Banner superior a un lado de logo

Anuncio Museo 400px

Ubicacion de Anuncios, debajo de destacados, banner todo ancho

Anuncio Cliente Cintar Banner a Todo Ancho

Otani: ¿el Babe Ruth japonés…?

Otani: ¿el Babe Ruth japonés…?


• Trump y el béisbol cubano


Por Jesús Alberto Rubio.

Se llama Shohei Otani y ya le dicen el “Babe Ruth japonés”.

Lo califican como la joya del béisbol asiático.

Palabras mayores, por supuesto.

Y es que los registros hablan de un pelotero que tiene poder al bat y un pitcheo de mírame y no me toques con lanzamientos que rebasan las cien millas por hora.

La zumba, pues, al estilo Chapman.

Otani (22) acaba de ganar un trofeo: precisamente por su desempeño como bateador y lanzador fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga del Pacífico de Japón.

Con sus actuaciones ayudó a los Nippon Ham Fighters a llevarse el título en su país –el primero en diez años--al dejar marca de 10-4 como lanzador y batear .322 con una marca personal de 22 jonrones.

Qué tal.

Otani, en su cuarta temporada, recibió 1.268 puntos en la votación del JMV, superando cómodamente a su compañero Brandon Laird, quien terminó segundo con 298 puntos.

Este año rompió tres veces su propio récord del velocidad; el más reciente, durante la postemporada: 165 kilómetros por hora, o sea unas 102.5 millas por hora.

La semana pasada, fue el primer jugador en la historia en ser nombrado mejor lanzador y mejor bateador designado de la Liga del Pacífico de Japón.

Y ya ve ahora.

Desde que estudiaba secundaria, fue detectado por los buscadores ya que supieron que tiraba arriba de las cien millas y tenía un swing de mucho poder.

El reporte advierte que cuando se habla de algún jugador extraordinario es que reúna cinco herramientas. En el caso de Otani, tiene el doble.

No creo sea necesario decirle cuáles son esas herramientas. ¿O sí?

Veremos entonces si llega a MLB y se establece como un verdadero estrella –no creo que como un “Babe Ruth”, pero sí con un contrato multianual de los que ahora se estilan en la Gran Carpa para talentos de esa naturaleza… aunque en su caso, nunca haya pisado un terreno de juego ligamayorista.

Danza de los millones

Yoenis Céspedes (31), finalmente despejó dudas sobre un nuevo equipo, y decidió pactar un contrato por cuatro años y 110 millones de dólares con los Mets de Nueva York.

O sea, tras arribar a la Gran Manzana hace dos años, el antillano seguirá como el gran estelar de los Metropolitanos y adiós aspiraciones que algunos equipos tenían de conseguirlo, entre ellos, los Mulos del Bronx.

Y si hablamos de la famosa danza de los millones en el Bir Show, anote:

El contrato del toletero tendrá una cláusula que le permite vetar cualquier canje y su salario promedio anual del contrato, de 27,5 millones de dólares, lo empata con el de Alex Rodríguez como el segundo más costoso entre jugadores de posición, superado sólo por los 29,2 que gana cada temporada Miguel Cabrera con Detroit.

Por supuesto que los Mets, con Céspedes y su excelentísimo staff de pitcheo, seguirán siendo contendientes en la Liga Nacional.

Hablando de Cuba:

La pregunta de estos días y que será subsecuentemente, es cómo podrán darse/venirse las relaciones –en beisbol— entre Cuba y EU con la nueva política que pudiera implementar/impulsar el presidente electo Donald Trump.

Y ello, con todo y que Rob Manfred, el Comisionado de MLB, considere que hay positivos avances en el proceso de las negociaciones con Cuba --las que iniciaron formalmente en 2015--, para que sus jugadores puedan firmar contratos con franquicias ligamayoristas sin que abandonen clandestinamente la isla.

Ya sabemos que ante las restricciones del embargo estadunidense, vigente desde 1962, la única forma para que un pelotero cubano pueda hacer carrera en la MLB es huir de su país, o bien de un equipo que ande de gira por el extranjero.

Los fugados establecen entonces residencia de un tercer país y luego firman millonarios contratos como agente libres.

Manfred asegura que las esperanzas están puestas en una mejoría en la relación entre la organización que dirige y el régimen cubano.

Siempre ha señalado la necesidad de que se establezca una vía más segura para que los peloteros cubanos que desean jugar en las Mayores no tengan que abandonar la isla arriesgando su vida en el mar y pasando por manos de los traficantes de personas.

Lo ha dicho repetidas veces desde que asumió el cargo: “espero que muy pronto se produzca un cambio en la relación entre Estados Unidos y Cuba que permita a los peloteros cubanos venir aquí y regresar a la isla libremente”.

Quién sabe, ahora con Trump.

Hoy día se presenta un panorama incierto porque aún no se sabe qué medidas podrá tomar el mandatario estadounidense electo.

Y ocurre poco tiempo después de que el presidente Barack Obama, a pesar de posiciones contrarias entre miembros republicanos del Congreso, logró el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba, proceso donde por supuesto que el béisbol no es la excepción.

Le comparto el siguiente enlace:

http://oncubamagazine.com/deportes/cuba-y-las-grandes-ligas/

La imagen puede contener: 1 persona , béisbol
 
Me gustaMostrar más reacciones
Comentar

Además en "Al bat"