los Gigantes, quien también recetó 18 abanicados. Ese partido quedó con marcador de 6-2 en favor de los Tigres.

18 años después, el jugador de los Broncos de Rayón, Goerge Valenzuela Jr. lo vuelve hacer en la Liga y su rival fueron los Tigres Arizpe, en el duelo del pasado domingo de 18 de febrero, partido que finalizó por blanqueada y marcador de 2 a 0 en favor de los Broncos campeones 2017”.

¡Quiúbole!

Los mastodontes del beisbol

Seguimiento al tema de ayer.

Me recuerdan a otros gigantes “y gordos” con enorme sobrepeso en el beisbol de Ligas Mayores.

El colega Thomas López menciona al “Toro” Greg Luzinski, así como a Steve Balboni y Mo Vaughn y advierte: “fíjese que el jugador que ayer citó, Walter Young, murió muy joven a los 35 años de un infarto al corazón. Para ese entonces ya rondaba los 200 kilos de peso”.

Y Cesáreo Suárez Naranjo no se queda a un lado:

“Esto es, como quien dice: "¡Péguele al GORDO!". En la época romántica de la década de los cuarentas (y parte de los cincuentas) allá, en mi terruño, a orillas del Papaloapan, en mi mero Cosamaloapan, se jugaba muy buen beisbol, con figuras que aunque no destacaron a nivel nacional, tenían su buen cartel, enfrentándose con novenas de Tres Valles, Tlacotalpan, Alvarado, y a veces recibiendo a jugadores que formaron parte del "Águila".

Entre ellos, el hermano mayor de Juan Manuel Sentíes - Onésimo - quien era "enorme" (en comparación de Juan Manuel, a quien por su estatura, le decían el "Centavo"). Pero, el que se llevaba las "palmas", era Octavio Nieto Martínez (creo que pariente mío, por parte de su mamá). No era demasiado alto, pero su peso...¡uy!, a lo mejor unos 130 kilos por lo menos, y como era catcher, le ponían un banquito para que se pudiera sostener... ¡Cosas veredes, Mío Cid Rubio!

La imagen puede contener: una o varias personas y béisbol
 
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar
 

Además en "Al bat"