Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Debut de Joe DiMaggio

Debut de Joe DiMaggio

Por Jesús Alberto Rubio.

Fue un 3 de mayo, de 1936, cuando Joe DiMaggio debutó a sus 20 abriles con los NYY; procedía de las Focas de San Francisco de la Liga de la Costa del Pacífico.

Joe se presentaba con un formidable registro: en 1933 había establecido la marca de 61 juegos consecutivos pegando de hit, hazaña que logró a sus 18 años de edad cuando alineó con los Seals, primero como short stop y luego de jardinero derecho.

Había superado el record de 49, de Jack Ness, de Oakland Oak, en 1915.

La cifra de 61 pasó a ser la segunda más alta en la historia de la Liga Menor detrás de la racha de 69 juegos de Joe Wilhoit, con Wichita en la Liga Occidental.

DiMaggio había asegurado su reputación como una de las perspectivas más emocionantes del béisbol estadounidense. Ese año, promedió .340 con 28 cuadrangulares, 13 triples y 45 dobles, en 187 juegos.

El 34 en medio de una lesión y tratamiento en una rodilla, durante 101 juegos promedió .341, con 18H2, 6H3 y 12 jonrones, pero para el 35 mostró estar más que listo para dar el gran salto a Nueva York:

Aquel 35 bateó.398 fue líder en CP con 154, así como en triples (18) y carreras anotadas (173); dio 34 jonrones (sublíder); pegó 48 dobles y se estafó 24 bases.

Obviamente, con su fuerza bateadora, las Focas conquistarían el banderín.

Todo ello le daría el mejor contrato de la época para un novato con los Mulos por 25,000 dólares y su primera aparición en el line up no podía ser mejor: triple y dos sencillos en la victoria de 15-4 sobre los Cafés de San Luis.

En su espalda lucía el número 9, el cual pronto cambiaría por el famoso 5 de toda su vida.

En ese 36, el gran novato de ascendencia italiana, respondió a las expectativas al conectar .323, pegar 29 jonrones y producir 125 carreras, siendo el líder en triples con 15 y en asistencias en el jardín central, con 22.

Además, impuso nueva marca en el circuito para un novato, con 132 anotadas en la campaña y de haber ya existido la nominación Novato del Año, Joe lo hubiese ganado... de calle.

Por supuesto que los NYY, con la gran ayuda de DiMaggio, obtendrían el título con 19.5 juegos de ventaja sobre Detroit.

El campeonato lo aseguraron el 9 de septiembre, la fecha más temprana en la historia de una campaña en la Liga Americana y terminaron ganando 102 juegos para nueva marca de la época.

Y, en la Serie Mundial, vencerían en seis juegos a los Gigantes de NY en la que DiMaggio contribuyó con 9 hits (pegó 3 dobles; la cifra más alta del clásico) y promedió .346.


Chris Sale

Ojalá haya visto el juego que lanzó Chris Sale: en victoria de 5-2 de Boston sobre Baltimore, empató la marca de franquicia de llegar a cinco juegos consecutivos abanicando mínimo a diez.

Con una velocidad de 97.8 en sus lanzamientos, Sale ahora va 2-2 y 1.38 de ERA y 63K).

En ocho entradas, recibió sólo 3H, 2C, caminó a dos y ponchó a once Orioles, teniendo enorme ayuda de dos cuadrangulares de Hanley Ramírez, quien despertó con dos “bombazos” de largo alcance.

Hanley hizo un despliegue de poder que me hizo recordar al Manny Ramírez del mismo equipo y no por su cabello largo, precisamente… ya se imaginará la razón y pues esperemos que no.

Y si de estelares hablamos, qué podemos decir de Mike Trout (Anaheim/.363, 7HR y 18CP), quien consiguió por cuarta ocasión en su carrera ser nombrado Jugador del Mes.

Y en pitcheo, Dallas Keuchel (5-0, 1.21 y 36K) obtuvo el mismo galardón con los Astros y ahora el zurdo tiene la distinción de ser el primer pitcher en la historia de la franquicia que se adjudica dicho premio cuatro veces.


Marco Estrada


El nativo de Cd. Obregón está imparable en medio del caos Azulejo.

Estrada -- 1-1-, 2.43 con 38k-- se encuentra en el cuarto lugar de Grandes Ligas con un promedio en contra de .208 desde que empezó la temporada del 2016. Sólo Clayton Kershaw, Max Scherzer y Jake Arrieta lo aventajan en ese sentido.

Estrada ha sido uno de los pocos puntos luminosos esta temporada para un equipo de los Azulejos que, plagado de lesiones, amaneció el miércoles en el sótano del Este de la Liga Americana con marca de 9-18.

Toronto lucía tener una de las rotaciones más profundas de Grandes Ligas de cara la temporada del 2017, pero ha estado sin los servicios de Aaron Sánchez y J.A. Happ.

Los Azulejos también han tenido que dar la batalla sin dos piezas claves del line up, el antesalista Josh Donaldson y el torpedero Troy Tulowitzki.

Qué carajo, ¿no?

Los tronqueros...


Más jonrones –desde 1903-- de jugadores de los NYY a través de 25 juegos: 14 de A-Rod en el 2007; y con 12, Babe Ruth en 1921 y ahora Aaron Judge. Craig Nettles en 1974 y Mickey Mantle, en 1956, lograron once.

Al redactar, Judge acaba de pegar su número 13 de la temporada (juego 26) para refrendar su liderazgo de MLB esta campaña en esa especialidad.

Incluso, como ayer advertimos sobre sus tablazos supersónicos, uno de ellos acaba de destrozar una pantalla de televisión del estadio durante la práctica de bateo.

La imagen puede contener: 2 personas, béisbol
La imagen puede contener: 1 persona, de pie, béisbol, niños y exterior
La imagen puede contener: 1 persona, sentado
La imagen puede contener: 1 persona, sentado, calzado, béisbol y exterior

Además en "Al bat"